Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Confieso...
Dom Ago 14, 2016 10:18 am por Zarek

» IMPORTANTE!!! Anuncio de Administración
Vie Oct 16, 2015 3:36 pm por Alcalde Diedrich

» Cuenta y besa a quien te toque.
Lun Abr 27, 2015 9:01 pm por Jan Bozkurt

» Publicación de temas fueras del foro
Dom Abr 26, 2015 6:35 am por Bzou

» Mensaje a la administración (Importante)
Jue Abr 02, 2015 10:23 pm por Alcalde Diedrich

» El amo y el lobo [Celda de aislamiento] [Priv. Herman Engels +18]
Lun Feb 09, 2015 12:43 am por Herman Engels

» ¿Nuevo compañero? [Priv. Killer]
Dom Feb 08, 2015 2:54 am por Killer

» Other World [RPG Anime (Saint Seiya, Inuyasha, Naruto)] afiliación normal
Lun Feb 02, 2015 8:50 pm por Invitado

» Karma [priv. Geist]
Dom Feb 01, 2015 11:46 pm por Gô Koyama

» Mihail ``Perro viejo´´-I.D-
Miér Ene 28, 2015 2:56 pm por Mihail Mihaeroff

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 55 el Vie Jun 15, 2012 12:46 pm.
►Pasa el mouse por las imágenes y contáctanos

ALCALDE DIEDRICH
Contact
Herman Engels
Contact
Zennu
Contact
Broker
Contact


HERMANOS

ÉLITES

↑Click↑

Los atajos no siempre son buena idea [priv. Shion]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Los atajos no siempre son buena idea [priv. Shion]

Mensaje por Siegfried el Mar Ene 01, 2013 10:46 pm

Al fin había salido de trabajar. Era tarde y estaba cansado, uno se podía asear medianamente allí en el local pero como en casa en ningún lado y quieras que no lo de bailar era ejercicio, y para quitarse aquella sensación el prefería un baño largo no una ducha rápida. Precisamente por eso había elegido aquel atajo para llegar a casa antes. Estaba tan distraído con aquello y la música que escuchaba mientras caminaba por el parque apenas iluminado gracias a algunas farolas aún sin reparar por el reciente enfrentamiento entre Blades y Bullets que no se dio cuenta de que alguien le seguía a prudencial distancia.

No solía ser tan despistado pero todo el mundo tiene sus días ¿No? El solo era un joven normal, uno que sabía que debía andar con cuidado de noche sobretodo teniendo en cuenta su trabajo pero también uno que se despistaba y que abarcaba demasiado entre clases y el trabajo que se alargaba hasta que llegaba la madrugada, así que cuando se supone que llegaba a territorio seguro, como se supone debía ser la zona central de la ciudad... se relajaba y dejaba de prestar atención, ignorando que muchas veces los peligros son un hombre de mediana edad con ganas de más marcha de la que te has ofrecido a darle. Y por marcha quería decir sexo.

Bostezó cerrando los ojos cansado, momento que su perseguidor aprovechó para acortar distancias y desde atrás ponerle un pañuelo empapado de cloroformo en la boca.-Mnh!_Su primera reacción fue la alarma, intentó soltarse, y darle un codazo pero falló y respiró demasiado volviéndose su visión rápidamente borrosa y sintiendo más debilidad en su cuerpo de la que ya antes tenía. Alargó la mano y se apoyó en un árbol intentando asirse a el antes de que el otro lo estampase contra la corteza.
avatar
Siegfried
Streaper
Streaper


Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t647-ficha-siegfried

Volver arriba Ir abajo

Re: Los atajos no siempre son buena idea [priv. Shion]

Mensaje por Invitado el Miér Ene 02, 2013 1:13 am

Por costumbre, solía madrugar bastante para abrir bien temprano la barbería, pero aquel día, por algún motivo, no había podido pegar ojo y estaba en la calle dos horas antes de lo normal. Miró el reloj de muñeca que llevaba en el antebrazo izquierdo y suspiró pesadamente, antes de llevarse de nuevo la mano al bolsillo. Hacía mucho frío, seguro que en cuanto saliera el sol, habría rocío. Ya que era tan temprano, o mejor dicho, tan tarde, pues aún era de noche a las tres de la madrugada, decidió acercarse al centro de la ciudad a ver si por allí, había algún local abierto en el que poder tomarse una cerveza bien fresca.

