Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Confieso...
Dom Ago 14, 2016 10:18 am por Zarek

» IMPORTANTE!!! Anuncio de Administración
Vie Oct 16, 2015 3:36 pm por Alcalde Diedrich

» Cuenta y besa a quien te toque.
Lun Abr 27, 2015 9:01 pm por Jan Bozkurt

» Publicación de temas fueras del foro
Dom Abr 26, 2015 6:35 am por Bzou

» Mensaje a la administración (Importante)
Jue Abr 02, 2015 10:23 pm por Alcalde Diedrich

» El amo y el lobo [Celda de aislamiento] [Priv. Herman Engels +18]
Lun Feb 09, 2015 12:43 am por Herman Engels

» ¿Nuevo compañero? [Priv. Killer]
Dom Feb 08, 2015 2:54 am por Killer

» Other World [RPG Anime (Saint Seiya, Inuyasha, Naruto)] afiliación normal
Lun Feb 02, 2015 8:50 pm por Invitado

» Karma [priv. Geist]
Dom Feb 01, 2015 11:46 pm por Gô Koyama

» Mihail ``Perro viejo´´-I.D-
Miér Ene 28, 2015 2:56 pm por Mihail Mihaeroff

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 55 el Vie Jun 15, 2012 12:46 pm.
►Pasa el mouse por las imágenes y contáctanos

ALCALDE DIEDRICH
Contact
Herman Engels
Contact
Zennu
Contact
Broker
Contact


HERMANOS

ÉLITES

↑Click↑

Coming Undone [Libre]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Coming Undone [Libre]

Mensaje por Invitado el Jue Feb 14, 2013 2:15 pm

No había noción del tiempo. La realidad era un revuelto de edredones y sábanas, mojadas, húmedas, mancilladas. El aroma del sexo inundaba la estancia, con su reminiscencia ahumada y persistente... junto al sudor y el eco del alcohol entre las ropas, los cuerpos y las mentes, nubladas.


"Keep holding on
When my brain´s tickin´ like a bomb"


Kurt sólo abrió uno de sus ojos, sintiendo su organismo en plena rebelión, pesado, mortecino, aletargado entre los restos de ese naufragio cálido plagado de agujetas y réplicas distintas, tras el combate y la... celebración.

Le dolía todo, pero era una sensación ya conocida, que arreglaría bajo las tibias aguas de su ducha. A solas. No miró al bulto, a los bultos más bien, que adormecidos reposaban también en ese lecho deshonrado. Simplemente logró desperezarse, con desgana, sin pudor al hallarse desnudo al salir del errático cubil.

"Guess the black bots have come
Again to get me"


Sus ojos proyectaron un desprecio discreto, que era también rutina. No recordaba ni sus rostros, ni sus nombres. Ni siquiera sus pieles o sus cuerpos. Pero el ligero quemazón entre sus ingles le dijo que estaba "satisfecho" y "servido".

Estiró con pereza sus brazos y su espalda, rodó su cuello, y examinó las prendas descarriadas, decorando su suelo con descaro. Sí. Sin duda, había al menos dos personas más bajo las mantas. Y al menos una, debía de ser una mujer. Porque... eso era una falda, ¿verdad? Chasqueó la lengua e hizo lo que hacía siempre, convertido ya en hábito el despertar entre desconocidos, sin memorias. Su expresión adquirió de nuevo esa confianza petulante al comprobar el condón anudado entre los restos de su papelera. No habría problemas. Dos incógnitas nuevas, el mismo resultado.

"Sweet bitter words
Unlike nothing I have heard"


Con ese paso lento, lánguido, moviendo tenuemente sus caderas y sus nalgas, turgentes, abandonó su dormitorio y fue hacia el baño, dedicándose varios minutos a sí mismo, ante el espejo. No tenía ojeras, puede que se sintiera apaleado y exhausto, pero su cuerpo siempre respondía, "bien entrenado". Se sonrió, con esos labios finos y esa sonrisa cínica y vanidosa, y colocó su pelo con las manos, buscando el "look" exacto de roquero granuja... incluso antes de abandonarse bajo la lluvia cálida y programada.


