Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Confieso...
Dom Ago 14, 2016 10:18 am por Zarek

» IMPORTANTE!!! Anuncio de Administración
Vie Oct 16, 2015 3:36 pm por Alcalde Diedrich

» Cuenta y besa a quien te toque.
Lun Abr 27, 2015 9:01 pm por Jan Bozkurt

» Publicación de temas fueras del foro
Dom Abr 26, 2015 6:35 am por Bzou

» Mensaje a la administración (Importante)
Jue Abr 02, 2015 10:23 pm por Alcalde Diedrich

» El amo y el lobo [Celda de aislamiento] [Priv. Herman Engels +18]
Lun Feb 09, 2015 12:43 am por Herman Engels

» ¿Nuevo compañero? [Priv. Killer]
Dom Feb 08, 2015 2:54 am por Killer

» Other World [RPG Anime (Saint Seiya, Inuyasha, Naruto)] afiliación normal
Lun Feb 02, 2015 8:50 pm por Invitado

» Karma [priv. Geist]
Dom Feb 01, 2015 11:46 pm por Gô Koyama

» Mihail ``Perro viejo´´-I.D-
Miér Ene 28, 2015 2:56 pm por Mihail Mihaeroff

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 55 el Vie Jun 15, 2012 12:46 pm.
►Pasa el mouse por las imágenes y contáctanos

ALCALDE DIEDRICH
Contact
Herman Engels
Contact
Zennu
Contact
Broker
Contact


HERMANOS

ÉLITES

↑Click↑

No te metas en peleas ajenas (priv. Max Miler)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

No te metas en peleas ajenas (priv. Max Miler)

Mensaje por Owen Connor el Lun Abr 29, 2013 3:04 pm

Aquel día Owen recibió una llamada para un trabajo. Una sustitución como pinche de cocina en un restaurante de la ciudad. Al parecer el anterior pinche había sufrido un "accidente" y no podía ir a trabajar ese día. Mientras contrataban a uno nuevo necesitaban a alguien que fuera a trabajar esa única noche. Owen aceptó el trabajo encantado, mandado además deseos de que el anterior pinche se recuperara de su acciente. Le dijeron en lugar y la hora y entre risas le colgaron.
El pelirrojo se quedó mirando el teléfono sin entender a que habían venido esas carcajadas. Pero tenía cosas que hacer antes de ir para ese restaurante y acabó por olvidarse en cuanto se puso en marcha.
Se pasó toda la mañana fuera, volvió a su apartamento a la hora de comer para prepararse algo rápido y asearse. Una vez listo marchó hacia el norte.

Hasta el momento Owen tan solo había trabajando en pequeños locales de barrio. Totalmente neutros e inofensivos. Seguía ingenuo ante la idea de que la ciudad en la que se encontraba estaba dominada por mafias. Iba despistado y no se fijó en los numerosos signos de que se encontraba en una zona.. bastante peligrosas No vio cosas como los agujeros de bala en los edificios o las manchas de sangre seca en los callejones. Su atención estaba concentrada por completo en el mapa que llevaba, y casi solo alzaba la vista para mirar de vez en cuando los nombres de las calles. Tampoco era tan despistado como para no darse cuenta del cambio de ambiente, pero simplemente pensó que era la parte más marginal. En toda gran ciudad hay una zona de ese estilo. Sabía que era mejor evitarlas, pero le esperaba un trabajo he iba confiado de que nunca le había pasado nada en ese tipo de zonas. Esa ocasión no tenía por qué ser diferente.
Llamaba un poco la atención, pero el aire despistado que llevaba y no tener ninguna arma al descubierto hacia que la gente del lugar le calificaran de infensivo. Así que nadie fue a preguntarle nada. Un simple turista perdido. Si se portaba bien como mucho se iría con la cartera perdida. Aunque en caso de Owen esa cartera iba bien vacía así que incluso eso no supondría ninguna pérdida.

Llegó al restaurante un poco antes de la hora. Se le entregó una bata, guantes y gorro de pelo como medidas de higiene y aunque no era la hora empezaron a darle órdenes. Owen fue tan eficaz como siempre. Se pasó la noche cortando verduras, sirviendo platos y poniendo el enorme labavajillas industrial. Fue agotador pero se le pasó muy rápido y estubo ocupado en todo momento. La gente no era tan amable como en los locales en los que había trabajado hasta el momento, pero como era un chico eficaz tampoco le trató mal nadie.

