Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Confieso...
Dom Ago 14, 2016 10:18 am por Zarek

» IMPORTANTE!!! Anuncio de Administración
Vie Oct 16, 2015 3:36 pm por Alcalde Diedrich

» Cuenta y besa a quien te toque.
Lun Abr 27, 2015 9:01 pm por Jan Bozkurt

» Publicación de temas fueras del foro
Dom Abr 26, 2015 6:35 am por Bzou

» Mensaje a la administración (Importante)
Jue Abr 02, 2015 10:23 pm por Alcalde Diedrich

» El amo y el lobo [Celda de aislamiento] [Priv. Herman Engels +18]
Lun Feb 09, 2015 12:43 am por Herman Engels

» ¿Nuevo compañero? [Priv. Killer]
Dom Feb 08, 2015 2:54 am por Killer

» Other World [RPG Anime (Saint Seiya, Inuyasha, Naruto)] afiliación normal
Lun Feb 02, 2015 8:50 pm por Invitado

» Karma [priv. Geist]
Dom Feb 01, 2015 11:46 pm por Gô Koyama

» Mihail ``Perro viejo´´-I.D-
Miér Ene 28, 2015 2:56 pm por Mihail Mihaeroff

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 55 el Vie Jun 15, 2012 12:46 pm.
►Pasa el mouse por las imágenes y contáctanos

ALCALDE DIEDRICH
Contact
Herman Engels
Contact
Zennu
Contact
Broker
Contact


HERMANOS

ÉLITES

↑Click↑

Gages del oficio(privado Julius)

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Gages del oficio(privado Julius)

Mensaje por Invitado el Lun Jul 04, 2011 5:47 am

Spoiler:

Toda la noche y sin cesar, toda la noche en plena oscuridad aquella mierda de gotera asquerosa y paupérrima martilló mis oidos. De donde provenia? Tuberias baratas? De ser así se estaban ganando un trago de soda cáustica, maldito postmodernismo y sus construcciones baratas para ganar más dinero con repuestos que con productos.

5 am y la gotera parece una tortura china, el reloj suena y el pasaje hacia la rutina esta esperandome junto a mi calzado. Me levanto y me acuesto, paseo, no puedo encontrar la gotera porque no hay humedad.
Me levanto me acuesto, me siento, me dejo caer, me levanto me acuesto.

No hay tal gotera, es un resquicio de mi mente porque? Porque hay algo que me he olvidado y eso no me deja dormir.
Dios, apiadate de mi y de mi pobre mente que me tortura para que sucumba ante los deseos de mi demonio, no me dejes caer en la tentacion, libramé del mal que hay en mi, amén.

La gotera se hace mas fuerte cuando me acerco a mi papelerío en el escritorio y se detiene cuando pincho mi pie descalzo con vidrio roto. Se cayó una copa ayer, pero porqué? Ha....no recuerdo casi nada. Ibuprofeno 600 mg, ahora si.
Hacia ya una semana que mi cuerpo solo sabia de trabajo y parafernalias ejecutivas y de doctores. Mi mente latía por algo que quería, y lo queria cuanto antes o no me dejaria dormir. Que es lo que quieres pagliaccio? sangre? sexo? a esta hora?. No puedo debo trabajar.

Me vestí, peiné, embellecí mas de lo que era y me perfumé con una sobria fragancia que no fuera dulce, almenos no mas que yo, ja!.
Salí impecable y "buenos dias señora" como siempre y me dirigí hacia el Hospital con una gran candidez para todos y cada uno de los seres vivientes y no tanto que pululaban en el ambiente, hasta llegar al pasillo que me llevaria a mi consultorio.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Gages del oficio(privado Julius)

Mensaje por Invitado el Lun Jul 04, 2011 6:35 am

Su mente aun envuelta en un bello sueño húmedo, despierta cuando el sonido del reloj taladra de a poco los tímpanos auditivos, 5:00 en punto de la mañana; sus ojos se clavan en el techo blanco de la edificación minimalista en la que habita, la suavidad del edredón que cubre su cuerpo desnudo lastima gustosamente su miembro que despierta con la bien recibida erección matutina.

Rueda fuera de cama tocando su miembro bañado en líquido seminal, el agua caliente hace un primer contacto con la piel de su rostro, baja por sus hombros, recorren las laderas de su espalda hasta que moja toda su anatomía. El vapor del agua ha dejado el espejo empañado, pasa su palma por sobre el, alejando todo empañamiento de la lisa superficie, observa su facciones y sonríe.

En la cama le espera un traje sastre en color gris oscuro, a su lado la camisa en una tonalidad más baja, la corbata con discretas rayas en gris perla, toda la indumentaria de primera mano vestirá a su cuerpo tonificado. Las 6 con 15 minutos y es hora de partir al hospital a una bien merecida jornada laboral.

Aparca en el sitio exclusivamente reservado para su cargo, con maletín en mano camina con pasos firmes y seguros, su cabeza se inclina al saludar a la recepcionista, la cual le regala una de sus fantásticas sonrisas, pulsa el botón del elevador espera hasta que suena el timbre que anuncia que ha llegado, se adentra en el, una vez solo en su interior se acomoda la corbata.

El rolex en su muñeca marcan las 7 en punto de la mañana, como siempre aun iba con tiempo, las puertas se abren y lo primero que sus ojos han visto es el cuerpo del hombre que el fin de semana le hizo gozar uno de los mejores orgasmos que haya tenido jamás.

