Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Confieso...
Dom Ago 14, 2016 10:18 am por Zarek

» IMPORTANTE!!! Anuncio de Administración
Vie Oct 16, 2015 3:36 pm por Alcalde Diedrich

» Cuenta y besa a quien te toque.
Lun Abr 27, 2015 9:01 pm por Jan Bozkurt

» Publicación de temas fueras del foro
Dom Abr 26, 2015 6:35 am por Bzou

» Mensaje a la administración (Importante)
Jue Abr 02, 2015 10:23 pm por Alcalde Diedrich

» El amo y el lobo [Celda de aislamiento] [Priv. Herman Engels +18]
Lun Feb 09, 2015 12:43 am por Herman Engels

» ¿Nuevo compañero? [Priv. Killer]
Dom Feb 08, 2015 2:54 am por Killer

» Other World [RPG Anime (Saint Seiya, Inuyasha, Naruto)] afiliación normal
Lun Feb 02, 2015 8:50 pm por Invitado

» Karma [priv. Geist]
Dom Feb 01, 2015 11:46 pm por Gô Koyama

» Mihail ``Perro viejo´´-I.D-
Miér Ene 28, 2015 2:56 pm por Mihail Mihaeroff

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 55 el Vie Jun 15, 2012 12:46 pm.
►Pasa el mouse por las imágenes y contáctanos

ALCALDE DIEDRICH
Contact
Herman Engels
Contact
Zennu
Contact
Broker
Contact


HERMANOS

ÉLITES

↑Click↑

Confesionario 1 (Libre)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Confesionario 1 (Libre)

Mensaje por Milles el Mar Abr 09, 2013 3:31 am

Estaba mortalmente aburrido, bajo su nueva vida no podía hacer mucho de lo que le gustaba y peor aún no había trabajo por sacar, así que después de leer todos los libros de su interés en la biblioteca del párroco. Que si bien eran pocos, porque el tipo tenia decenas de libros de teología y eso a él no se le daba muy bien, decidió que era tiempo de abrir el confesionario. Nada animaba más que oír las penas ajenas. Espiro bien las piernas, salto un poco y acomodo muy bien su sotana para entrar al pequeño confesionario estilo gótico. Pero la gente no entraba, así que mientras esperaba se puso a leer cosas random en el celular.

“Iglesia Saint Lorent”

La iglesia se encuentra junto al cementerio, de estilo romántico. Los curas viven en ella y dan amparo a todo aquel que lo necesite, siempre y cuando esté en paz con Dios.


Rio por lo bajo al leer la descripción de la iglesia en un sitio Web, ¿en verdad creían aquello del cura?-. Absurdo…absurdo…para tener amparo se necesita…- cerro la boca al oír la puerta del confesionario abrirse y un sujeto entraba. Guardo su celular y puso cara seria, aunque el sujeto no debería poder verlo por la fina malla que lo separaba, necesitaba tomar una postura seria. No fuese a ser que dejara salir un comentario indebido.

-Buenas tardes hijo mío…¿has deseas confesarte?- saco la lengua al final y entre cerro los ojos. Llevaba un rato diciéndolo, pero la verdad no tenía ni idea de que se supone que el cura debía decir en ese momento.
avatar
Milles
Sacerdote de la Iglesia.
Sacerdote de la Iglesia.


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Confesionario 1 (Libre)

Mensaje por Tobías Robinson el Vie Jun 14, 2013 7:26 pm

Era Sabado, verdad? El pequeño numerito en el rincón superior de la pantalla de su teléfono le decían que sí. Sabado, el día de compartir un momento de redención y sanitizar su podrida alma. Por eso se dirigía, en su viejo coche rentado, a la Iglesia a aquella hora. Extraño podía parecer el hecho de que el mismo se viera tan serio, tan triste, de camino a donde se dirigía, cuando desde el domingo hasta el viernes en la tarde se había dedicado a hacer guarrada tras guarrada hasta terminar drogado y medio muerto en la puerta de su casa. Recordaba poco de lo que había sucedido, pero su pequeña libreta le hacía rememorar imagenes vacías de lo que parecía una semana de juerga. ¿Y no había ido a trabajar...? Al parecer había mandado al carajo y cerrado por duelo, posponiendo todas sus reuniones... pero el no recordaba el haberlo hecho.

La libreta es tu seguro. Todo esta ahi, hasta lo que no recuerdas... confía en la libreta.

Aquella vocecilla en su cabeza tenía razón. Aparcando el automovil en frente de la iglesia la observó un momento, dirigiendo luego su vista al espejo retrovisor para peinarse con los dedos hacia un lado. Ni un solo rastro de alcohol, siquiera tabaco; el día sábado debía asistir a la iglesia, y tenía que estar presentable. Su aliento olía a menta, no a estupefacientes, incluso su camisa parecia más planchada que lo habitual. Sabado de Iglesia, sábado de estar presentable como el mas lindo de los corderos del Señor.

