Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Confieso...
Dom Ago 14, 2016 10:18 am por Zarek

» IMPORTANTE!!! Anuncio de Administración
Vie Oct 16, 2015 3:36 pm por Alcalde Diedrich

» Cuenta y besa a quien te toque.
Lun Abr 27, 2015 9:01 pm por Jan Bozkurt

» Publicación de temas fueras del foro
Dom Abr 26, 2015 6:35 am por Bzou

» Mensaje a la administración (Importante)
Jue Abr 02, 2015 10:23 pm por Alcalde Diedrich

» El amo y el lobo [Celda de aislamiento] [Priv. Herman Engels +18]
Lun Feb 09, 2015 12:43 am por Herman Engels

» ¿Nuevo compañero? [Priv. Killer]
Dom Feb 08, 2015 2:54 am por Killer

» Other World [RPG Anime (Saint Seiya, Inuyasha, Naruto)] afiliación normal
Lun Feb 02, 2015 8:50 pm por Invitado

» Karma [priv. Geist]
Dom Feb 01, 2015 11:46 pm por Gô Koyama

» Mihail ``Perro viejo´´-I.D-
Miér Ene 28, 2015 2:56 pm por Mihail Mihaeroff

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 55 el Vie Jun 15, 2012 12:46 pm.
►Pasa el mouse por las imágenes y contáctanos

ALCALDE DIEDRICH
Contact
Herman Engels
Contact
Zennu
Contact
Broker
Contact


HERMANOS

ÉLITES

↑Click↑

Un nuevo comienzo II [ Anex & Axel Kofman ]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un nuevo comienzo II [ Anex & Axel Kofman ]

Mensaje por Invitado el Dom Feb 10, 2013 3:25 pm

Tal y como le hubiese indicado el secretario Kofman al traspasar la puerta de seguridad de las oficinas de la comisaría, Fon se dispuso a escuchar sobre la ubicación e información que tuviese que estar en su conocimiento con respecto a los otros departamentos mientras caminaban en dirección a su propio despacho en el de homicidios.

No se adelantó en momento alguno, esperando que su acompañante repartiera documentación o se entretuviera en lo que tuviera que hacer en cada momento mientras iban de paso por el pasillo correspondiente. Se mantuvo sereno y estoico, con paso firme y observando cada ubicación con la que se topaban con intención de grabárselas en la mente y evitar perderse por andar pensando en cosas que no le terminaban de convencer del lugar. En fin, adaptación, el gran don del ser humano...

Intuyendo la cercanía de su propio lugar personal de trabajo, buscó con la mirada las puertas correspondientes, esperando que el secretario le indicase en cual debían acceder para ver su interior y escuchar lo mismo que con respecto a los otros departamentos: información en que tuviera que estar en conocimiento, pues era consciente que ante un traslado era el policía quien se adaptaba a la comisaría y no al revés.

Así que mejor estar enterado de todo para luego evitar problemas.


Spoiler:
Turnos de posteo: Comenzarán a rolear Axel y Fon solos, damos entrada a Anex cuando vayamos a su departamento, yo te aviso ;3
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo comienzo II [ Anex & Axel Kofman ]

Mensaje por Invitado el Miér Feb 13, 2013 4:33 am

La primera vista al llegar a la sala del departamento de homicidios, eran escritorios, sillas giratorias, un sillón y una pared llena de fotos y escritos que la mayoría se observaba un "Se Busca" o "Peligroso - Caso 45". Se notaba un ambiente no tan activo pero sin duda mas tenso, mas intelectual por así decirlo, casi se escuchaban las neuronas arder en cada uno de los cerebros de los presentes que por cierto, ahora eran pocos, quizás algunos estarían investigando fuera.

- Este es su escritorio, sea libre de instalarse en cuanto pueda - Señaló uno de esos escritorios mientras él comenzaba a dejar algunas hojas en escritorios vacíos y otras directamente en la mano de los que estaban ahi... o... al menos los que prestaban atención ya que un secretario que entrega cosas por lo general no se le prestaba del todo atención y por supuesto Kofman no quería interrumpir en ningún momento como para decir un "Buenos días", no sea que por su culpa las ideas se les vayan de la mente y no logren cerrar sus casos.

- El departamento de homicidios cuenta con una sala especial para investigación, si puede seguirme podrá observar aquí algunas de las herramientas con las que estará en constante contacto - Abrió como pudo una puerta de cristal hacia un cuarto un poco oscuro por el momento, no había nadie pero una pantalla en la pared brillaba constantemente con ahora el rostro de una persona y un mapa con un punto rojo parpadeando en una calle. Se podía observar una mesa grande de cristal, algunas hojas encima y otros equipos y dispositivos alrededor como microscopios sencillos y otras computadoras con pantallas mas pequeñas. Sillas un poco desordenadas y un suelo alfombrado. - Sus compañeros pueden darle aún más detalle de cómo funciona cada cosa o que tipo de situaciones las requerirá - No es que Axel no supiese del todo, o mejor dicho no es que no pudiese investigar o deducirlo pero le pareció que lo más correcto era que los otros detectives le ayudasen en eso.