-Buenos dias Dr. Dunkel Feuer... Answichtzen Dunkel Feuer- pronuncia todo su nombre haciéndole saber que el nombre dado los días pasados no eran mas que mentiras.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Gages del oficio(privado Julius)

Mensaje por Invitado el Lun Jul 04, 2011 6:45 am

Luego de muchas horas sin poder rememorar su piel con calidad, el bello hombre de piel trigueña reaparece frente a mi, esta vez con un elegante traje y una caminata tan segura que bien podria ponerse a marcar todo el hospital como su propiedad.

La claridad inuscitada con la que dijo mi nombre evidenció que queria que me enterara de que sabia exactamente quien era, porque habria revisado mi expediente luego de esa loca noche o porque lo sabia de antemano y gustaba de gozar ese pequeño trozo de poder.

Sonreí ampliamente y mis ojos se posaron en él, haciendole una leve reverencia y con una mano en la derecha, al corazon....o era a la izquierda?Esta bien, rápidamente la corrí a la izquierda.

- Señor! porqué me nombra asi?! hace que me caigan 10 años más.-

Bromeé dandole espacio, su espacio pues Julius creia tener un poder abstracto sobre aquel lugar y sus subordinados...que hacian realmente deliciosa la sensasion de su espalda erguida y su aire superior frente a mi. Cortes pero distante querido Annen, cortés pero distante, no lo asfixies con tu megalomanía.

-Annen Feuer para usted, estimado Jefe. O solo Annen si le prefiere. Ya nadie me llama por mi nombre completo salvo que quieran dispararme después. Como le trata la vida en Steinburg?.-


Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Gages del oficio(privado Julius)

Mensaje por Invitado el Lun Jul 04, 2011 7:01 am

Ambas iris se encuentran fusionándose en un brillo cómplice, su rostro es sereno y no muestra en el algún tipo de expresión que no sea cortesía sin embargo sus labios se han curvado en una pequeña y no notoria sonrisa, como director y encargado de alto mando del hospital debe guardar las apariencias, no se permitirá así mismo dejarse llevar, mantendrá una relación cordial y profesional en el ámbito laboral.

El juego de manos advirtió que bromeaba y la tonalidad de su voz lo evidencio –Es simplemente su nombre, no hay por que escandalizarse- responde y avanza hacia él con la seguridad que le destaca–supongo que sabe a la perfección que he revisado su expediente, pase a mi oficina por favor para detallar algunas clausulas de su contrato-

Su voz suena fría y monótona asi como más formal, ha quedado a segundo plano hablarle en un tono mas confidencial. Sin decir nada más que eso Julius sigue el camino rumbo a su oficina, tal vez ha sido cortante ante el entusiasmo que Annen el dulce psiquiatra le ha presentado pero se dijo de nuevo que en el trabajo, distancia total; fuera de las instalaciones del hospital, toda la cercanía que pudiera permitirse.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Gages del oficio(privado Julius)

Mensaje por Invitado el Lun Jul 04, 2011 4:40 pm



-Como diga Señor Director.-

Asentí cordial y borrando cualquier rastro en mi hermosa cara de haberle visto el trasero alguna vez.
Caminé detrás de él observando las paredes y su gastado y desmejorado contenido, para luego desviar mi atencion a mi maletín, sacando de él unos papeles oficiales en los que tenia mi contrato, mis condiciones y obligaciones. Como buen profesional debia tener siempre a mano una copia de tan importante herramienta laboral, peus siempre se podia prestar todo a la mala interpretaciony eso, como medico, no lo podia permitir.
Pasé a su despacho y me tomé el atrevimiento de sentarme y adoptar una posicion seria y analítica, pero para nada seria y rígida, despeus de todo, un psiquiatra era un profesional sin estereotipos no? No podia evitar analizar hasta el mas infimo detalle de cualquier ser viviente o no viviente frente ami.

-Espero usted encuentre mi papelerío en orden. -


Comenté sacando del bolsillo de mi saco, mis lentes por si debia de leer algo. Lo cierto es que Answitchzen era un nombre muy arcaico, proveniente de los alemanes del volga, por lo que en distintas partes de alemania sonaba distinto, como los dialectos. Nadie me llamaba por mi nombre desde la adolescencia o desde la ultima vez que alguien revisó mi expediente para intentar asesinarme...iba a ser muy peculiar y divertido escuchar al Señor Julius nombrarme al mejor estilo berlinés con sus hermosos labios.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Gages del oficio(privado Julius)

Mensaje por Invitado el Mar Jul 05, 2011 4:53 am

Pasos firmes son los que sostienen su cuerpo, la elegancia a su andar; el saco gris es suplantado por la inmaculada bata de un impecable color blanco, toma asiento detrás de su gran “trono”, sus ojos casi turbios le observan por una brevedad de tiempo que no supo distinguir, ha quedado momentáneamente fascinado al verle con esa montadura de armazón transparente que adorna su puente nasal.

Elegante es su porte, maduro es su rostro, atractiva su aura que le hace pensar de nuevo en la dichosa polilla y la luz. A pesar d lo que ha querido disimular, su lengua humedece a sus labios es como estar saboreando el buquet mismo de un añejo y buen vino, Sus manos trigueñas toman el portafolio negro y sacan de su guarida el típico folder en color manila.

- Answichtzen Dunkel Feuer, nacido el 23 de Julio de 1966 por lo que le lleva a una edad de 44 años, estudio en el convento judío, acudió a la escuela militar, una vez terminada estudio medicina terminando como Psiquiatra con un Master en Medicina Forense-

Sus labios se mueven mecánicamente, ahora sus ojos han cambiado de panorama, de un rostro varonilmente atractivo a una simple hoja de papel con letras en arial black numero 12 con negritas en frases importantes.