El turno acabó pasadas las doce de la noche. Le dijeron ya que estaban cerrando. Le dieron un sobre con su paga cuando devolvió el uniforme. Como ultimo le mandaron sacar la basura al salir. No le felicitaron por el trabajo, pero se veía que tampoco tenían ninguna queja. Owen estaba seguro de que si volvían a tener una urgencia semejante pensarían en él.

Al llegar había entrado por la puerta principal, pero a la salida fue por la puerta de los trabajadores que daba al callejón trasero del edificio. Salió con una resplandeciente sonrisa en el rostro, propia de un trabajo bien hecho y de tener asegurado el alquier del próximo mes. Pero lo que vio hizo que se le borrara rápido.
Nada más dejar la basura en los contenedores oyó unos gritos. Miró en la dirección y lo que vio no le gustó nada. A no muchos metros de él había dos hombres enzarzados en una terrible pelea. Y no era una disputa cualquiera. Estaban pegándose muy en serio. Desde lejos veía como uno sangraba por un labio partido y el otro ya tenía uno de sus ojos morados. Entonces vio como uno de los hombres metía la mano en el bolsillo. Owen no se lo pensó, actuó por puro instinto y corrió hacia ellos. Vio casi a cámara lenta como uno de los hombres sacaba una navaja de su bolsillo, empujó al desarmado al suelo pero el otro hombre ya había lanzado su mano con el puñal. Sorprendido vio como el chico se metía en medio pero ya no se frenó. Owen recibió un buen corte en el costado por el que empezó a sangrar de forma abundante. Una vez arrodillado en el suelo se llevó la mano al corte apretándosela. Notaba la sangre caliente manchar sus dedos. Por fortuna la navaja no había ido unos centímetros más hacia la derecha, de ser así el caso le habrían apuñalado yo quizás no pudiera contarlo. Pero su herida no era tan grave. Miró hacia el hombre que en teoría acababa de salvar. Estaba por gritarle que corriera cuando vio horrorizado como este sacaba una pistola de debajo de su gabardina apuntando hacia él. - Tú no te metas en esto niñato!.- Le gritó.
Owen perdió todo el color de su rostro. Iban a matarle. ¿Como había llegado a eso? ¿Que había ocurrido? Pero si acababa de salvarle.

Cerró fuertemente los ojos temiéndose lo peor.
avatar
Owen Connor
Cantante
Cantante

Cargo : Músico, quieres que te toque un tema?

Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t849-owen-connor http://forbiddencity.freeforo.com/t854-owens-timeline#8621

Volver arriba Ir abajo

Re: No te metas en peleas ajenas (priv. Max Miler)

Mensaje por Invitado el Lun Mayo 06, 2013 5:23 pm

Aaahh... esta nueva vida de mediador es mas diferente de lo que había planeado, no me quejo no me quejo pero ... bueno, nunca había tenido que ir a una "junta" importante, una en la que simplemente escuchaba y escuchaba sin poder decir mucha opinión ya que era aún muy fresco dentro de la familia. Es decir, había estado en contacto con ella pero nunca me había enterado de todo lo que ocurría mas allá de lo que me pedían hacer.

Total, la junta acabó muy tarde, o mejor dicho comenzó muy tarde. Era ya media nacho cuando nos dejaron ir y a mi ya se me había quitado el sueño. Comencé a caminar llevando un cigarrillo a la boca de aquella cajetilla arrugada que saqué de mi gruesa gabardina color café claro pues hacía algo de frío. Acomodé el sombrero sobre mi cabeza que por lo general llevaba para todos lados y justo cuando iba a accionar mi encendedor escuché unos ruidos provenientes de un callejón.

- Mhh.... ¿Un gato... o una pelea? - pensé haciendo apuestas en mi cabeza - Si es un gato o varios animales, me voy directamente a casa, si es una pelea me voy a un bar a seguir disfrutando de la noche... mh, y si es otra cosa.. supongo que... adelantaré trabajo - dije en voz baja para mi mismo.