"Sing along mocking bird
You don´t affect me"



Después, mojado, renovado, con las gotas aún recorriéndole la piel, tomo una única toalla, pequeña al intentar cubrir su grande cuerpo, y con una patada, suave, se deshizo de la "basura" que aún quedaba en su casa.

- Marcharos. Tengo que ir al trabajo.

No miró atrás, buscando sus miradas. Le daba igual. Le daban igual. Sólo quería vestirse, un batido proteico, y volver hacia el Bebop. A tiempo. Unos cuantos quejidos haraganes fueron la única respuesta, cuando tiró las ropas de los desconocidos sobre la cama y buscó sus propios pantalones, para cubrir su desnudez. Aún con el torso descubierto les dirigió una última advertencia, con los ojos rasgados escupiendo altivez.

- Ha estado bien, pero no voy a repetirlo. Iros.


Los "invitados" captaron la "directa" y le dejaron solo, tomando sus ropas y dejando su cuarto, su casa, su vida. Eran tan sólo extras, y no repetirían capítulo. Para Rainer era siempre así. Un cuerpo, un polvo, un buen orgasmo. Puerta.

"That´s right
Deliverance of my heart
Be straight
Be deliverance"


Terminó de vestirse con una camiseta de tirantes, negra, y la cazadora blanca, a juego, que envolvía su cuello con cálido borrego artificial. Dio un último vistazo a su... pocilga, y se puso las botas, con punta de vaquero, como un hortera inmenso y orgulloso.

Cuando dejó su "hogar" la noche le hizo sentir más fresco, despejado, y el paseo hacia la entrada al Bebop le pareció agradable, mientras pensó en su próxima rutina, también física... cuando acabara el turno y acudiera al gimnasio a practicar su "Jab". La noche sólo estaba comenzando... A Kurt le gustaban las noches.

"Wait
I´m coming undone
Unlaced
I´m coming undone
Too late
I´m coming undone
What looks so strong
So delicate
Wait
I´m starting to suffocate
And soon I anticipate
I´m coming undone
What looks so strong
So delicate"


Spoiler:
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Coming Undone [Libre]

Mensaje por Owen Connor el Mar Mar 19, 2013 5:21 pm

Owen se levantó tarde esa mañana. Estubo un buen rato revolviendose bajo una manga vieja en su incómodo colchón hasta que por fin consiguió incoporarse. Era la primera noche que pasaba en esa cama y era realmente incómoda. Pero la noche anterior se había acostado tan agotado y había tenido unos sueños tan agradables que le había parecido el mejor lecho del universo.
Tras un enorme bostezo y estirarse todo lo que su cuerpo le permitía saltó al fin de la cama.

- Aah mierda!! que tarde es!!.- Se quejó al ver la hora en el móvil.
Rápidamente se desnudó y fue a darse una buena ducha fría para acabar de despejarse, además no tenía agua caliente.
Se vistió rapidamente con unos apretados pero cómodos vaqueros y una camiseta de un viejo festival al que había ido en America. Se puso sus zapatillas rojas de la "suerte". Aunque no creía en esas cosas le encantaba llamarlas así ya que eran sus favoritas. se bebió rápido un vaso de zumo y tras coger un par de cosas salió.

Acababa de llegar a la ciudad justo la mañana anterior. En un solo día se había hecho con un pequeño apartamento alquilado y un mapa de la ciudad. Tenía la mochila aún con sus pertenencias dentro. Tan solo había sacado algo de muda limpia y ropa de cama para pasar la noche. Ya se preocuparía en otro rato libre de cosas como deshacer el equipaje o darle una buena limpieza al apartamento. Lo primero era lo importante. Buscar trabajo.
Aunque tenía algo ahorrado para seguir adelante buena parte de su presupuesto se había ido en el viaje y otro buen pedazo en pagar la fianza y el primer mes de su apartamento. Calculaba que con lo que quedaba podría ir bien unas tres semanas más, pero no le apetecía pasar hambre. Además! Estaba deseoso de empezar a patearse el que sería su nuevo lugar de residencia por tiempo indefinido. Espera encontrarse unas calles muy animadas y repletas de gente interesante de todo el mundo.

