Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Confieso...
Dom Ago 14, 2016 10:18 am por Zarek

» IMPORTANTE!!! Anuncio de Administración
Vie Oct 16, 2015 3:36 pm por Alcalde Diedrich

» Cuenta y besa a quien te toque.
Lun Abr 27, 2015 9:01 pm por Jan Bozkurt

» Publicación de temas fueras del foro
Dom Abr 26, 2015 6:35 am por Bzou

» Mensaje a la administración (Importante)
Jue Abr 02, 2015 10:23 pm por Alcalde Diedrich

» El amo y el lobo [Celda de aislamiento] [Priv. Herman Engels +18]
Lun Feb 09, 2015 12:43 am por Herman Engels

» ¿Nuevo compañero? [Priv. Killer]
Dom Feb 08, 2015 2:54 am por Killer

» Other World [RPG Anime (Saint Seiya, Inuyasha, Naruto)] afiliación normal
Lun Feb 02, 2015 8:50 pm por Invitado

» Karma [priv. Geist]
Dom Feb 01, 2015 11:46 pm por Gô Koyama

» Mihail ``Perro viejo´´-I.D-
Miér Ene 28, 2015 2:56 pm por Mihail Mihaeroff

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 55 el Vie Jun 15, 2012 12:46 pm.
►Pasa el mouse por las imágenes y contáctanos

ALCALDE DIEDRICH
Contact
Herman Engels
Contact
Zennu
Contact
Broker
Contact


HERMANOS

ÉLITES

↑Click↑

Not your kind of people - Libre

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Not your kind of people - Libre

Mensaje por Invitado el Vie Jul 05, 2013 6:14 am

Correr era bueno, no solo por el acondicionamiento físico, si no que ayudaba a liberar endorfinas, oxigenaba mejor y eso permitía aclararle la cabeza; le desestresaba, aun que no tanto como el boxeo, por que si la ira fluía, podía desquitarse con el pesado saco hasta que las manos se le entumecieran y el enojo se disipara. Pero correr servía para pensar y planificar mientras su cuerpo se movía de manera mecánica, dejando atras la sensación de cansancio que los músculos de las piernas, el ardor de los pulmones con cada inspiración y el sudor empapando su camiseta con lo que se adhería a la piel.
Pero aun faltaba una vuelta más para terminar, era su meta, no podía dejarse caer como si nada, tanto tiempo invertido, horas que nadie le regresaría en toda la vida.
Los músculos protestaban a su dueño, tensos y calientes aun que el dolor por el ácido láctico ya no causaba mas molestia desde hace años, pero eso no quería decir que no desearan un poco de reposo, sin embargo, la mente les ordenaba continuar, faltaba tan poco, un par de pasos más y habría acabado todo... al menos la rutina de ese día.

Tras llegar al punto de la pista donde hacía cuarenta minutos había empezado, sus pasos comenzaron a volverse lentos poco a poco mientras su nariz aspiraba la mayor cantidad de aire posible, el corazón le palpitaba casi con locura. No paro de avanzar, esta vez caminando para evitar que los músculos se enfriaran demasiado rápido, los mechones de cabello negro se adherían a su frente por culpa del sudor causando cierto escosor así que los hecho hacia atras con una mano, en ocasiones pensaba en raparse por completo para mayor comodidad aunq ue su cabello le gustaba tal cual estaba; no todos le daban el visto bueno ya que parecía un punk con aquel corte, y eso que sus superiores no le habían visto sin el uniforme.

Su ritmo cardiaco ya se encontraba casi normal para cuando camino fuera de la pista, había dejado su botella de agua y una pequeña toalla para secarse el sudor cuando acabara sobre una banca vacía, pero tan pronto levanto la vista del suelo y noto a alguién cerca de sus cosas, fruncio el entrecejo receloso, no confiaba en nadie y mucho menos para que estuviera tan cerca de sus objetos personales, por tan simples que estos fueran. Era el instinto de territorialidad.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Not your kind of people - Libre

Mensaje por Draven Slarck el Jue Jul 11, 2013 3:31 am

Bajó del patrullero característico de la policía, volvía de ser parte de un caso relacionado a lo que su jurisdicción correspondía. Nada digno de mención, el mismo problema de siempre con las drogas, la necesidad de consumo dejaba un extenso rastro de personas que eran detenidas por portar sustancias ilegales. No se localizaban y neutralizaban puntos de venta todos los días, mucho menos con el revoloteo de mafias que se daba en ese entonces. Digamos que, la policía tenía las manos llenas intentando contener la explosión de un caos aún mayor.  Él solo se dedicaba a cumplir con su rutinario trabajo, o al menos a pretender que era de ese modo. Sus negociaciones con los traficantes eran bastante más simples cuando la atención de toda la ciudad estaba puesta en otro lado.