Así pues, con cigarro en boca me acerqué con discreción al callejón. Los ruidos seguían escuchándose más fuerte conforme avanzaba hasta poder notar algunos quejidos humanos... si, era una pelea y por suerte no tenía que hacer trabajo hoy mismo. Me quedé en un sitio lejos pero lo suficientemente cerca como para poder mirar la entretenida pelea que tenían y no porque fuesen muy buenos realmente sino precisamente por lo contrario. Los hombres que no sabían pelear del todo eran menos predecibles que los que sí y por eso era entretenido de mirar.

Encendí al fin mi dulce cigarro y giré la cabeza al escuchar unos pasos apresurados que venían mas al fondo del callejón - Ah.. un héroe - sonreí internamente al pensar que alguien pararía la pelea, la verdad es que se estaba poniendo. Sin embargo, mi sonrisa no duró demasiado al notar como el chico era herido ¿Cómo se le ocurría parar una pelea si ni siquiera sabía pelear? O al menos eso notaba.

Me rasqué un poco la cabeza y no pensé demasiado pues mis manos estaban ya adentrándose en los bolsillos de mi gruesa gabardina. Tomé uno de mis revolver y apunté - Tcht!! - guardé el revolver y corrí, miré al hombre quien "había sido salvado" sacar una pistola y apresuré el paso, salté y de una patada voladora casi de película alejé el arma del chico herido.

- Hey hey, si un novato como tú saca una pistola en nuestro territorio, la gente comenzará a pensar que no tenemos ni pisca de clase - dije una vez incorporado, mirando a ambos.

Por un momento se quedaron quietos y confundidos aunque claro, algún otro insulto tenía que llevarme. Les miré directamente, con seriedad y una actuación de superioridad ya que había dejado claro que pertenecía a los Bullets, esperaba que con eso se fuesen y reiniciaran su pelea en otro momento en que no estuviese. Claro que si no lo hacían, no había mas que seguir luchando aunque yo no quisiera.

Por lo mientras, sin mirar al joven, le sonreí un poco y hable con naturalidad y tranquilidad

- Hey boy.... Are you okay? -
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: No te metas en peleas ajenas (priv. Max Miler)

Mensaje por Owen Connor el Lun Mayo 06, 2013 6:08 pm

Owen notaba como tenía todos sus sentidos activados. Pero lo que más notaba era el escozor de la herida y el calor de la sangre borboteando.
Tenía los ojos cerrados y los dientes muy apretados pero se atrevió a abrir uno cuando escuchó a alguien correr hacia ellos. Los abrió justo a tiempo para ver como un hombre hacía una patada que habría reconocido en alguna escena de acción de película, pero nunca hubiera pensado que pudiera hacerse en la realidad.
Por unos momentos se quedó mirando a ese hombre estupefacto. Con los ojos bien abiertos así como la boca olvidó por unos segundos el dolor.

Los otros dos hombres también le miraban, sorprendidos por la repentina interrupción. En sus pequeñas cabezas parecieron reconocer que ese hombre era de los Bullets. Pero Owen ignoraba ese grupo mafioso y lo más lógico que atinó a pensar es que aquel hombre que le había salvado era un policía. ¡O un superheroe! Con semejante acutación y esa actitud tan molona. Eso era lo que gritaba la parte más ilógica de su cabeza, la que había disfrutado como un enano con numerosos comics de heroes que salvaguardaban la paz.

Cuando le habló intentó corresponder a su sonrisa. Pero aunque sus labios se curvaran en gesto conento todo su cuerpo seguía temblando como un flan, delatando que aún tenía el miedo en el cuerpo. Pero había estado a punto de no contarlo, uno no se recupera tan rápido de eso. Menos aún si es tu primera vez.

- Si.. Si eso cre.. ouch..- Se quejó inclinando la cabeza, intentando ahogar su quejido sin mucho resultado. Había ido a intentar incorporarse y lo le había dado una buena punzada de dolor en el corte. Se apartó un poco la mano para mirar debajo. Era relativamente superficial. Sobreviviría seguro, pero le harían falta un par de puntos.

