Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Confieso...
Dom Ago 14, 2016 10:18 am por Zarek

» IMPORTANTE!!! Anuncio de Administración
Vie Oct 16, 2015 3:36 pm por Alcalde Diedrich

» Cuenta y besa a quien te toque.
Lun Abr 27, 2015 9:01 pm por Jan Bozkurt

» Publicación de temas fueras del foro
Dom Abr 26, 2015 6:35 am por Bzou

» Mensaje a la administración (Importante)
Jue Abr 02, 2015 10:23 pm por Alcalde Diedrich

» El amo y el lobo [Celda de aislamiento] [Priv. Herman Engels +18]
Lun Feb 09, 2015 12:43 am por Herman Engels

» ¿Nuevo compañero? [Priv. Killer]
Dom Feb 08, 2015 2:54 am por Killer

» Other World [RPG Anime (Saint Seiya, Inuyasha, Naruto)] afiliación normal
Lun Feb 02, 2015 8:50 pm por Invitado

» Karma [priv. Geist]
Dom Feb 01, 2015 11:46 pm por Gô Koyama

» Mihail ``Perro viejo´´-I.D-
Miér Ene 28, 2015 2:56 pm por Mihail Mihaeroff

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 55 el Vie Jun 15, 2012 12:46 pm.
►Pasa el mouse por las imágenes y contáctanos

ALCALDE DIEDRICH
Contact
Herman Engels
Contact
Zennu
Contact
Broker
Contact


HERMANOS

ÉLITES

↑Click↑

[Evento] The Bullets on Top

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Evento] The Bullets on Top

Mensaje por Etamn D. Velforth el Sáb Jun 29, 2013 11:54 pm

Se le invita a todo personaje de Forbidden City a responder éste tema de evento una sola vez con motivo de conocer las reacciones de todo ciudadano ante el acontecimiento que a continuación se describe

Tómese el tiempo para deliberar, pero cuando llegue el momento de la acción, deje de pensar y actúe.

Napoleón Bonaparte.


Cronología de los Hechos

"Planeación"
Lugar: Cúpula Dorada
Fecha: 1 mes después de la 2° Guerra


El ahora líder de The Bullets y ambos jefes de sección discuten sobre la idea mencionada en la junta unas pocas semanas atrás. Hay controversia, hay intercambio de ideas, hay emoción y fuego al momento de hablar... pero también hay imposición y miradas intensas. Se planea detalladamente la estrategia, la ubicación, los tiempos, las actividades a realizar... se planea hasta el más mínimo detalle. Al final, se reparten obligaciones, se enlista lo faltante, se subraya lo importante, se agenda el próximo encuentro y se respira profundamente después de tantas horas de planeación. Ahora cada uno tendría un trabajo por hacer, cada uno se encargaría que su parte funcionara a la perfección, de movilizar a los miembros quienes no se les daría más información aparte de su deber en el momento correcto para que el resultado final tenga un absoluto éxito. No habría perdón para los errores, no había "segundas oportunidades", no había justificaciones ni excusas para el fracaso. Todo tendría que salir a la perfección.

"Preparativos"
Lugar: Cúpula Dorada
Fecha: 7 semanas después de la 2° Guerra


La “lista” estaba al fin terminada. Gracias al trabajo del Jefe de Sección Este en conjunto con el Tesorero y los miembros dedicados al espionaje de The Bullets. Una lista con fotos, nombres, ubicación y detalles de los hombres que le deben algo a la mafia del Norte. Hombres deudores, hombres fichados, hombres que alguna vez dieron problema por mínimo que sea. Pequeños comerciantes, ladrones, miembros de pequeñas bandas, incluso padres de familia que alguna vez pidieron un favor y pensaron que jamás e intentaron huir sin pagar la cuota. El tesorero proporcionaría los datos de varias de estas personas y los espías conseguirían la ubicación y detalles de los mismos. El Jefe de Sección Este organizaría los datos cuidadosamente en dos principales secciones. La primera sección se la queda él y la segunda pasaría a manos del Jefe de Sección Oeste durante la junta que habían tenido ambos jefes. Ellos hablarían pero no planearían pues las tareas de cada uno se encontraban asignadas desde hace 3 semanas. Ambos jefes con ayuda de sus subordinados tendrían que llevar a cabo su trabajo tal y como fue planeado.  

"Primera Etapa de Acción"
Lugar: Cada rincón de Steinburg
Fecha: 2 meses después de la 2° Guerra


El siguiente paso es para el Jefe de Sección Oeste y los miembros cobradores de The Bullets. El destino de cada uno de los hombres en la lista en poder del Jefe de Sección Oeste es elegido con detalle. Todos en aquella lista serían visitados, no precisamente uno por uno. Pequeños grupos de cobradores y miembros se les asignó un objetivo así como una estricta manera de proceder. Casas, callejones, en oficinas, en su propio automóvil o en cualquier sitio privado, estas personas enlistadas serían asesinadas de la forma más brutal con un único aspecto en común: Tras fuertes señales de tortura, el diagnóstico de muerte serían exactamente 7 balas en el cuerpo.  Golpes, quemaduras, mutilaciones, quebraduras de hueso, tortura psicológica e incluso violaciones. Todos estos hombres fueron elegidos para primera etapa de acción. Ni uno solo era inocente, ni uno solo “no se lo merecía”, cada uno de estos hombres sabía lo que podía suceder en consecuencia de sus malas acciones.

Al mismo tiempo, es trabajo del líder de The Bullets realizar otro tipo de preparativo: Las negociaciones. El líder se encontraba  ya en una elegante oficina realizando un trato especial con el famoso dueño de la empresa New Generation. Pediría un específico tipo de armas y municiones a cambio de algún favor para el empresario. A su vez, estaría negociando con otros sujetos menos importantes en posición. Un reportero en específico que él mismo conocía, un par de jóvenes ladrones, una banda pequeña de adolescentes callejeros y algunas otras personas corrompidas por el dinero. Su trabajo era sumamente sencillo y sin peligro alguno. Aun así, son parte importante de la estrategia como todo miembro en la familia. Los involucrados serían bien recompensados si seguían al pie de la letra su trabajo pero brutalmente castigado si por mínimo que sea algo salía mal.

"Difusión"
Lugar: Cada rincón de Steinburg
Fecha: 10 a 11 semanas después de la 2° Guerra


Para esta fecha estaría ya terminada la labor del Jefe de Sección Este en conjunto con miembros reclutadores, encargados de frontera y el mediador de The Bullets. Justo después de los asesinatos ocurridos, miembros bullets en general se paseaban por las oscuras calles comentando la brutalidad de su propia mafia, el mal humor de su propio líder y los cambios radicales que harían con respecto a traidores y ladrones. La difusión de una mafia más brava y estricta nacería tras la muerte del antiguo líder. Cierto o no, su trabajo era que esos rumores se esparcieran por el bajo mundo de la ciudad de Steinburg. Entonces, sólo después de aquello se procedería a prestar atención a la lista de personas en poder del Jefe Sección Este.

Los hombres en esa lista tenían un destino diferente. En su mayoría debían ser gente de débil de carácter, no muy inteligente, no eran líderes ni tenían demasiados subordinados a comparación de los de la otra sección de la lista. A aquellos también se les visitó no precisamente uno a la vez. Los miembros bullets que más trabajaban con gente en general se les encarga ofrecer estos hombres fichados una oportunidad de no ser parte de la “limpieza” de traidores y ladrones. Todo lo que tenían que hacer los “afortunados” era ir cierto día a un evento público en donde al término del evento se encontrarían con el líder, debían presentar una ficha de casino muy especial que los mismos bullets le proporcionarían y después trasladarse con él a un sitio más secreto en donde se revelaría su condición a ser perdonados. Se les dejaría en claro que no tendrían nada que perder pues si no asisten, de cualquier manera terminarían siendo asesinados incluso peor que los que habían muerto anteriormente.

La desconocida personalidad para muchos del ahora líder de la mafia sería una ventaja bien aprovechada. Hasta ahora, todo detalle se encontraba ya contemplado, toda pieza del ajedrez se encontraba ya ubicada estratégicamente para un glorioso movimiento final. Todo se encontraba ya listo para una fantástica demostración.

"El día de los hechos"
Lugar: Estadio en la Universidad Werner Heisenberg
Fecha: 4 meses después de la 2° Guerra
Hora: 9:00 am


Esta vez, el gran trabajo es realizado por los miembros francotiradores de The Bullets. Entrenados ya con las nuevas armas obtenidas de NG y un sistema de comunicaciones especial para la ocasión, se encontraban ya desde horas atrás en diferentes puntos estratégicos sobre techos de edificios cercanos, dentro de alguna oficina en una construcción alta o incluso sobre algún árbol frondoso.  El Jefe de Sección Oeste es el encargado de vigilar que los francotiradores realicen correctamente su trabajo pese que las indicaciones habían sido dichas días atrás. Cada miembro francotirador se encontraba comunicado mediante radios así como cada Jefe de Sección se comunicaba entre sí y con el Líder. Toda información relevante debía ser comunicada.

Hora: 10:00 am

El estadio en la Universidad en Steinburg comenzaba a llenarse. Es un sencillo partido de futbol americano, la semifinal de un torneo entre las universidades del país. Varios visitantes, alumnos universitarios, padres de familia, incluso una pequeña prensa universitaria comenzaban a llenar los asientos. Las personas pagadas por la mafia se encontraban ya en su sitio. Pocos hombres de la lista comenzaron a aparecer pese a que la cita era después del partido. Su ubicación era fácilmente reconocible por cada uno de los francotiradores gracias al rastreador incrustado en el interior de la ficha de casino la cual debían traer consigo ese día.  Se podía notar emoción entre cada miembro de los bullets en el campo de acción.

El partido comienza.

Hora: 11:00 am

Aparece el líder de The Bullets en el estadio. Tenía un buen lugar alejado pero muy seguro. Se encontraba visible para cualquiera, con actitud seria, tranquila. Vería el restante del partido con suma tranquilidad ocultando su audífono en el interior del oído y su micrófono entre sus ropas. Aún seguiría comunicado con sus Jefes de Sección.

Hora: 11:40 am

Faltan algunos minutos para que el partido terminase. El líder por primera vez desde su asiento pronuncia unas palabras a sus guardaespaldas. “Tráeme una bebida”. El guardaespaldas asentiría con la cabeza y caminaría hasta la máquina de bebidas en el interior del estadio. Al mismo tiempo, mandaría un mensaje al Jefe de Sección Este por si no hubiese alcanzado a oír las palabras del líder. Aquella sería una señal para que el Jefe de Sección mandase a la pequeña banda de adolescentes callejeros a hacer algún acto de vandalismo no demasiado cerca del estadio pero lo suficiente para que los guardias de seguridad acudiesen a calmar el asunto. Al mismo tiempo, un niño hacía su actuación de haber perdido a sus padres. Contratados se hacían pasar por aficionados que olvidaron su boleto y deseaban pasar de contrabando. Mujeres con voluptuoso escote debían coquetear con alguno de estos guardias. Incluso minutos después, un policía corrupto al que se le había pagado llamó por radio a los guardias cercanos como refuerzo de lo que sería una “falsa alarma”. Al final, varios miembros de la ley se encontrarían dispersos y ocupados con diferentes problemas.

