Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Confieso...
Dom Ago 14, 2016 10:18 am por Zarek

» IMPORTANTE!!! Anuncio de Administración
Vie Oct 16, 2015 3:36 pm por Alcalde Diedrich

» Cuenta y besa a quien te toque.
Lun Abr 27, 2015 9:01 pm por Jan Bozkurt

» Publicación de temas fueras del foro
Dom Abr 26, 2015 6:35 am por Bzou

» Mensaje a la administración (Importante)
Jue Abr 02, 2015 10:23 pm por Alcalde Diedrich

» El amo y el lobo [Celda de aislamiento] [Priv. Herman Engels +18]
Lun Feb 09, 2015 12:43 am por Herman Engels

» ¿Nuevo compañero? [Priv. Killer]
Dom Feb 08, 2015 2:54 am por Killer

» Other World [RPG Anime (Saint Seiya, Inuyasha, Naruto)] afiliación normal
Lun Feb 02, 2015 8:50 pm por Invitado

» Karma [priv. Geist]
Dom Feb 01, 2015 11:46 pm por Gô Koyama

» Mihail ``Perro viejo´´-I.D-
Miér Ene 28, 2015 2:56 pm por Mihail Mihaeroff

¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 55 el Vie Jun 15, 2012 12:46 pm.
►Pasa el mouse por las imágenes y contáctanos

ALCALDE DIEDRICH
Contact
Herman Engels
Contact
Zennu
Contact
Broker
Contact


HERMANOS

ÉLITES

↑Click↑

Entre el plomo y el acero [Priv. con André]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Entre el plomo y el acero [Priv. con André]

Mensaje por Invitado el Vie Feb 15, 2013 9:40 pm

Spoiler:
User: bueno~ el orden de posteo será Marseus - André - Claude, pueden poner y aportar con todas las ideas que se les ocurra para hacer una divertida historia llega de aventuras y acción! cualquier duda, estaremos en contacto por PM~ Gracias por rolear conmigo y Marseus ^w^!

Un altercado…solo eso había sido, pero tal vez más grande de lo que se imaginó….Balas, cuchillas…explosiones…sangre….todo había sido un desastre…y ahora solo se veía escapando, con un brazo herido, en medio de la fría noche, tratando de que no le dieran alcance…

Por lo general no solía acompañar a los clientes a sus casas, pero esta vez había hecho la excepción solo por la cantidad de dinero que le habían ofrecido. Hasta el llegar de la residencia del sujeto, todo fue perfectamente bien. Lo había llevado en su auto y la conversación era amena, la temperatura agradable y sin percances mayores. Era un civil que solía ir con frecuencia a Das Haus y le parecía divertido hablar con él…lo que no esperaba es que estuviese tan endeudado con una de las mafias del lugar….menos aún que a él le hubiesen desconocido y comenzasen a atacarle tras haberse encargado del tipo que yacía muerto sobre el asfalto.

Marseus se había defendido con sus dagas y sus cartas metálicas, haciendo daño y con una agilidad que era abrumadora esquivando tantos ataques como podía, intentando no enfrentar a menos que solo fuese necesario, sin embargo un arma era un arma y su velocidad era demasiada como para evadir todas las balas…Una le había rozado muy cerca uno de sus ojos y la otra le había dado de lleno en el hombro derecho que derramaba sangre dejando marcado su camino en la nieve que no cesaba.

No estaba asustado, la verdad. Era divertido, desde que era joven que no sentía ese éxtasi de escapar, de no saber si te estaban esperando, aquella adrenalina llenando su cuerpo…ahh simplemente maravilloso, pero si era realista, para su negocio lo que menos quería era problemas…. Los altercados entre Blades y Bullets eran problemas de ellos…y ahora justo se había quedado metido en medio y la pelea no cesaba.
Oculto en un callejón se quedó, intentando cubrir la sangre que no cesaba, con algo de hielo y arrancándose un trozo de tela de camisa para hacerse un torniquete, de manera que la herida no sangrase más….

Sin embargo las palabras no dejaban de darle vueltas en la cabeza....¿realmente habría tenido tanta malasuerte aquella noche?


¿Qué es lo que habría hecho aquel sujeto?

¿Por qué un altercado tan grande por una sola persona…?



Y más importante…..



¿Cómo demonios saldría de ese infierno entre el plomo y el acero?







Última edición por Marseus Ivanov el Dom Abr 07, 2013 7:22 am, editado 1 vez
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre el plomo y el acero [Priv. con André]

Mensaje por Andre Y. el Dom Feb 24, 2013 5:02 am

Había sido un día desastroso empezando por que era invierno, había nevado y por ende hacia frio.. para ponerle mas cerezas a ese pastel, le habían pedido amablemente (si amablemente) que fuera a investigar algunas cosas que estaban pasando en la zona residencial de la ciudad, pero en especial a cierto cliente deudor, aunque eso no le importaba ni era su trabajo, porque él era el cancerbero de los blades y eso hasta cierto punto lo exentaba de hacer trabajos de cobrador, pero ya estaba en esa zona y le tocaba recorrer ese camino hasta esa casa sin ánimo alguno.

Suspira varias veces mientras recorre el camino hasta ese lugar, pero al ver la situación y como se desarrollaba esos líos pasa una mano por sus cabellos de manera calmada por que no esperaba tener que usar sus armas para intervenir en un combate que no le correspondía, pero todo fuera para solucionar el problema y poder ir a hacer su trabajo habitual. O eso pensaba seriamente dado el hecho de que no le interesaba para nada lo que estaba pasando, por instinto posa una de sus manos sobre su katana, para avanzar cual lobo salvaje en ese espacio tratando de mantenerse lo menos notorio, pero ante su andar fija su mirada sobre unos cabellos familiares que pasan de largo, por un momento piensa en dejar pasar esa situación sin hacer revuelos por ello, pero cuando baja sus pupilas mientras camina nota un camino de sangre.

Realmente no estaba al corriente de que resonaba en su mente invocándole la necesidad de asegurarse que estuviera bien el Ruso peli claro, probablemente era a causa del aprecio que el otro disfrutaba haberse ganado, pero decidió seguir ese rastro del liquido carmín rojizo, pero eso si retirando de su camino a ellas molestas bullet que entorpecían su camino desenfundando de manera rápida su katana antes de hacer esos cortes por las espaldas ajenas usando a su favor su peso bajo y su celeridad que le permita permanecer en las sombras. Sin duda alguna para él que permanecía forastero a las relaciones humanas el buscar a alguien que consideraba un igual era algo completamente irracional.

Une piste rouge m'a apporté une rose bleue et russe (Un sendero carmín me ha traído a una rosa azul y rusa)- resuena su voz suave y mimada con ese asento estando cerca del ojiazul celeste, mueve de manera delicada su katana para quitarle un poco de sangre que cubría la hoja ocasionado que esta desprendiera una resonancia afable, como la que se percibía al estar ante un depredador.