Tras un leve golpe, cerró la puerta del vehículo y se dirigió a la sección de narcóticos. Su paso era despreocupado, sereno. ¿Qué prisa puede tener un hombre en verano? El elevado calor de esa época del año no incitaba a andar con prisa, sobre todo si además de la camisa blanca, su torso debía soportar la opresión del chaleco antibalas que solían portar los detectives. Chaleco de un color azul oscuro, ajustado sobre la camisa, esas eran justamente todas las prendas que cubrían su parte superior. El resto de su vestimenta contaba de un simple pantalón de jean, el típico calzado masculino y el cinturón que se anexaba a la funda de su arma reglamentaria.

Bordeó la zona hacia las oficinas, pasando así por el área de entrenamiento.  Aminoró otro poco su marcha, acción causada por la imagen que llegaba a sus ojos. Un suspiro risueño escapó de sus labios, proseguidos por una suave sonrisa. Le llamó la atención ver a alguien corriendo con tal devoción en un día como ese. ¿Quién era ese joven? No recordaba haberlo visto y eso que llevaba tiempo trabajando en Steinburg. Opto por cambiar el rumbo de sus pasos y acercarse a un costado de la pista, donde ese individuo parecía haber dejado sus cosas.  ¿Es que acaso había llegado carne nueva a la sección y no escuchó ni un rumor al respecto? No podía ser, los rumores llegaban a sus oídos con mayor rapidez que el flujo sanguíneo. Si se trataba de un funcionario con antigüedad, resultaba imposible que no se hubieran cruzado en algún momento. Ahh, lo imposible también puede ocurrir. La curiosidad despertaba en Draven, inevitable.

Recostó la espalda sobre un poste de madera que estaba ubicado detrás de la banca donde se encontraban pertenencias ajenas. Guardó las manos en sus bolsillos al notar que su presencia pasaba inadvertida y esperó. Esperó sin quitar la vista del objetivo de su curiosidad. Con la mirada entrecerrada persiguió los movimientos del más joven. Pasó un buen rato de ese modo, amparado por la complicidad de la escasa sombra que conseguía en el sitio.

Cuando finalmente el joven enlenteció la marcha y retornó en busca de lo que le pertenecía, Draven mantuvo el silencio unos segundos al encontrarse con aquella mirada. Le agradaba la expresión contraria, notas claramente masculinas, el sudor, el calor, la desconfianza. Casi dejó escapar una de sus medias sonrisas, corruptas, tuvo que contener el impulso. Las miradas precavidas nunca sobraban si eran dirigidas a Draven, solo que él se empeñaba en que la gente creyera lo contrario. Recibir ese estilo de expresión le agradaba de una forma casi perversa.

Por un momento pensé que te quedarías sin aire –dijo casualmente, amigable y hasta con un sutil tono de broma– Es inusual ver policías dedicados al entrenamiento en días de verano, al menos de forma voluntaria –agregó sin perder la cálida sonrisa ¿Era fingida? Una actuación surgida con naturalidad– Si me permites el comentario, necesitamos a más con esa energía en mi sección –miró en dirección a una de las ventanas que daba a narcóticos, riendo con mayor sinceridad. El calor los tenía a todos muy vagos, aunque nadie fuera a admitirlo– ¿O es que ya trabajamos en la misma sección? ¿A cuál perteneces? –preguntó con el típico aire de compañerismo policial, buscando satisfacer su curiosidad. Así obraba él, entre comentarios simples y supuestamente desinteresados iba buscando la información deseada. ¿La conseguiría? 
avatar
Draven Slarck
Detective Narcóticos
Detective Narcóticos


Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t949-draven-slarck

Volver arriba Ir abajo

Re: Not your kind of people - Libre

Mensaje por Invitado el Jue Jul 11, 2013 5:21 am

No aumento la velocidad de sus pasos, no veía el caso a apresurarse a llegar hasta donde estaba aquel tipo, eso si, no le quito la mirada de encima, ni siquiera se inmuto por que el sudor de su frente casí hacía de las suyas al resbalar hasta sus ojos, pero en el último instante se desvio lejos de la cavidad orbitaria para continuar por la fuerte mandíbula.