Más hombres de la lista llegan a la vez que son observados.

Hora: 12:00 pm

El partido ha acabado, la universidad local pasa a la final y se puede escuchar las porras de alegría de los estudiantes. Entre el bullicio, el líder desaparece de su asiento haciendo que los hombres fichados que se encontraban dentro, comiencen a salir en su búsqueda. El reportero que el líder conoce así como otros sujetos contratados, sacan sus cámaras o móviles para comenzar a grabar. Ellos no saben lo que sucederá pero su trabajo es no dejar de grabar. Mucha gente se reúne fuera del estadio incluyendo a todos los hombres que portan una ficha de casino muy especial. Policías y guardas de seguridad aún se encuentran ocupados sobre todo por los reportes falsos de robo de algunos más civiles contratados. La gente sonríe, algunos se quejan. Había sido buen partido, bastante limpio y sin muchos contratiempos.

Hora: 12:03 pm

Se escucha un grito aterrado de una mujer que yacía en el suelo justo al lado de un cadáver fresco en muy mal estado. Segundos después, un hombre quedó en shock al ver cómo una bala que venía del cielo se insertaba en el cráneo de un sujeto el cual explotó violentamente manchando de sangre a todos a su alrededor. Incluso se había quedado aún parado, sin cabeza por unos segundos antes de desplomarse el cuerpo.

Antes de cualquier tipo de reacción de pánico, ya se podía observar una ola de balas expansivas ilegales de uso militar dirigidas a los hombres de la lista. Hombres que portaban su ficha de casino y que iban con la esperanza de ser perdonados por sus acciones. Los francotiradores tenían dos órdenes por sobre todas: Uno, no lastimar a nadie que no estuviese fichado y dos, provocar la mayor cantidad de sangre salpicada. Así, aquellos que estuviesen al descubierto podían ser disparados en las piernas, brazos o estómago antes de acabar con su vida en una bala en el cráneo. Las impactantes balas permitirían destruir al objetivo desde dentro sin que esta saliese del cuerpo y lastimase a nadie más. Lo único que causaría sería una lluvia sangrienta a cualquiera que estuviese alrededor.

No todos en la lista fueron eliminados de aquella forma. Sería trabajo del Jefe de Sección Este ubicarlos antes de que transcurriera una hora y acabar con ellos rápidamente, estuviesen donde estuviesen.

Lugar: Todo canal de noticias
Hora: 2:00 pm


“En exclusiva. Hace apenas dos horas una tragedia sucedió en el partido de semifinal de futbol Americano en el estadio de la universidad Werner Heisenberg. Las siguientes escenas pueden resultar muy fuertes para el público sensible por lo que se recomienda discreción. Por favor si, si no tiene estómago fuerte, no mire el siguiente reportaje”


Las escenas grabadas por los “aficionados” llegaron a manos de diferentes noticieros en diferentes televisoras. En los videos se mostraba muchas de las muertes de varios hombres, pero sobre todo, en algunos se podía observar a un solo hombre vestido de traje, con una corbata roja que caminaba de forma tranquila entre el pánico de la multitud. Algunos lo reconocerían, otros no, pero su sonrisa ladina, sangrienta y satisfecha sin duda captaría la atención de más de una persona pese a que saliese por tan sólo un instante.

Conjeturas y teorías serían dichas por los medios de comunicación, pero la decisión del qué pensar y qué concluir estaba sólo en cada uno de los habitantes de Steinburg. Cada uno pensaría su teoría, cada uno interpretaría el mensaje de una manera diferente. Cada habitante tendría su forma de proceder y de juzgar sin importar su cargo. Mucho depende de la información que uno posee.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Evento] The Bullets on Top

Mensaje por Invitado el Dom Jun 30, 2013 12:21 am

Y al fin había llegado el día. Entarimado como estaba en un palco que daba al estadio, con todas sus tribunas llenas de estudiantes y familias alborotadas que festejaban cada movimiento de los jugadores, quien viese a Dunkle Straße no dudaría un instante de que estaba excitado. La adrenalina le corría de forma tal por las venas que el del pelo gris, con su gorra bien puesta sobre el pañuelo rojo y las manos encrispadas sobre la barra que hacía de baranda, no se podía quedar quieto. Si no movía a un ritmo convulso y agitado un pie, tamborileaba con los dedos enguantados en el metal mientras seguía la pelota con los ojos amarillentos centelleando con cada pase. No es que le atrajese el fútbol americano, o no más que lo que le gustaban los deportes en general, por la gran cantidad de principios físicos de los que hacía uso la gente sin darse cuenta, pero aún así... Ahora que había llegado el día... Mierda que había pasado rápido el tiempo.

Tal vez fuese a efectos de lo acelerado que estaba, mas recordaba a la perfección la reunión a la que lo había convocado Etamn, como si no hubiese pasado más que unas horas atrás. Casi se veía a sí mismo entrando en el despacho del líder, en calidad de Jefe de Sección, para escuchar el plan junto a Mikael, su equivalente en el resto del territorio Bullet. Pensar en ello, en las palabras que el hombre había usado entonces para describirlo y en la forma en la que les había pedido su opinión, le arrancaba ahora la misma sonrisa afilada que se le había perfilado en los labios entonces. La idea era grande. Y prometía resultados igual de impactantes. Sin embargo, una de las pocas objeciones que había presentado era aquel gusto acre en la boca, que aún sentía de forma atenuada, de que le faltaba algo detrás.

¿Eso era todo? ¿No había ningún otro significado tras esa "cosa" tan "especial" de la que había hablado el castaño en el discurso que lo había motivado a postularse como Jefe de Sección? Plantearse aquello le había hecho fruncir el ceño unas cuantas veces en lo que duró el encuentro con el líder, en el que discutieron de forma acalorada no solo los propósitos de aquella jugada, que en lo personal le habían parecido (y aún le parecían, en parte) poco claros, por la cantidad de interpretaciones distintas que se le podría dar, sino también todos los aspectos prácticos que se debían planificar. Aún así, y más allá de todo lo que se pudiese decir contra Etamn, al salir de la Cúpula aquel día ya podía sentir cómo se le aceleraba el pulso. Se venía algo grande. Algo en lo que él contribuiría como pocos, desde su posición de Jefe de Sección que ya había empezado a rendir frutos a juzgar por cómo el líder había mostrado su aprobación ante varias de sus ideas, que iban desde el número de balas a usar para asesinar a los que él, junto al Tesorero, incluirían en una lista, hasta la forma en la que podrían crear caos antes del partido, con todas esas bandas de niños problemáticos, prostitutas sagaces y ladrones insaciables que poblaban las calles.

Desde entonces, sus recuerdos saltaban de un lugar a otro. Las aburridas horas pasadas dentro de la Cúpula con aquellas listas infernales que por desgracia le habían ido a tocar; los divertidos comentarios del Bzou sobre cada muerte que había planeado para la gente que él le había elegido dejar en el registro que le había entregado unas semanas después de la junta; la dura forma en que le había echado la bronca el Tesorero una y otra vez por todos los nombres que él se aprendía de memoria en segundos y le dictaba con naturalidad, sin escribir una letra, por supuesto. Esos y un montón de detalles más le pasaban por la mente en esos momentos en los que, con la radio que le habían dado conectada a un único auricular que llevaba puesto en el oído, observaba de una vez por todas cómo los preparativos para el gran golpe concluían. Ya un montón de las personas a las que esperaban habían llegado, según escuchaba por el informe continuo de los miembros de la familia encargados del sistema de datos que tantas veces había revisado él con avidez, por la alta tecnología que les había entregado cierta empresa para llevar a cabo el plan.

Con unos cuantos de los sangrientos graffitis que había pintado para difundir la brutalidad de la mafia apareciéndole entre sus erráticos pensamientos, Dunkle Straße llevaba en el momento la cuenta de las futuras víctimas sin que le plantease dificultad alguna intercalar, al mismo tiempo, algún que otro comentario sobre los nombres que oía o las jugadas que ya estaban por finalizar el partido de fútbol americano. Era extraño verse en la Universidad, aquel lugar en el que se colaba para escuchar clases de Ingeniería, cableado como estaba y organizando la muerte de muchos de los espectadores pero... Al demonio, que era excitante. Desde hacía rato ya que el de pelo gris no podía dejar de sonreírse mientras se removía inquieto en la posición que había elegido para vigilar el lugar; una desde la cual, por cierto, podía ver perfectamente al líder, Etamn, que justo entonces se removió apenas en el lugar, dándole a 3.14 la señal que había estado esperando con ansias.

-Gladys, Gladys. Hay que hacerlo, Gladys -se dirigió con prisas a una mujer de una treintena de años, apoyada de espaldas contra una pared del estadio, con unas ropas en extremo vuluptuosas, que dejaban al aire una generosa cantidad de piel que no podía importarle menos al artista callejero en aquel momento.

-Ja, ja, ya me había dado cuenta -murmuró la misma, tecleando con velocidad en un costoso celular las palabras necesarias para que todos los niños de la zona, junto a los vagabundos, prostitutas y bandidos que se había unido al plan para distraer a los policías, se pusieran manos a la obra- Quédate quieto un rato, Dunkle, que casi pareces el mocoso de pelo gris que tocaba la puerta del burdel hace unos años con esa sonrisa de satisfacción en los labios -agregó burlona antes de alejarse del lugar, con los tacos resonando quedos contra el enbaldosado del recinto por sobre los vitoreos de la gente, para cumplir ella también con la parte del plan que le tocaba, del cual sabía únicamente lo que le tocaba saber.

-Seh, seh. Sólo que esta vez espero lograr más que robar unos centavos de los pantalones de un montón de idiotas sin calzoncillos -respondió él con sorna, volviendo a colocarse el micrófono cerca de los labios a tiempo para sentir cómo el radio le vibraba en el bolsillo con un código al cual él ya se había anticipado, pues conocía a aquella mujer desde su infancia y sabía que haría bien su parte, dueña como era de un prostíbulo en la zona Bullet- Todo en orden. Sólo queda la cuenta final -informó entonces, de forma que la familia supiese que estaba todo en marcha.

Veinte minutos era ahora todo lo que separaba el plan de su realización. Exactamente dentro de veintitrés minutos se escucharía el primer grito, alto y agudo, de una mujer aterrada a causa de un cadáver sin cabeza al que Diederich habría observado morir con el máximo raye de adrenalina en sus venas. Las balas expansivas atravesando el aire con ese silbido que adoraba con tanta pasión el graffitero, sería tan solo unos segundos más tarde que chiflaría con emoción y empezaría a dar órdenes a través del radio.