Lleno de energía y mapa en mano empezó a rondar de un lugar a otro. Dejó su número de contacto y su curriculum en al menos veinte establecimientos distintos, entre tiendas bares y colegios. En un pequeño bar de barrio consiguió su primera faena. Ayudó a descargar una considerable mercancía de bebidas para una gran cena que tenían después. En compensación el dueño le invitó a comer. Más contento que unas pascuas Owen pudo devorar un buen plato de Espaguetis con salsa casera acompañados de dos filetes rusos. Además de natillas de postre. Todo acompañado de un par de Monsters para activarle durante lo que quedaba de día.

Siguió así hasta que el sol empezó a ocultarse y los establecimientos de vida diurna empezaron a cerrar sus puertas. Con algo de suerte alguno de ellos le encargaría algún trabajillo pronto. Pero visto que no tenía más que hacer corrió a su apartamento. En menos de media hora se volvió a duchar y se puso ropa más presentable y se peinó bien. Las buenas impresiones eran importantes así que se esforzó un poco en tener un aspecto algo vistoso y atractivo. Más o menos satisfecho con el resultado llenó una mochila con varios CDs gravados con algunos de sus temas y salió de casa de nuevo a toda velocidad.
Ahora tocaba promocionarse para conseguir trabajos pero de otro tipo. El tipo que casi no le daba remuneración económica pero sí se la daba interior. La música.

Fue por varios pubs y bares de la zona. Intentando que le dejaran hablar con el dueño de cada sitio para darle su curriculum junto a uno de los CDs. Llegada casi la medianoche no le quedaba más que uno en su mochila. Pero no sabía a donde más ir.

Se estiró alzando las palmas extendidas hacia el cielo. Aún activo gracias a la cafeína que se había metido unas horas antes.

- Supongo que es suficiente por hoy.- Comentó en alto para sí. Se echó bien la pequeña mochila al hombro y fue caminando tranquilamente hacia su apartamento. Disfrutando de la noche.

Tras un rato de paseo se percató de algo. Con la emoción se había olvidado el mapa... y no tenía la menor idea de dond estaba.
Miró hacia los lados pero se encontraba en una calle desierta. Sin ponerse nervioso cerró los ojos y agudizó el oído. "Ajá! en esa dirección se oye música! Seguro que encuentro gente allí." Pensó con una enorme sonrisa. Con paso ligero se dirigió hacia allí. La música que había escuchado provenía de una discteca. Bastante popular por lo que parecía ya que había bastante gente. Owen enseguida se olvidó de a lo que había ido originalmente y sintiendo el peso del CD restante sobre su hombro, entró.

Había mucho ruido y estaba lleno de gente bailando frenética. Como pudo consiguió acercarse hasta la barra CD en mano donde los camareros parecían bastante ocupados.

- Perdón! Querría hablar con el dueño por favor! Donde puedo encontrarlo?!.- Uno de los camareros le miró y le contestó. - De que dices que quieres el cubata?!.- Owen suspiró y negó con la cabeza. - No! Cubata no! Que quiero hablar con el dueño!.-

De seguro eso iba a llevar para largo. Pero no pensaba desesperar. Aprovecharía el cambio de canción para decirlo todo de un tirón si hacía falta.

Justo... ahora!.

- Me llamo Owen y soy músico he traído un CD con varias canciones para que le echeis un vistazo por si futuramente os gustaría contratarme para tocar aquí pero me preferiría ver al dueño para dárselo en persona!.-

Lo dijo tan rápido que de no haber tenido los pulmones entrenados para notas largas seguro que se habría ahogado a la mitad.

- Mira chaval, esto es una discoteca no un pub. Aquí no tocámos música en directo. Así que pide algo o pírate.-

El camarero le contestó de malas maneras, haciendo un gesto con la mano para que se marchara. Seguro que era el tipo de personas que era excesivamente duro con los comerciales telefónicos.

- Lo se! Pero por si lo consideran tras escuchar el CD. Por favor querría hablar con el dueño!.-

- No puedes hablar con el jefe! Ahora largate.- Le contestó decidido a pasar ya de él sirviendo unas bebidas.

- Por favor! Solo un momento! Donde puedo encontrarlo!?.-

Owen era insistente. Pero bien sabía que quien no insistía no conseguía. Así que pensaba seguir allí hasta que... estaba llamando a seguridad? Rayos. No quería problemas. Pero tampoco estaba dipuesto a irse sin más.