Apenas llego a la banca, solo aparto un momento la mirada azul bombardero de aquel hombre para tomar su botella y beber un pequeño sorbo como si nada más importara, un jadeo escapo de sus labios cuando el líquido humedecio su garganta y  exigiendole más agua, pero sabía que si se apresuraba a beber, le dolería el estómago. Regreso su vista hacia el rubio,había puesto atención a lo que este dijo, y claro que el tono no le paso desapercibido,  los veteranos siempre usaban dos tipos de tono, el paternal que te hacía creer que estabas en confianza y tu esfuerzo era valorado, o el de manda más, donde no tenías más valor que un perro y peor aun si solo eras agente.

- En la academia se nos enseña a estar en forma sin importar que.

Respondio serio antes de dar otro trago y cerrar definitivamente la botella, el sudor ya empezaba a volverse molesto así que agarro su toalla y paso esta por su rostro para secarse, lo mismo hizo con el cuello y la nuca. Su aspecto era el del tipo de joven que seguía al pie el reglamento y bien podría haber formado parte de la milicia tanto por su dura mirada como por su físico.

Giró la cabeza hacia donde el otro también veía, no era rara la escena que se desarrollaba en narcóticos, de hecho resultaba decepcionante ver a aquellos oficiales perezosos. Sin duda los ciudadanos les lincharían si tan solo los vieran allí tras sus escritorios y apenas moviendose como zombies en el trabajo, simplemente habían perdido la motivación.

Regreso la mirada con aire pensativo hacia el rubio, tal parecía ser que ese no era su caso y sin embargo, sus entrañas se retorcieron, la actitud de aquel hombre era demasiado buena para ser cierta... tantos cliches.

- Narcóticos, así que si, vamos a trabajar juntos.

Respondio con un tono osco como si no le causara placer tal idea, de hecho jamas había disfrutado el trabajo en equipo, ese falso compañerismo lo ponía enfermo pero su rostro no reflejo emoción alguna, prácticamente parecía una estatua de facciones duras a la hora de tratar con compañeros o superiores sin importar de quien se tratara, aquello muchas veces solía traerle problemas, que le tacharan de inhumano o engreido.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Not your kind of people - Libre

Mensaje por Draven Slarck el Lun Jul 15, 2013 6:58 am

Analizó cada micra de los movimientos ajenos, su finalidad distaba de ser necesaria, era un gato explorando un territorio nuevo. Si bien se veía de todo entre los jóvenes reclutas, o entre los mismos detectives, el tipo de persona dura y dedicada era difícil de encontrar. Para él resultaba más simple socializar con el estilo opuesto de joven, el estilo que llevaba escrito en la frente “nuevo e inexperto”, manipularlos era un juego de niños. Pero, como toda persona de la calaña de Draven, lo que parece difícil de obtener le provocaba un interés casi indebido. Y no hace falta decir que podía oler en el aire que rodeaba a este muchacho, un claro y palpable “cuidado”. Los que podían presentar un problema al “negocio” o tener la suficiente agudeza para ver más allá de las apariencias, eran los primeros que todo buen jugador se encargaría de tener cerca, de tener al alcance de la vista. Aún debía decidir qué tan cerca estaba ese joven de uno u otro extremo, ¿manejable o desafío?

Es bueno saberlo, aunque con ese tono no creo que pienses lo mismo –la suave sonrisa que se resistía a abandonar sus labios, permaneció en el lugar, como mucho cambiaba de dimensiones a medida que las palabras eran formuladas– Relájate, no será tan terrible como parece. De todos modos, el equipo suele valorar a los integrantes que todavía recuerdan lo que enseñan en la academia, más si las recuerdan y aún aplican esa enseñanza –dijo con sinceridad- Créeme, eso cada día es una cualidad que brilla por su ausencia –agregó, esta vez fingiendo un tono de cierta preocupación por lo dicho.