Axel esperó un momento a que el detective se familiarizaba con esa sala esperando en la puerta y esperando a ver si preguntaba alguna otra cosa. Había decidido que no lo llevaría a cada uno de los departamentos pero si le daría una explicación un poco más tarde de lo que había en cada uno.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo comienzo II [ Anex & Axel Kofman ]

Mensaje por Invitado el Jue Feb 14, 2013 4:53 pm

Su mirada hizo un rápido barrido por la sala en la que acabaron accediendo, notando como algunos ojos se desviaron hacia él y su acompañante por la repentina aparición. No distaba demasiado del aspecto que tenía el departamento de homicidios de su país de origen, aunque no pudo evitar que le llamasen la atención inconscientemente la pared llena de fotos y escritos sobre los casos que allí se andaban llevando a cabo y demás informaciones al respecto. Algunos ojos continuaban observándole.

Buenos días. Detective Lattener, siento la interrupción —pronunció de forma seria y cortés sin alzar demasiado la voz para no molestar a los que trabajaban pero sí para contentar la curiosidad de los que miraban, presentándose mientras hacía una leve inclinación con la cabeza.

Habría que ser un poco social le gustase o no...

Luego, volvió la vista de nuevo hacia Kofman, que le señalaba un escritorio de la estancia indicándole que sería el suyo. Fon se limitó a asentir con la cabeza, acercándose un poco al mueble para examinarlo con la vista mientras el secretario se encargaba de repartir más trabajo a los que a partir de ese día iban a ser sus compañeros de forma más directa. No era un mueble viejo y hecho polvo pero tampoco era nada nuevo, el lugar en general se notaba que hacía tiempo que no se hacían remodelaciones. Observó la cerradura del cajón silenciosamente.

En fin, cuatro horas para instalarse, igual debiera hacer tiempo luego en la sala de entrenamiento, al menos no estaría parado haciendo nada.

Regresó su atención al secretario Kofman cuando éste le mencionó la sala especial de investigación de homicidios, siguiéndole al momento para verla cuando el hombre le abrió la puerta.

Claro —afirmó, observando el interior antes de lanzarle una mirada fugaz para ver si podía o no entrar antes de acceder al interior.

Aquella sala le gustaba mucho más, quizás porque no había nadie o bien porque estaba llena de cosas que le gustaban. Sus ojos azules se clavaron en la fotografía de la pantalla brillante, para luego pasar al mapa señalizado. Después, hizo un barrido por la penumbra del sitio, ojeando todo objeto que tenía frente a él y no pudo evitar acercarse a los ordenadores. No esperó que le explicasen nada sobre ellos, empezó a ojear las pequeñas pantallas, comprobando que algunas eran táctiles pero algo obsoletas. No tenían material del Paleolítico pero tampoco última tecnología, el departamento no debía de tener un nivel económico muy excesivo.

Escuchó a Axel mientras veía uno de los dispositivos localizadores de mapas, moviendo ágilmente sus dedos por la pantalla para agrandar y mover el plano hasta dejarlo tal y como estaba antes. Eran rudimentarios, no necesitaría que nadie le explicase sobre su funcionamiento pero aun así, volvió la vista al secretario y musitó:

De acuerdo, lo haré de ser necesario —afirmó, reuniéndose con él. Al parecer iba a tener que socializar más de lo que quisiera con los compañeros de trabajo pero en fin, tampoco podía andar quitándole su tiempo a Axel, dejándole cerrar la puerta de la tranquila sala al salir ambos.

No quería andar distrayendo a los otros detectives del departamento, por lo que consideró adecuado salir de allí si el secretario tampoco tenía nada más que hacer en aquel lugar, por lo que se lo hizo saber mientras se dirigían a la salida de la estancia:

Si es posible y no es mucha molestia, me gustaría ver el departamento forense, por favor —le pidió sin perder la formalidad—. No le haré perder mucho tiempo, solo sería ojear rápidamente las instalaciones y tener identificado a algún forense, no es mi intención interrumpir el trabajo de nadie.

Al fin y al cabo, iba a pasar bastante tiempo en ese departamento también debido a su especialización y al menos quería que le sonase de vista alguna cara o nombre, así como ver en qué condiciones estaría dicha sala. Unas malas condiciones podrían entorpecer una investigación, mientras que todo lo contrario podía ayudar más de lo esperado.