Se metió por una callejuela, más perdido que un pulpo en un garaje, cuando vio a un par de personas a lo lejos y sonrió, aliviado, pensando que al fin se encontraba con alguien que pudiera indicarle, a fin de cuentas casi nunca salía de la zona de los Blades, sin contar que su orientación no era precisamente un punto fuerte... Se acercó a ellos con paso decidido y animado, estaba a punto de dejar de dar vueltas por allí como un vagabundo, ¡aleluya!

Se encontraba a escasos metros de la pareja cuando se dio cuenta de lo que estaba sucediendo. Por suerte, a pesar de su tamaño y de lo que muchos puedan pensar, Shion era bastante sigiloso y ágil, por lo tanto, el hombre ni se había percatado de su presencia. Frunció el ceño, visiblemente enfadado por ver lo que pretendía aquel tipo y le apartó de un brusco empujón, a tiempo de coger al rubio, antes de que cayera al suelo, al parecer, desmayado o drogado. El forcejeo había sido una pista clave para descubrir lo que el viejo había querido hacerle a aquel joven, el cual debía estar en su día de suerte por haber sido encontrado por alguien que no había decidido ignorar los sucesos; cosa bastante habitual en aquella ciudad.

El hombre se había recuperado del golpe y vino a por más, creyéndose que podría con el gorila de pelo azul. Pues lo llevaba claro.- ¡Lárgate, cucaracha! Como des un paso más, te arranco la mandíbula de cuajo y me hago un gorro con la piel de tu cara. -Sacó la navaja de barbero del bolsillo, abriéndola con un ágil movimiento y pudo ver como los ojos ajenos se abrían desmesuradamente con el destello de la hoja bajo la luz de una pequeña farola.- Si tienes medio dedo de frente, saldrás por patas, capullo. -Y tuviera o no aquella capacidad mental, el tío salió corriendo torpemente, tropezó con un cubo de basura y tras recuperar el equilibrio, siguió huyendo despavorido.

Cuando ya estuvo seguro que no iba a volver, guardó el arma donde debía y alzó ligeramente el cuerpo del muchacho. Le tocó la cara con la mano, intentando reanimarle.- Oye, ¿estás herido? ¿Me oyes? -Buscó sangre con la mirada, pero no vio nada. No tenía ni idea de dónde se encontraba y el chaval no parecía reaccionar, así que lo cargó en brazos como a una princesa, más por evitar golpearle si tenía heridas internas que por otra cosa, y se puso a andar en dirección opuesta a la del agresor, en busca de ayuda.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Los atajos no siempre son buena idea [priv. Shion]

Mensaje por Siegfried el Dom Ene 06, 2013 2:12 am

Aún le dió tiempo a sentir como las manos nerviosas y poco habiles de su asaltante le abrian el primer botón del pantalón antes de escuchar pasos y sentirse caer por un momento, siendo recogido antes de tocar el suelo por lo que percibió como una sombra más oscura que el otro... y de brazos más firmes por lo que notaba. Podía parecer que estaba inconsciente del todo, pero Siegfried era persistente y se resistia a caer en brazos de morfeo hasta saber que diablos pasaba. Gruñó ligeramente intentando enfocar la vista en lo sucedido más no pudo obtener gran cosa aparte de la satisfacción de que el que se escuchaba más joven había espantado al primero que intentó lo inmencionable y ... que de momento parecía su salvador. Ya vería como iban las cosas antes de estar más seguro de eso. Pero finalmente no pudo más tras sentirse alzado en volandas y cayó ``dormido´´ por el cloroformo incapaz de responder más que mediante un suave gruñido.