-¿Estoy en lo correcto Dr. Answichtzen Dunkel Feuer?- Es cuanto Julius dejara que sepa de su muy interesante vida –ahora una vez corroborado los datos, vamos a lo que realmente nos interesa- se reclina sobre el respaldo de un sillón de cuero movible, entre sus manos ha tomado una fina pluma de punta fuente –Está usted aquí para ofrecer a el hospital sus servicios como psiquíatra además de sus conocimientos forenses, debe saber usted que a nuestro nosocomio llega toda clase de gente sobre todo hombres pertenecientes a la mafia y no hace falta decirle que aquí vemos, oímos y callamos-

Se ha cruzado las mínimas reglas, ha ido directamente al grano, sabe que Feuer lo entenderá.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Gages del oficio(privado Julius)

Mensaje por Invitado el Mar Jul 05, 2011 5:20 am

Una melodia comienza a sonar de fondo mientras Julius mueve sus labios, mientras sus manos disponen de las hojas impresas y el impecable blanco puro por todos lados, en la bata, en las hojas, en la apred en la mesa, en nuestros cuerpos con o sin batas.

Parpadeo ligeramente para volver mi vista a su temple y para entrelazar mis dedos sobre mi rodilla, mientra sobservaba al Rey Simio acomdoarse en su trono lo más humanamente posible en la ilusoria sensasion de poder y control. Orden y control decia La Salle, fundador del método universal.
En un fugaz momento algo extraño pasó, como si una cuerda última del chello hubiese dado una puntada en falso. Fue a propósito? Fue descuido? No, un hombre tan impecable como él no tiene descuidos. Ha...no me tienes Dios, no puedo conmigo mismo.


Esperé paciente y paciente como solo un viejo diablo podria esperar la Carta de la Tentacion en el Tarot esta representada por el Diablo. La prueba en el camino, el obstáculo, el hombre con cabeza de ternero que sostiene una rojiza y deliciosa manzana. Julius, eres mi manzana trigueña, y yo un viejo con pocos dientes.

-Permítame responderle con dos preguntas, Señor Director del Hospital Formidable...-

Dije sacudiendo mi dedo índice en un afable egsto de simpatía y haciendome hacia adelante, para cruzar mis dedos en el escritorio y seguir snriendole con profundidad.

-Como usted llegó a la conclusion de que fui a un colegio "júdio". Y mi segunda pregunta és. Habiendo leído mi extenso currículum, mi venerable carrera medica y pública. Sabiendo usted el nivel de profesionalismo que yo tengo y considerando la extraña familiaridad cómplice y socarrona que he usado hace un rato, siendo ésta la primera vez que nos "vemos" profesionalmente. Le parece a usted que yo vendría a buscar reputacion y exposicion pública en una ciudad famosa por sus mas oscuras transgiversaciones?...Por su seductora tendencia a tener lagunas de misterio en sus lineales procesos de construccion?-

Afilé la sonrisa.


- Porque por si no lo ha notado, en mi curriculum nada dice acerca de alguna vocacion o aspiracion por las ciencias de la Ley y la Justicia. Nada dice de un error, un fallo, una equivocacion, un paciente muerto. Todo esta perfectamente blanco e impecable, incluso para un psiquiatra. Entonces, si no tendria nada que esconder, si al contrario quisiera enaltecer mis hermosos títulos...sembraría de mi saber en esta "forbbiden" ciudad?..-

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Gages del oficio(privado Julius)

Mensaje por Invitado el Miér Jul 06, 2011 5:19 am

De sus labios brota una sonrisa petulante –Veo que no es usted alguien que se deje amedrentar de una manera tan vulgar como lo he hecho, le ruego me disculpe y reconozco que pequé de soberbio fingiendo ser omnipotente ante su presencia, pero debe saber que ese es el papel que “juego” en este puesto, el que desempeño día a día- sus ojos fundidos de diversidad gamas de colores se cuelan para encontrarse con la mirada azul cobalto que puede que le miren interrogantes. Aun sigue con pose autoritaria con el cuerpo bien arraigado y confinado al respaldo de su acojinable sillón giratorio.

Después de sus palabras se forma un silencio que no parece demasiado molesto al contrario Julius lo usa para recapacitar, pensar y por que no? Filtrear con Annen ese pedazo de hombre maduro que le moja los pantalones aun estando en el trabajo.

-si me permite aclarar algo, no acepto comentarios fueras de lugar… no mezclo mi vida personal y privada con la laboral así que por lo tanto usted y yo es la primera vez que nos vemos… en todo ámbito, señor Feuer- aclara lo ultimo, deja la pluma sobre el sobre manila –¿gusta café, Té, whisky, brandy, vino, leche caliente? – Habla mencionando la última palabra en un tono burlón –Ahora me temo que aclararemos lo que realmente le interesa, salario y horas laborales así como sus obligaciones en este nosocomio-

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Gages del oficio(privado Julius)