Si sabría él del incumplimiento de las normas, tenía un extenso historial en su memoria sobre ello. Y destaquemos que también tenía un prolongado registro de aquellos que estaban en las mismas que él y que habían sido los suficientemente descuidados como para dejar evidencia de sus actos. La información valía oro en los tiempos que corrían.

Te ves -su rostro adquirió un matiz serio por una fracción de tiempo–, muy apetecible, estando todo mojado. Verte finalizar tus ejercicios y el calor hacen que uno quiera follarte  -lo miro fijamente antes de recuperar la postura y soltar una risa que daba a entender que hablaba en broma- Pero si te quedas en ese estado, ni el verano te garantiza que te salvarás de un resfriado –caminó unos pasos hasta pasar de largo al joven y voltear para volver a mirarlo– Las duchas quedan de camino a la sección de narcóticos. ¿Vienes o vas a seguir evaporándote en la pista? –empleó otra vez su actitud amable. Para mal o para bien, aún debía pasar por la susodicha sección y siempre era preferible la compañía.
avatar
Draven Slarck
Detective Narcóticos
Detective Narcóticos


Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t949-draven-slarck

Volver arriba Ir abajo

Re: Not your kind of people - Libre

Mensaje por Invitado el Mar Jul 16, 2013 9:30 am

Era consciente de aquella meticulosa exploración por parte del rubio por lo que cruzó sus brazos sobre el amplio pecho mientras alzaba ligeramente la ceja izquierda y sus ojos se abrían con sorpresa como si le hubiera tomado en curva que el otro hubiera adivinado sus verdaderos pensamientos acerca de trabajar en conjunto.
Rápidamente dio un par de asentimientos vagos ante las palabras bonitas que el agente decía como si le llegaran al corazón, pero eran vacías y huecas a sus verdaderas intenciones, simplemente su código de justicia personal no encajaba en absoluto con el de la policía, pero había que saber comportarse y actuar como lo que esperarían de el sin volverse un idiota autómata.

Su mirada se afilo en cuanto el tono y la expresión en el rubio cambio, incluso sus músculos se tensaron y alzó la cabeza en señal de contraatacar si el otro intentaba acercarse, en sus labios ya se había formado una sonrisa peligrosa.
Soltó un pequeño bufido por la naríz mientras la sonrisa se ensanchaba y dejaba caer los brazos a los costados de su cuerpo en señal de que aceptaba la broma, pero los desocoloridos iris siguieron la figura del hombre tratando de averiguar a que venían esa clase de juegos.
Tomo su botella y echo la toalla sobre uno de sus hombros para ponerse a la par del rubio, lo mejor era que se diera una ducha para limpiarse el sudor y no apestar.

- Aun no me has dicho tu nombre. - Indico al mirar hacia el frente mientras volvía a efectuar la mecánica de abrir su botella y dar un par de sorbos.

- Por cierto, si tu forma de darle la bienvenida a tus nuevos compañeros es decirles que te pone caliente el verles sudar, se puede considerar como acoso sexual, así que ten cuidado por que hay quien se lo toma muy en serio aun que sea una inocente broma, alguno podría acusarte o en mi caso  - Al dar un último trago para acabarse el agua de la botella, por la comisura de su boca cayo un pequeño hilillo que recogio con la punta de su lengua cual animal salvaje mientras volteaba a ver al rubio con una mirada fiera y acercaba su rostro lo suficiente como para obligar al otro a detener su andar.

- Follarte.
Murmuro con un tono lo bastante grave y bajo como para que solo el le escuchara, sus labios formaron una sonrisa - Es broma. - Agrego mientras volvía a retomar el paso hacia la sección de narcóticos.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Not your kind of people - Libre

Mensaje por Draven Slarck el Miér Jul 17, 2013 6:37 am

Su nombre… No había olvidado ese detalle, pero presumía que tendrían tiempo para llegar a la parte de presentaciones, a la parte completamente común, a esos nombres que digitados en el práctico y muy útil buscador policial, daban como resultado un claro e informativo historial de cada individuo. Claro que en la mayoría de los casos eso no bastaba y ahí es donde entraba la habilidad de un detective, el lado meticuloso de Draven.