Spoiler:
Perdón por que tardara nya.... tuve algunas cosas que hacer T-T y sin mi lap no podía entrar al foro..... ¬¬ ademas el Psp no me da la opción de escribir en el foro
avatar
Andre Y.
Guardaespaldas Líder
Guardaespaldas Líder

Cargo : Mi cargo… no tengo que decírtelo.
Localización : Te combine no saberlo, pero si quieres averiguarlo solo sigue el aroma de las rosas…. Si estás preparado.

Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t191-andre-y-hill http://forbiddencity.freeforo.com/t657-cronologia-de-andre-y-hill

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre el plomo y el acero [Priv. con André]

Mensaje por Invitado el Lun Abr 08, 2013 6:26 pm

El por su lado se había ocultado tan bien como pudo, atendiendo sus heridas con aquello que tuviese a la mano, ya que no podía darse el lujo de seguir demarcando el camino por el que caminaba.

Con precaución había cerrado la puerta sin manchar nada, mientras buscaba entre los escombros de aquella sucia habitación abandonada un pedazo de fierro, vidrio o cualquier cosa filosa que pudiese servir de arma blanca, hasta que sus celestes ojos se fijaron en un pedazo de aluminio que arranco de una pieza metálica más grande a patadas y jalones con su brazo bueno. Con este metal rompió uno de las extremidades de su camisa y logro atar mejor su hombro para que no se moviera innecesariamente tras haber sacado con cuidado la bala del lugar en el que se había alojado. Le había roto el hueso y tomaría varios días, si no meses recuperarse.

Inutilizable, ese era el estado de su brazo derecho y uno de sus ojos que se empañaba en sangre constantemente por el corte en su frente que había hecho una de las balas perdidas. Que lamentable era ver una rosa tan bella en estado tan deplorable con su hermoso color azul teñido por el carmín de sus propias venas.

Aun así las dudas no se habían alejado de su cabeza en absoluto, pero la prioridad era otra…unos pasos se sintieron aproximándose al lugar en donde se resguardaba y eso no era bueno en absoluto. Si era un policía o un Bullet, su vida ahí se terminaba… así que decidió ocultarse tras la puerta que sería abierta para poder ingresar al lugar…sigiloso…acechando a quien fuere….

Fue entonces cuando sintió aquella voz conocida, deteniéndose justo a tiempo, ya que por la espalda había tomado a André, apuntándole al cuello con precisión dispuesto a asesinarle sin dudar, sonriendo de medio lado al ver de quien se trataba…

Un suspiro de alivio salió de sus labios.

- Quien diría que sería una rosa aún más bella quien encontraría a la que se marchita -fue su sutil respuesta, dejándose caer en el piso, agotado, escuchándose el rodar de su improvisada arma por el piso.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre el plomo y el acero [Priv. con André]

Mensaje por Andre Y. el Lun Abr 29, 2013 10:08 pm

No era ni seria del tipo de personas despreocupadas que solo hacen las cosas por hacerlas.. bueno menos cuando sus instintos mas básicos salían a flote, pero ahora no era le momento de hacerlo tenia que ser como siempre, ser Rosa-Orient, el fiel guardián del líder de los baldes, no podía darse el lijo de salirse de las ordenes, pero hay estaba persiguiendo a un peliclaro con el cual sentía una extraña conexión.

Sino fuera por los molestos estorbos que había tenido que quitar del camino sudando esa katana con destreza seguramente no habría tenido que perder tiempo, y podría regresar lo antes posible a cuidar a Zennu, cuando abre la puerta, después de limpiar su katana y guardarla en su funda, siente el peso y el filo molesto de aquel metal contra su cuello, y luego como se aleja, la verdad no tenia miedo que lo hiriera de manera superficial o letal cualquiera de las dos mataría a suficientes personas solo con el contacto o respiración de el liquido carmín envenenado de sus venas, sin duda era una muerte disfrazada de rosas, ante ese pensamiento sonríe en sus interiores.

Cuando se parta el ruso y se sienta en el piso le mira fijamente antes de acercarse- eso quiere decir que esta rosa esta para encontrarle, mon As- pasa una mano por el rostro ajeno para acercar sus labios a este solo que en lugar de besar la pica que tenia bajo el ojo saca la lengua para lamer esa sangre hasta la herida, eso debería hacer que parara por un rato, además que verlo así herido despertaba sus instintos de lobo y asesino sólo esperaba que eso lo controlara antes de lastimar al ruso y le diera tiempo para salir de cazeria.

Disculpe mi comportamiento bulgar- se disculpa por haber lamido la sangre ajena, aparta lentamente su mano y su rostro del ajeno, para luego quitarse la funda de su guadaña para ponerla en el piso con cuidado y tratando de no hacer mucho ruido, despues se quita la pesada gabardina que traía para evitar el frió- puede que le lastime un poco, pero le ayudare para que no le duela mas- le mira a ojos ojo fijamente dejando ver que los suyos eran tan profundos como el mar nocturno- ¿Qué hace aqui?- pregunta mientras toma el cinturón de la gabardina, con cuidado toma el brazo ajeno y con el cinturón le hace un soporte temporal- es un inconsiente Mon As- suspira un poco esperando que nadie se acercara, ya que seria algo complejo tener cerca a Marceus en ese estado, pero mas que nada estaba saliendose de su protocolo tenia ordenes y estaba haciendo todo lo contrario de lo que normalmente haría, acaso dejaría que la presa que le habían mandado cazar por una persona, estaba mal realmente mal.
avatar
Andre Y.
Guardaespaldas Líder
Guardaespaldas Líder

Cargo : Mi cargo… no tengo que decírtelo.
Localización : Te combine no saberlo, pero si quieres averiguarlo solo sigue el aroma de las rosas…. Si estás preparado.

Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t191-andre-y-hill http://forbiddencity.freeforo.com/t657-cronologia-de-andre-y-hill

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre el plomo y el acero [Priv. con André]

Mensaje por Invitado el Sáb Mayo 04, 2013 2:39 am

Estaba aliviado, a pesar de que podía notar lo molesto que estaba André por haberse desviado de su camino por su culpa, realmente al verle sintió un profundo alivio….La verdad estaba agotado y había perdido tanta sangre por su herida que estaba aún más pálido de lo normal, así que el torniquete que aplicó André a su herida, le venía de maravillas, a pesar de que gimió de dolor.

-De verdad…siento mucho haber causado tantos problemas…no quería, pero debe entender que a veces mi trabajo es así…-miro a un lado algo avergonzado más cuando este lamio su mejilla, cortándose la sangre que emanaba de esta casi de inmediato- Uno de mis clientes pago para que lo acompañase hasta su casa….como estaba ebrio pensé que sería adecuado y vine con él….no sabía que él fuese su blanco, Monsieur André…de verdad lo siento much-- ah!...Tsk….-se recostó en la pared, echando la cabeza un tanto hacia atrás al sentir una fuerte punzada-Créame…no es que sea un inconsciente, la verdad. Sabía lo que hacía y de donde venía… aunque debo admitir que no esperaba esta situación. Estoy seguro, de todas formas, que usted posee el mismo sentido y adicción al trabajo que yo…..- Trato de sonreírle un tanto.- A veces hay que simplemente hacerlo y ya.