Mensaje por Invitado el Miér Jul 06, 2011 6:02 am

- Ha...Director Julius tendrá usted que disculparme a mi por no haberme expresado bien. Mi excesiva verborragia ha hecho que usted me malinterpretara y eso es un insulto a nuestra comunicacion. Yo jamás lo habia visto y solo queria expresarle que utilicé esta compinche actitud para que obviaramos el tema de los escollos de la mafia....
Valga la redundancia me disculpo y retomo la conversacion desde el punto que usted desea. Por si tampoco he sido claro con el apartado de mis derechos y obligaciones en el inciso correspondiente al salario, éste es un hospital del Estado que cuenta con subsidios y donaciones varias, lo que lo hacen parecer un hospital privado. Sin embargo, mi remuneracion es responsabilidad de la parte administrativa y este monto ha sido aprobado por el Ministerio de Salud, asi que temo que no se podrá modificar. Atendiendo a las clausulas, los expedientes de los pacientes recaen en la ley de la confidencialidad médico paciente y sólo si se trata de una causa criminal en la que mi paciente está imputado, se me puede pedir los archivos.
Mi pedido especial recae en que no quiero diatrivas ni cuesitonamientos con respecto a mis métodos, ya que todos han sido perfectamente avalados y certificados. Tampoco permito el cuestionamiento con respecto a las medicaciones que solicito, pues soy psiquiatra y por lo tanto las drogas que preciso solo puedo retirarlas y recetarlas yo u otro profesional de la misma indole ningun otra área esta autorizada y la enfermeria debe de consultar conmigo cualquier irregularidad.-


Bla bla bla bla porque porque porqué Liebe of God tenemos que hablar de esta parte tan artificial e innnecesaria? Dibujo y renuevo las lineas de tu rostro con mis labios, algo viene a mi mente entre cálidas luces y hermosa sudoracion: un dragón. Que tipo de dragón era? Uno nordico?....oriental quizas?...la simbologia no es la misma.
Querido Payaso, te estás poniendo viejo? Es que acaso fuiste tan estupido que no aprovechaste ese hermoso detalle que abrazaba su espalda?.
Atento, sus labios se estan moviendo.
LLevo mi mano a mi menton para observarle muy detenidamente mientras mis reflejos se concentran en la tension sobre su cuello....en sus ojos que van de aqui y allá, que derrochan una seguridad implacable, la intensidad de sus pupilas, ha, un ojo responde mas lento a la luz que otro, trata de seguir más la corriente de la lengua. Disminucion visual? Eso se oculta tras la torre mental que dispone frente a mi?. Ya lo sabremos.

- Un café estaria bien, pero por favor no le ponga demasiado sarcasmo, asi esta bien...-

Sonreí afablemente.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Gages del oficio(privado Julius)

Mensaje por Invitado el Miér Jul 06, 2011 6:52 am

Bien! Se ha acabado toda conversación por su irracionalidad de querer siempre extenderse en su perorata que no dice más que la verdad, demonios, aun así sonríe satisfecho.

-Al parecer usted y yo no vamos en el mismo canal que siguen las neuronas para hacer su sinapsis, eso es mas que evidente y le digo por que? Pues por que hay un dicho que dice mas o menos así: cada cabeza es un mundo y yo digo que con diferentes ideologías por lo cual es imposible que pensemos lo mismo- apretó el botón que le comunica con su secretario -Alessandro, por favor un café para el Dr. Dunkel Feuer...para mi, lo mismo de siempre, gracias-

Todo lo ha ordenado sin haberle perdido de vista, le agrada ese doble juego que los dos han impuesto o mas bien él ha impuesto, ese distanciamiento, esas miradas seductoras, bien sabe que fuera del calor de las sabanas es autoritario, soberbio, arrogante pero debajo de ellas, es mas dócil que un ciervo.

-supongo que tiene usted toda la razón, no voy a replicar contra todo lo que el juramento hipocrático implica, nunca ha sido mi intención entrometerme en sus métodos que puedan quizás ser poco ortodoxos- le desliza el expediente hacia él –solamente quería asegurarme que supiera las reglas y las responsabilidades que tendrá como integrante de el equipo médico de “ éste hospital del estado que cuenta con subsidios y donaciones varias, lo que lo hacen un hospital privado”- remarca las mismas palabras antes dichas por su ahora subordinado y tal vez nuevo amante en turno –Estando claro todo lo referente a su larga estadía en este nosocomio ¿por que no disfrutamos el inicio de la jornada laboral con ese café libre de todo sarcasmo?-

Le muestra una sonrisa ahora si en verdad sincera, ha captado perfectamente que con él es mejor irse directamente y nada de por las ramas.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Gages del oficio(privado Julius)

Mensaje por Invitado el Miér Jul 06, 2011 6:00 pm

Sonreí en respuesta a su tierna sonrisa, valga la redundancia de sonrisas, y giré un poco la cabeza para ver toda su oficina, cada centímetro de ella, sus papeles, sus paredes, sus materiales, su aroma, su color, su historia.
Mi rostro se desvió a Julius cuando finalmente me invitó el café sin rodeos y me quedé mriandolo seriamente los primeros 3 segundos en tiempo cronometrado.
Me levanté cordialmente y sacudi mi abrigo, guardando las cosas en mi maletín, para acomodar mi cabello y mirarlo cordialmente.



-Sabrá disculparme Señor Director, pero tengo trabajo que hacer en el nosocomio y un café sins arcasmo seria una charla comprometedoras en la que no me quiero involucrar. Espero pase a ultima hora para recoger los informes.-


Dije haciendole una leve reverencia y abandonando su consultorio, ocultando una perversa sonrisa que casi brota de mi rostro como una rosa en pleno invierno. Me dirijí hacia mi consultorio y allí me quedaría hasta la ultima hora, atendiendo desquiciados y personas desequilibradas.
Masajeé mi entrecejo mientras los lentes abandonaban mis ojos por un instante, ha...hogar dulce hogar, aqui enfrascado en mi trabajo, con la camisa arremangada sobre mis potentosos brazos y el cabello semi recogido en una coleta. Un espacio de 4 x 4 ...qué acogedor...

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Gages del oficio(privado Julius)

Mensaje por Invitado el Jue Jul 07, 2011 5:06 am

Debe confesar que su repentino mutismo le puso a la expectativa, su rostro serio no muestra ningún ápice de mal humor o disgusto ante la reciente negativa a su invitación, su mano solamente se extiende dándole el paso; apuntando hacia la puerta.