Así pues esperó que Kofman considerase o no oportuna su petición y le indicase algo de los otros departamentos si pasaban cerca de alguno. No le pediría entrar a otros departamentos, aunque debía admitir que que asuntos internos y comunicaciones le llamaban poderosamente la curiosidad.

Bueno, tenía cuatro horas, igual luego a solas le daría tiempo de ojearlos...


avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo comienzo II [ Anex & Axel Kofman ]

Mensaje por Invitado el Dom Feb 17, 2013 4:29 am

- Si, por supuesto... No se preocupe por mi tiempo, es bueno ver que se interese por lo que hay en la comisaría y para mi no es ninguna molestia darle el recorrido - Sonrió de forma sencilla y honesta pues era verdad que no todos los detectives o policías en general estaban tan interesados en cómo funcionaba todo, muchos sólo se dedicaban a hacer el mínimo de su trabajo.

- El departamento forense se encuentra aquí a un lado - Comenzó a caminar llevándolo a dos puertas consecutivas no demasiado grande, hechas de cristal que llevaba a un pasillo. - Pasando este pasillo es en la sala donde estábamos antes, en frente, se encuentra el departamento de comunicaciones. A la izquierda de este el departamento antidroga y a la izquierda, el de asuntos internos donde podrá encontrar el despacho del sargento y el del comisario donde también se encuentra mi escritorio si necesitas algo - Se detuvo un momento en ese pasillo señalando los lugares mientras los nombraba - Ah y la puerta de atrás llega a otra sección de la comisaría, es la sala de descanso, pero después podemos ir a ella si gusta. -

La puerta de frente era de cristal por lo que se podía ver perfectamente lo parte del laboratorio del departamento de forense. - Este es el laboratorio, se encuentra seccionado de acuerdo a las tareas que se pueden realizar aquí, e algunas incluso debe esterilizarse para poder ingresar. - Se veía gran parte de dicho laboratorio aunque no todo, lleno de mesas y objetos extraños para Axel ya que en realidad eso no era su área - En la esquina del frente se encuetra un sótano en donde principalmente van los cadáveres para ser inspeccionados, a la derecha están los escritorios o pequeña área de descanso para los empleados de esta zona - Muestra nuevamente con una mano las direcciones mientras hablaba, ya que la pared hacia estos escritorios era de cristal, podía verse personas con bata blanca entrando y saliendo, pensando - Por favor tenga cuidado al ingresar a ésta área y sobre todo, respete las reglas específicas de este laboratorio, la principal es que ningún objeto puede salir de éste laboratorio - Le mostró algunas reglas pegadas en la pared del laboratorio.

Spoiler:
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo comienzo II [ Anex & Axel Kofman ]

Mensaje por Invitado el Mar Feb 19, 2013 8:32 pm


Gracias —musitó a las palabras del secretario al acceder su petición, haciendo una leve y fugaz inclinación de cabeza respetuosa por puro reflejo.

En fin, al menos había gente que parecía trabajar con gusto, eso estaba bien.

Fon siguió pues a Kofman hasta las puertas que les hicieron salir del departamento de homicidios para encontrarse en un pasillo, el cual el estadounidense barrió rápidamente de forma natural para ver si le resultaba familiar. Sí, a la derecha podía ver la sala a través de la cual accedieron a la estancia anterior. Su acompañante se lo confirmó y comenzó a ubicarle cada departamento, haciendo que su mente fuera rememorando las puertas que habían ido pasando antes para irles ubicando la zona y la utilidad que se le iba explicando. Fon se limitaba a escuchar en silencio y afirmar de vez en cuando con la cabeza en señal de que asimilaba la información recibida.

Claro, por supuesto —accedió a pesar de que la sala de descanso probablemente fuera la que menos le interesaba de toda la comisaría. Solía ser lugar en donde había o demasiada gente o mucho vago perdiendo el tiempo.

Pero tendría que pisarla tarde o temprano supuso, así que al menos harían tiempo viéndola luego. Por lo pronto, sus ojos azules se centraron ahora en mirar por el cristal de la puerta del laboratorio, haciendo un nuevo barrido pero esta vez, más detenidamente que por lo general mientras escuchaba.

Sus pupilas se dilataron, le gustaban los laboratorios desde que era niño. Lugares tranquilos pero siempre en movimiento y que solían aburrir tanto a sus compañeros de escuela cuando era estudiante. A Fon no se le hacían extraños la mayor parte de los instrumentos allí contenidos, ya fuera porque los hubiera visto antes en la comisaría de Nueva York como por propio conocimiento. Le gustaba el orden, le gustaba la ciencia, le gustaban las normas.