Con algunos miembros bajo su mando, finalmente le tocaría entrar en acción y esa era la razón por lo que la sangre le correría por las venas con un flujo salvaje una vez que empezase a moverse apresurado escaleras abajo, buscando su primer objetivo con los dedos ya puestos en el gatillo de sus Colt. Los nombres de las víctimas faltantes se le agolparían en la mente al tiempo que el equipo encargado de las listas se encontraría ocupado en teclar una serie de códigos para hallarlos bajo sus precisas indicaciones. El plan debía salir a la perfección y Dunkle Straße, en calidad de Jefe de Sección Este de los Bullets, no faltaría en modo alguno a su deber, que cumpliría a la perfección encargándose de todo aquel que no hubiese acudido en menos de 45 minutos. Había elegido gente fácil, con domicilios no muy lejanos, y con sus conocimientos de la calle y toda esa tecnología de su lado no había forma de que olvidase a ninguna de las personas que el líder le había encargado recolectar y asesinar. Con suerte se habría hecho con una de esas costosas armas de uso militar y, tras encargarse de uno o dos casos en los que habían dejado la ficha olvidada en sus casas y sin mayores dificultades, el del pelo gris habría cumplido con su parte a la perfección. Supervivientes enlistados de la operación: 0.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: [Evento] The Bullets on Top

Mensaje por Bzou el Dom Jun 30, 2013 3:43 am

Al final no importaba mucho de quien fuera la culpa, de los blades o de aquel tercero del que tanto le había hablado Vreh y el nuevo mediador, pero los bullets habían perdido a su antiguo líder, Adler , ante los ojos de cualquiera eso significaba una pérdida de poder y momentánea desorganización de los Bullets. Sobre todo si se pierde a la “cabeza” de forma tan “repentina” como sucedió. O eso parecía entender pequeños grupos de pandilleros, ladrones de segunda o diminutas organizaciones criminales que creyeron poder aprovecharse del desconcierto de la mafia del norte. Pero no podían estar más errados que nunca. Etamn había ascendido a ser el líder, y como todo nuevo jefe necesitaba cometer un gran acto para mostrar su poderío para obtener el respecto que merecía él y la organización a la que guiaba. Bajo esas condiciones siempre es necesario un pequeño acto de terrorismo, la gente necesita saber a quién temer. Después de todo… “es más seguro ser temido que amado”, eso había dicho un tal Maquiavelo y eso le había enseñado su estancia en la milicia.

El jefe de sección Este deseaba buscar algo más profundo este a “acto” propuesto por su nuevo jefe, y él quería mas explosiones y sangre… ¿Qué le vamos a hacer? no se puede tener todo en esta vida.

Lo que siguió fue entretenido y un poco arduo. El Bzou debía cumplir su deber de torturar y masacrar aquellos “elegidos” por el otro jefe de sección. Esta fue la parte más divertida del trabajo. Durante la junta había prestado gran atención en la forma en que querían que fueran cometidos los asesinatos o las torturas, los detalles fueron vagos y no había muchas limitantes con excepción de usar 7 balas para matar a la víctima. Esta libertad creativa fascino al Bzou, que animoso y con ayuda de sus subordinados se dio el lujo de torturar a algunos de los elegidos. Por su puesto el prohibió a los cobradores la violación de cualquier femina así como el asesinato de cualquier niño, eran reglas sencillas, a las mujeres en la lista se les mato quizás con mayor delicadeza. A ellas se les mataba con rapidez, una bala en la frente y el resto en el tronco a quemarropa. Una vez muerta se le hacia lo que quisiera, quemarlas con todo y su casa o auto, aventarlas al rio o incluso deformarla con golpes de una barra o un bat. Él o Vreh no supervisaron todas las muertes de las féminas en la lista, pero confiaban en que los cobradores las harían bien, después de todo al único cobrador que descubrió que trato de violar a una mujer de la lista lo golpeo un poco y le hizo ayudarle en algunas torturas más agresivas.

¿Cuáles fueron estas torturas agresivas? bueno, hubo muchas memorables y divertidas pero en todas el cobrador se mostro algo aterrado y en otras tantas le dieron ganas de vomitar. ¡Cómo si nunca hubiera visto algo semejante en su vida! O quizás… nunca las había visto.

Una de ellas fue cuando ato a un hombre a una mesa con alambre de puas y lo hizo tomar agua hasta que su estomago exploto; o como cuando desolló a un sujeto vivo enfrente de otros miembros de la lista a los cuales mataría de manera semejante. No lo mato hasta que el hombre dejo de gritar, antes de que pudiera morir del mismo dolor le disparo las balas una tras otras. Luego tomo uno de los hombres presentes y le corto uno por uno los dedos con unas tijeras para el jardin. Primero los dedos de los pies, después los de las manos, luego los testículos, las orejas, después la nariz, le corto las mejillas, le saco los ojos y por último la lengua, cuando ya no hizo ruido le mato a disparos en el pecho. Con los otros, no les corto, pero a uno lo hizo beber acido muriático, o los quemo en algunas partes del cuerpo empezando con lo testiculos, o dejo que perros hambriento se los comieran parcialmente y cuando se cansaron de gritar les mato con las tradicionales y obligadas 7 balas.

Pero otros de sus asesinatos y torturas fueron más delicados e incluso ingeniosos, siendo estos lo que compartió con el jefe de sección Este: como cuando atraparon al líder de una banda de pandilleros pretenciosos, los miembros permanecían arrodillados enfrente del jefecillo de la pandilla al que se le hizo un interrogatorio, cada vez que el Bzou creía que no decía la verdad mataba a uno de los pandilleros. Por su puesto los mato a todos, pero a la información obtenida fue útil y sus caras muy divertidas, cuando se canso de jugar, hizo que el ultimo de los pandilleros (curiosamente el hermano menor del jefe) matara a batazos a su líder bajo la promesa de que de hacerlo lo dejaría ir. Le dejo ir, le hizo creer que era libre pero al salir de la vista del Bzou un disparo le quito la vida al instante. Otro caso un poco tedioso y largo, fue el de un soplón al que le ató del cuello a un alambre y lo dejo casi al raz del suelo. El hombre tenía que estar de putillas para que el alambre no le asfixiara, solo tenía que estar así un par de horas, por supuesto que cuando regreso Bzou el sujeto ya se había asfixiado así que tuvo que dispararle rápido y desfigurarlo un poco para que no se enteraran de su error. Pero el más divertido, fue el del hombre que hizo que se suicidara bajo la promesa de que no tocaría a su familia si se mataba. Y bueno, no tenía porque tocar a la familia de todos modos….

Cuando pasaron a la fase de difusión, el Bzou debió aprender a usar las nuevas armas o municiones solicitadas por el líder para aquel arriesgado plan, pero también se tomo a la libertad de dar un entrenamiento básico a todos los francotiradores. Digamos un curso de nivelación si así quieren verlo. Por su puesto había excelente tiradores en la familia pero algunos carecían de parte esencial del entrenamiento, un detalle nada más, pero que fueron detectables e inclusos visibles durante la segunda guerra. Por ello, si deseaba un éxito total en la operación pulirían aquellos detalles. Antes de seleccionar a quien debían asistir a el curso de nivelación le hizo una prueba sencilla a todos los francotiradores de la familia, les dio armas modificadas y balas de pintura roja. La prueba era sencilla, debían darle a una figura de cartón en movimiento. La dificultad consistía en que esta figura estaba rodeada, y en ocasiones prácticamente unida, a otras figuras con características semejante. Así mismo cada francotirador se le dio un objetivo determinado, diferente al de otros, y por rondas de tres en tres. Los miembros debían ocultarse, disparar a su objetivo sin manchar otra figura y que su ubicación no fuera descubierta por el Bzou. No parece necesario mencionar que varios fallaron en la segunda o tercera parte, por lo que todos ellos fueron sometidos por un rígido entrenamiento que debían cumplir al tiempo que debían cumplir sus deberes como francotirador.

Pero no crean que durante ese tiempo descuido sus deberes, ni por un minuto, pero debió delegar algunas responsabilidades a su mano derecha y otras tantas a algunos miembros de la familia para concentrarse en dar los objetivos a los francotiradores y asegurarse que cada uno se hubiera aprendido a su pequeño grupo de objetivo. Así mismo había ido un par de veces a inspeccionar el estadio para asegurarse de que no hubiera nada anormal, lo miso debieron hacer algunos francotiradores para escoger el lugar más adecuado para ocultarse.

Cuando él gran día llego, a diferencia de su homologo, él no se encontraba en el interior del estadio sino en el techo del edificio de rectoría en donde vigilaba las pociones de varios francotiradores y así mismo él estaba listo para la acción con su equipo desplegado. Por otra parte, por cuestiones de seguridad, le pidió a su mano derecha estar dentro del estadio para observar todo de cerca. A veces tenía el temor de que la “expuesta” posición de su líder pudiera terminar en un atentado, por supuesto no sería posible con media familia en el estadio, pero de cualquier manera quería estar seguro.

Al termino del partido y a la salida de los aficionados del mismo, no dio la instrucción de disparar hasta que una buena porción de los aficionados hubiera salido del edificio o la mayoría de los objetivos fueran visibles. El primer disparo fue suyo, después de ello ya no volvió a disparar y se dedico de lleno a dirigir el ataque. Si bien no le gusto saber que algunas víctimas faltaron de ser ejecutadas, no era su trabajo asesinarlos, eso ya era del jefe de sección este hacerlo. El solo dirigió la evacuación movilización de los francotiradores y otros hombres bajo su mando a su territorio.

Ya más tarde, a eso de las 2 pm, en la comodidad de su oficina y con un vaso de whiskey entre sus manos se enteraría del resultado final. Entre la conmoción algunos civiles había salido lastimados, pero era normal que ante el temor hubieran aplastado a uno que otras persona que pena que entre ellos se encontraba un niño y otros jovencitos.
avatar
Bzou
Jefe Sección Oeste
Jefe Sección Oeste

Localización : En el laboratorio.

Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t341-mikael-sabouraud http://forbiddencity.freeforo.com/t454-cronologia-bzou http://ironiasdelavidawebcomic.blogspot.mx/

Volver arriba Ir abajo

Re: [Evento] The Bullets on Top

Mensaje por Invitado el Dom Jun 30, 2013 4:06 am

Ah..... pues ¿Qué podía haber hecho? ... Él era el jefe después de todo ¿O no? Pese a que ya sabía algo de lo que me había dicho Broker, que el inicio de todo pudo haber sido culpa de un tercero y que la raíz de toda la lucha tal vez era toda una mentira.... pese a eso, él quiso continuar. Lamentablemente tras haber hablado con segunda vez con Broker, ninguno de los jefes me quiso recibir para dar el reporte. Todos estaban muy ocupados haciendo quien sabe que pero que parecía muy importante dada la seriedad que le daba cada uno. Pero bueno, había tiempo según yo, todo era cuestión de esperar a que aquellos hombres importantes terminaran con sus asuntos y seguramente después me escucharían.

No es como si alguien fuese a morir por esperar un poco ¿No? jaja... ah... cuan equivocado estaba.