-Pase usted caballero- termina con una curvatura de labios apenas perceptible, el día recién comienza, será interesante ver sus propias ganas atadas. Ahora si, estando en la complicidad de su propio espacio personal se permite sonreír ampliamente… Quién iba a decir que aquel hombre de mirada misteriosa y modales absurdamente educados le traería una página nueva y en blanco a la historia de su vida.

Lo segundos, minutos y horas han pasado tan lentos y tan rápidos, su antiguo reloj de pared marcan exactamente las 3:18 de la tarde, su voz ha sonado como siempre calmada y monótona por el interfono –Alessandro, hora del almuerzo.. por favor, pasta- simplemente ordena su comida, camina hacia el baño contiguo para lavar su rostro ¿Qué observa en aquellas careta? A un hombre solo, se responde así mismo, afloja su corbata y abre los primeros botones de la fina tela, ladea el cuello, aun hay rastros de sus besos y ardientes caricias, maldición no puede comportarse de una manera tan denigrante en el trabajo.

La mesa que siempre se improvisa para su almuerzo está lista, un solo plato cuyo contenido huele delicioso, una sola copa cuyo color es el oscuro, una botella de vino de la mas fina.

-Gracias Alessandro, puedes retirarte- la servilleta de tela ha ido a parar a su regazo y al contrario de lo que la gente pudiera pensar solamente se queda allí mirando por el amplio ventanal del tercer piso como si estuviese esperando por ese alguien que no llegara.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Gages del oficio(privado Julius)

Mensaje por Invitado el Jue Jul 07, 2011 5:29 am


Spoiler:
Una ardua jornada.

Los pacientes desfilan sobre el asiento de mi consultorio como moscas a la miel, bueno las moscas no desfilan pero si las que son de forma humanoide y rodean la deliciosa miel de la cordura.
Recetas aqui y allá para drogas inmunosupresoras y antipsicoticos. Para anti-depresivos y pastillas que te transportan al feliz Mundo Confite. No hay manera de que un monton de psicofármacos lleven a un abismo de ilusoria felicidad genuina, mi querido amigo, no es tu cabeza la que esta completamente quemada. Qué es de ti en este mundo post moderno que sigue la ideologia de masas y que se enferma por su propia miseria?.

La ultima cita, porfin. Una mujer que esta segura de haber tenido un contacto con un ser de otro planeta. Bueno, dicen que las mujeres son de Venus y los hombres de Marte, yo solo lo llamaría encuentro sexual pero la obra social insiste e insiste.
Porque nada interesante pasa delante de mis ojos hasta que uan citacion llega a mis oidos y mis labios la degustan. Un trabajo especial para determinar la causa de muerte de un Bullet.
Hm...que peligro, que delicia, cuanta saña para este pobre ciervo del Señor. El rojo escarlata inunda mis irises y puedo verlo todo infrarojo, bajo el mas pequeño resquicio de luz, como la sencillez esencial de la vida pasa desapercibida. Fue asesinado por sus propios compatriotas, al menos es lo que puedo determinar a través de fotos. Al corazon destrozado que cuelga en gajos entre sus costillas. Una mente fría no apunta al corazón, lo hace a la cabeza. Quien se ensaña con el corazón esta dejando salir la iracunda estela de una emocion reprimida. Esa persona era especial querido asesino? Por eso has hecho pedazos su corazon?.
Si hubiera querido torturarlo, hubiese empezado por sus extremidades, por sus genitales de ser un perverso, ha...cuidado Jlius, la calle esta llena de degenerados.

Finaliza mi horario, quedo sólo en el hospital, todos se van y yo tambien, hace mucho frío para quedarme hasta tarde trabajando y tras haberme comido un paquete de comida china siento deseos de volver a mi casa a ducharme y masturbarme un rato antes de ponerme a trabajar sobre esta polilla descuajada que fue alguna vez un Bullet.
Tomé mis cosas, mi abrigo negro, mis guantes, mi maletin, mi bufanda, y salí de allí.
Pero entonces pensé...porqué he de masturbarme cuando tengo un amante ocasional en el que descargar mi tension sexual?. Paso por su despachoy golpeo suavemente la puerta para ver si lo encuentro, mientras mi mente maquina algun aforismo o piropo para llevarle a la cama.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Gages del oficio(privado Julius)

Mensaje por Invitado el Jue Jul 07, 2011 6:13 am

Sus ojos se cierran ante la taciturna tarde que baña su rostro esplendoroso con los últimos rayos del vibrante sol, todo mundo marcha a casa o simplemente a la comida familiar. Él está solo, no es algo que le preocupe mas bien disfruta de la soledad pero hasta el perro más acostumbrado a la calle desea un hogar, desea un dueño.

Su apariencia en esos momentos es desaliñada, su bata descansa en el mismo perchero a como lo hace su saco y su corbata, lleva los primeros dos botones sueltos y su cabello es un desastre, solamente puede permite esa imagen al saber que nadie mas entrara por esa puerta. Sus manos toman con gracia el tenedor que se enrolla apasionado con la suave pasta en el plato, su boca estalla en un delicioso y explosivo sabor, degusta el vino tinto, ese que viene añejado desde hace mas de 10 años.

Llaman a la puerta con un golpe casi tímido pero firme a la vez, arruga el entrecejo ¿Quién queda aparte de él? Termina su copa antes de separa sus labios y pronunciar un “adelante” la figura que va tomando forma ante sus ojos le golpea las sienes haciendo bombear toda su sangre hasta llegar a la parte mas intima de su cuerpo, maldición! ¿Cómo le hacia ese hombre para verse siempre jodidamente sexy como sea que estuviese vestido?