Era cierto, la verdad si había sido un poco inconsciente al tomar tal decisión, sobre todo al ir a un barrio alto, pero peligroso…ahora estaba estancado en ese lugar y no había forma de poder salir hasta que 1. Llegase la policía, 2. Que terminase el conflicto y 3. Que simplemente se desmayase pro completo. Pero no, no quería der una carga para André y su voluntad siempre había sido una de sus características más fuertes y lo único que aún le mantenía despierto.

-André… Por favor déjeme aquí, encontraré la manera de salir por mi propia cuenta, no deseo causarle mayor mal ni retraso, no me pasará nada, solo deme un arma y poder defenderme solo. - le miró a los ojos, estaba decidido, pero necesitaba un arma, una buena, no improvisada, no importaba que tan pequeña fuese, todo le serviría- Si se queda a mi lado seré una carga….- Se levantó y le miro directo a los ojos, de manera cálida, acariciándole una mejilla, pero hablando en serio, estaba preocupado más por la seguridad de su compañero que la de él mismo-….Y si llega a pasarle algo por mi culpa y debilidad, créame que jamás podre perdonármelo. Sabe perfectamente que es la mejor opción. Debe marcharse…por favor…..


avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre el plomo y el acero [Priv. con André]

Mensaje por Andre Y. el Sáb Mayo 04, 2013 9:05 pm

No estaba molesto sino confundido por sus acciones, él no era del tipo de personas que se preocupan por otros sino tiene una relación cercana, pero había reaccionado instintivamente al ver a Marseus herido, talvez era por que había hecho un vinculo con el cuando sus ojos azules se habían topados con los otros, al escucharlo y conocerlo en Dar Haus des Faun, pero por que lo apreciaba tanto como para dejar botado el trabajo.

Le escucha atentamente, pero no contestaría sobre lo del trabajo por que sabia que en rango… quizás era peor que el ruso, ya que evitaba a toda costa los descansos y era algo descuidado cuando se emocionaba de mas, pero era normal no (?). sacude un poco su cabeza despejando sus pensamientos y regresa a lo que le decía el peliclaro- no es mi blanco… es mi presa y tengo que llevarle vivo.. o muerto... pero creo que lo quieren vivo- lo comenta con un tono de decidía y flojera total, por que era mas fácil matarlo y llevarlo así a Madhouse que tratar de mantenerlo con vida, aunque ahora era mas importantes las ordenes que su diversión.

No me importa As, debería saber que dejar el territorio de los blades es peligroso y mas si esta de nuestro lado, por que seria atacado por bullets y policías- hace aun mas pesada su mirada que no mostraba muchas emociones, pero estaba preocupado por el otro- entonces no hagas cosas inconscientes como ponerte en un lugar tan peligroso- había dejado su tono de voz Frances por el Japonés, sin duda era un mestizo, por ello era como era con las personas- yo jamás me iría de cabeza a una situación problemática sino investigo un poco antes- su voz era cortante fuerte pese que usaba ese tono de voz tan odiado por el.

Disculpe la expresión, pero es un Tonto... no puedo dejar que un herido ande solo y menos con una de mis armas- sabia el riesgo que era darle una de sus armas por que estas estaban envenenadas como su sangre, pero lo correría tal riesgo con tal de que el ruso estuviera seguro, el tacto de la mano ajena le provoco un sutil casi efímero tono rosado en los pómulos por que aparte de sus amantes muy pocas personas tenían el valor de tocarlo..- esta bien, le dejare mi katana, pero tenga cuidado.... le dejara la guadaña, pero no podar moverla con una mano- toma la mano del ruso para besar el dorso de esta, aunque sin duda era la mejor decisión la katana que la guadaña por el peso del arma- preferirá tenerlo cerca y saber como esta.. pero no se puede evitar..- toma su gabardina y atrae un poco al ojiazul claro, para ponerla sobre sus hombros, con cuidado se acerca al oído ajeno, para susurrarle donde estaba su auto y las llaves, se separa de él para entregarle la katana- espéreme ahí... si tardo mucho vallase- dice para ponerse de pie, tomando la guadaña que aun estaba en su funda.
avatar
Andre Y.
Guardaespaldas Líder
Guardaespaldas Líder

Cargo : Mi cargo… no tengo que decírtelo.
Localización : Te combine no saberlo, pero si quieres averiguarlo solo sigue el aroma de las rosas…. Si estás preparado.

Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t191-andre-y-hill http://forbiddencity.freeforo.com/t657-cronologia-de-andre-y-hill

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre el plomo y el acero [Priv. con André]

Mensaje por Invitado el Mar Mayo 07, 2013 11:26 pm

Suspiro algo cansado, mirando a un lado cuando oyo aquellas duras palabras respecto a sus acciones…Si alguien más le hubiese dicho lo mismo, de seguro ya habría estado muerto, pero era André…tal vez por eso le había dolido tanto…

No, no es que fuera un inconciente, simplemente lo había hecho por dinero, por necesidad…Su trabajo era el acompañar a las personas y darles la entretención u compañía que pedían y aquel sujeto había pagado lo sficiente para acostarse con él si así se lo pedía, aun que agradeció, en ese sentido, que esto no hubiese llegado a tal punto…El sabía en que terreno estaba jugand, que tierras estaba tocando y a que tipo de mundo se adentraba. La verdad tenia tantos contactos como para no caer en la cárcel, así que los policías no eran problema, y los Bullet…bueno, ellos solo le habrían hecho algo a cambio de otra cosa, puesto sabían que Marseus era parte, o más bien, contribuidor de los Blades al vivir en su territorio, pero no, aquello solo había sido una mala noche llena de coincidencias que conllevaron a un mal final.

Cuando André el entrego la katana, con cuidado se la dejó en el cinturón, llevando gran parte del tiempo en silencio, mientras el peli oscuro le hablaba sobre como emplearla, el cuidado que debía tener con ella, pero eso Marseus ya lo sabía perfectamente, solo cuando él termino de hablar alzo la voz una vez más.

-No…soy un inconsciente, André…Cuando tomé el trabajo sabía perfectamente donde iba, per en mi mundo, el dinero es lo que lo mueve… La verdad no quería venir…Sabía que salir del territorio era solo signo de problemas, más a estas altas horas de la noche…Pero así como usted caza a sus presas, yo debo hacer igual y si no lo acompañaba, lo perdería.-Bajo la mirada con un dejo de tristeza- Perdóneme, otra vez, por causarle estos problemas y si, puede que sea un tonto, así como dice ¿Pero qué más puedo hacer? No soy el miembro de ninguna mafia…tampoco soy un ciudadano corriente y mucho menos un policía...... Yo… simplemente soy…. “la perra de los ricos” después de todo….- Apretó su puño y sus labios con una expresión de dolor al decir estas palabras, mientras se alejaba en dirección a una ventana trasera por la cual iba a descender, de manera que pudiese ir al auto que le habían indicado-….estaré esperando por usted André….-Se marchó.