Por suerte, mi trabajo en todo aquel asunto fue relativamente sencillo. Se sabía ya de aquellas personas que fueron asesinadas brutalmente. Por lo menos no eran inocentes, es decir, aquellas cosas pasan. Si te metes con alguien peligroso uno no espera salir simplemente feliz al final. Tarde o temprano te atrapan y .. bueno, no será para nada un final feliz. Pero bueno, mi trabajo como dije, era más sencillo. No tenía que torturar ni asesinar a nadie sino simplemente convencer y esparcir el rumor de una "nueva mafia, super cabrona y chingona". Si, eso sí que podía hacer.

Pedí algunas fotos de aquellos asesinatos y fui en búsqueda de los hombres que me tocaban dentro de la lista que nos había otorgado el nuevo jefe de sección, un hombre simpático hasta donde pude tratarlo. También se nos dio una ficha de casino especial. Se nos dijo que la cuidáramos y se la entregásemos al hombre que nos tocaba en la lista junto con todo el rollo del trato especial. Era obvio que la ficha era algo más que un "pase a la libertad" pero la verdad es que era ingenioso. Me gustaba la idea a pesar de dudar de que todo fuese cierto... de todas formas, no era de mi incumbencia pues los jefes no estaban para recibir consejos o alguna mala respuesta de nadie.

En ninguna de estas misiones iba solo pues lo mismo se le había encargado a los reclutadores y encargados de frontera, lo que por cierto me pareció bastante conveniente ya que pude ir acompañado de la persona que me guu........ amm.... de la persona que ya había conocido antes y me cae bien y todo eso.... ahem.... total! que en una de esas casas fui con toda la sonrisa que mi actitud me permitía. Miré al hombre sometido por alguno de nuestros propios miembros que también nos acompañaban. Lo miré con pena y negué suavemente con la cabeza.

- Hey, vamos... tranquilos, no lo traten así - dije al aire tomando el papel de "el policía bueno" por decirlo de alguna manera. Los hombres le soltaron y yo me acerqué al rendido hombre de rodillas en el suelo. Bajé hasta su nivel, justo al lado y le pasé el brazo por encima de los hombros haciendo- un chasquido con mis dientes en forma de negación - Vamos, seguramente tu eres mejor que eso.... no tienes que estar soportando estas cosas ¿O no?... yo se yo se... aquello de la falta de dinero sólo es una mala racha ¿No? Estoy seguro de que si tuvieras lo que debes, lo pagarías de inmediato - Hablé seguro y tranquilo por supuesto sin creer realmente en lo que decía, sólo era psicología de palabras... y ahora, un poco de la visual pues sacaba de entre mi gabardina una de las fotos que apenas se distinguía si el sujeto en ella tenía cabeza, o estaba al revez o... .. mh, había tanta sangre que ni siquiera yo podía reconocer qué es lo que había sucedido.

Dejé caer la foto justo en frente del sujeto a un lado de mi quien la miró abriendo grandes los ojos. Podía sentir cómo temblaba bajo mi brazo. Dejé que la imagen entrase en su cabeza y justo en el momento le quité el "soporte" que pudo haber sentido con mi brazo alrededor de él. Saqué un cigarrillo y comencé a fumar mientras hacía tiempo de traumar al pobre hombre - Estoy seguro que no sera necesario todo ese show... es decir... wow! miralo, ni siquiera puedo decir si aquello salido es su brazo o su pierna - Me levanté dejando la foto en el suelo y caminé apenas un paso para colocarme frente al hombre el cual comenzaba a llorar... ¿No odian cuando comienzan a llorar? ... Por lo menos no gritaba clemencia o algo por el estilo, no, este era tranquilo y sólo se le caían las lágrimas silenciosamente - Después de todo, te tengo una muy buena noticia. Estamos dispuestos a perdonarte completamente a cambio de algún pequeñísimo favor... Vamos, nada que no puedas hacer a cambio de no acabar como el de la foto. Estoy seguro que puedes hacerlo, pues de otra forma no te lo pediría ¿No? - Sonreí y sostuve el cigarro en mi boca a la vez que buscaba la ficha de casino correspondiente a ese hombre. La dejé caer y se la acerqué con mi pie hacia donde se encontraba él. Por un momento me miró a los ojos, unos llenos de esperanza... casi me parten el alma... caaaaasi, pero mi trabajo aún no acababa. Le hice una señal y el otro de inmediato bajó la cabeza y tomó la ficha - Es fácil pero la información no te la puedo dar yo, tendrás el honor de conocer al mismo líder quien te dirá todo acerca de lo que harás. ... mh... no se si sepas, se está llevando un torneo de futbol americano en las canchas de la universidad Werner, al lider le encanta ir a esos eventos así que más suerte aún pues lo conocerás de buenas. El partido de la semifinal es en dos semanas a las 10am, al finalizar el partido sólo tienes que acercarte al líder mostrando esa ficha que te acabo de dar..... cuidado si se te llega a olvidar!!.. de verdad mucho cuidado porque... uff.... bueno.... no quisiera contarte lo que podría suceder. Debes de cuidar mucho esa ficha pues es tu pase a la libertad, tu pase a la vida ya que.... mh, como decirte... si pierdes esta oportunidad...digamos que ya no habrá ni una sola más. Vamos, confío en que no harás nada que ponga en riesgo todo el futuro que tienes por delante. Lo que harás es cosa de ... one, two, three and lets go! you are free!. No hay nada para perder y todo para ganar... ¿O no chicos? - Miré finalmente a mis compañeros con una agradable sonrisa y al final al hombre aún de rodillas. - C'mon guys. Dejemosle tranquilo por hoy, él ya me aseguró que asistiría al partido y que no haría nada estúpido ¿Verdad? ... ya no hay mas que hacer aqui - Tiré el cigarro al suelo y lo apagué con el zapato dándo la vuelta y dejando el pequeño recuerdo de la foto en la casa. Eso lo alentaría aún mas a de verdad no hacer nada estúpido.

Y así fue mas o menos con otras personas que me habían tocado. Además, parte de mi trabajo era correr el rumor por lo que de vez en vez me sentaba en algún lugar público junto con varios colegas a decir en voz alta cosas como "¿Y supiste de los asesinatos crueles? Creo que fueron los bullets..." o "¿Supiste que todos esos se murieron con 7 balas en el cuerpo? Aunque deja de eso, algunos ni ojos tenían" o "Que pesados los bullets estan ahora! desde que cambiaron de líder se ponen bien bravos" y cosas por el estilo. La verdad es que era muy divertido tanto para mi como para los rostros de los demás que podíamos apreciar al momento de decir esos comentarios en voz alta. Definitivamente prefería este tipo de trabajo como el que hacía antes de ser mediador.

Pero entonces, la hora de la hora llegó y todo se supo cómo había terminado el asunto con los hombres de la lista.

Yo lo vi en las noticias pues a mi no se me dijo qué iba a suceder. Yo solo había hecho mi trabajo tal y como se me ordenó (además claro que aún tenía algunos asuntos pendientes como mediador). Fue por eso que cuando lo vi en las noticias me quedé un poco ... mhh... ¿Cómo describirlo? ... La verdad es que si me daban algo de pena esos hombres, es decir, varios de ellos tenían familia y otros incluso no había sido la gran cosa que hicieron en contra de los bullets. Era una situación difícil para los ciudadanos... es decir, ellos no sabían que eran personas fichadas las que habían 'explotado'. Pensarían que habían matado gente al azar y eso... no se si en verdad era bueno para la reputación de la familia. Lo que menos quería yo era que se desatase el pánico.... pero eso sí, si con eso incluso los ladrones se llegasen a calmar por miedo a ser víctima de los bullets, entonces por mi bien. Pese la opresión, si había menos muertes a partir de ahora.... si... qué mejor...
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: [Evento] The Bullets on Top

Mensaje por Vreth el Dom Jun 30, 2013 12:24 pm

Había sido testigo de absolutamente todo el proceso por el que pasaron los francotiradores de la sección Oeste antes del gran día. Conocía las duras pruebas impuestas por Bzou y le había ayudado a llevarlas a cabo modificando las armas que había necesitado en la prueba inicial. Todas habían sido equipadas con pintura roja en vez de munición, pero algunas de ellas se encontraban desbalanceadas o con defectos que aseguraban repercutir en el rendimiento de los bullets. Después de todo, debían estar preparados para llevar a cabo su papel a la perfección independientemente de las dificultades que se pudieran presentar.

Acompañó a su jefe en un importante porcentaje de “entrevistas”, ayudándole con la tortura de los desafortunados elegidos y acabando la vida de algunos de ellos. Comenzaba a pensar en Bzou como un gato que amaba de jugar con sus presas hasta hartarse.
Cuando se trataba de hombres con faltas no muy graves, como una deuda no pagada a tiempo, el ruso hacía lo posible por acabar con ellos rápidamente. Con aquellos que habían traicionado a la familia o le habían faltado al respeto no intervenía.

Sin embargo no pasó mucho tiempo antes de que el rubio le asignara algunos de sus deberes, pues era complicado cumplir con sus cuotas diarias de tortura y no descuidar el resto de sus obligaciones. Continuó con la fase final del entrenamiento de los francotiradores, se encargó de que todo estuviera perfectamente coordinado para el evento, que los abastecimientos tanto de armas como de munición triplicaran lo que se estimaba como necesario y verificó que los fichados próximos a la zona Oeste, no tan fáciles de vigilar para Dunkle y sus hombres, no intentaran salir de la ciudad.

Llegado el día, antes de las 8:30 se encontraba rumbo a la universidad en la que se llevaría a cabo el partido. No tardó mucho en llegar. Con un cigarrillo entre los labios se paseó entre las tribunas, revisando que no hubiera nada fuera de lo común en la zona en la que se encontraría Etamn horas después. Al notarla completamente limpia se permitió entrar al campo, contemplando el lugar. Con la mirada buscaba los puntos donde Bzou le había comentado que se encontrarían él y los demás bullets en caso de que fuera necesario apoyarlos. Habiendo memorizado el mapa del estadio no eran difíciles de ubicar. Aunque eran completamente visibles a simple vista, toda la atención del estadio estaría enfocada al punto donde él estaba parado y pese a que los francotiradores vistieran en amarillo, sería poco probable que alguien los viera o les prestara mayor importancia, imaginándolos personal del estadio.

Entonces fue abordado un hombre de edad avanzada enfundado en un delantal azul que empujaba un carro con artículos de limpieza.

– No le permitirán fumar durante el partido, así que le sugiero apagar el cigarro… pero no en el pasto, por favor–. Le dijo desde la primera fila, dejando el carrito cercano a la barda de seguridad y caminando hacia él – ¿Qué hace tan temprano? Aún falta bastante para que comience el partido.

– Costumbre. Mi hermano menor jugará, pertenece al equipo local. La familia está llena de deportistas y tenemos nuestro pequeño ritual… ya sabe, para atraer suerte.

– Entonces haga su ritual y permítame seguir con la limpieza. Los dos nos meteremos en problemas si alguien se da cuenta de que se encuentra aquí.

Vreth buscó en sus bolsillos uno de los prototipos de fichas desechados que le había mostrado Bzou días atrás, caminó al medio del campo e hizo un pequeño agujero en el que enterró la pieza plástica.