Entendido —musitó ante sus advertencias mientras leía con atención en silencio las normas del laboratorio.

Mas al separar la vista de ellas al acabar, sus ojos dieron con algo que al parecer nadie debió de ver.

Al fondo de la sala, algo procedente de un montón de documentaciones y papeles que portaba uno de los hombres que allí trabajaba cayó al suelo fugazmente, perdiéndose bajo un escritorio mientras el resto de trabajadores permanecía con sus ocupaciones. Incluido el hombre al que se le había caído lo que Fon intuyó debía de ser una fotografía.

Discúlpeme un momento —le dijo de forma fugaz a Axel, abriendo la puerta del laboratorio para acceder a él a paso ligero—. Perdonen la interrupción —comentó de forma discreta para aquellos que levantaron la vista al no serles alguien familiar a nadie allí. Algunos continuaron sin más, pensando que sería alguien nuevo, los más curiosos le siguieron con la mirada. Viendo como el detective se acuclillaba y metía la mano bajo una mesa para apenas un segundo después sacar una fotografía. Menos mal que no había caído muy al fondo. Fon entonces se volvió a incorporar y caminó con paso ligero tras el hombre al que se le había caído— Disculpe —dijo con firmeza para llamar su atención, alzando un poco su tono de voz pero sin gritar. Esperaba que el hombre se detuviera y voltease a verle para tenderle la fotografía. Se veía un tatuaje en el brazo de un cadáver en la instantánea—. Tenga, se le había caído.


Spoiler:
Orden de posteo: Fon - Anex - Axel
P.D: Felicidades por el plano, Axel, está genial x3 Me tomaré la libertad de tenerlo en cuenta para el resto de roleos si se me permite :3

avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo comienzo II [ Anex & Axel Kofman ]

Mensaje por Invitado el Dom Feb 24, 2013 8:46 am

A veces algunos análisis requerían más cuatro horas en su realización, o mejor dicho, algunos de ellos requerían que la muestra durara en un proceso repetitivo en donde no era necesaria la intervención del químico para poder hacer el análisis. Así era el trabajo de laboratorio, a veces uno tenía mucho tiempo “muerto” entre análisis, por ello procuraba siempre hacer varios análisis al mismo tiempo para no aburrirse y avanzar más rápido. Pero en aquella ocasión no pudo ser así, las muestras eran de “aparente” suelo y debían ponerse en digestión con acido sulfúrico por al menos cuatro horas, como era de los típicos análisis de “emergencia” (como se empeñaban en decir los detectives) Xorge fue levantado de su cómoda cama para ir al laboratorio a trabajar tras las incesante llamadas de un maldito detective que exigía que las muestras duran analizadas. Si no fuera porque el químico adorara su trabajo, y porque el análisis que buscaba inculpar a un miembro de los bullets no se hubiera tomado la molestia de hacerlo. Como fuera, una vez en el laboratorio tras empezar la digestión de la muestra no le apeteció realizar ningún otro análisis, pero estaba muy despierto como para volver a casa a dormir, por lo que prefirió pasarse al campo de tiro con arco de la universidad de Steinburg para hacer tiempo. Tenía las llaves, el campo tenía luz artificial y era amigo de los encargados del lugar. Fue una agradable mañana entrenando…

Tras lanzar aproximadamente unas 76 flechas, respiro profundamente y regreso al trabajo, era hora de proseguir.

Antes de entrar a la estación se detuvo por unos dulces. Entro tranquilamente por la puerta principal, sin saludar a nadie y con su arco recurvo colgado de la espalda y con el carcaj lleno de flechas agarrado de la cintura. Nadie le llamo la atención o le dijo nada, varios miembros de la corporación sabía que era un arquero empedernido y aquellos oficiales que frecuentaban la estación los fines de semana más de una vez habían visto al químico con una apariencia semejante.


Camino por los pasillos hasta llegar a su área de trabajo, paso a través de la puerta de cristal opaco, si bien se veía al otro lado no de una forma muy definida, al parecer había mucha gente a esas horas. Seguramente algunos serian detectives con análisis de emergencia. Suspiro de forma pesada al ver a aquel sujeto oriental, era evidente que no era químico por sus vestimentas. Como fuera, si bien era un sujeto llamativo no le gustaba serlo por mucho tiempo, así que de forma despichada se fue a una orilla para dejar el arco y demás cosas. Pues llevaba además de su equipo de arquería su típica mochila caqui. Apenas dejo la mochila y pensaba dejar su arco en el escritorio cuando de reojo miro como el oriental se arrodillaba a buscar algo debajo de un escritorio, le pareció extraño y curioso le siguió con la mirada. Después vio como detenía a un pasante, Hans era un joven alto y amable pero era increíblemente torpe. Observo como Hans se disculpaba y le daba gracias a Fon por su ayuda. Xorge se encamino hacia ambos hombres, mejor dicho se acerco a Hans pues su interés en el oriental era nulo, con mucho cuidado y con su equipo deportivo aun en mano. También estaba ahí el secretario del nuevo comisario, lo había visto de forma fija pero como no estaba seguro de que fuera él, además no creía que le devolviera el saludo por lo que no lo saludo.