[U: permiso! no he podido resistirme con esa canción.]
avatar
Owen Connor
Cantante
Cantante

Cargo : Músico, quieres que te toque un tema?

Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t849-owen-connor http://forbiddencity.freeforo.com/t854-owens-timeline#8621

Volver arriba Ir abajo

Re: Coming Undone [Libre]

Mensaje por Invitado el Miér Mar 20, 2013 1:09 pm

Oh, la noche había empezado bien. Un par de sustos, un par de insultos, un piropo a una rubia explosiva, y ahora, una llamada desde la barra. Kurt sonrió, con su sonrisa de cretino favorita, dando una palmada en el hombro a su compañero en la puerta, señalando aquel ridículo auricular en su oreja, dejando claro que "era requerido" y que iba a dentro.

Su compañero, otro gorila inmenso, asintió parco en palabras. Algunos no tenían su encanto, estaba claro. Tener músculos era una cosa, pero no todos tenían el pack "completo". Kurt sabía que era un gilipollas afortunado, y en eso pensaba mientras se adentraba en la oscuridad densa iluminada sólo a medias, llena de láseres de colores dispares, gente, ruido y sudor.

Si cerraba los ojos le recordaba al gimnasio. De un modo... primitivo. El olor de la lona, las taquillas, las duchas. La gente, alrededor, sin parar de moverse. El ruido era distinto, sin embargo, no había gritos de Folker, no sonaban las cuerdas, no sonaban los golpes. Todo eran graves y música electrónica. Melodías, y no fuerza bruta. Pero aún así, Kurt "sabía como moverse", adaptarse a ese ritmo, diferente.

Lanzó un par de miradas, aquí y allá, acompañando al tinte más hambriento en su sonrisa al recorrer los cuerpos de la masa, como un depredador entre el ganado... hasta llegar hasta la barra, y preguntar, con un leve gesto en su mentón, a quién debía zurrar.

Para Kurt era fácil. Un objetivo. Una paliza. Un par de cientos. Cómodo. Rápido. Bien pagado.

El camarero señaló al pobre chico, casi imberbe, que parecía completamente fuera de lugar, incluso con aquella mochila sobre el hombro. ¿Ese canijo había enfadado al camarero? Al menos el chaval parecía tener huevos. Bueno, al menos le concedería un par de frases antes de llegar a los golpes.

La sonrisa de cínico pareció crecer y como siempre, Kurt se presentó como un capullo.


- Ey, Caperucita, ¿te has perdido? ¿Seguiste al lobo a la salida del colegio? Tienes dos opciones. O te vas, o hago enfadar a Santa Claus y te doy la paliza de tu vida, como ha pedido el camarero. Si te quedas, te dejo hasta escoger qué te parto primero. Por favor, regálame una excusa y alégrame la noche. No digas que no te dí a elegir, niño bonito.

avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Coming Undone [Libre]

Mensaje por Owen Connor el Miér Mar 20, 2013 10:14 pm

Owen no dudó ni un segundo entre seguir insitiendo o salir por patas. No pensaba rendirse facilmente y aunque solo tubiera un par de minutos más hasta que llegaran los seguratas. De todos modos que era lo peor que podían hacerle? Si no causaba más problemas ni se resistía ni intentaba dar ningún golpe seguramente que como mucho le sacarían de malas maneras del local. Quizás llevándose de regalo un dolor de culo por una posible patada en él de recuerdo.
Siguió intentando hablar con el camarero. Pero este no hacía más que pasar de él. Ni siquiera le miraba aunque su expresión de disgusto denotaba que le estaba escuchando de fondo y que le molestaba.
Owen empezaba a platearse la posibilidad de colar el CD bajo la barra en un intento desperado por la posibilidad de que después cuando lo encontraran le echaran al menos un mínimo vistazo auditivo antes de tirarlo a la basura. Pero antes de que pudiear poner en prática su estrategia vio como el camarero hacia un gesto. Fue a mirar en dirección a donde parecía haber mirado cuando justo un tipo enorme le habló. En esos momentos casi le pareció que el hombre en cuestión era dos veces él hacia arriba y unas tres o cuatro hacia los lados.