Beda nikogda ne prikhodit odna… –. Dijo con voz audible, picando la curiosidad del intendente que no parecía planear hacer ningún movimiento hasta que él se marchara.

– ¿En qué idioma es lo que dijo?  

– Ruso, pero no tiene una traducción literal. Es una frase que desea la victoria al mejor equipo –. Mencionó y salió del lugar con la misma tranquilidad con la que entró, sin permitirle al hombre hacer más preguntas.

“Lo malo nunca viene solo” acababa de decir. Y era cierto, todas las acciones, tarde que temprano, tenían sus recompensas o castigos. Y aquella mañana, los hombres que tenían en su poder las fichas pagarían los errores del pasado.

Sentado en la motocicleta hizo una llamada de escasos segundos a Bzou para confirmarle que todo estaba en orden y listo para el gran suceso. Comentó el encuentro con el viejo y recibió como respuesta que en quince minutos el hombre sería desaparecido al igual que los videos de las cámaras de seguridad, de existir. En cuanto colgó se marchó del lugar.  

Poco más de una hora después regresó con ropa distinta a la que portaba en la mañana. Aquél día no se había puesto el chaleco con el parche de RAMC, pues sería una estupidez hacer que el club fuera ubicado en aquella masacre. En cambio, llevaba un pantalón de mezclilla y una playera negra deslavada, el cabello recogido descuidadamente debajo de una gorra y lentes oscuros. Atuendo casual para el lugar.

El estadio comenzaba a llenarse. Padres de familia y niños desfilaban buscando sus lugares de un lado a otro. Vreth se sentó tres filas detrás de donde se ubicaría el líder de los pistoleros y se dedicó a mirar a la gente que iba llegando. No le fue difícil encontrar rostros conocidos acomodándose en los lugares asignados previamente. El evento dio inicio.

Etamn se presentó a la hora que le había dicho Mikael: once en punto. Elegante y llamativo, tomó su lugar y después de lo que no pareció más de diez minutos, el lugar se llenó de restos humanos. El ruso permaneció atento al líder, listo para actuar en caso de que alguien atentara en contra suya. Pero absolutamente nada sucedió. El bullet, aunque parecía disfrutar de aquella masacre, se vio en la necesidad de abandonar el lugar. Pero contrario a lo esperado, caminaba de manera tranquila y con una sonrisa en los labios: disfrutando de su momento. Vreth le dio dos minutos de ventaja y siguió sus pasos, asegurándose de que la escolta que le había asignado lo encontraran. Apenas se había alejado un par de metros cuando la cabeza del hombre que tenía a su izquierda explotó, bañándolo en sangre. Soltó una carcajada y empujó a todos los que se encontraban frente a él, fingiendo un ataque de pánico cuando en realidad sentía el deseo de alabar a gritos la puntería de los hombres seleccionados por Bzou.

En cuanto salió del estadio se eencaminó a la Cúpula, listo para encontrarse con el jefe de sección y comentarle con detalle lo sucedido.


Última edición por Vreth el Miér Jul 03, 2013 1:10 am, editado 1 vez
avatar
Vreth
Mano Derecha Jefe S.O.
Mano Derecha Jefe S.O.


Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t288-slavek-vreth-vetkhov#3412 http://forbiddencity.freeforo.com/t517-cronologia-vreth

Volver arriba Ir abajo

Re: [Evento] The Bullets on Top

Mensaje por Björn Zimmerman el Dom Jun 30, 2013 9:11 pm

“En exclusiva. Hace apenas dos horas una tragedia sucedió en el partido de semifinal de futbol Americano en el estadio de la universidad Werner Heisenberg. Las siguientes escenas pueden resultar muy fuertes para el público sensible por lo que se recomienda discreción. Por favor si, si no tiene estómago fuerte, no mire el siguiente reportaje”

Apagó el televisor antes de que la secuencia de imágenes terminara. No por tener ese estómago frágil del que hablaban, sino porque antes de que lo transmitieran, el hospital ya había sido avisado y puesto en movimiento por los altercados en el estadio. Ahora toda la sección de urgencias estaba llena de gente, sangre y médicos intentando hacerlo lo mejor posible. Como tenía que ser.

Con un ‘gintonic’ en la mano escrutó por la ventana con aire pensativo. Desde su posición pública no había nada que él pudiera hacer más que su trabajo con los heridos. Pero por dentro sonrió. “Beneficios”, pensó, “todo esto me traerá más beneficios”. En el aspecto privado, Björn aceptaba con los brazos abiertos aquella nueva brisa de violencia y descontrol en las calles. Su hospital era neutral, pero él no.

Esperaba con ansias los siguientes movimientos de la mafia. ¿Qué nuevos aires le traerían a la ciudad?
avatar
Björn Zimmerman
Director Hospital
Director Hospital

Cargo : Director Hospital

Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t975-bjorn-benedikt-zimmerman

Volver arriba Ir abajo

Re: [Evento] The Bullets on Top

Mensaje por Broker el Dom Jun 30, 2013 10:17 pm

El año 2014 iba a ser uno de los más odiados que iba a tener Broker en esa ciudad, ni siquiera iba a ser comparable a cuando le metieron en prisión o a su primer año en aquel infierno… Aquello no era nada en comparación con la pesadilla, con el infierno que se desarrollaría en la tierra, en Steinburg ese año. Primero fue la guerra, la segunda guerra entre las mafias, hubo sangre, muchas cabezas cayeron y se hizo el caos y eso no significaba otra cosa más que trabajo y trabajo. Demasiadas horas sin dormir y claro… uno no es una máquina…

Primer mes tras la guerra:
Las dos primeras semanas fueron caóticas, hubo que hacer recuento de bajas, estar trabajando de un lado al otro para conseguir información y transmitirla, se debía evitar a toda costa el mayor número de bajas posibles dentro de la familia y la labor de Broker fue de puente entre la información táctica, y toda clase de información que los Blades necesitasen.
A parte de esto, Broker tuvo que trabajar como abogado para las familias en varias situaciones una vez el conflicto acabó y le tocó hacer demasiado papeleo. Cayó enfermo y por eso tras medio mes activo, tuvo que tomarse unos días libres, que utilizó para dormir, pero también para establecer nuevas “amistades”.
Consiguió quedar con Max Miller, el nuevo mediador de los Bullets y establecer una relación agradable entre ambos, a parte de desvelar uno de los grandes secretos tras la segunda guerra, ahora sólo quedaba que esta información llegase a Etamn y que le creyesen, sino… enseñar las pruebas sería algo más dificil. El ambiente seguía tenso.

Se acababa el primer mes cuando Broker hizo un nuevo movimiento, trataría con Ryuu T.Yoshiaki.

Segundo mes tras la guerra:
El negocio con el dueño de NG ya estaba hecho y empezaría en breve a disfrutar de ello. Broker era uno de los nuevos accionistas de la empresa… tras la noticia de que Yoshiaki quería dejar la empresa o cederla, Broker no pudo evitar querer meterse en ello, era una fuente más de ingresos y también de información.

Decidió entonces relajarse un poco, tenía nuevos planes en mente y pequeños trabajos para los Blades, pero podía disfrutar de algo de tiempo libre, no obstante algo raro empezaba a pasar en Steinburg. Algo no iba bien, era lo que corría de boca en boca, los Bullets parecían moverse, no mucho, sólo algunos miembros… pero algo raro estaba en el ambiente…

Tercer mes tras la guerra:
La preocupación de Broker porque los Bullets estuvieran planeando algo empezó a ocuparle más tiempo, se fueron haciendo presentes aquellos asesinatos tan crueles a civiles… ¿por qué estaban atacando a civiles? ¿qué coño pasaba en la mente de Etamn? Fueron asesinatos localizados, concretos… pero no entendía porqué ni porqué a esas personas, de modo que Broker decidió investigarlo tras reunirse con Zennu y Viktor para comentarles sus sospechas.

Broker no haría movimientos muy visibles ni demasiados serios si no era estrictamente necesario. Sólo tenía que estar un poco al día de las cosas…

Cuatro mes tras la guerra:
Ninguno de los civiles pertenecía a los Blades, lo cual fue de alivio, al parecer eran deudores de los Bullets y supuso que Etamn no estaba de humor para aguantar a esa gente y decidió actuar por las malas, librarse de ellos y continuar. No había habido más incidentes, pero… todo era tan raro, que Broker no estaba tranquilo.

Era un día libre sin más que hacer y se había levantado algo pronto… estaba desayunando cuando uno de sus “trabajadores” le avisó de que Etamn había hecho acto de presencia en el partido que se daba en el estadio de la Universidad. Eso le llamó la atención, el lider de los Bullets se dejaba ver por primera vez en un espacio abierto y lleno de civiles… era curioso, asi que puso la tele en el canal local para ver el partido por si ocurría algo interesante.

Le aburría, aquello le aburría, no era muy de eso, de modo que se fue a dar una ducha y cuando salió podía escuchar el volumen de la televisión, algo estaba pasando… corriendo fue a la televisión y ahí lo vio, algo ocurria… se había abierto fuego al finalizar el partido, ¿qué estaba pasando? Se podía ver muertos, gente salpicada y bañada en sangre, ¿qué era esa masacre? ¿eran más civiles deudores de los Bullets o a Etamn se le había ido la cabeza? Sea como fuere tenía que enterarse de que pasaba y tenía que salir a la calle ya, pero… esa imagen del lider de los Bullets, sonriendo y perfectamente trajeado no le gustó. Algo estaba pasando y lo que era peor, algo gordo iba a pasar.

Cogió el móvil y marcó un único número.

- Zennu, voy para allá…

Colgó, se vistió y salió con sus guardaespaldas dirección a la MadHouse mientras chequeaba sus mails en el movil por si alguien le mandaba cualquier novedad desde el estadio.
avatar
Broker
Mediador
Mediador


Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t55-information-broker http://forbiddencity.freeforo.com/t452-cronologia-de-broker http://nagareboshinosekai.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: [Evento] The Bullets on Top

Mensaje por Niall el Lun Jul 01, 2013 1:49 am

Le gustaba aquella idea... a medias. ¿Por que destrozar civiles cuando en realidad podrían hacerlo con los blades? Refunfuño un poco pero no dudo en acatar las ordenes, no iba a ser el quien cabrease a Etamn ni de coña. Por suerte le tocó uno de los recados más sencillos de todos... ir en la comitiva de amenazas a los que aún no sabía que serían los ``invitados de honor´´ a la fiesta deportiva del líder. Y además así bueno... podía ver de primera mano como trabajaba Max, le daba curiosidad... y pronto descubrió que era un verdadero maestro en el sutil arte de conseguir que alguien haga lo que quieras sin necesidad de partirle un solo dedo. Claro, por eso era el jodido mediador, tenía labia el jodido.

Pero en serio aparte de eso... el era de los que tenían buen estomago, pero mirar aquellas imagenes y saber lo que había pasado hasta le revolvía un poco el estomago ¿Sería que se hacía mayor? No estaba seguro... el odiaba a los blades por buenos motivos pero acababa de descubrir que tenía gente en su propio bando capaces de darle mil vueltas a aquello de la tortura y sinceramente, no le gustaba ... sabía que Bzou era ``especialito´´ pero no iba a poder volver a mirarlo a la cara después de aquello. Por suerte Brian no había tenido que ver eso.