Con rapidez comenzó a correr en la penumbra, asesinado sin piedad con un estilo perfecto de katana japonesa, cercenando a sus víctimas con facilidad de un profesional a pesar de sus heridas, mientras trataba de borrar algunos dolorosos recuerdos que habían venido a su mente cuando se llamó de aquella cruel manera a sí mismo. Se ocultaba bien y sus piernas aún eran ágiles a pesar de todo, llegando en menos de lo que pudo esperar hasta el vehículo del otro, subiéndose en el asiento trasero de este, recostándose sin poder evitar que sus ojos se empañasen en lágrimas con aquellas crudas palabras llamándole ”Perra de los ricos” una y otra vez, hasta que el dolor de su herida, el frio calante y su cansancio por sobre exigirse demasiado, le hicieron caer rendido.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre el plomo y el acero [Priv. con André]

Mensaje por Andre Y. el Miér Mayo 08, 2013 4:35 am

Escucha y nota las expresiones del peliclaro normalmente esto no le haría nada, pero por tratarse de Marseus era diferente estaba muy preocupado por él.. si, estaba preocupado por otra persona que no era su Jefe y menos su Ex-Amo era algo anormal, pero lo estaba.. él que siempre se mantenía ajeno de los demás escuchar las razones del otro caballero, ante ellas se muerde el labio molesto, ya que comparaba lo que estaba haciendo el ruso con lo que él hacia sin duda eran cosas diferentes por que solo iba hacer una casería no a vender su cuerpo.. no nunca mas haría algo así, para atrapar a una presa, ante todo estaba su dignidad y su auto valor.

Escucha que se vendería por dinero y eso le hizo enojarse al par que le hervía la sangre por que eso era algo que odiaba, si había mejores cosas que hacer algo como mancillarse así mismo, si, era algo de lo que sabia y sabia bastante al ser educado para seducir y servirle a cualquier hombre como una chica.

Bufa un poco pensando en lo que le había dicho de que era la perra de los ricos.. si el ruso era eso ¿que era él?.. que era llamado algunas veces por el clan el perro del jefe ó que era demasiado afeminado su apodo como él, en sus adentros se ríe a carcajadas de solo pensar en las comparativas que hace- nos veremos Mon As, tenga cuidado, tendremos que hablar- le dice antes de que el ruso se aleje.

Sale de ese lugar, pero se le eriza la piel con el frío, pese a traer su traje y la armadura diseñada especialmente para él, era obvio que era descaído sensible al frío como cualquier reptil, lo bueno es que no tenia que preocuparse por que Marseus tuviera frío ya que su gabardina era muy calida.

Sigue por el camino que le habían indicado procurando mantenerse en las sombras cual serpiente que mira a su persa sin hacer suido para luego devorarla, solo que en su caso usaba las sombras para deshacerse de los bullets que le estorbaran en su camino, pero la situación no era tan fácil como se la habían planteado, por que mientras mas se acercaba a la casa mas complicado era usar su guadaña sin ser notado, además para ese momento había tenido que esquivar varias balas y eso sin contar que a su alrededor se podía percibir el suave aroma a rosas de su sangre que había terminado usando sobre la hoja de su arma era la razón por la cual le llamaban como le llamaban.

Sus movimientos con la guadaña eran como su fuera un bailarín de tabledance, por la forma en que la usaba para hacer apoyo para algunos movimientos y el como la blandía con una mano hacia que pareciera la guadaña tan ligera como una pequeña daga de bolsillo, pero en realidad pesaba mas de lo normal (peso normal 8Kg. peso de su guadaña 12 Kg) Sin duda todo esto se estaba comenzado a poner divertido, pero no podía darse el lujo de jugar mucho por que sino perdería a su presa y pondría en peligro a Marseus.
avatar
Andre Y.
Guardaespaldas Líder
Guardaespaldas Líder

Cargo : Mi cargo… no tengo que decírtelo.
Localización : Te combine no saberlo, pero si quieres averiguarlo solo sigue el aroma de las rosas…. Si estás preparado.

Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t191-andre-y-hill http://forbiddencity.freeforo.com/t657-cronologia-de-andre-y-hill

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre el plomo y el acero [Priv. con André]

Mensaje por Invitado el Mar Mayo 21, 2013 2:03 am

Las horas pasaron y lo único que se podía ver desde lo lejos era la gélida niebla que comenzaba alzarse poco a poco, con la luna ya en más de medio cielo, marcando el tiempo que pasaba implacable dentro de aquella tumba de metal en la que había entrado.

Su cuerpo temblaba, sus labios jalaban con desesperación algo de aire, y sus ojos entreabiertos le daban el aspecto de un triste lobo moribundo, luchando por su vida en aquellos asientos de cuero y la gabardina que era su único abrigo. Su cabello cubrió un tanto sus ojos que no dejaban de esperar atento a que André, su esperanza, volviese con él…porque seamos honestos, la verdad aun si hubiese querido, en esas condiciones le era imposible conducir.

Una triste sonrisa se dibujó en su rostro cuando sintió que poco a poco su vista se nublaba, notando como sus piernas le eran imperceptibles debido al clima desalmado y la lluvia que pronto Se tornaría copos de aquel bello elemento pero que tan malos recuerdos traía de regreso a su mente, más ahora que estaba en tal estado que del único que estaba seguro era de sus pensamientos y del sentimiento de espera que oprimía su pecho de ansias…

¿Por quién esperaba? ¿Por qué esperaba?.....no…Hubo un momento en que simplemente ya no pudo con la fatiga y el sobreesfuerzo que había exigido a su cuerpo aquella velada, aferrándose con fuerzas a la katana cedida por André…

“Debo regresarla…”

Ese fue el pensamiento que hizo que sus hermosos ojos celestes volviesen abrirse como dos gemas sin brillo, expectantes por el retorno de él…. Además…el había dicho que debían hablar…. Eso quería decir que volvería…André cumplía su palabra, cumpliría su palabra, no le dejaría solo…no lo iba a abandonar en ese lugar…¿o sí? Era una posibilidad, después de todo André no tenia ninguna obligación con el… Perfectamente podía irse y dejarle. Tal vez incluso solo lo había hecho por lástima….que estúpido hacerse tantas esperanzas por una sola persona, pensaba, pero la verdad su sonrisa tímida no podía ser borrada cuando solo pensaba en lo triste que sería creer lo contrario. Él quería creer en André… quería creer en su regreso…y en que vería su silueta abrir aquella puerta y le hablaría una vez más con aquella voz que tanto resonaba en su mente en aquel momento….

-An…dré….-susurro a penas cuando una sombra se asomó por la ventana, callendo el desfallecido en el acto.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre el plomo y el acero [Priv. con André]

Mensaje por Andre Y. el Mar Mayo 21, 2013 7:15 am

Había dado uno de sus mejores espectáculos como la rosa-orent, su guadaña había coartado a suficientes bullets de diversas formas, pero esto no lo exentaba de las heridas de balas que se impactaron en su cuerpo, sin duda algunas eran seria y otras solo eran escandalosas, sin duda sus movimientos y sus ataques certeros eran algo que disfrutaba de las peleas, pero en ese momento era diferente, porque no se había descontrolado como normalmente lo haría, solo pensaba en esos ojos azules claros que le pertenecían al Ruso.