-¡Hans!- llamo al pasante en un alemán con un curioso acento. Por estar mirando desde lejos, se le olvido dejar su arco por lo que lo tenía aun en la mano y del otro lado colgaba el carcaj con sus flechas, tampoco traía bata por lo que se presento con su vestimenta de civil que consistía en unos jeans azul oscuro, una camiseta de manga larga azul claro con una camiseta de manga corta negra y un chaleco gris claro encima. - ¿no te he dicho que no lleves tantos documentos al mismo tiempo?, mejor dicho…que los lleves con cuidado, los expedientes son importantes. ¿Qué pasaría si se perdiera la foto y fuera una pista importante?....si, tenemos respaldo de “algunas” cosas, por eso debes ser muy cuidadoso…- de esa forma siguió reprendiendo al pasante. Xorge era una persona tímida y seria, amable incluso pues trataba a todos los pasantes como sus hijos. Siempre que estos necesitaban saber algo xorge los atendía y ayudaba, incluso hacia con ellos algunos análisis cuando no estaban familiarizados con el protocolo pero también era sabido que era alguien muy serio en el trabajo y dedicado. Por ello exigía de los demás lo mismo, este comportamiento de severidad aumento tras sobreponerse a su depresión tras la muerte de su mejor amigo. Su política era ahora “hagas bien o no los análisis, de todos modos van a matarte. Aí que mientras estes aquí se útil…” además tenía la esperanza de poder ayudar a alguien en su situación a descubrir la verdad tras un asesinato o un crimen. No es era un idealista, pero quería ayudar todo lo posible….German lo hubiera querido así.


Este alto sentido de responsabilidad, aunado con su conocimiento y persistencia le habían resultado que formara parte de un equipo especial de investigación. Cosa por la que algunos químicos del lugar le tenían aun más respecto, además de que era muy bueno en su trabajo y dentro del laboratorio era algo así como un supervisor-encargado del área de espectrometría , quizás por aquellas cosas todo mundo miro en silencio sin intención de interferir a favor del pobre Hans. Era una escena absurda ver como un hombre que rayaba casi el metro noventa estaba cabizbajo y bajaba la cabeza al ser reprendido con severidad por un hombre de menos del metro setenta.

Después de la regañadiza, desvió su vista a Fon y axel con unos ojos severos-. ¿Quién eres? ¿vienes por el resultado de un análisis en concreto o a solicitar uno?-

Spoiler:

así llega anex al laboratorio
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo comienzo II [ Anex & Axel Kofman ]

Mensaje por Invitado el Lun Feb 25, 2013 7:27 pm

Miró por un momento al detective asintiendo con la cabeza antes de que este fuera a ayudar a uno de aquellos hombres con bata. No le conocía, aunque realmente no le conocía a la mayoría, quizás sólo por algunas fotos en la base de datos pero a nadie directamente a excepción que hubiesen ido a su escritorio o al del Comandante.

Apenas comenzaba a dar algunos pasos cuando otra persona había entrado al lugar, gritando el aparente nombre del chico de bata. Sin querer cerró un poco las manos en sus informes casi como si le hubiesen gritado a él pero se relajó al notar que no había sido así.

Se acercó sólo un poco a donde Fon y el hombre que había entrado haciendo un leve gesto de saludo, sin poder hacer demasiado contacto visual con los severos ojos de Anex - B .. Buenos días. Él es el detective Lei Fon Lattener, nuevo elemento del cuerpo de detectives de homicidios, yo estaba por... - En ese momento el celular de Axel suena en un mensaje. Axel mira tan sólo el número de dónde proviene y vuelve la vista hacia los otros dos - Ah ... discúlpenme un momento ... am, bueno, iré a la sala central de espera, donde antes nos encontrábamos detective... tome el tiempo que guste, lo estaré esperando ahí cuando esté listo para continuar el recorrido... am..... Compermiso - Hizo una pequeña reverencia y caminó hacia afuera del laboratorio, por las otras entradas, si ninguno de los dos se lo impedía.