El tema de esparcir rumores y comentarios también fue sencillo, consistía en ir hablando alto... cosa que por cierto se le daba muy bien, y ni siquiera hacía falta mentir, solo decir aquellas bravatas que dejaban a la gente descolocada y observar como las madres novatas abrazaban a sus hijos y los reconducían a la ``seguridad´´ de su hogar. ¿A quien se le ocurría tener hijos en una ciudad como aquella? ¿Es que estaban locas? Allí terminó el asunto para el, sabía que algo iba a suceder en el estadio pero por si era algo como un meeting ni se le ocurrió aparecer, estaba mejor en casa... en compañía y con una cerveza. Y precisamente así fue como recibió la información de lo que había sucedido, con las imágenes gravadas del momento... explosivo.-Joder..._Murmuró subiendo los pies al sofá sin apartar la vista de la pantalla. Mira a Etamn, como si estuviese en medio de una jodida sinfonía de tiros.-A veces creo que es el que está más loco de todos nosotros... pero bueno, siempre hemos tenido fama de ser... explosivos_Pero una cosa estaba segura, la policía no dejaría pasar por alto semejante fiesta en su terreno, tenían veda libre en el suyo pero en la zona central era otra cosa... antes podían pasar desapercibidos si no armaban jaleo... ahora seguro que iban a pillarlos.
avatar
Niall
Encargado Fronteras
Encargado Fronteras


Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t260-ficha-niall-bullet

Volver arriba Ir abajo

Re: [Evento] The Bullets on Top

Mensaje por Gabriel Cid el Lun Jul 01, 2013 11:35 pm

Y allí estaba el, tal y como le había prometido a Etamn que estaría. ¿Por que se había metido en aquel lío? Simple... noticias eran noticias y no muchas veces tienes la oportunidad de grabar lo que quiera que fuese a hacer el líder de los bullets. Era consciente de que no le habría ofrecido gravar cualquier cosa sin importancia, aquello debía ser gordo y por supuesto quería que hubiese repercusión en la prensa, Etamn no era el tipo de tío que hacía favores así que estaba claro que aquello no era para que tuviese algo de trabajo no, es que quería usar los medios para algo.

El que... lo descubrió en cuanto explotó la primera cabeza. Simplemente asqueroso ... pero había visto a otras personas convertirse en niebla rosa por culpa de una explosión y luego sus restos quemados pegados al suelo... aquello no le iba a hacer vomitar.

El caos era brutal, gritos, empujones, carreras para huir y disparos contra los desafortunados elegidos. Gabriel lo captó todo con su cámara de vídeo, incluyendo aquellas imágenes de aquel que le había hecho el encargo... Etamn paseándose por medio de aquel caos como si estuviese perfectamente coreografiado y no hubiese riesgo de que ninguna bala le diese por error. Había que tener confianza en la puntería de sus hombres eso se lo concedía. Observó a través de la pantalla aquella sonrisa de superioridad, aquella sonrisa que parecía gritar ``estamos aquí y podemos hacer lo que nos de la gana´´ y rezó mentalmente por que fuese una pose, por que aquellos hombres cuya sangre ahora mismo le salpicaba con aquella asqueante calidez se lo tuviesen merecido.

Por que algún motivo tendría que tener... sabía que el no mandaba matar civiles sin motivo, a el no se la daba ... Alguien que se preocupa de mandar un médico a revisarte luego no ordena una matanza indiscriminada. Algo tenía que haber detrás y pensaba averiguarlo.
avatar
Gabriel Cid
Reportero
Reportero


Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t511-ficha-personal-de-gabriel

Volver arriba Ir abajo

Re: [Evento] The Bullets on Top

Mensaje por Invitado el Miér Jul 03, 2013 12:25 am

Ja... así que para eso eran las armas.... muy impresionante, muy impresionante. No puedo decir que la vista fuera placentera pero sin duda dio mucho de qué hablar a más de uno.

- Pues parece que lo tenías todo planeado ¿No es así Mr. Velforth? - pensé en voz alta mientras miraba aquella noticia y otras tantas en relación con la misma. Una sonrisa se mostraba en mi rostro sin poder evitar en pensar todo lo que podía planear para aprovechar este evento. Mucho más venta y mucho más dinero estaban por venir y claro, ya lo tenía anticipado desde aquella segunda guerra.

No imaginé que algo tan explosivo fuera a suceder pero sin duda se venían ya tiempos "malos" para la ciudad. Malos para aquellos civiles que no supiesen el cómo enfrentar o aprovechar la situación. Sería todo muy interesante a comparación de lo que fue la mafia antes de la caída de los líderes. Parece que los nuevos tienen otro tipo de planes y otra forma de actuar. Pues por mí que mejor, todo el asunto de que dejaría la empresa se olvidaría con este atentado y los medios ahora se concentraría en otra cosa. Ciertamente un gran alivio y ventaja que venía con el paquete. Qué importa lo que hayan querido ganar con todo eso si al final son beneficios para mi y mi empresa.

¿Que qué pena por los ciudadanos asesinados? ... Oh bueno... para eso están después de todo. Siempre es un placer ver las diferentes formas en que un líder usa a estos "recursos" para conseguir un beneficio.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: [Evento] The Bullets on Top

Mensaje por Haruki-kun el Vie Jul 05, 2013 8:21 am

Los bullets se estaban moviendo, lo supo poco después de que regreso a Alemania. Era una cosa de sentido común siempre que hay un nuevo líder había cambios, y la oleada de matanzas de deudores entre los Bullets era una prueba de ello. Era lo que se podría llamar un borrón y cuenta nueva, empezar desde cero y hacer las cosas bien, en cualquier caso ambiciosamente pretendía saber esos cambios. Tenía el presentimiento de que esta “limpieza” era el inicio de algo.

Incluso pensó aprovecharse del anonimato que presentaba ser “nuevo” en ls ciudad, ser nuevo en su posición e internarse al territorio Bullet para investigar cómo era debido. Pero su hermano lo evito, lo reprendió ante la sola idea y le dejo en claro que sería absurdo arriesgarse de esa forma, además le hizo entender lo mucho que los Bullets odiaban a sus enemigos. Era algo más allá de la rivalidad o el justificado ajuste de cuentas, los Bullets de verdad odian a los Blades, y después de la muerte del jefe de los primeros cualquiera de la familia que cometiera la estupidez en entrar al territorio estaba muerto. Nikkei tenía razón, los generales nunca van al frente, los peones sí.

Dejo el asunto pasar, se lo encargo a algunos cuantos espías de la familia y a uno en especial llamado Ramez, su misión investigar qué era eso que planeaban los Bullets. Pero quizás….solo quizás debió haber puesto un poco mas de esfuerzo….

Comprendió su error a las 12:10 de ayer. Estaba en la tienda Fuyuki, leyendo manga en línea desde la tablet mientras esperaba que algún cliente aparecerán por la puerta. Nikkei le solicitado de la mejor manera posible que cuidara su negocio en lo que iba con un amigo a un juego de Futbol americano en el estadio universitario de Werner Heisenberg. Incluso le había invitado a ir, pero había preferido no hacerlo, eso de los deportes no era lo suyo. Fue entonces que recibió una llamada a su móvil, al contestarlo recibido la alterada de su hermano informando sobre la Etamn y una masacre en el fondo, era difícil comprender o distinguir las palabras en medio de los gritos de la multitud y las explosiones. Unos segundos después la llamada se corto. Tardo unos momentos en ser capaz de descifrar lo que acababa de ocurrir, pero cuando logro hacerlo, ordeno a los espías bajo su jurisdicción y cercanos a la zona que fueran al estadio le informara de cualquier movimiento. Cada vez que terminaba de llamar a alguien, intentaba comunicarse con su hermano, pero nada.

Si no fuera porque no era un hombre de carácter débil y conocía a su hermano, no son de los que mueren fácilmente, hubiera corrido al estadio a buscarlo sin importarle lo peligroso. Pero en lugar de ello se dirigió a la Mad House, creía más adecuado dar órdenes desde ahí que desde el negocio de su hermano.


Al llegar lo primero que hizo fue marcar a Ramez, quizás había descubierto algo-. ¡Si no traes un reporte pronto a mi oficina despídete de tu cabeza! – grito molesto en cuanto contesto el teléfono-. ¿Qué demonios paso en el estadio universitario? Me darás la información y mas te vale que sea util o relacionado con esto- colgó con violencia el aparato.

Ramez llego, pero no dijo nada que resultara relevante. Al menos nada que sirviera para ubicar el paradero de su hermano. ¡Demonios porque no pudimos predecir lo que harían! Le frustraba la situación, la familia rival había hecho su movimiento en sus narices, su hermano estaba desaparecido y para empeorar las cosas no tenía suficiente información para darle algo a su jefe. No podía creer que los Bullets simplemente entraran a matar civiles en un evento publico porque si. no quería llamar a su jafe y decirle simplona mente que algo malo paso en el estadio, entonces uno de los espías de la familia le llamo y le dijo que pusiera la televisión.

- Onii-san….- suspiro mientras veía las imágenes por el aparato, más que ver las repercusiones del acto terrorista o sentir lástima por las víctimas, sintió una terrible ansiedad y sus ganas de ir a buscar a su hermano se volvieron más fuertes. Entonces Zennu le llamo y le ordeno ir a su despacho a primera hora de la mañana.

Contuvo durante todo el día las ganas de ir a buscar a su hermano diciéndose a sí mismo que él estaba bien, aunque si solicito a algunos espías que si podían darle informes del paradero de su hermano. Pero nadie dijo nada sobre él. No fue hasta las 3: 25 am que apareció su hermano, justo cuando estaba en casa ordenando la información recabada por los espías y con los nervios deshechos por la angustia.
avatar
Haruki-kun
Jefe Sección Este
Jefe Sección Este

Cargo : Jefe se sección Este

Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t873-haruki-miyatsumina http://forbiddencity.freeforo.com/t1265-cronologia-haruki

Volver arriba Ir abajo

Re: [Evento] The Bullets on Top

Mensaje por Nikkei el Vie Jul 05, 2013 9:46 am

Lucas escribió:“¡Oye chino! Tengo boletos para la final de futbol americano”
-Ya veo, ¿pero desde cuando te gusta el Futbol americano Lucas?

Lucas escribió:“jeje, desde siempre. Lo que pasa es que no tenia libre ni un solo día en que hubiera un partido, pero logre cambiar mi guardia y ahora podre ir al juego. ¿Vas conmigo o no? ¿Si quieres invitamos a tu hermano también”
-Si, claro. En cuanto llegue le pregunto-

Lucas escribió:“así se habla”

La noche anterior, cuando Lucas le había invitado a ir a un inofensivo partido colegial, Nikkei pensó que pasaría una agradable mañana con uno de sus amigos y podría escapar de la rutina, de su hermano y de ser un mafioso por un día. No podría estar más equivocado que nunca...