- Jo.. der.. Eres.. enorme!.- Exclamó con claro tono de estar flipando. Mirandole hacia arriba con los ojos muy abiertos. Pasando por alto el hecho de que le llamaran caperucita. Aunque algo tan simple como un mote ridiculizando su color de pelo no iba a afectarle realmente.

Cuando se curó de la sorpresa volvió a su sonrisa habitual levantando una mano en señal pacífica. - Aquí ha habido un error. Yo solo quería dejar mi curriculum y un CD, nada más. Solo que preguntaba por el dueño para poder dárselo directamente.- Se guardó el CD en un bolsillo de su ropa y levantó igualmente la otra mano, quedando en pose de "manos arriba" como si le estubieran amenazando con una pistola. Aunque esos puños de seguro que también dolían bastante.

- No hace falta que nadie reciba una paliza. No quiero ni voy a causar más problemas. Ya me largo y ya está. Aunque si me hubieran dicho desde el principio si podía encontrar al dueño o hubieran cogido el CD sin más no había sido tan instente. Desde luego aquí sois un poco maleducados.- Le miró arqueando una ceja, pensando tarde que quizás eso último debía de haberselo callado. Aunque era cierto. El camarero le había parecido un borde prepotente. Un actitud más propia de un ricachón esnob a la de un camarero, aunque le parecían igual de reprobables en ambos casos. Pero Owen era capaz de cerrar la boca y no decir lo que pensaba realmente. Si algún día tratase de hacerlo explotaría.

Levantó un poco más las manos con las palmas extendidas bajando levemente la cabeza. Con un lenguaje corporal que chillaba: "no soy un tipo violento así que no seas injusto y lo seas tú conmigo."

- Pero vale, está bien. Ya me largo.-
avatar
Owen Connor
Cantante
Cantante

Cargo : Músico, quieres que te toque un tema?

Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t849-owen-connor http://forbiddencity.freeforo.com/t854-owens-timeline#8621

Volver arriba Ir abajo

Re: Coming Undone [Libre]

Mensaje por Invitado el Vie Mar 22, 2013 1:00 pm

Si Kurt no tuviera el cerebro de un neardental en un mal día, no hubiera sonreído como un gilipollas ante una frase tan obvia y futil. Pero lo hizo, mostrando cada uno de sus blancos dientes, en una sonrisa perfecta y satisfecha. Sí. Lo era. Era enorme. Y le encantaba que los demás lo percibieran. Sentirse grande. Imponente. Sentirse observado. Contemplado.

Los piropos solían llegar más tarde.

Con el humor distinto gracias a aquella única enunciación, avanzó un simple paso observando mejor a aquel canijo. Era joven. Apenas un muchacho. Un niño. Y aunque Kurt era imbécil durante el 99% de su día a día, de su vida en general, a veces había un 1% lúcido que le ayudaba a tomar la decisión correcta a tiempo. Él era un ganador. Un campeón. Un camorrista justo, en busca de un duelo en condiciones. Él no pegaba a niños.

Ni siquiera a cambio de una buena piruleta... ni por 200 pavos.

Observó la postura sumisa, las manos en alto, y aunque no oía con claridad el resto de palabras y de excusas, decidió que no daría una paliza a Caperucita. Ser el lobo sólo era divertido a ratos... ratos en los que ansiaban sus mordiscos. Ahora, sería un buen leñador.

- Mira, niño bonito, aunque critiques nuestro "buen hacer" y no entiendas que tu música y tus problemas no nos importan, vas a irte a casa en tu carroza de princesa y yo seré tu carabina hasta la puerta, para que llegues "sano y salvo" porque has elegido marcharte. ¿Comprendes?

A veces, Kurt era sólo un capullo riendo sus propias gracias, sonriéndose a sí mismo con condescendencia de fan. Su sonrisa dibujaba esa seguridad, absurda, plena, que susurraba dentro que era un tipo enrrollado. Y con esa expresión guió al chico hacia una de las puertas, oscuras, que estaban sólo disponibles para el personal.