Mientras los culpables parecían haber visto una distracción en esa pequeña charla. Se dedicaron una mirada rápida y salieron corriendo a la vez. Uno en cada dirección. Estaba claro que no quería verselas con el "superheroe".
avatar
Owen Connor
Cantante
Cantante

Cargo : Músico, quieres que te toque un tema?

Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t849-owen-connor http://forbiddencity.freeforo.com/t854-owens-timeline#8621

Volver arriba Ir abajo

Re: No te metas en peleas ajenas (priv. Max Miler)

Mensaje por Invitado el Mar Mayo 14, 2013 1:23 am

Suspiré alegrándome que en verdad los hombres hubiesen salido corriendo, la verdad es que no quería pelear con ellos ni tampoco me importaba demasiado si después se irían a mata a otro lado... (o eso debía de pensar). Total que de todas formas miré al joven herido y me rasqué un poco la cabeza al verlo.

- Uhm.... pues no pareces muy bien... ¿Puedes levantarte? Creo que deberías ir a un hospital... Ah.. pero antes - Me agaché un poco hasta al altura del otro y le miré analíticamente a cierta distancia, ni tan lejos ni tan cerca - ... toma algún pedazo de tela gruesa que lleves y presiona bien la herida... pero presionala fuerte porque si el corte es muy profundo, incluso se te pueden salir las tripas!! ... aun sobrevivirías, pero ... vamos, es mas dificil -

Lo dije sin estar precisamente serio, tampoco demasiado sonriente. Podría ser una broma pero al no haber visto bien la herida también podría no serlo ... y lo he visto eh, aquellas personas que van caminando con sus intestinos en la mano queriendo salvar su vida ... ug, es algo un poco grotesco.

- ¿Si puedes? ¿Tienes algún celular para llamar a una ambulancia? -

Le miré aún sin querer intervenir mucho a menos que el joven si se encontrase en muy mal estado, es decir, no siempre te encontrarás a alguien que de casualidad te proteja por lo que me gustaría que el mismo joven aprendiese a por lo menos tratar sus propias heridas. Por lo menos así hacía mi padre jaja... recuerdo que en mi primera herida cortante, tenía como 8 años, tuve que yo mismo desinfectarmela y cuidarla para que no se hiciese mas grande. Miré al joven con una pequeña sonrisa, animándole a que se calmase como fuese posible, aunque no parecía uno de aquellos débiles así que era una ventaja para él... sobre todo en Steinburg.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: No te metas en peleas ajenas (priv. Max Miler)

Mensaje por Owen Connor el Miér Mayo 15, 2013 1:48 pm

Respiraba de forma entrecortada. El dolor era tan punzante que estaba empezando a marearle un poco.

- No.. no lo se. Supongo que podré.- Aunque lo último que le apetecía en esos momentos era comprobar si podía ponerse en pie. Sabía que no podía quedarse allí plantado hasta desangrarse, pero sabía que si intentaba moverse le dolería horrores.

Alzó la vista hacia el otro cuando se agachó junto a él. Notaba como un sudor frío empezaba a recorrerle la frente. Su rostro empezaba a estar considerablemente más pálido de lo normal, y esa idea de tripas colgando hizo que se le pusiera aún más blanco. - ¿Qué? No! No se me van a salir las tripas. El corte no se tan profundo.- Apartó un poco la mano parar mirarse. La tenía completamente manchada de sangre y le temblaba ligeramente. La zona afectada no se podía ver muy bien tampoco por culpa del rojo que manchaba, pero no parecía que hubiera ningún riesgo de ver las tripas del joven al aire. Sacó un paño de cocina que llevaba colgando del bolsillo del pantalón. No estaba completamente limpio pero era bastante aceptable. Lo apretó con presión contra la herida viendo como se iba manchando de rojo, pero al menos parecía que la hemorragia estaba parando un poco.

- No. No puedo ir al hospital. No tengo suficiente dinero para pagármelo.- Consiguió hablar entre jadeos. Si que llevaba un móbil encima. Pero no tenía contratado ningún seguro médico que fuera a cubrirle las atenciones que necesitaba. Owen siempre se había ocupado de si mismo cuando estaba enfermo o herido. Nunca había contratado ningún seguro pensando confiado que si algún día le pasaba algún accidente gordo, sería trabajando. Y en ese caso el seguro médico del trabajo le cubriría la intervención. Pero ahora no tenía nada de eso a lo que aferrarse y sabía que los médicos eran muy caros. - Ya me curaré solo. Me he curado cortes otras veces.. este es algo más grande es la única diferencia.- Hablaba en alto, más para darse ánimos a sí mismo que para darle explicaciones al otro.