Como pudo llego hasta su presa, la verdad no espera ver tanta gente dentro de esa casa, pero así era, eso complico que pudiera ir hasta donde estaba aquel hombre, pero en especial por el espacio que había para maniobrar su Guadaña, suspira sin hacer mucho ruido.

Se mueve con mayor ligereza para pelear cuerpo a cuerpo (tenia que agradecer que el entrenamiento que le habían dado de niño como konuichi) con los bullets que quedaban, al menos tenia una mayor ventaja, por que su deliciosa sangre envenenada con aroma a rosas tenia un gran efecto, para reducir las molestias, cuando por fin encontró a su presa estaba con un cobrador y otra persona, pero poco le importo, así que por fin podía usar libremente su guadaña, por lo que le dio rienda suelta a su propio estado de frenesí, sin duda era mejor que no estuviera Marseus cerca.. por que en ese instante no reconocía entre amigo y enemigo solo sentía la necesidad de saciar su sed y jugar en ese escenario creado para su placer bestial.

Eso parecía un linda fiesta de sangre, balas y el sonido del acero, su rostro mostraba una sonrisa deformada para ese momento, sus ojos azules oscuros como el mar profundo se mostraban carentes de vida, emociones o algo parecido, su rostro que no de baja ver reacción alguna y esos movimientos ligeros daban la impresión de estar delante de un muerto o de un verdadero animal salvaje- c'est mon étape et vous ma nourriture (este es mi escenario y ustedes mi alimento)- dice mientras se movía cuan depredador, pero su risa.. era una risa que helaría cualquier clase de corazón, y si que lo hacia con el Deudor que no sabia si temerle a quienes le apuntaban o al que movía esa arma con ligereza. La lucha dentro de ese cuarto estaba bastante nivelada, si bien Andre era uno contar 2, su veneno personal ya le había hecho gran mella en aquellos, unos momentos y una pelea entre el acero y el plomo, mas tarde la habitación parecía mas un matadero que una alcoba ya que había mucha sangre regada por el piso, las paredes y los mubles, y eso sin contar que los cuerpos bullets... podrían estar en mejores condiciones.

Sus cabellos, su ropa y su cara estaban cubiertos de sangre propia y de los bullets, toma a su persa aterrada, para llevársela, sin duda alguna era en esos instantes como un animal recién alimentado.

Por su mente paso la pregunta “¿Cuánto tiempo tenia sin matar a nadie de esa forma? ¿Cuánto tenia que no alimentaba ese lado de su ser?... sin duda era desde que Ian lo había llevado al clan y lo había domesticado, por que cuando aun vivía en Francia era así una bestia disfrazada de caballero” ante ese pensamiento sonríe un poco, pero nuevamente el recuerdo de esa mirada azulina le llamo a la realidad- Demonios no debí probar tu sangre As- dice para si mismo, mientras lleva a su presa a rastras, por donde había pasado, al menos por ahora las neurotoxinas del veneno en su sangre tenían a ese hombre algo asonsado, pero no le preocupaba que muriera por su sangre, era algo secundario.

Apenas percibe su automóvil, saca el aparato del demonio (celular) llama a Borker, para que sepa lo que paso y pueda hacer su trabajo como mediador y después le llama a Zennu para informarle que tenia vivía a la presa.. algo asonsada pero vivía, que pasaría primero al hospital y luego a MadHouse, por que había salido un poco lastimado.

Camina lo que falta hasta el coche, la verdad le fastidiaba el frío, pero tenia que aguantar un poco mas, pronto prendería la calefacción y estaría tibio con el dueño de Das haus des Faun y podrían descansar los dos un poco antes de que le reprendiera. Al acercarse escucha su nombre, poco le importa si abre la puerta y llena el aire de su olor a rosas- Mon As- dice preocupado antes de buscar algo con que limpiar su mano para tocarlo, estaba un poco frío- eres- bufa un poco para abrir la cajuela y echar en ella al hombre, después la cierra y busca bajo el asiento del copiloto una cajita que decía solo emergencias dentro había una jeringa algo grande, para ponerse en contenido dentro de esta en la muñeca que había cortado demasiadas veces- perdón por las rosas, solo será unos momentos hasta el hospital- dice ya que era obvio que había perdido mucha sangre el peli claro entra en el lugar del piloto y encender el Automóvil como la calefacción, por suerte dentro del carro siempre dejaba un juego de llaves para conducir.
avatar
Andre Y.
Guardaespaldas Líder
Guardaespaldas Líder

Cargo : Mi cargo… no tengo que decírtelo.
Localización : Te combine no saberlo, pero si quieres averiguarlo solo sigue el aroma de las rosas…. Si estás preparado.

Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t191-andre-y-hill http://forbiddencity.freeforo.com/t657-cronologia-de-andre-y-hill

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre el plomo y el acero [Priv. con André]

Mensaje por Invitado el Miér Mayo 22, 2013 5:17 am

>>Los relámpagos azotaban el cielo….La luna iluminaba las arenas blancas por las que caminaba, hundiéndose a cada paso, mirando hacia un horizonte que parecía infinito. Las sombras que estaban a su espalda comenzaban a ceñirse sobre él y la desesperación de encontrar un lugar al cual refugiarse era demasiado intensa, que su pecho no dejaba de saltar y su respiración pedía un aire que parecía faltar en el ambiente que poco a poco se oscurecía más y más al ser consumida la luna por la marea negra a su alrededor.

>>Estaba desconcertado, pero no podía pensar en nada más que en corree y aferrarse a la vida que ahora poseía, corriendo más y más hasta alcanzar unas pequeñas ruinas en medio de la nada solamente acompañadas por un árbol tan blanco como su piel. Abrió una puerta innecesaria y entro a un refugio sin paredes más que la que tenía tras su espalda, abrazándose a si mismo mientras la marea negra comenzaba a bañar sus piernas y muslos, aprisionándole como la misma brea haría con un animal a punto de morir. Pero él no deseaba eso…luchaba por mantenerse afuera, rasgando las paredes con sus dedos sangrantes, tratando de salir….pero o veía ya nada más que su propio reflejo en el cielo, hundiéndose….estancándose…perdiéndose poco a poco en la oscuridad…. Hasta que de la nada, un reflejo blanco rompió todo a su alrededor cual espejo de cristal.


Solo entonces despertó.

Sus ojos se vieron vislumbrados por la blancura de la habitación. La ventana estaba abierta y parecía que era media tarde, puesto el cielo comenzaba a ponerse rojizo una vez más y la brisa que anunciaba la venida de la primavera poco a poco inundaba la habitación. A su lado un ramo de rosas…al otro, enormes maquinas que conectaban cables a su cuerpo para ver su estado….entonces….¿estaba en el Hospital?