Ahora se alegraba que Haruki no aceptara su invitación al juego y en su lugar decidiera cuidar la tienda. Hubiese sido muy peligroso  para ambos de haber ido, quizás ahora ambos estarían muertos o mal heridos.  No lo sabía y no perdía el tiempo en imaginarlo. Aquella mañana salió temprano del territorio Blade, a eso de las 7am y condujo hacia la casa de Lucas en donde dejo su auto para irse juntos al estadio en autobús. No era nada personal, pero odiaba el embotellamiento característicos de eventos como ese, además quizás después pudieran caminar un rato, pasear por ahí y quizás ir a un bar más tarde.

Se formaron, bebieron un poco de cerveza se tomaron fotos con algunos aficionados y disfrutaron de un poco de comida callejera en lo que entraban. El día iba de maravilla, pero entonces fue que los vio. No tardo en percatarse que había una presencia alta de Bullets. Estaba nervioso,  ¿Qué tal si alguien lo veía y lo atacaba? Seguramente Lucas podría salir lastimado, por ello acepto que le pintaran el rostro con el logo del equipo y uso un ridículo adorno característico de esa clase de juegos para ocultar el tatuaje en el cuello.  Gracias a Dios Lucas era un hombre sencillo, que acepto seguirle la corriente y también se puso esas ridículos adornos. Como estaba rodeado por ele enemigo limito la cantidad de cerveza que debía y buscaba tranquilizarse pensando “yo no le debo nada los Bullets” “quizás vinieron a ver el juego como yo”.

Pero que iluso y optimismo era, si hubiese usado la cabeza y se hubiera dejado guiar por su característica paranoia quizás hubiera podido hacer. Aunque viéndolo desde afuera, ¿Qué podia hacer? ¿Avisar a los blades? No aquello hubiera sido idiota, eso solo hubiera ocasionado un derramamiento de sangre.  Quizás fue lo mejor que no hubiera seguido sus instintos, que fuera con Lucas. Ese extraño medico tenia la milagrosa habilidad de erradicar su paranoia y darle pensamientos positivos.  

Entro al estadio, se acomodo en sus asientos y la primera mitad del juego se unió a la porra universitaria, los locales eran mucho mejor de lo que esperaba y entre aquella multitud era fácil perderse.  Entonces lo vio, giro a comprar un poco más de cerveza para Lucas y lo entonces sus ojos recayeron en Etamn. El nuevo jefe de los Bullets y entonces cambio de teoría. La presencia de los Bullets vistos se debía a que cuidaban a Etamn, eso tenía lógica a cierto nivel y explicaba porque había tantos. Saco apresurado su móvil, tenía que informar de esto a alguien, era algo grande…era algo…que si se sabía traería problemas. ¿Qué harían si supieran que ese hombre estaba en el juego? ¿Mandarían hombre al estadio? Era una posibilidad que no podía negar, miro de reojo a Lucas.  No quería involucrarlo en ese tipo de cosas, no con lo poco que sabía de su pasado. El pobre aun no superaba bien lo del hospital durante la guerra, era mejor no meterlo en nada terrible. Etamn parecía disfrutar el juego, no pensaba que fuera a matar gente… ¿O si?

No fue durante la segunda mitad del partido que pensó en reportar la presencia de Etamn, si cualquiera de sus jefes se enteraba que había ido al partido y no lo había reportado se metería en problemas.  De por si ya tenía severos problemas de confianza, esto podría ser la gota que derramaría el vaso y entonces ni Haruki podría salvarlo. Pero no puedo hacerlo, apenas sacaba el móvil para marcarle a su hermano cuando un pequeño Bullet se sentó detrás de él. Quizás se percataron como el japonés volvía contantemente su vista hacia el jefe de los Bullets o simplemente, era jodidamente desafortunado. Entonces vio algo que llamo su atención, varias personas graban el evento, incluso alguno de ellos grababan sin razón aparente hacia donde estaba Etamn. Por ello se le ocurrió la idea de sacar su ipad y grabar el evento, no era esa clase de persona que pedían el tiempo grabando todo pero en esta ocasión lo seria. Grabo todo, la porra, los hombres detrás suyos, las personas del alrededor e incluso  a algunos que creia miembrosde los bullets, dándole todo lo que podia al Zoom al mismo Etamn. No creí poder captar muchos detalles con la cantidad de mega pinceles que tenía en el ipad, pero eso era mejor que nada.

Incluso se atrevió a grabar la salida, fingiendo grabar la reacción de las personas después del partido. Muchas estaban eufóricos mientras los perdedores se mostraban molesto, lo evidente. Apago el ipad y lo guardo con cuidado en su mochila. Ahora ese aparato era su mayor tesoro, mientras salían conversó animadamente con Lucas, tal parecía que no pasaría nada del otro mundo y su apreciación era correcta. El jefe de la mafia opuesta solo quería ver el partido.

Pero a unos metros de haber salido del partido, vi una extraña aglomeración, un estruendo hizo callar a las masas seguido de una explosión y el grito de una mujer. La primera reacción de ambos fue tirarse al suelo, si estaban ahí era más fácil escapar a la balas. Los dos lo sabían, pero la lógica del resto de los presentes era distinta, era correr y esto hizo casi que ambos fueran aplastados. Se separaron, la estampida de personas histéricas los separo y fue entonces que Nikkei aprovecho para telefonear a su hermano.

-¡Haruki! Se jodidos se volvieron locos, están disparándole a la gente en el estadio…oh…- no pudo decir nada más porque la multitud lo hizo empujo hacia una barda metálica, y el teléfono cayó. Acababan de matar a un hombre a un metro de sí, intento localiza a Lucas, correr para estar con él pero las multitud se lo impidió por lo que busco desesperadamente la forma de salir del tumulto o de lo contrario moriría aplastado. Demonios, ser tan bajito era un problema. Se opuso a la multitud, salto una barda sin problema aunque lo que intentaron imitarle cayeron mal y uno que otro se luxo el tobillo. Miro alrededor buscando el origen de los disparos, no podía ver las balas hasta que llegaban a su objetivo y explotaban pero podía darse una idea desde donde provenían.

En el breve lapso entre que la mayor parte de los aficionados despavoridos había huido, los bullets que había reconocido  ya no estaban presentes  y antes de que la policía llegara, se acerco a uno de las víctimas para robarle la cartera, así como todo objeto de valor o identificación que pudiera llevarse.  Demonios en ese momento debería estar buscando a Lucas, pero era más importante revisar cuerpos. Con el teléfono celular del muerto le tomo una foto a él y a otras tantas víctimas. Le hubiera gustado revisar mas victimas antes de huir, pero la policia se acercaba y no podia tomarse el riesgo de ser atrapado y escapo hacia el territorio Blade. En el camino, tuvo lo que le llamo “un cambio de idea”, hizo un rápido cambio de imagen en un salón de tercera, ropa y una mochila nueva en una tienda de ropa usada y unos pircings imantados en otra tienda de baratijas de por ahí.

Se vistió con ropa extraña, más adecuada de un vagabundo joven que un hombre de su edad y un vendaje alrededor del cuello para ocultar su tatuaje, lavo con mucho cuidado para quitar toda marca de pintura. Lucia con exótico corte de cabello con luces rosas, pircing de presion alrededor de sus orejas y sus característicos lentes fueron cubiertos por unos inútiles lentes de rendijas. Guardo su mochila dentro de un bolsa largo que compro y escondió dentro sus cosas.  Regreso a investigar investigar. Estuvo por a la universidad fisgoneando, pero sin intentar regresar al estadio a ver si podría hallar algo. Visito el hospital, alegando que buscaba a su familia y por último, lo cual fue lo más arriesgado se acerco  a la estación de policía para ver que podría descubrir. 

Su tarea le llevo todo el día, no regreso a su hogar hasta pasadas las 3 de la madrugada. Al llegar a casa, lo primero que hizo fue abrazar a su hermano con fuerza para después sentarse frente al escritorio.  


-Gracias a Dios estas vivo...-


-Si bueno...no soy facil de matar. Ahora callate y estuchame...


Encendió una grabadora que tenían sobre en el pequeño despacho y relatar lo sucedió. En el transcurso deposito lo recolectado durante el sucedo: una cartera con identificaciones y tarjetas dentro, una cadera de oro, unos anillos, dinero, boletos de lotería, un telefono celular.



Última edición por Nikkei el Jue Sep 26, 2013 10:21 pm, editado 1 vez
avatar
Nikkei
Mafioso
Mafioso


Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t280-nikkei-fuyuki http://forbiddencity.freeforo.com/t448-cronologia-nikkei#4870

Volver arriba Ir abajo

Re: [Evento] The Bullets on Top

Mensaje por Invitado el Dom Jul 14, 2013 10:53 pm

No había trabajado ese día por lo que cuando se enteró no estaba siquiera vestido formalmente con su uniforme policiaco. Dejó caer la taza de té que estaba tomando al comenzar a escuchar la noticia por el televisor. Las imágenes que comenzaban a pasar le dejó en shock, lágrimas comenzaron a brotar de los ojos de Kai hasta que en su rostro comenzó a formar un gesto lleno de total ira... y de pronto, uno lleno de preocupación.

"Dorian! Dorian! Tengo que saber si está bien. Tengo que saber si no esta herido ... si no esta...... ...... No! por supuesto que estaría bien, él tiene que estar bien!"

De inmediato, su mente se llenó de varios pensamientos antes de que pudiese comunicarse con aquel joven universitario. Malditos sean los de aquella mafia, malditos sean los que provocan el sufrimiento de los demás. No estaba seguro el por qué ni el qué querían lograr con todo eso. Lo único que estaba seguro es que los detendría... tenía que detenerlos! Debería volverse más fuerte, ser más activo, hacer lo que se tiene que hacer para evitar que volviese a suceder.... pero .... ¿En verdad podría hacerlo? ¿En verdad alguien se preocupaba por salvar las vidas de los ciudadanos? ¿A alguien... le importaba siquiera?.... No podía siquiera sentirse orgulloso de lo que ha estado haciendo... si, salvó algunas vidas, ayudó a quien pudo y se tomó tan en serio su trabajo que había descuidado su propia salud... pero ¿Todo para qué? Las vidas que pudo haber salvado alguna vez era posible que al día siguiente hubiesen terminado. Por enviar a la cárcel a uno u otro no hacía la diferencia ante los grandes matones. Era como si... todo su esfuerzo no había servido de nada.

Lágrimas de enojo e impotencia brotaron de nuevo, pero el fuego no podría apagarse con sólo eso.

Alguien tenía que haber!... personas que buscan la justicia siguen escondidas pero estaba seguro que existían... Kai no podría rendirse. Algo tendría que hacer, algo más grande de lo que había hecho... fuese lo que fuese!.... ellos pagarían por sus crímenes...
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: [Evento] The Bullets on Top

Mensaje por Wadí el Miér Jul 17, 2013 3:43 am

Aquella mañana aplico el semestral de química. El grupo era malo, desobligado y nunca cumplia con nada de lo que pedia. Solo un pequeño puñado de estudiantes lo hacian. Por ello, despues de un desagradable incidente, dejo de impartirles clase y les comento que en el semestral vendrian todos los temas que no habian visto y además este equivaldria la calificación total.