Se sentía flotar en el aire, que era cómodo y cálido por cierto. Medio sonrió girandose hacia el punto de calor y entreabriendo finalmente los ojos de manera un tanto pesada.-Mnh..¿Qué?_Se sobresaltó al notar la situación en la que estaba intentando en un primer impulso poner los pies en el suelo pero notando ipso facto que quien le llevaba, aparte de estar bastante bueno se parecía al borron que le había salvado del hombre aquel... y olia agradable lo cual siempre es un buen punto para no intentar irse de los brazos de alguien.-Gracias... Tu eres el que me ha salvado de aquel hombre ¿Verdad?_Se humedeció los labios escapandosele un gesto de disgusto por el sabor residual a cloroformo.-No estoy herido, puedo andar..._Tampoco quería abusar de su bondad y asímismo era una buena forma de saber si realmente aquel firme morenazo tenia unas intenciones mejores a las de la media de población de Steinburg.

-No nos conocemos...¿Por que lo has hecho?Otro me habría dejado en sus manos_Sabía bien como funcionaba aquella ciudad,había vivido siempre allí. Pero el era optimista en general, así que estaba dispusto a creer.

-Por cierto me llamo Siegfried, los amigos me llaman Sieg._Se presentó de pronto, pensando que era un tanto surrealista conocer a alguien en una situación así y presentarse... pero no iba a perder la oportunidad de ser agradecido con su rescatador.
avatar
Siegfried
Streaper
Streaper


Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t647-ficha-siegfried

Volver arriba Ir abajo

Re: Los atajos no siempre son buena idea [priv. Shion]

Mensaje por Invitado el Sáb Ene 19, 2013 12:46 am

Al escuchar que el joven le respondía se paró de golpe y le miró con clara preocupación marcada en su entrecejo, que se arrugaba como el de un anciano a pesar de su corta edad. No sabía si terminar de creer lo que le decía sobre no estar herido, pero lo cierto era que hablaba demasiado para estar realmente grave, incluso para alguien que había estado inconsciente al menos durante unos segundos... Cabía reconocer que aquel tipo parecía ser un tanto peculiar, y no únicamente por sus dotes de palabrería sin cesar, sino también por ese cabello dorado que caía más abajo de sus hombros y las facciones afiladas, que bien podían recordar a las de una mujer con tan suntuosa melena decorándola alrededor. Sin embargo, tenía una voz claramente varonil aunque aterciopelada y su cuerpo estaba firme y bien marcado como el de un atleta.

Finalmente, decidió dejarle cuidadosamente en el suelo, soltando lo último de todo el agarre con que le rodeaba por la espalda, no fuera a desequilibrarse aún medio afectado por lo que fuera que le había tenido en aquel estado anteriormente y le tendió la mano libre, esperando obviamente que se la estrechara.- Yo soy Shion y no ha sido nada. Es obvio que tenía que ayudarte, un tipejo raro estaba intentando hacerte a saber qué. -Se encogió ligeramente de hombros, considerando que era un deber el ayudar a alguien cuando éste se encontraba en apuros. No era sólo cosa de héroes, sino de personas decentes. Y él, consideraba que ser parte de la mafia, no le impedía a uno ser alguien con principios. Podían saltarse algunas normas o leyes estúpidas, pero un civil era siempre un civil y no se les debía hacer daño.

Ladeó un poco la cabeza y se agachó ligeramente, quedando muy cerca del rostro ajeno. Volvió a fruncir el ceño y entornó los ojos, olisqueándole.- ¿Cloroformo? -Su semblante se tornó más serio aún y sintió una oleada de furia que le obligó a apretar los puños hasta que los nudillos se le pusieron blancos por la falta de riego sanguíneo.- Maldito desgraciado, debería haberle rajado como a la albóndiga que es. Bastardo. -Levantó el lado derecho del labio, mostrando sus blancos dientes que contrastaban con su tez morena y dejó escapar un gruñido grave y claramente amenazador.- Luego los hijos de puta somos los Blades. -Murmuró y miró hacia un lado en cuanto escuchó un sonido inesperado, poniéndose instintivamente a la defensiva y protegiendo con su gran figura el cuerpo ajeno-. ¡¿Quién anda ahí?!
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Los atajos no siempre son buena idea [priv. Shion]