Se levantó con cuidado y miro con mayor detenimiento, efectivamente era una habitación de hospital sin duda alguna. Sus heridas estaban tratadas y vendadas, su cabeza le dolía un tanto y su cuerpo se sentía débil, por lo que pensó que le habrían dado algún relajante muscular o algo parecido, mientras se quitaba los cables que invadían su blanca piel, levantándose con cuidado y acercándose a la ventana. Con cuidado poso una de sus manos en el vidrio, como perdido en el horizonte naranja tratando de recordar que es lo que había sucedido….

Balas, una herida, un escape, un auto y…André. Eso era todo lo que su mente le decía en ese momento y nada más. ¿Acaso André había tomado tal molestia de llevarle a aquel lugar? ¿Por qué?.....¿por….por qué?
No estaba seguro, por lo que se giró, apoyando su espalda contra la pared cercana, viendo como sobre una mesa yacía la Katana ajena, junto a un abrigo pulcramente tendido a su lado…. No había duda. Nada de eso había sido un sueño…

Entonces la puerta se abrió.

-André….. Así que realmente había sido usted quien….-se tocó la herida de su brazo y luego camino con algo de dificultad, debido a que sus sentidos aun no estaban del todo bien por los calmantes proporcionados. Se acercó a él y le toco una mejilla con cuidado- ¿Está bien? Me tenía preocupado…no me di cuenta cuando desfallecí en el auto…-bajo levemente la mirada.


avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre el plomo y el acero [Priv. con André]

Mensaje por Andre Y. el Miér Mayo 22, 2013 4:10 pm

Apenas había puesto en marcha el coche para conducir lo mas rápido que podía, por que no debía estar mucho tiempo en ese lugar...la verdad es que estaba conduciendo bastante descontrolado, y mas por el frío, que sentía en la piel del Ruso ojiclaro.. condujo bastante o al menos hasta un par de cuadras antes del hospital, por que un mensaje había llegado a su celular.

Se detuvo y entrego el “paquete que tenia en la cajuela (su presa) a uno de su clan, pero a otro pidió que llevara al Marseus al hospital para que lo entendieran, ya que si él llegaba para que lo atendieran estaría en problemas y mas por que no lo dejarían moverse libremente con esas heridas, prefrío hacerse cargo de ellas personalmente, por el hecho de que no quería ser atendido por nadie y mas por que tenia que limpiar cualquier rastro de su sangre. Observa como su compañero de lleva al Marseus que no soltaba para nada su katana, pero su arma no era importante en esos momentos era saber que el peliclaro que este estaba seguro.

Al día siguiente había buscado a Marseus en el hospital, al menos sus heridas estaban atendidas y ya no llamaban la atención porque de otro modo le hubieran querido atender, pero sobre todo en ese momento no era venenoso, con cuidado y calma entro a la habitación y puso un ramo de rosas de color blanco con un par de rosas azules, pero estas eran de un azul pálido como los ojos ajenos, había tomado el día para estar “descansando”, pero al final había estado acompañando a Marseus en su reposo.

Aunque como cualquier humano había ido a tomar algo de comer en la cafetería, cuando regreso abrió la puerta con mucho cuidado, ya que sabia que había pasado todo el día y por consiguiente era posible que el Ruso estuviera despierto- solo le traje no hice mucho- su voz sonaba tranquila cual murmullo del océano, su mirada fría casi sin emociones, pero por un lado estaba preocupado de que estuviera de pie, cierra un poco sus ojos al ver que se acerca, apenas lo tiene a su alcance y le toma de la cintura, para que no se fuera a caer- claro que lo estoy, soy el guardián de los blades, no morirá tan fácilmente, por una presa de ese rango tan bajo y por unos cuantos bullets- suspira un poco sin dejar de sostenerle con cuidado, siente la mano ajena y la toma delicadamente- debería estar en la cama reposando..- le guía de vuelta a ese lecho- haber dígame, ¿entiende que significa para mis compañeros que algo le pase?- pese a que no parecía que estuviera preocupado lo estaba- gracias- gruñe muy bajito y entre dientes, casi nunca las daba.
avatar
Andre Y.
Guardaespaldas Líder
Guardaespaldas Líder

Cargo : Mi cargo… no tengo que decírtelo.
Localización : Te combine no saberlo, pero si quieres averiguarlo solo sigue el aroma de las rosas…. Si estás preparado.

Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t191-andre-y-hill http://forbiddencity.freeforo.com/t657-cronologia-de-andre-y-hill

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre el plomo y el acero [Priv. con André]

Mensaje por Invitado el Sáb Jun 01, 2013 6:03 pm

Con cuidado André le sostuvo de la cintura tan pronto se vió a su alcance, seguramente por haber notado que aún no estaba en todos sus sentidos, dejándose ayudar, brindándole una débil snrisa ante sus palabras, pues era verdad, André era demasiado fuerte como para morir o ser herido en demasía por algo como eso….En cambio él….

Era débil, esa era la palabra. A pesar de todos sus esfuerzos no había podido hacer mucho más que huir de aquella batalla cual perro asustado refugiándose de todo y tratando de sobrevivir. SI no fuese por André seguramente le habrían asesinado o peor aún, tomado prisionero, y eso habría ocasionado demasiados problemas, muchos más de los que pensaba…Así que cuando vio la preocupación oculta en los ojos de su compañero, se dejó guiar con cuidado hasta la camilla, dando un leve traspiés que le hizo afirmarse más de él. Algo apenado pidió perdón y se recostó una vez más, mirando a un lado, para luego posar su mirada una vez más en la de André, que se había sentado en el borde de la camilla con un aspecto severo.

-La verdad jamás he sabido bien cuál es mi rol en la mafia, sino el de entretener a los Blades, André…-miro por la ventana- A parte de eso no soy más que un simple ciudadano de Steinburg, no debería haber importancia en mi vida o en mi muerte. Sé que es solo cosa de buscar a alguien más. Puede que se efectúe un leve conflicto al principio, en caso de que hubiese fallecido, pero tarde o temprano me hubiesen reemplazado por alguien más. Jamás he sido indispensable para nada…ni nadie.-Le miro y sonrió levemente cuando le dio las gracias, siempre le causaba curiosidad la manera en que prácticamente André gruñía las palabras cuando estaba agradecido.-hehe Dar las gracias no es tan malo como para gruñir. –Le miró cálidamente – Aun que debería ser yo quien de gracias…sin tu ayuda, no sería más que carne muerta en el gélido piso de estas calles.- suspiro levemente y se recostó una vez más entre las sábanas blancas sobre las que su cabello se esparció delicadamente. Aun le costaba respirar, pero lo hacía bastante normal a comparación de la noche anterior- André….¿hoy no tiene trabajo que hacer? Me parece extraño que siendo tan trabajólico como sé que es, esté aquí conmigo. ¿Acaso tiene el día libre?- preguntó curioso, mirando atentamente a su compañero.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre el plomo y el acero [Priv. con André]

Mensaje por Andre Y. el Dom Jun 02, 2013 5:50 am

Aunque no era tan fuerte como aparentaba ante todo el mundo, ya que era una persona por demás frágil en cuanto a lo Psíquico se hablaba y en lo físico... bueno a la hora de un combate poco le preocupaba cuidarse, sino cumplir con sus órdenes al pie de la letra y no fallar, todo lo demás era secundario, menos la noche anterior que Marseus le había estado llamando después de probar su sangre.