-No le invito a tomar asiento… supongo que tiene usted prisa, deje su informe en el escritorio lo revisare al terminar con esto- de su boca salen palabras que no se reflejan en su mirada, una que lo observa desvergonzadamente.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Gages del oficio(privado Julius)

Mensaje por Invitado el Jue Jul 07, 2011 5:40 pm



Su aspecto desordenado y masuclino no disminuia ni un ápice lo precioso que se veia, como si dejara ver entre esos cabellos revueltos a un hombre cansado y simple, sincero y agobiado por el trabajo. Me gustaba más así, Julius a secas... y no la perorata cortés del hombre limpio y educado.

Mi mano se estiró a su lado para dejar el informe en un mueble cercano, produciendo una cercania entre nuestros labios que casi derrite poros.
Me alejé con una sonrisa tan amplia en el rostro que casi podria ser mi latiguillo, pues su expresion y sus palabras me causaron una inconmensurable ternura.


-Le agradezco por hacerme esto fácil. Hoy fue un largo dia y quiero irme a casa ya....está esperandome afuera mi amante de turno y quiero dedicarle toda la noche, como se merece. Sin mas que decir, con su permiso.-


Me retiré saludandolo friamente con la mano y caminando por el corredor blanco de la locura, silbando un tango viejo de algun pais lejano. Pronto abandoné el establecimiento de salud y apoyé mis caderas en el precioso auto del Señor Director, sacando un caramelo mentolado para degustar mientras le aguardaba, despues de todo, dije que iba a esperar a mi amante, no?.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Gages del oficio(privado Julius)

Mensaje por Invitado el Vie Jul 08, 2011 3:36 am

El ambiente adopta una especie de aire denso manejado por los hilos de la seducción, la boca ajena y atrevida osa en rozar sus labios tibios manchados de ese sabor amargo que desprende el vino, es evidente que el hombre quiere provocarlo, él solamente aspira su proveniente stress, cansancio, su viril aroma.

Las palabras que se desprenden de esa boca seductora han hecho que sus ojos se ganen una austera mirada, apenas y abrió los labios, el tranquilo descaro del hombre maduro era suficiente para provocarle, se siente disgustado pero ni una sola frase brota de sus labios que adoptan una rígida línea sin expresión.

Annen: indómito, atrevido, imprudente; Julius no pudo fijar limites a la desvergüenza de un hombre desvergonzado, le vio marcharse taciturno, indolente. El apetito se le ha ido y solamente se limita a ingerir de la bebida embriagante, pierde la noción del tiempo hasta que decide que es hora de marcharse a casa, recoge la carpeta contenedora del informe del psiquiatra, la llevo a su nariz como todo un pervertido… Aspiro su aroma.

Un evidente desconcierto se fragua en su semblante, su mano izquierda apunta hacia su auto para quitar el seguro –pensé que estarías en tu casa- ese trato igualada vuelve a la boca de Julius –Que haces aquí?- con mala discreción echa un vistazo al extenso estacionamiento, nadie a excepción de ellos dos.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Gages del oficio(privado Julius)

Mensaje por Invitado el Vie Jul 08, 2011 3:49 am

Sonreí aún mas enternecido por las preguntas que sus labios desdibujaron. Lo veia acercarse con aquel semblante extraño y desmejorado que lo atrajo ahcia el auto y sin mas que solo sonreir me acerqué hasta él y lo desnudé con la mirada.

- Perdona, el Director queria un informe muy arduo y tuve que retrasarme un poco. Para que no me pidiera explicaciones...le dije que pasaría la noche contigo, porque te lo merecías...-

Susurré en su cercania, esperando que no se hubiese molestado conmigo, peus sóloe staba cumpliendo con mi trabajo dentro del Hospital. Ha..pero ya no estábamos en él asi que no habia porqué preocuparse verdad?

-Pero qué descortés soy. Ni siquiera te pregunté si querias pasar la noche conmigo....-

Repliqué con las manos en los bolsillos, dando pasos hacia él para que nuestros cuerpos choquen y el aliento se sienta, húmedo, nuboso, extraño, ha...estaba por caer una terrible lluvia de nuevo.

- Julius....quieres ir a mi casa a pasar la noche?.....-


Pregunté enarcando mis cejas y mirandole a los ojos para degustar su mirada, sus ojos intensos que refulgian no tanto como los mios, imaginandolo desnudo y a mi merced, imaginandome desnudo y a su merced, entregandonos el uno al otro.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Gages del oficio(privado Julius)

Mensaje por Invitado el Vie Jul 08, 2011 4:19 am

No comprende la facilidad de ese hombre de llevarlo al cielo y traerlo de nuevo a tierra firme con tan simples y llanas palabras.

-Supongo que es un hombre exigente al cual le gusta lo mejor de los mejores… aunque no puedo obviar que debe ser un completo idiota con su pose de ser omnipotente ante sus empleados-

Su mirada intercala paradas entre sus ojos, hambrientos y llenos de deseos por él por su cuerpo, no hace falta que se lo diga, lo sabe; y sus labios llenos y carnosos… no pudo evitar que sus palabras salieran en un murmullo que parece mas un jadeo, el pelirrojo despertaba su libido como ninguno de los amantes que ha tenido, lo había hecho.