De paso entregaría algunos documentos de esa área a los escritorios fuera del laboratorio. Si todo salía bien, se iría a la sala central a responder ese mensaje y escribir algunas cosas en el mismo celular el cual por cierto no era de una marca tan cara y sólo tenía las características necesarias para poder realizar bien su trabajo. Si el detective tardaba más de lo esperado, Axel se pondría a revisar su correo o incluso... jugar algún "jewel" tan popular y sobre todo gratis. No le molestaba estar ahi, incluso mejor para sí y para todos. No quería ser ningún tipo de estorbo o distracción para alguien ni mucho menos de pronto caer y "romper" alguna cosa dentro del laboratorio que consideraba un lugar un poco frágil.

Spoiler:
Por mi sigan sólo ustedes dos, hasta el momento en que me vuelva a tocar para ir al próximo lugar.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo comienzo II [ Anex & Axel Kofman ]

Mensaje por Invitado el Miér Feb 27, 2013 10:02 pm

El hombre se detuvo y volteó a ver a Fon cuando éste le llamó para devolverle la fotografía que se le había caído, tomándola con algo de apuro por su despiste y se disculpó antes de agradecerle el detalle de devolvérsela. El joven detective le hizo una leve inclinación fugaz con la cabeza por reflejo, diciéndole para finalizar:

Tenga más cuidado la próxima vez —le aconsejó antes de disponerse a darse la vuelta para marcharse.

Pero en cuanto sus ojos toparon con algo que llamó la atención en el tipo que se les había acabado acercando, sus pies parecieron anclados en el suelo. Sus cejas se fruncieron sutilmente reflejas con incredulidad. ¿Un arco?

La regañina que le estaban dando al hombre del despiste no le sorprendió lo más mínimo, perder material de trabajo no era algo que Fon considerase eficiente precisamente y menos aún cuando parecía que no era la primera vez que sucedía según lo que oyó... pero tampoco le parecía adecuado hacerlo de esa manera: delante de todos, vestido de civil y con un objeto de ocio en las manos, daba muy mala imagen profesional especialmente ese último detalle.

Por lo que el estadounidense dedujo que ese joven de acento reconocible para él —no sabía español pero en su país había muchos latinos— y al cual le sacaba casi una cabeza completa llevaba ya mucho en aquella comisaría y/o era un superior de aquel departamento para permitirse tales licencias laborales.

Aunque Fon en parte podía llegar a entenderle, él también tenía mucho carácter y el trabajo mal hecho podía llegar a desesperarle.

No obstante, no quería parecer indiscreto, por lo que sacó su móvil —última generación— y empezó a trastear en él, buscando algo hasta que la voz del sujeto del arco le obligó a alzar la mirada con seriedad, estoica ante semejantes palabras bruscas dirigidas a su persona. ¿Dónde quedó la educación?

Al sentir al secretario Kofman acercarse, desvió la vista fugazmente antes de volver a mirar en silencio al hombre que demandaba dos respuestas de él.

Discúlpeme —musitó sin más sin perder la educación y volvió su atención al despistado pasante, mostrándole algo en la pantalla de su teléfono—. Esto son fundas de plástico para contener instantáneas, puede conseguirlas en cualquier papelería o centro comercial en distintos tamaños y capacidades si aquí no se las procuran —apartó el móvil, volviéndolo a guardar para recuperar la visión de los ojos de su interlocutor—. Son más prácticas que los clips o llevar suelto su material.

Cuando volvió a prestar atención al tipo del arco, Kofman estaba respondiendo a su primera cuestión por lo que tras el agradecimiento nuevamente del otro hombre que al fin se marchó a seguir con su trabajo, Fon se mantuvo en silencio y erguido cual militar a su lado hasta que éste recibió un mensaje al móvil y se vio obligado a marcharse.

De acuerdo —comentó escueto a Axel, volviendo a hacer aquella fugaz y refleja inclinación de cabeza respetuosa antes de mirar nuevamente al tipo cuyo nombre aún no conocía—. Traslado desde Nueva York —aclaró sin mucha ceremonia para que no pensara que era un recién ascendido, ya que al no tener acento natal en su alemán quizás no lo considerase extranjero a pesar de su aspecto. La inmigración y la diversidad racial no era algo raro en Steinburg—. Me incorporo hoy a esta comisaría, el secretario Kofman me estaba mostrando las instalaciones y aún no se me ha asignado caso alguno, por lo que me temo que ni por una cosa ni por la otra —respondió a su segunda pregunta con la misma seriedad y serenidad imperturbables—. Solo recuperaba material útil de archivo, no tenía intención alguna de entrar en el departamento de resultar molesto para quienes aquí trabajan —le concretó, pues a él mismo le molestaba que le interrumpieran en sus ocupaciones. Sus ojos azules le hicieron un discreto barrido de arriba a abajo por pura llamada de atención sutil al no llevar ninguna identificación visible, volviendo a mirarle directamente—. ¿Puedo saber quién es usted?


avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo comienzo II [ Anex & Axel Kofman ]

Mensaje por Invitado el Vie Mar 01, 2013 8:10 am

-hola- Saludo de forma cortante y un poco distraída a axel, anteponiendo una sonrisa a su gesto serio. Sonría a quien reconocía de vista, a pesar de cómo lo dijera el siempre devolvía el saludo sin falta (aunque sonara algo brusco como ahora) por mera cortesía, nada más.