Iba a responder, pero solo se quedó en el intento. Prefirió dedicar una mirada de soslayo al accionar ajeno.  La reacción ante su broma era algo que su mente analizaba con detenimiento, almacenando pequeños datos en su memoria. Información que iría armando ese rompecabezas con nombre propio, nombre que aún desconocía.

Tan solo sonrió ante el sano consejo y miró en dirección al camino que recorrían. Tenía una santa fama en el trabajo y su estilo propio de restarle importancia a los asuntos serios o de enfrentar las reprimendas de los superiores, eran una máscara que encubría sus actos de dudosa índole. Así que, no le preocupaba en lo más mínimo las acusaciones  que le hicieran, no era nada con lo que no pudiera lidiar, pero eso no se trataba de algo que el joven debiera saber. Parecer más simple de lo que realmente se es, juega a favor en numerosas ocasiones.

Qué mal por mi parte, lo tendré en cuenta… –comenzó a formular una de sus actuadas mentiras cuando el otro finalizó su frase, haciéndolo detenerse. Quien segundos atrás se había puesto en guardia ante una posible invasión de espacio personal por su persona, ahora era el autor de esa profanación, acompañada con una palabra sugerente. Ladeó el rostro para encontrarse con la cercanía del contrario, sus cejas se levantaron levemente con sorpresa, pero sus ojos no acompañaron el gesto, sus ojos se afilaron y su contraída pupila daba paso a un amplio celeste que advertía.

Bien, bien. Entonces, ese joven policía sabía cómo “bailar”. Una mueca ladina contorsionó sus labios mientras el susodicho se adelantaba unos pasos. Con la mirada, exploró descaradamente al torso que le daba la espalda y a la inferior continuación del mismo. A los pocos segundos retomó la marcha y recuperó la cálida gracia de sus expresiones.

Follarme ¿ah? – se mantuvo caminando un escaso espacio más atrás que el morocho– Eso connota un rol activo y sería un desperdicio -hizo una breve pausa- Tienes un buen trasero –enfatizó esas últimas palabras antes de emparejar por completo el andar– Draven Slarck –dijo seguidamente con tranquilidad, como si el no fuera el autor de la declaración anterior– ¿Tú eres? Además del joven que me follaría  en lugar de presentar una queja –soltó una suave risa que provocó que sus dientes superiores aparecieran en escena, las cuestiones serias mezcladas con bromas eran sus preferidas, esas que pueden difuminar el límite de lo que es y lo que no es.

Si bien el lugar de entrenamiento era un espacio muy extenso, la entrada lateral al edificio principal no distaba mucho de donde ellos estaban, cada vez se acercaban más al muro de la estructura.
avatar
Draven Slarck
Detective Narcóticos
Detective Narcóticos


Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t949-draven-slarck

Volver arriba Ir abajo

Re: Not your kind of people - Libre

Mensaje por Invitado el Miér Jul 17, 2013 8:44 am

Sin detener su andar, soltó un bufido por la naríz al contener una risa mientras negaba con la cabeza por las hilarantes palabras que el rubio decía, no era la primera vez que recibía esa clase de halagos, no señor, quizá no encajaba en el clásico estereotipo de atractivo masculino pero no faltaba quien se sintiera atraido por su aspecto y terminara invitandole a su cama entre inútiles conversaciones que creían seductoras, solo bastaba con que le llamara la atención y dijeran la palabra mágica "Follemos".

Miro hacia su lado para comprobar que el agente se ponía a la par en su caminar - Renner, Cyrus Renner - Omitio el "es un placer" pues aun no obtenía tal con la presencia del ojiazul, tantos cambios en su tono de voz y el humor de este habían activado una vocecita en su cabeza que le repetía "Nunca has confiado en nadie y no tienes por que empezar a hacerlo con este tipo, quizá sea como muchos que disfrutan de llevar la batuta e imponerse pero hay algo que no te cuadra ¿Verdad?"
Seguramente indagaría en su expediente, era lo que solían hacer la mayoría de los agentes cuando alguién nuevo llegaba o simplemente querían saber con que clase de persona estaban tratando, y el no tenía nada que ocultar, sus datos personales al igual que las prueba psicológicas que se le realizaron al ingresar al departamento de policía se encontraban en un viejo expediente del departamento, y si llegaban a buscar información en April hill, la verdad no hallarían mucho más de lo que el mismo pelinegro pudiera contar acerca de si mismo, si, había sido un adolescente problemático y un elemento con ciertos problemas de conducta, pero Cyrus Renner no tenía una cola que le pisaran como a muchos otros.