Su torso fuerte, musculoso choca contra el suyo –no hace falta que lo pidas, creo que puedes leerlo en mi mirada- bebe su aliento excitante, extasiante; el relámpago cruza el cielo –como la primera vez que te vi, el cielo conspira contra nosotros- acerco su rostro para susurrarle al oído –Ruego por que puedas manejar tan rápido como yo, mi cuerpo pide tus manos y mi boca tus labios- se aleja para abrir la puerta de su auto y adentrase lo mas rápido posible en él.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Gages del oficio(privado Julius)

Mensaje por Invitado el Vie Jul 08, 2011 4:27 am

No comprendi muy bien lo que me quiso decir con todo aquello, pero casi muerdo sus labios cuando me llamó idiota. Seguro que lo era, el más idiota de todos por deshacerme en atenciones para aquel hombre.

No hace falta relatar como fue que condujimos hasta mi casa, el frio trayecto en el que nuestras pieles hervían mientras sosteniamos el volante, el momento eterno que duró el viaje, la transicion hasta mi casa, el suspiro hacia nuestra madriguera de pasion.
Que tonterias estaba pensando...

Las luces, la rutina, luego el fuego que prendio de a poco y finalmente llegó la hora de colgar abrigos y sin poder esperar mas tiempo lo acorralé contra la pared junto al perchero, devorando sus labios con hambre, degustando con placer aquella deliciosa lengua y sus hermosos labios que tantas estupideces habian soltado en el día.
Mis manos rejuvenecían a adolescentes inquietas cuando se topaban con su trigueña piel bajo la camisa pulcra y el frivolo e impersonal traje.
Rozaba sus pezones y su cintura, sus gluteos formidables y lo alcé a pura fuerza de brazos para que me enredara con sus potentes piernas y pudiera sentir lo que se abultaba duro dentro de mi pantalón.

Pero esta vez, si llegariamos a la ducha...
-Que sucio...... voy a....hmm... tener que bañarte....-

Traté de susurrarle mientras lo devoraba.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Gages del oficio(privado Julius)

Mensaje por Invitado el Vie Jul 08, 2011 5:02 am

Su espalda choca contra la fría y dura pared de la estancia de aquel hombre que le come literalmente con la boca, con el fulgor que provocan las ansias contenidas, Julius se arroga al torbellino de la pasión que son esas grandes manos que decididas le despojan por completo de cada prenda que su cuerpo viste.

Sus dientes muerden la piel sensible de su boca, su lengua ingresa en la húmeda cueva que es su cavidad oral, sus labios chocan frenéticos contra su boca; ambas respiraciones se han vuelto con un ritmo presuroso, apenas y logra exhalar un poco de vida que le da el aire formado por la errática taquipnea que exhalan sus pulmones.

Cada botón va cayendo dejando ver su piel de granito, succiona fuerte la dermis de su cuello y se entrega a la pasión que le provocan sus caricias, se enreda en su cintura logrando sentir la dureza que esta atrapada en una cárcel de tela, jadea al sentir la rugosidad del tejido sobre la piel desnuda de su miembro.

A tropezones llegan al baño, se desliza por todo su cuerpo recargándose sobre él –maldición- injuria poniéndose de rodillas para desabotonar su pantalón –por que llevas tanto ropa?- de un tirón jala el cinturón y deja expuesta la piel erguida de Annen, Julius podría ser misofóbico en su rutina diaria pero a la hora del sexo bien le valía toda pulcritud, su boca atrapa el miembro hinchado y erecto.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Gages del oficio(privado Julius)

Mensaje por Invitado el Vie Jul 08, 2011 5:20 am

El joven ciervo se desprendió de sus entretelones de mansedumbre color chocolate y finalmente dejo ver el tigre que llevaba en su interior.
Acabamos trastabillando en el baño, una pulcra habitacion en tonalidades doradas y de color marfil, de azulejos brillantes con una ducha de mamparas a un costado y en frente una gran bañera.
La decoracion era modesta pero muy sofisticada y cálida, pues a mi el blanco hospital me desagradaba para la intimidad y el azul era deprimente. Para rojizos estaba mi cuarto y para oscuridad mi despacho.

La voracidad de Julius estaba arrastrandome a la locura que mi ser se negaba a soltar, pero me era dificil respirar con la boca cerrada, más aún cuando este muchacho devoró mi extensión, succionandola con sus gruesos labios. No pude mas que acariciar sus cabellos y empujarlo para que la devorara al completo.

-Estoy completamente sano...espero que tu tambien....-

Le susurré por si ya flanqueaba la idea de usar condón. Lo cierto es que si seguia asi no iba apdoer llegar a ponermelo, así que me fui alejando de él para que me siguiera y la siguiera chupando, mientras abria las canillas detrás mio y vovlia a marcarle un ritmo candencioso, viajando por su hermoso y fibroso cuello y sus hombros.

-Hm...sigue así....que pronto la vas a recibir .... entre tus nalgas...-

Le susurré jalando un poco sus cabellos, mordiendome el labio al sentir mi glande totalmente humedo gracias a su boca. No iba a poder esperar, lo meteria debajo del agua y le romperia bien ese trasero divino que portaba.
Despues, el agua se llevaria mi esencia y la suciedad, y solo quedarian nustras pieles limpias...pero oliendo a nosotros.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Gages del oficio(privado Julius)

Mensaje por Invitado el Vie Jul 08, 2011 5:58 am

Los ojos de Julius no reparan en la pulcra habitación de baño solo están fijos en el bien trabajado abdomen de su amante en turno, sus grandes manos se cierran sobre esas caderas afiladas que se le ofrecen gustosas, las deslizó suavemente por su culo y lo acercó aún más, apretando los labios sobre la piel hirviente y húmeda, se inclinó y la tomó profundamente.