Bajó del automovil cargando su telefono, ocultandolo en el bolsillo del pantalón aseguró la puerta antes de dirigir sus pasos resonantes por la piedra del camino de entrada, y apenas puso un pie dentro del recinto se persignó, bajando la cabeza un par de segundos como si sus ojos no fueran dignos de ver ninguna de los adornos de lugar. Miró su reloj y luego comprobó en su bolsillo; la libreta estaba allí, y su garganta lista para recitar cada uno de los pecados que había cometido en la semana. Movilizó sus piernas para dirigirlas al confesionario, suspirando bajo antes de entrar y tomar asiento en el lugar que le correspondia y al que ya estaba acostumbrado. a lo que no estaba acostumbrado era a la voz que resonó a su lado, y las cosas que dijo. ¿Alguien nuevo...? 

-¿Donde está el padre Himmler? -preguntó en un susurro, aunque sabía que no debía hacer eso sino que seguir una estructura que el desconocido parecía no dominar.

Spoiler:
Disculpa la demora ;A;
avatar
Tobías Robinson
Abogado
Abogado

Cargo : Abogado
Localización : Just searching...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Confesionario 1 (Libre)

Mensaje por Milles el Sáb Jun 29, 2013 7:08 pm

tobías escribió:-¿Donde está el padre Himmler? –

Enmudeció ante la pregunta, sonrió de forma divertida conteniendo las ganas de decir cualquier idiotez. Demonios, era muy apenas la primera semana y alguien ya había visto su error. Tal aprecias que había gente que de verdad iba a al iglesia -. ¿Perdón?- dijo un poco desconcentrado-. ¡Ah el padre Himmler! Gracias por preguntar, supongo que eras amigo de él o algo similar ¿verdad? Ya mucha gente me ha preguntado por él y bueno, la verdad es que siempre es una lástima decirlo, sobre todo porque era un buen tipo. Bueno eso me han dicho, desgraciadamente yo no tuve el placer de conocerlo del todo, solo lo vi una vez e intercambiamos palabras de forma rapida. Es algo difícil de decir, sobre todo porque uno nunca piensa que algo así pase, pero lo que sucedió fue algo terrible… bueno, creo que no hay problema si te lo digo a ti. Después de todo estamos en el confesionario. Pero por favor no lo vayas a comentar mucho por ahí, se perdería mucha confianza en al iglesia si se supiera… El padre Himmler fue asesinado, no sé a ciencia cierta los detalles de cómo sucedió, pero sólo se que fue apuñalado hasta la muerte. – Mintió, él lo había matado sin muchos problemas o cargos de conciencia, pero mientras relataba lo poco que aparentemente sabia mostrándose con un poco de temor y profunda pena sobre lo sucedido con el pobre padre Himmler, rebusco rápidamente en internet qué demonios era lo que debía decir en el confesionario ¿Cómo no se le había ocurrido antes? Y ¡oh!…era tan sencillo lo que debía hacer.

-Um…parece que estas acostumbrado a confesarte o ¿necesitas que te explique qué es lo que necesitas decir?- dijo mostrándose amistoso. Sonriéndole, aunque seguramente no le podría ver.
avatar
Milles
Sacerdote de la Iglesia.
Sacerdote de la Iglesia.


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Confesionario 1 (Libre)

Mensaje por Tobías Robinson el Vie Ago 30, 2013 8:36 pm

Escuchar del deceso del hombre que sábado tras sábado había alimentado su corazón de vanas esperanzas de redención no era cosa fácil. Una de las pocas cosas que en su vida le daba completo respeto era al lugar santo que ahora estaba pisando y no podia creer aún lo que había oído. Porque atentaba directamente con esa concepción de inalcanzable pureza que tenía la Iglesia, le era imposible no tragar en seco, con la mirada fija en el frente, pensando en que el siguiente podría ser él. Asintió aún cuando era posible que el otro sujeto no le observara; la desconfianza propia de conocer en un terreno conocido a una persona extraña sembró en el un tono bajo y susurrante, claramente afectado.

-Es una pena... 

Mas intentó reponer su voz al instante. No estaba allí en ese momento para nada más que para confesarse. Deseaba ahora salir de allí, caminar, tal vez, fumarse un cigarrillo a la memoria de ese pobre hombre que tanto sufría los Sábados con él... pero ahora debía concentrarse. Carraspeó, bajando la mirada hacia la libreta que le recordaba con detalle todo cuánto había pasado en la semana, por extraño que fuera, y se preparó para hablar. 

-No necesita explicarme, me he pasado los últimos años, cada sábado, viniendo a este mismo lugar y diciendo las mismas cosas -susurró, arqueando su boca en un rictus de molestia ante la extraña forma en la que había empezado aquella confesión, y tras las palabras iniciales, aquellas que dan pie a que pueda hablar, empezó a susurrar, apegando la mejilla a la malla para que su voz en un tono bajo se dejara oir, como un reflejo del gozo que sintió cometiendo cada atrocidad- El día domingo, padre, luego de que me marché de aquí la semana pasada, me pasé a un restaurant. Nunca creí que los músicos de ese local tocaran tan mal, pero... hicieron el ruido suficiente como para hacer la tapadera mientras me encerraba con cuatro desconocidos en el baño del local...
avatar
Tobías Robinson
Abogado
Abogado

Cargo : Abogado
Localización : Just searching...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Confesionario 1 (Libre)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.