- Y descuida te follaría solo si A, no fueramos compañeros y B, no nos encontraramos en las instalaciones de la policía, ya que todo eso va contra las reglas así que puedes estar tranquilo. Yo me voy por este lado - Señaló con el pulgar en gesto de pedir aventón hacia el camino que se abría hacia la izquierda justo después de entrar al edificio principal, le llevaría directo a lós vestidores donde podría tomar una ducha rápida. Le dirigio una última mirada antes de dar media vuelta y tomar su camino sin siquiera voltear hacia atras, no había necesidad de despedirse pues se verían en la oficina.
En ese momento tenía varias cosas claras: Draven Slarck hacía saltar la alrma de cuidado en su cabeza y hasta no estar completamente seguro de que el tipo era indefenso, se andaría con cuidado así que lo mejor era apartar la idea de follar al rubio contra una pared por mucho que le tentara, por que lo admitía solo para sus más bajos instintos, el tipo estaba bueno.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Not your kind of people - Libre

Mensaje por Draven Slarck el Jue Jul 18, 2013 6:58 pm

Cyrus Renner… Recordaría ese nombre, y tal vez hiciera algo más que recordarlo. Nadie entra en Steinburg con las manos limpias y en el caso de ser de las contadas excepciones, nadie sale con las manos sin mancharse. Eso era una creencia que los años le habían dejado. A fin de cuentas, la diferencia terminaba siendo marcada por entre aquellos que sabían manipular y aquellos que se dejaban manipular. Simplemente no lo veía de otra forma, su realidad giraba en torno a los “negocios” y tenía la bendita manía de buscar claras definiciones para las personas que lo rodeaban, de conocer todas las piezas del terreno donde se movía para evitar contratiempos en los momentos cruciales. O simplemente para comercializar la información, siempre había alguien interesado.

Oh, es cierto. Eres de los que siguen las reglas al pie de la letra. Ahora me queda más claro que nunca –respondió notoriamente divertido. Encontrarse con nuevos funcionarios y que a la vez éstos se muestren interesantes, era un hecho remarcable del día. Y a decir verdad, agradecía que en este caso las reglas fueran respetadas, por el simple motivo de que tenía una sana reputación que mantener– Aunque, joven Renner,  debes saber que la idea nunca me hizo sentir intranquilo, pero, me cuestionaba si en realidad serías capaz de cumplirla –entrecerró levemente los ojos y dedicó una de sus características sonrisa a esa última mirada que dejaba el joven antes de seguir su camino. Draven ya estaba bastante mayorcito como para ceder a la idea de ser follado por alguien. Sin embargo, le agradaba ver a Renner rebosante de autoconfianza– ¡Disfruta de la ducha! –exclamó con un tono empalagosamente amable– Nos veremos –murmuró viéndolo alejarse, esta vez con su tono normal, sin mascaras.  De igual forma, a medida que los pasos ajenos se alejaban, su expresión dejó descansar a los músculos que le permitían sonreír, una fría neutralidad invadió sus facciones ajena a miradas que fueran testigo.

Observó sin prisa esa espalda que se perdía en el trayecto. Él siguió detenido por un breve momento en el punto de separación, ya dentro del edificio. Observaría de cerca a ese muchacho, hasta saber qué pieza encarnaba dentro de aquel inmenso juego, le gustaba la idea, le gustaba este tal Cyrus y eso… eso no solía significar algo bueno en su mente retorcida.

Finalmente, giró noventa grados sobre su propio eje y caminó en dirección contraria, hacia las oficinas de narcóticos. Manos en los bolsillos, el mismo paso sereno y el regreso de su cálida expresión iban adornando el camino entre saludos a colegas y la vuelta a la cotidiana rutina. Todavía quedaba trabajo pendiente.
avatar
Draven Slarck
Detective Narcóticos
Detective Narcóticos


Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t949-draven-slarck

Volver arriba Ir abajo

Re: Not your kind of people - Libre

Mensaje por Invitado el Jue Jul 18, 2013 10:46 pm

[TEMA CERRADO]
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Not your kind of people - Libre

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.