Dios, debe reconocer que Annen es delicioso, su sabor sin igual llena las papilas de Julius así como su aroma picante con el almizcle natural de su cuerpo llenan sus fosas nasales, la sedosa piel de su erección se desliza contra su lengua mientras succiona sin piedad todo el largo de la envergadura.

A través de su bruma, Julius escuchó la necesidad de Annen, escuchó lo mucho que ese hombre lo deseaba y lo que esperaba, eso lo molesto un poco y clavo sus dientes sin piedad en el glande -siempre tienes que hablar cuando tienes sexo?- ronronea apretando sus gónadas tan intensamente que puede sentir la tensión de la musculatura de Annen –¿con quien crees que estas tratando?... realmente me ofendes- su lengua recorre el perineo, sus testículos para finalmente volver su camino a la gruesa extensión.

Se le echa como una hiena hambrienta en cuanto le hubo atrapado de nuevo, sobre la piel suave, se veían pequeñas y protuberantes venas hacia la cabeza, aprieta los labios y la chupo. Una gota de esperma manaba del pequeño orificio, la lamió divertido saboreando el gusto salado, el sabor, su sabor. Cierra los ojos y se separa al sentir aquellos dientes enterrarse en su piel, no quería ni pensar de nuevo en la sensación de estar siendo penetrado por él.

-Aaahh Annen..- Jadeo con torpeza –Follame de una vez- repto por su cuerpo hasta llegar a sus labios –te necesito- lo besa como si dependiera de esos labios para vivir.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Gages del oficio(privado Julius)

Mensaje por Invitado el Vie Jul 08, 2011 8:06 pm

Mordio cruelmente mi virilidad, sacandome un respingoso gemido que me rejuvenecio la voz. Vaya si podia ser cruel éste pequeño ciervo...
De repente se subió ami como una fiera y me rogó como gata en celo que lo perforara con mi ereccion, así que tomé sus hombros y lo metí bajo la ducha, de pecho y cara contra la pared y trasero alzado le estaqué mi extension hasta que solo quedaron mis testiculos contra sus apretadas nalgas.

Me abri paso dentro de sus carnes como quien apuñala un saco de la mas fina harina y comencé a deleitarme con su ano, con la deliciosa friccion anillada de su recto. Mi mano masajeó y machacó su entrepierna para sentirla dura y cargada como lo estaba la mia, ha..pero yo necesitaba más y más y sólo podia hacerlo asi mientras degustaba a besos su nuca y sus cabellos, su oreja y su mejilla, su hombro y su tersa espalda.

-Que impaciente eres....-


Le susurré divertido, acomodando bien sus caderas para darle duro, pues así parecia gustarle. Nuestros cuerpos mojados se encontraban y desencontraban en violentos golpeteos bajo el agua, y nuestros cabellos poco a poco comenzaron a oscurecerse y pegarse a nuestras pieles.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Gages del oficio(privado Julius)

Mensaje por Invitado el Sáb Jul 09, 2011 5:34 am

Las gotas de agua caen sobre su existencia como el rocío a la flor, la desnudes de su cuerpo tiembla ante la cadencia de sus manos, su carne es explorada con la mas fuerte vehemencia; Su voz es un liquido, un susurro, es agua sexual. Annen puede que sea su pan, su vino, tal vez su sueño prohibido; un sueño sudoroso, húmedo, un aceite sin nombre que le baña el cuerpo con lujuria, lascivia, lo prende, lo enciende, lo quema.

Aquel hombre lo arrastra entre sus brazos de huracán, cae al precipicio sexual embebiendo de sus jadeos que hacen eco en el intimo lugar compartido, desgarra con sus uñas el fino azulejo, tira las sinuosas caderas para chocar contra esa pelvis dura y estable, contorsiona su espalda en una linda curvatura; reposa sobre su pecho firme, sobre sus labios blasfemicos, sobre su lengua viperina, sobre sus dientes de demonio, ese demonio que devora su cuerpo y su alma.

-Por ti, siempre-

Se arroga al remolino de sus besos, come de sus labios, se estremece con cadencia, con éxtasis.. siente como ambos encajan como si fueran las fichas de un rompecabezas por concluir, sus entrañas absorben hambrientas su sexo, el sexo, que sexo!. Sus cabellos incandescentes son riendas, las toma, las jala, se enreda en ellas… Gime su nombre, grita su nombre, musita su nombre.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Gages del oficio(privado Julius)

Mensaje por Invitado el Sáb Jul 09, 2011 7:29 pm

Suelto un momento la locura de su cuerpo, para voltearlo y alzarlo por las caderas, la adrenalina y la lujuria que corren por mis venas hacen que ni siquiera note la siática, muajaja.
Hice que sus fuertes y voluptuosos brazos se sostuvieran de los porcelanatos para las toallas y esponjas colgantes, y a fuerza de pequeños saltos hice que su trasero volviera a golpetear contra mi dureza.
No podria explicar el fuego creciente que aquel hombre hacia resurgir en mi, como un aliento perdido, como si un muerto estuviera resucitando en mi pecho y alma. Mostraba una fuerza que habia olvidado que tenia, tantos años de reducir ratoncillos e insignificancias de corporeas fragilidades, por primera vez en mucho tiempo luchaba este demonio con un dragón.

Mi boca buscó la suya cuando escuché vahídos de mi nombre en él, y jadeé con fuerza para oxigenar los musculos que tanto estaban trabajando. Lo besé y acaricié con mi mentón, sosteniendo sus piernas y haciendo que se moviera más sobre mi si era necesario, pero queria apuñalarlo sexualmente hasta que enloqueciera, queria encontrar en su placer, mi paz.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Gages del oficio(privado Julius)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.