- Ven. Sígueme. Saldremos por aquí ya que "no eres bienvenido" en la pista. Déjame apartar la mala hierba para ti, Cenicienta.

avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Coming Undone [Libre]

Mensaje por Owen Connor el Vie Mar 22, 2013 1:36 pm

Normalente ver una amplia sonrisa en caras ajenas le alegraba un poco más el día a Owen. Pero no tenía seguro si esos dientes blancos que veía en la cara del segurata eran de una sonrisa feliz y amable o algún tipo de previo a una lluvia de golpes. No acostumbraba a ver ni mucho menos a recibir palizas, así que no sabía como iba el tema ni que gestos previos podían preveerse. Por suerte la sonrisa no era uno de esos gestos y Owen siguió con todos los huesos en su sitio. Al menos de momento. No quería pensar que una vez fuera podrían "acabar" el trabajo.

Suspiró resignado. Había luchado y había insistido. No siempre se podía conseguir todo en esta vida, eso lo sabía. De todos modos, estaba claro que el local no era del tipo que aceptaba a cantantes amateurs para dar una buena melodía a los nocturnos que por allí se pasaban. Era más de CHUNDACHUNDACHUNDA y gente restregándose unos contra otros, fingiendo bailar aunque todos sabían que era una especie de vasto método de apareamiento. No le gustaban ese tipo de sitios. Aunque escuchaba muchos tipos de música esto solo le parecía ruido. Un ruido machacante que le perforaba los oídos. Allí no cabía ni él ni su guitarra y visto eso empezaba a desear irse.

- Bien bien.- Asintió con la cabeza y se apartó de la barra dispuesto a salir del local. Estaba a punto de presentarse. Como tenía por costumbre cada vez que conocía a alguien nuevo. Pero con todo ese ruido infernal una de dos, o no le oía o le oía mal y a saber como le acababa llamando. Aunque quizás lo cambiaba por "princesa". No es que le molestara especialmete, pero seguro que le estaba tomando por un adolescente. No era la primera vez, no tenía un físico muy desarrollado salvo su voz grave y su marcada nuez ni era muy alto ni muy musculado, además de que seguía teniendo una cara bonita propia de chicos más jóvenes. Pero que le tomaran por un "crío" cuando ya era un adulto, eso sí que le molestaba un poco. De todos modos acababa de llamar "mala hierva" al resto de gente. Empezó a pensar si es que acaso ese tipo insultaba por defecto a todo el que se lo ponía delante.

Le siguió cuando echó a andar por la pista. Sin duda la gente se apartaba a su paso. Algunas chicas le miraban deseosas y a lo chicos parecía que les daba algo de miedo.
Podria haberse abierto paso hasta la salida él solo. No tenía más problema. Pero sin duda era mucho más cómodo y rápido estar pegado a su espalda mientras caminaba. Al menos no le estaba llevando a rastras agarrado de la camisa, y con suerte se libraría de esa patada en el trasero que ya había casi dado por supuesta.
avatar
Owen Connor
Cantante
Cantante

Cargo : Músico, quieres que te toque un tema?

Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t849-owen-connor http://forbiddencity.freeforo.com/t854-owens-timeline#8621

Volver arriba Ir abajo

Re: Coming Undone [Libre]

Mensaje por Invitado el Vie Mar 22, 2013 5:06 pm

Kurt se abrió paso sin dificultades, caminando con chulería marcando el ritmo con seguridad y grandes zancadas, hasta abrir la puerta a una de las trastiendas del local con la llave maestra que tenía todo el personal. Dejando al chico entrar antes que él sin perder esa odiosa costumbre de aprovechar el gesto para observar su cuerpo sin escrúpulos, le contempló un momento recorriéndole con su mirada desde el cabello hasta los pies.

Pequeño, casi infantil, suave. Como una fruta que no ha caído del árbol. Demasiado "perfecto" para no ansiar romper el envoltorio. Un caramelo en ese mundo de tinieblas, dónde los niños roban en los parques. Kurt sonrió nuevamente, su mirada teñida de sarcasmo, cerrando tras de él con cierta brusquedad. Disfrutando la oscuridad del almacén no dio la luz hasta pasar unos segundos, deseando sembrar dudas, inquietud, tal vez incluso miedo, en ese acompañante inesperado, obligatorio. Cerca. Casi demasiado. Ocupando su espacio personal, oyendo sus respiraciones. Parte de su thriller espontáneo.