Arqueo una ceja disgustado al ver como el detective le ignoraba aparentemente para hablar con Hans. Suspiro pesadamente y pego un largo bostezo, a pesar de haber dormido un poco estaba exhausto. Xorge era de esos hombres que sin sus 7 hrs de sueño no podía trabajar adecuadamente. En un principio pensó que ir a entrenar le daría energía y la vitalidad necesaria para su empleo, pero la verdad era otra-. Mmm…ok- dijo perezoso al oír la explicación de Axel, no era lo que esperaba pero le agradaba que no fuera un detective con exigencias estúpidas. Cuando Axel tuvo que atender la llamada, dejo automáticamente de prestarle atención tal y como si nunca se hubieran saludado o hablado en un principio, para buscar con la mirada su equipo. Necesitaba ir a revisar como estaban sus muestras….fue entonces que su atención fue captada por una compañera de trabajo que le mirada justamente. La saludando con una mano, esta devolvió el saludo pero también le hizo un gesto indicándole que traía el arco en la mano, Xorge apretó su mano comprobando que el objeto estuviera ahí. Si era verdad, con razón su regaño habia tenido más efecto que el usual en Hans. La química le miro con severidad y comunicándose con movimientos de labios le reprendió, o eso intento pero pronto Xorge dejo de prestarle atención para ponerla sobre Fon, quien le hablaba ahora.

-¿lo puedes repetir?....- volvió a mirarlo, pidiéndoselo de modo amable aunque sonando curiosamente cortante, por percatarse de su arco no se entero que el otro era de nueva york. Además, si Fon tenía o no acento, no lo noto. Xorge no notaba esas cosas a menos de que fueran muy obvias, y si bien Xorge tenía acento este no impedía que le entendieran-. ya lo se, el otro lo dijo…-se volvió a mirar alrededor, a donde habia ido axel. Lo busco con la vista rápidamente pero no lo halló- ¡Qué bueno que no vienes a pedir nada! –Le sonrió- …gracias por darle la foto a Hans, hubiésemos tenido problemas al no encontrarla y perderíamos tiempo en buscarla. Nos ahorraste muchas molestias- miro fijamente a fon a los ojos, al percatarse de que lo barria con la mirada pero no dijo nada. En lugar de responder su pregunta, destenso la cuerda del arco y desarmo el arma. Mientras lo hacía dijo - …¿Dónde está Hoffman? Lo había visto hace un rato…- volvió a mirar alrededor- ¿no se supone que iba a…. –hizo un gesto de recordar algo- Yo te enseño el lugar y te explico los análisis que hacemos….pero antes esperame, tengo que ver unas cosas…- sin esperar respuesta se fue a su escritorio y dejo su el material deportiva, así como la mochila y los lentes oscuros los cuales guardo en un estuche, para ponerse la bata la cual tenía bordado “Anex”.

Hans que había recibido los concejos de Fon de buena forma, se acerco a este-. Se le olvido presentarse, se llama Xorge Navarro- sin decir más, se fue a dejar las cosas en los archivos. Ahora poniendo mucho detalle en lo que hacía, detrás de Fon un par de químicos buscaban desesperados unas tijeras que estaban justamente delante de ellos.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo comienzo II [ Anex & Axel Kofman ]

Mensaje por Invitado el Miér Mar 27, 2013 12:34 am

El tipo del arco parecía por completo desinteresado tanto por su presencia como por la del secretario que acababa de marcharse, viendo que ni cuando las pocas veces que le dirigia la palabra le andaba prestando atención. En otras circuntancias, Fon no había encontrado problema alguno en ello, le gustaba ir a lo suyo sin interrupciones pero ya que se molestaba por integrarse con compañeros de trabajo la educación general era algo que gustaba de recibir.

Parpadeó un par de veces sin inmutarse antes de repetir, intentando no verse molesto ni soltar el suspiro de resignación que anhelaba soltar. Odiaba gastar saliva repitiendo información.

Traslado —comentó—. De Nueva York.

Optó por partir la información, dado que si aquel hombre venía de ociar no es que debiera tener demasiado trabajo que le impidiera estar allí perdiendo el tiempo con él. De hecho, a medida que le observaba actuar, cada vez tenía más claro que debía de tener algún problema de atención.