Sin dejar de apretarse la herida con una mano intentó levantarse apoyándose con la otra en la pared. Se incorporó como pudo maldiciendo por lo bajo. - Muchas gracias por salvarme pero. Ya.. ya me las apaño solo. Gracias en serio.- Intentó esbozar una sonrisa al desconocido aunque no le salió tan amplia como las que solía mostrar.
avatar
Owen Connor
Cantante
Cantante

Cargo : Músico, quieres que te toque un tema?

Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t849-owen-connor http://forbiddencity.freeforo.com/t854-owens-timeline#8621

Volver arriba Ir abajo

Re: No te metas en peleas ajenas (priv. Max Miler)

Mensaje por Invitado el Sáb Mayo 18, 2013 9:39 am

Me quedé agachado, mirándolo y escuchándolo mientras mi sonrisa aumentaba. De buenas a primeras el chico me comenzaba a caer bien. Cuando básicamente me estaba corriendo del lugar, terminé por reír y palmear su hombro dos veces de una forma un poco bruzca pero no demasiado, mas que nada para evitar que se levantase a pesar de que hace segundo le había dicho lo contrario.

- jajajja.... aaah eres un joven muy valiente. Nada mal, nada mal.... por cierto ¿Cómo te llamas? Yo soy Max-

Una vez asegurado de que el otro no iba a volver a levantarse, dejé de presionar su hombro y miré alrededor en lo que él me contestaba. Lo más lógico sería ir a la puerta trasera del restaurante que sabía dónde estaba, pero en realidad no quería que me viesen para que luego vayan diciendo que los bullets ayudan gente inocente ¿Qué sería de nuestra reputación? .... así que miré hacia otro lado sin importar quedarme un poco en silencio si es que el joven ya había respondido. Entonces, vi algo que podía servir.

- Ya se, no te vayas a mover eh, que aunque no se te salgan las tripas, si caminas o haces demasiados movimientos, la sangre fluye más rápido y si pierdes demasiada, las ratas te olerán y vendrán en grandes cantidades pensando en que la cena estará servida - Le dije levantándome a mitad de mi conversación mirándole un poco de reojo para observar su reacción.

Me dirigí justo dónde había visto el bote de basura con algunas bolsas tiradas a los lados, una de esas estaba rota. No era una vista tan asquerosa porque la comida parecía estar casi intacta. Tsk tsk, estos restaurantes siempre tiran mucha comida buena que cualquier pobre vagabundo le encantaría recibir... aunque era curioso, esta vez, sería eso lo que tal vez salvaría a este joven pelirrojo.

Me agaché y tomé una pequeña bolsita transparente que contenían limones, era lo que había visto antes. No, no estaban podridos pues aún tenían buen color. La abrí y me aseguré que estuviesen del todo bien quitando algunos otros trozos de cebolla y desperdicio que también había en la bolsa. Tomé unas cuatro mitades de limon en bueno estado y sin exprimir y volví con el otro.

- Podrá verse un poco grotesco ya que los acabo de sacar de la basura.... pero oye, si no ayudamos a que tu herida cierre, bueno, ya te dije lo que puede pasar... aunque si desmayas tendrás algo más de suerte ya que no sentirías como te mastican vivo - Le extendí la mano manchada de otra comida con los limones en el mismo estado, pero eso sí, con una sonrisa - Solo tienes que exprimir su jugo en tu herida y esperar un poco para estar bien. Dolerá, pero sólo al principio -

Le miré animándolo a que lo hiciera. No sabía si se atrevería o tal vez él tenía una mejor idea pues he de decir que la mía era tal vez un poco salvaje o demasiado improvisada, en realidad curar heridas con cosas improvisadas (y no de la mejor forma) ya lo había hecho más de una vez, era normal para mi pero no sabría el cómo lo tomaría el joven herido.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: No te metas en peleas ajenas (priv. Max Miler)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.