Se sienta junto al peliclaro y acaricia la pica que tenia bajo el ojo con cuidado en verdad le gustaba, tratando de no lastimarle y sonríe un poco- tu trabajo es cuidar de que nuestros corazones jamás estén tristes, que aquellos que no tiene un acompañante sientan una razón para pelear y regresar lo antes posible al Clan- dice seriamente por que lo había escuchado de algunos de sus compañeros, pero realmente no lo sabia a ciencia cierta.

Respinga un poco y aparta su mano de la cara ajena para tomar una de esas rosas azules claras y ponerla enfrente al ruso- yo no doy las gracias nunca- su tono de voz era bastante calmada y cierra sus ojos- pero gracias a su sangre.. puede regresar de ese lugar- comenta sin querer hacer mucha mención de su cometario, con cuidado picotea la cara ajena con la rosa, solo para ser maldoso- lo importante es que nos encontramos no lo cree?- le mira atentamente, antes de que le cuestione sobre la razón por la cual estaba en el hospital y por que le estaba acompañando.

Mi jefe, me dio el dia para reponerme de unas cuantas heridas leves- si leves... que tenia de leves esos impactos de bala que había recibido, sin duda hubiera sido mucho peor sino usar esa armadura ligera y una guadaña que podía esconder su cara con la hoja, para evitar cualquier bala letal- no es mi culpa ser un obsesivo con el trabajo.. pero si hablamos de adictos tu también lo eres Mon As- dice para besar esa roja y dársela- ponte bien.. quiero tomar té de rosas Azules- dice calmadamente- para recibir su amor eterno- bromea un poco a su forma de ser.
avatar
Andre Y.
Guardaespaldas Líder
Guardaespaldas Líder

Cargo : Mi cargo… no tengo que decírtelo.
Localización : Te combine no saberlo, pero si quieres averiguarlo solo sigue el aroma de las rosas…. Si estás preparado.

Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t191-andre-y-hill http://forbiddencity.freeforo.com/t657-cronologia-de-andre-y-hill

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre el plomo y el acero [Priv. con André]

Mensaje por Invitado el Lun Jun 03, 2013 4:45 am

Se acomodó un poco mejor mientras André hablaba, viendo con detenimiento sus movimientos. Cuando le dijo que su trabajo era cuidar el corazón de aquellos sin compañero para que estos pudiesen continuar y tener una razón para regresar…

No pudo evitar mirar a un lado cuando dijo aquello. La verdad no era nada importante, solo brindaba entretención…solo eso, jamás pensó que de algo serbia hacerlo ¿esperanza? No, jamás había visto como si su trabajo diese esperanza, más bien solo veía su servicio como eso…”servicio” al cliente… eso pensaba hasta que André le saco de sus pensamientos con aquella leve caricia a la que reaccionó cerrando los ojos, relajándose entre las sabanas.

Entonces su compañero habló otra vez tomado una de las rosas y explicando que el jamás daba las gracias, a lo que Marseus respondió mirándole con sus ojos invernales en expresión comprensiva.

-A veces dar las gracias no es malo…y no entiendo su obsesión con mi sangre André, no es como que se algo muy especial….ah!-una pequeña rosa picoteo su rostro poco después de decir estas palabras. No pudo evitar levantarse un poco, sorprendido de aquella actitud infantil y maldadosa en André, era una faceta que antes no había mostrado y le causo una bella sonrisa en sus labios.- Si, lo importante es que nos encontramos una vez más, y…realmente doy gracias por ello, sin usted yo no estaría aquí. Mi brazo es poca muestra del que podía haberme sucedido…-Levantó la mirada cogiendo la rosa entre sus manos, y sintiendo el dulce aroma que desprendía a medida que su compañero seguía diciéndole el por qué estaba allí. Le llamó la atención que dijese “leves”, siendo que el mismo había presenciado en carne viva las heridas de bala que André podría tener, pero no dijo nada, simplemente soltó un suspiro, mientras sus pestañas blancas enmarcaban sus ojos como dos velos blancos en una leve expresión entre tristeza y felicidad al mismo tiempo…algo contradictorio y difícil de expresar….le costó volver a pronunciar palabra, se había quedado pensativo respecto a lo último, aun si había notado que era solo una broma. Tal vez el hecho que fuese una broma era la razón por la cual no respondió enseguida, mientras acomodaba la rosa en su cabello tras haber cortado su tallo- No bromee con cosas como esas, André, se lo pido como su amigo… si hay algo que no soporto son las bromas acerca del amor.-Le dedico una mirada, para luego ver por la ventana una avecilla que se había posado y trinaba desde el marco de la ventana- Las aves comienzan a cantar otra vez…jeje supongo que ya es primavera.- Sonrió dulcemente, pero su mirada yacía perdida en el horizonte, lejano…ajeno.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre el plomo y el acero [Priv. con André]

Mensaje por Andre Y. el Lun Jun 03, 2013 5:23 pm

Miraba cada uno de los gestos ajenos, por eso le gustaban las personas… mostraban cosas que el jamás podría mostrar a nadie, ya que su alma y sus emociones hace mucho tiempo que habían sido enterradas en el fondo de su ser, pero entre Mirko, Rayflo y Marseus había sacado algunas afloje, aunque el ruso de cabellos claros había sacadazo las mas inocentes e infantes que tenia en su ser.. pero no lo dirá por que al parecer lo había descubierto pos si mismo.

Para mi es malo darlas por que son símbolo de debilidad- fija sus ojos azules oscuro sobre el ruso- digamos que el sabor de tu sangre lo lleve en mi boca y por ende mi mente evocaba tus ojos azules todo el tiempo hasta que regrese y el evito que me perdiera en mi propia oscuridad, pero en especial que recordara ir por ti- toca sus labios delicadamente recordando el sabor de la sangre de Marseus, su sabor era diferente a otros, era uno lleno de tristeza y de calidez, ante ese recuerdo un sutil tono carmín pinta sus mejillas, pero se desvanece tan rápido como había parecido.

Dicen que cuando dos plantas estas destinadas a compartir algo simbióticamente se encuentran- sonríe un poco y le mira tranquilamente disfrutando de las reacciones ajenas, se acomoda como un minino viendo que hace el otro, pero cuando lo regaña por su comentario de las rosas suspira un poco- lo digo enserio quiero té de su amor eterno, por que las llaman así a las rosas azules, “amor eterno” y quiero beber del té que saldría de sus rosas azules- era bastante sincero y un tanto infantil en cuanto a lo de las rosas y en todo lo que decía, no tenia por que mentirle al peliclaro.