Los asusto bien, porque al llegar vio a muchos estudiando aunque a varios los descubrio despreocupado, tenian el sigueinte semesntre para cumplir la clase o pagarian el extraordinario.

El examen comenzo a las 8 de la mañana y termino a las 11am. A menos estaba agendado de esa manera, pero el primer estudiante termino cerca del medio dia. Apenas habian entregado el examen algunos cuando se escucharon expliciones y el sonido de balazos. Al principio se tiraron al suelo, pero pasado el susto descubrieron que el sonido era algo lejano.

-¡Alejence de las ventanas!- anunció severo-. No salgan del salon hasta que regrese...y tomen sus telefonos- dijo serio, señalando la pila de celulares que habia en su escritorio. Saliendo al pasillo para llamar por telefono a la estación de policia y se quedo parado cerca de la puerta con su arma en mano. Esperaba que no fuera alguna de esos tiroteos provocados por un estudiante con frustracciones y mucho resentimiento por sus compañeros. Era un pensamiento algo ingeuo, pero si tenia la pistola en mano y estaba en al puerta era por un gesto de protección a sus estudiantes.


Cuando el ruido de las armas de fuego ceso, espero unos minutos antes de regresar al salon y anunciar que el examen habia terminado, les pidio de favor que hablaran a sus padres para informar que estaban bien y que salieran con cuidado por la salida sur de la facultad. La cual se encontraba del lado contrairo al estadio.


Salio junto con sus alumnos y se diriguio a la central de policia. Cómo era químico foresen y no perito, no era su trabajo arriesgar el pellejo en busca de muestras sino recibirlas en el laboratorio y analizarlas como era debido. No habia salido de la facultad cuando ya habia recibido llamadas de su compañeros, algunos habian escuchado rumores de disparos en la universidad. El al igual que muchos que ellos no tenia ni la menor idea de que demonios habia pasado y no lo tendria hasta que llegara a la comandacia.

Un atentado terrositas por parte de los Bullets....





avatar
Wadí
Químico Forense
Químico Forense


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Evento] The Bullets on Top

Mensaje por Invitado el Miér Jul 17, 2013 11:35 pm

Había sido informado tan solo unos días antes del partido, por lo que su único trabajo ese día al igual que el de varios miembros de los Bullets, fue permanecer como escolta del jefe , no tenía que sacar su arma y apuntar a alguien a menos que se atreviera a interponerse en el camino del nuevo lider. Eso era prácticamente todo, así que no se inquieto cuando el primer disparo resonó o en el momento en que pudo apreciar que los sesos de un pobre diablo salpicaban a los que tuvieron la desgracia de hayarse cerca de este, estaba acostumbrado a la sangre y las armas de fuego.
Si Maquiavelo hubiera visto aquella escena en el estadio, simplemente hubiera aplaudido a aquel hombre que se levantaba con gracia masculina por haber infundido el miedo al liquidar a sus enemigos frente a los ojos del pueblo. Quizá no todos los hombres eran precisamente malas personas que merecían una muerte tan violenta, pero había que dar un castigo ejemplar para que los demás entendieran que con los Bullets no se jugaba.

Solo dio media vuelta para seguir a Velforth y empezar a abrirle camino, usando su propio cuerpo como muro entre la gente que corría despavorida del tiroteo y el castaño por seguridad hasta llegar al estacionamiento donde un vehículo estaría esperando al lider para sacarle de allí.





avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: [Evento] The Bullets on Top

Mensaje por Invitado el Sáb Jul 20, 2013 3:11 am

En la mañana, cuando llegó a lo que creyó sería un día ordinario de clases en la Universidad, se dirigió a su edificio desviándose lo más que pudo de las masas de personas que hacían preparativos en el estadio de fútbol americano para el partido que habría más tarde. Adornos con los colores de ambos colegios adornaban las rejas de entrada, pero el color del local dominaba el panorama. Como sea, Alleister evitaba en lo posible lugares concurridos, así que optó por tomar el camino entre los árboles de las zonas verdes de la escuela. Allí, sin embargo, notó unas pocas personas que de no ser porque no se consideraba una persona paranoica, habría considerado.... bueno, sospechosas. Parecían mirar de un lado a otro, o entre ellos, o demasiado emocionados. Allleister supuso que se debía a la fiebre del partido, así que no les hizo mucho caso. Se fue a sus clases y pasó la mitad de su día sin más novedades.

Sin embargo, a medio día, cuando tuvo un pequeño receso, le dio curiosidad ir a echar un vistazo en el estadio. No le atraía mucho ese deporte en realidad, pero no tenía hambre como para ir a la cafetería, ni tampoco tareas pendientes. Además, había escuchado que los estudiantes de allí tenían la entrada gratuita... Una vez allí, se quedó hasta el final del partido (ya que no faltaba mucho), no sentándose en las tribunas, sino de pie, recargado en uno de los barandales de los pasillos que daban a las mismas.

Al finalizar se hizo a un lado para dejar pasar primero a la gente, antes de irse él. Pero cuando estaba ya a punto de irse, un fuerte disparo resonó con su eco dentro de los pasillos. Inmediatamente se escuchó el grito de una mujer y poco después de le unieron los demás asistentes. Allesiter corrió a asomarse desde aun los pasillos superiores del estadio, y al poco rato otro disparo resonó. Y otro y otro y otro más. Él se agachó, tratando que los tubos del barandal quedasen a la altura de su cabeza, que era donde disparaban sin excepción a todas las víctimas. Según su juicio, era mejor quedarse allí que bajar, allá con el mar de gente que tropezaban contra sí mismos, lastimándose por su propia culpa si no eran blanco de uno de los atacantes. Además, los disparos eran demasiado exactos; eran tan precisos que no parecían estar disparando a civiles al azar, sino a blancos ya estudiados.

Pero hablando de los atacantes, ¿quiénes eran? porque definitivamente no era el trabajo de una sola persona. La cabeza de un hombre justo debajo de él estalló, justo en el momento en que lo estaba mirando. El shock le hizo no poder despegar la vista de lo que quedaba en el cuello del hombre durante varios segundos; podía sentir su pulso cada vez más veloz y sus manos sujetas a los tubos se resbalaban por el sudor. Pero entonces volteó en la dirección desde donde creyó haber visto la bala impactar, y a penas alcanzó a ver la silueta de un hombre, encaramado en una gruesa rama de un árbol, apuntando al parecer a alguien más. ¡Quería hacer algo! Miró a sus lados en busca de algo que pudiera lanzar, si bien no al francotirador, al menos de forma que pudiese distraerlo, que lo hiciese fallar. Pero no tenía nada, no tenía manera de ayudar a esas personas ¡porque ni siquiera sabía a quienes dispararían!

Tenían que ser esos famosos Bullets, sólo ellos tendrían tales armas, y tal nivel de organización en un ataque terrorista de aquella magnitud. Había escuchado rumores en la taberna donde trabajaba de que habían cambiado de líder, y por lo que entendía, muchos decían que estaban en una etapa de desorden, y quizá vulnerabilidad por lo mismo. Bueno, para Alleister esto, que sin duda estaba ligado a los salvajes asesinatos que no hacía mucho habían ocurrido, era la manera de ese nuevo líder de demostrar que no se habían vuelto vulnerables para nada, que tenía el control de la organización perfectamente y nadie debía tomarlos a la ligera ni por un momento... al menos, era una teoría. Pero no podía creer la terrible frialdad de la sangre de los miembros de esas bandas, no sólo por la manera en que mataban a las víctimas, sino por la completa indiferencia respecto al miedo que causaban en las masas ¡en las familias que sólo habían ido a ver un familiar jugar un simple partido colegial! ¿A quién le importaba si no lastimaban gente "inocente"? Eso no los justificaba en lo más mínimo.

Entonces notó a un hombre... caminando tranquilo entre los muertos y los heridos que yacían en el suelo. No se veía asustado en lo más mínimo, y hasta parecía estar... ¿sonriendo? ...sin duda era uno de ellos. Debía ser... alguien de un alto rango, porque incluso parecía estar... ¿presumiendo? ¿celebrando...?

En un rápido momento, retrocedió aun agachado rumbo a una salida de emergencia, y bajó rápido para salir hacia su aula para recoger sus cosas y salir por el lado contrario al estadio. En vez de dirigirse hacia su casa, fue con su tía, de quien ya había visto tenía llamadas perdidas, para calmarla y... ver si ahora sí podía convencerla de mudarse a otra ciudad... ese ya no era lugar para una persona como ella.


Última edición por Alleister Sandel el Sáb Jul 20, 2013 3:29 am, editado 1 vez (Razón : u)
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: [Evento] The Bullets on Top

Mensaje por Milles el Dom Jul 28, 2013 3:54 am

Cuando escucho la noticia, estaba en su casa preparando la comida de la semana. Mientras la carne para hamburguesa se asaba en la parrilla y limpiaba algunas verduras, la conductora de las noticias suplico a los padres de comida alejar a sus hijos del televisor.
Interesado desvió sus ojos azules de su labor hacia el aparato, sangrientas imágenes  se apoderaron de la pantalla. Pareció las escenas de una película de acción o de guerra, pero no era más que la grabación de un muchacho durante el atentado terrorista cometido hacia unas horas en el estadio de la ciudad. Luego escucho a detalle todo lo que narraba la presentadora, así como entrevista de algunos estudiantes y otras personas presentes a la hora del atentado. Y la presentación de otros videos de aficionados que captaron la masacre. En todos ellos, aparecía el mismo hombre caminando tranquilamente y con una sonrisa entre aquella lluvia de balas y sangre.
 
-El nuevo jefe de los Bullets…- susurro azorado al finalmente reconocerlo. Milles era parte del bajo mundo, sabia de esas cosas aunque fingiera ser un sacerdote. Se levanto para apagar el televisor y volvió a sentarse, quedando en el más profundo de los silencios de no ser por la carne que chirriaba en la parrilla o el lejano sonido de las ambulancias. Al contrario del exterior, dentro de su mente se aglomeraban recuerdos en forma de imágenes, conversaciones y caras.
 
Recordaba haber escuchado rumores, varias personas habían sido asesinadas de forma brutal y siempre con siete balas. Algunos de sus contactos y confesores lo habían mencionado, estaban aterrados de morir por las sietes balas. Porque se decía por ahí que antes de recibir la primera ya habrías suplicado siete veces que te mataran de una vez. Miro la mesa y se mordió los labios, entonces era verdad el rumor, después de la muerte del antiguo jefe de los Bullets ahora eran una mafia más brutal.
 
-Quien lo diría…- miro de nuevo hacia el aparato y poso la mano sobre su medalla-. La mafia no perdona… - rio para sus adentros y se paso una mano por el cabello, antes de levantarse para apagar la parrila y seguir en la preparación de sus hamburguesas- Qué bueno que yo no le debo nada a los Bullets
avatar
Milles
Sacerdote de la Iglesia.
Sacerdote de la Iglesia.


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Evento] The Bullets on Top

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.