- Has tenido suerte, Peter Pan. Por aquí "los niños perdidos" no suelen durar mucho... Deberías tener más cuidado.


Dejó que su voz se apagara en esa negrura intencionada, sintiéndose casi teatral, más grande e imponente que antes, toda una estrella en su película mental. Kurt se sentía más apuesto que Paul Newman, mucho más varonil, más carismático, indudablemente más fuerte que Himan, casi más fuerte que el propio Superman.

Después, permitó al florescente artificial iluminar la estancia y dejar a un lado esa atmósfera amenazante, para ver sólo trastos, cascos vacíos y atrezzo en varias cajas amplias y revueltas, dónde los gogós se surtían.

- Este es nuestro almacén. Aquella puerta da a la calle directamente. Saldrás por ahí, y me deberás un favor. No puedes negar que he sido el héroe de la noche, chaval. Un puto ángel de la guarda que eligió no marcarte la cara. No te sentarían bien las cicatrices.

Le miró fijamente durante un breve instante y avanzó un par de pasos, dejándose seguir hacia aquella salida "trasera", privada.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Coming Undone [Libre]

Mensaje por Owen Connor el Vie Mar 22, 2013 5:48 pm

Owen miraba extrañado. Intentando ver más allá de ese muro que era la espalda del tipo. Pero no conseguía ver nada. Tan solo alcanzaba a seguirle de cerca ya que en cuanto pasaba la gente volvía a su zona habitual, empujándole un poco. Tubo que luchar porque no le estamparan contra Kurt un par de veces.
Aún sin saber hacia donde iban, se fijó que la puerta por la que había entrado estaba practicamente en la dirección contraria. ¿Le estarían echando por la puerta de atrás para no causar jaleo? Parecía lo lógico, aunque tampoco es que estubiera armando arboroto. Igual no era bien visto ver a uno de los de seguridad acompañando a un chico fuera.
Se apartó un poco hacia atrás cuando se giró para darle paso. Avanzó cuando le cedió el paso sin percatarse de que estaba siendo comido con los ojos. Sus atributos además estaban bien remarcados por una ropa algo ajustada. La camiseta le llegaba justo al inicio del trasero que quedaba bien delineado por el pantalón. Había salido a promocionar su música y por lo tanto había tratado de dar buena imagen. Los músicos se vendían mejor si eran atractivos a la vista, de eso no había duda.

Alcanzó a ver muy poco antes de que cerraran la puerta. No quería avanzar con todo a oscuras. No estaban en la calle. Pero no sabía donde estaban y no quería avanzar para acabar chocando con algo. Por otra parte notaba al hombretón justo detrás suya y eso le ponía un poco nervioso. Pero no iría a pegarle a oscuras ¿no? No sabría donde apuntar. Ese pensamiento le relajó.

- Hehe, lo tendré en cuenta capitán.- Respondió con un tono que dejaba claro que no estaba asustado, un poco inquieto por la posibilidad de un puño en su cara, pero nada más. Esa posibilidad parecía cada vez más lejana.

Cuando la luz parapadeó Owen lo hizo también. Dentro de la discoteca no había demasiada luz y al principio ese cambio le cegó un poco. Se fijó que estaban en lo que parecía una almacén. Una vez con el sentido de la vista de nuevo activo avanzó sin miedo poniendo algo de espacio entre ambos.

Se frotó el mentón cuando lo dijo. - Si.. eso te lo agradezco. No creo que una cicatriz me diera muy buena imagen como cantante.. además de que dolería un montón.- Sonrió. Vio como avanzaba y le siguió de nuevo.

- Lo de deberte un favor pues no se, si necesitas algo dime. A mi me gusta ayudar de todos modos.- Antes de irse tubo que soltarlo. - Oye por cierto. ¿A ti te gustan mucho las pelis disney no? ¿O eres más bien de los cuentos originales? Hehe los nombras mucho.- Sonrió ampliamente. Le parecía encantador que un tiarrón tan grande fuera aficionado a las historias infantiles.
avatar
Owen Connor
Cantante
Cantante

Cargo : Músico, quieres que te toque un tema?

Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t849-owen-connor http://forbiddencity.freeforo.com/t854-owens-timeline#8621

Volver arriba Ir abajo

Re: Coming Undone [Libre]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.