Una de sus cejas se alzó automática en el momento en que el otro aseguró que Kofman había dicho algo que Fon en ningún momento había oído. Sin embargo, su actitud le seguía pareciendo cuanto menos llamativa. ¿Qué persona en el trabajo mostraba su contento por no tener algo que hacer? Al estadounidense se le hacía impensable el quejarse siquiera de que le vinieran a dar ocupaciones laborales, ¿por qué permanecer en un trabajo sin ganas de trabajar?

Definitivamente, Lei Fon Lattener no entendía a la gente...

Sin embargo, no mentó palabra alguna, observando la actitud en todo momento del joven del arco como si fuera un sujeto de experimentos. Curioso por su comportamiento y sus palabras con relativa incoherencia. ¿Estaba preguntando por el secretario?

Fon entornó los ojos inconscientemente, siguiendo con interés cada uno de los gestos e idas y venidas de atención del otro, cada vez más convencido de que no era una persona "normal".

Y quizás fue ese en el momento en que empezó a empatizar con él.

Afirmó con la cabeza ante su propuesta de enseñarle el departamento y explicarle sobre los análisis pero cuando quiso decir que no era necesario —no era nuevo, sabía cómo funcionaba un departamento forense—, el tipo se fue sin haber respondido a su pregunta.

Se sobó la sien con disimulo, presionándosela cerrando los ojos. Mas los abrió en el momento en que notó una presencia cercana a él y se encontró con el despistado pasante, que le informó sobre la identidad del tipo peculiar.

Gracias —le dijo al tal Hans cuando se marchó y vió fugazmente a los dos hombres que buscaban algo que él encontró con un simple gesto de agachar la mirada.

"Xorge Navarro", ¿así que un latino? En EEUU había muchos y dados los problemas de su país con los colindantes del centro y sur del continente, la mayoría de los estadounidenses los veían con recelo. Fon no era la excepción. Solo que él desconfiaba de todo ser humano, no solo de los latinos...

En fin, tampoco quería quedarse allí parado sin hacer nada retrasando al secretario y a Navarro, por lo que tomó las tijeras de una de las mesas y se las tendió a uno de los hombres que al parecer las buscaban.

Tenga —le dijo, recibiendo el agradecimiento del químico, que se sobaba la nuca con una sonrisa tonta por su despiste. Fon hizo una leve inclinación de cabeza y se acercó al escritorio en donde estaba Xorge poniéndose una bata con un nombre que no asoció con el suyo—. No quiero hacerles perder tiempo ni a usted ni al secretario Kofman pero ¿sería posible ver la sala de autopsias y el depósito de cadáveres? —le preguntó, deteniéndose frente a él. Su 1,80 destacaba mucho por sobre el 1,66 del otro, Fon casi le sacaba una cabeza— Me gustaría al menos tenerlos localizados dado lo que voy a frecuentarlos.


avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo comienzo II [ Anex & Axel Kofman ]

Mensaje por Invitado el Dom Abr 14, 2013 11:50 pm

Termino de ponerse la bata y se preparaba para volver con el detective, cuando este se acerco con la petición de ir al depósito de cadáveres-. No me haces perder el tiempo- le dijo mirándolo fijamente a los ojos, la altura no era algo que le impusiera respecto a Xorge-. Solo espérame unos segundos….o sabes que, mejor sígueme…empezaremos el recorrido por mi área de trabajo- dijo observando su reloj de pulsera, para después volver la vista a Fon y con un gesto señalarle que le siguiera. Camino dando unas largas zancadas para acercarse a la campana. Hizo un rápida medición de pH con un potencionmetro de una de las muestras, la analizo contra la luz de la cámara y entonces puso una alarma en su celular-. Aun le falta para salir…- dijo para si mismo. Giro hacia el detective y se limpio la garganta- Bueno, en este departamento del que soy el encargado analizamos sustancias desconocidos que nos traen los detectives y otros miembros, nosotros determinamos su contenido y constitución. Analizamos desde polímeros, sustancias alucinógenas e incluso suelo- señalo los vasos precipitados en el interior de la campana.

- Yo estaré gustoso de analizar lo que desees, pero solo hazme el favor de traer muestras grandes y por favor no las tomes con las manos, eso afecta mucho y muchos detectives no lo entiende…-respira profundamente y deja escapar un suspiro cansada- y nada de muestras de emergencia, aprecio mucho mi tiempo libre y no me gusta que me llamen a media mañana para que me pidan analizar cosas. Ya que serás un detective y quizás nos veamos seguido, te agradecería que esperaras hasta las 8 am para pedirme hacer análisis…-
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo comienzo II [ Anex & Axel Kofman ]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.