Que bien- se notaba un destello de felicidad ante el pensamiento de que la primavera estaba tan próxima- al fin mi época favorita del año… lluvia y sol- mira y suspira un poco- sobre anoche lo que dijo.. no eres un perra- le mira fijamente mostrando una expresión calida en sus ojos normalmente carentes de vida- eres una rosa, eres un hijo de la luna y eres al primero que considero mi igual al menos en steinburg- baja un poco su tono de voz y lo hace meloso como el de cualquier Frances- recupérate pronto As y tomemos vino entre tus rosas azules otra vez- le pide amablemente, no como normalmente decía las cosas pero si con gentileza y amabilidad, no con esa fachada de caballero galante, sino con toda su escasa humanidad aprendida- di que si Mon As- pone su mano en la mejilla ajena y acaricia otra ves la pica que estaba ahí, si lo vieran los de mas del Clan seguro se volvería la botana, pero no le importaba que supiera cuanto apreciaba a Marseus.
avatar
Andre Y.
Guardaespaldas Líder
Guardaespaldas Líder

Cargo : Mi cargo… no tengo que decírtelo.
Localización : Te combine no saberlo, pero si quieres averiguarlo solo sigue el aroma de las rosas…. Si estás preparado.

Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t191-andre-y-hill http://forbiddencity.freeforo.com/t657-cronologia-de-andre-y-hill

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre el plomo y el acero [Priv. con André]

Mensaje por Invitado el Dom Jun 09, 2013 8:15 pm

La verdad hubo un momento en donde se sintió nervioso, cuando André le acaricio los labios, explicando que gracias a ella había podido regresar a su lado. Era algo sumamente singular, para él, su sangre era solo eso, sangre y nada más, sin nada en especial….simplemente un producto biológico y una de las pocas cosas que le hacían saber que estaba vivo…

- Dar las gracias también es un símbolo de fuerza, André…Al dar las gracias, cuando corresponde, es reconocer que necesitabas ayuda y que fuiste lo suficientemente valiente para decirlo y no quedarte en silencio intentando sobrellevarlo todo por ti mismo. Además, es reconocer que la ayuda brindada si sirvió de algo.-Le sonrió cálidamente- Por eso yo suelo darlas cuando realmente siento que hay que hacerlo.

Entonces se apeno un poco por su error…pues si bien sabía de plantas, por lo general no buscaba su significado, era una relación simple: si le gustaban, las cuidaba, si no, las dejaba morir. Entonces asintió al André haber terminado la explicación, diciéndole que con gusto podría ir cuando quisiese a beber te en el jardín de las rosas.

Cuando André dijo lo mucho que le gustaba la primavera, Marseus le sonrió, ladeando levemente su cabeza hacia él, más que nada intrigado por aquella sincera sonrisa en la de su compañero.

- Tiene una sonrisa hermosa…-Susurró, pero tan pronto André continuo, su expresión facial se borró y sus ojos parecieron apagarse por completo.- Eso lo dice…porque solo ha visto la parte “buena” de mi ser…. Agradezco las hermosas palabras que me brinda…pero es la verdad, todos lo dicen…-Entonces poso su mejilla en la mano que le acariciaba como cual pequeño gato a su amo, buscando por más, pero con un sutil recato- Me recuperaré, André, esto es solo un rasguño, mañana debo comenzar a trabajar una vez más ¿Por qué no viene a Das Haus para entonces? –Su tono de voz se había vuelto muy cálido, y sus ojos brillaron solo para André ante la invitación, con la esperanza de que nada arruinase aquel momento.

Pero por desgracia la suerte no estaba de su lado en aquel momento…Y pronto se verían interrumpidos por algo inesperado.

Spoiler:
User: Aquí si quieres puedes poner algo de tu agrado que arruine el momento o que le ponga mas acción a la cosa, lo dejo a tu eleción ewe
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre el plomo y el acero [Priv. con André]

Mensaje por Andre Y. el Mar Jun 11, 2013 7:02 am

Al notar el nerviosismo ajeno se aparta del peliclaro, camina un poco por la habitación para tomar una silla y llevarla a un lado de la cama del hospital, ya que respetaría el espacio personal, suspira un poco al escuchar lo que dice sobre dar las gracias la verdad es que le habían enseñado a darlas falsamente y sobre todas las cosas a casi nunca darlas si eran reales, porque eso seria una debilidad, pero sobre todas las cosas la debilidad era significado de muerte y una posibilidad de poner en peligro a su Jefe.

Que bueno que usted pueda hacerlo mon As- dice mirándole para acomodar parte de su cuerpo sobre la camilla como si fuera un cachorro mimado, le eran agradables los gestos de Marseus ante algo que no le llamaba mucho la atención, pero para si mismo era importante el significado de cada rosa, de cada color y sus variantes al unirse, ya que no había olvidado que se había prometido juzgar cada alma y decidir que tipo de rosa iría con ese ser cuando le matara, esa era la verdadera razón de que le llamara Rosa Orent.

Posa una mano sobre sus propios labios- es la primera vez que me lo dicen.. bueno tampoco suelo sonreír mucho, en mi vida una sonrisa no es algo que pueda dar- su voz permanecía neutral sin emoción alguna, pero tan mimada por el acento francés que poseía desde hacia muchos años, acaricia la mejilla ajena con ternura- lo digo, por que usted.. no esta mancillado como los Bullets o los Blades o yo.. usted es puro como la nieve.. pero aun así deja que otros le oculten con sus palabras- su mirada era fría y distante, aunque siempre se mostraba algo calida para el Ruso, por que era importante para él aunque no comprendía de donde venia ese sentimiento calido para el ojiazul claro- pero es importante lo que otros dicen?- le cuestiona, por que él había renunciado a lo que los demás digieran cuando su madre lo llevo a Francia para protegerlo de su familia paterna, y esto se marco mas cuando le toco vivir y pelear para sobrevivir- para mi hace mucho tiempo dejo de ser importante… por que me rompí antes de ser útil o llamado humano- dice dejando ver algo de su ser.

Ni lo piense, con esa herida debería descansar varios días- hace un ruidito como un cachorro de lobo, aunque ese ruido fuera muy poco perceptible- si no me llaman estaré en ese lugar- se iba a acercar para regalarle un beso en la frente cuando entra uno de los doctores. Dirige de forma pesada su mirada contra aquella persona, ya que había quedado muy expuesto, se aleja cual lobo molesto y comienza a refunfuñar entre dientes como di fuera un animal amenazante.

El medico se acerca para ver como sigue el peliclaro. Al menos por el momento sabia que Marseus no llamaba la atención, dado que había sido ingresado como un civil mas. Pero si hubiera sido él el ingresado al hospital hacia mucho que ya no estaria hay, ya que hubiera hecho una de sus clasicas fugas hospitalarias.
avatar
Andre Y.
Guardaespaldas Líder
Guardaespaldas Líder

Cargo : Mi cargo… no tengo que decírtelo.
Localización : Te combine no saberlo, pero si quieres averiguarlo solo sigue el aroma de las rosas…. Si estás preparado.

Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t191-andre-y-hill http://forbiddencity.freeforo.com/t657-cronologia-de-andre-y-hill

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre el plomo y el acero [Priv. con André]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.