Mensaje por Siegfried el Vie Ene 25, 2013 1:47 am

Tomó tierra y agradeció aquello con una ligera sonrisa, mirando al suelo y luego a su guapo rescatador.-Gracias._Sintió la mano cálida en su espalda que le ayudaba a no perder el equilibrio y lo miró a los ojos, eran azules a pesar de que su piel era morena, que contraste más sexy... Tomó la mano que le tendía sin reserva alguna.-Pues encantado Shion... ha sido genial conocerte, no podías haber estado en mejor momento._Rió un poco nervioso por lo que casi pasa y se peinó ligeramente el cabello con los dedos para tranquilizarse por que el corazón le latía a 1000 por hora.-Ya... yo se lo que intentaba pero ya no importa._Le dió un par de palmaditas en el brazo por que considero que un abrazo sería en exceso de nena y daria muy mala impresión, casi lo violan pero no quería parecer un jodido llorica.-Eres muy amable...¿Puedo invitarte a algo como agradecimiento... o como excusa?_Se colocó un mechón tras la oreja y lo miró interesando ¿Que hacía por ahí a esas horas? Inocentemente al haberlo conocido en terreno central pensaba que sería simplemente un ciudadano, quizás un estudiante por su edad.

Parpadeó ligeramente al sentirlo olisquear cerca de su cara y sonrió ligeramente divertido. Si, el nerviosismo tenía aquel efecto en su persona, era de los que se reían a carcajadas cuando les daba un ataque de ansiedad.-No, no... no es necesario rajar a nadie._Ante todo era un tipo tranqui... eso de matar a gente no era de lo mejorcito para el karma estaba seguro. Miró los puños del contrario y sin pensar mucho colocó una mano sobre uno de ellos para que se relajase, y tocar... que diablos.[color=gold-Aunque es gracioso lo de la albondiga..[/color]_Reconoció sonriendo de medio lado antes de abrir los ojos sorprendido por la declaración.-¡Un Blade!_Lo miró infantilmente contento.-Que casualidad... yo trabajo en vuestra zona, claro que no soy Bade..._Un blade no se dejaria atrapar como el antes, que vergüenza.

Entonces escucharon aquel ruido y antes de reaccionar el moreno ya lo estaba medio protegiendo con su cuerpo. Vaya, aquelo era una sorpresa pero se sentía bien. Era uno de esos momentos en los que te planteas si tener novio se sentirá asi.. uno de verdad no como los que tenía Sieg de vez en cuando. En cualquier caso un tipo que andaba protegiendo desconocidos en pleno Steinburg era raro de cojones.-Yo no creo que seais unos hijos de puta si te sirve de consuelo..._Se asomó desde detras de el para mirar el callejón de donde había venido el sonido que de pronto se repitió, antes de que apareciesen tres tipos, jovenes a decir verdad, de su edad o algún año menos pero muy creciditos de humos. Uno, el que parecía ser el jefecillo de aquel grupito de ratas, llevaba una navaja y otro un bate de beisbol mientras que el último iba desarmado.

-¿Qué tenemos por aqui? Una bonita parejita...Un moreno y una princesita._Comentó el del bate de beisbol con una sonrisa autosuficiente como si planease robarles y creyese el pobre inconsciente... que tenía alguna posibilidad. No obstante algo de esa frase sacó de quicio a Sieg.-¿A quien llamas princesa puto retrasado!? ¿no ves que soy un tio?_No le gustaba que cualquier idiota lo confundiese con una chica y encima le llamase princesa. Lo miró frunciendo el ceño dispuesto a partirle la cara como se acercase.
avatar
Siegfried
Streaper
Streaper


Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t647-ficha-siegfried

Volver arriba Ir abajo

Re: Los atajos no siempre son buena idea [priv. Shion]

Mensaje por Invitado el Sáb Ene 26, 2013 1:13 am

Parte de su mente seguía meditando sobre la información que acababa de recibir por parte del rubio y es que a pesar de ser alto y fuerte, tardaba siempre un poco en procesar los nuevos datos adquiridos. No es que fuese retrasado ni mucho menos, simplemente le costaba realizar dos tareas al mismo tiempo, como sucedía con la mayoría de hombres. Lo de que el contrario no fuera Blade, lo había tenido claro desde el principio, pues ninguno de ellos se hubiese dejado acorralar por semejante espécimen de aquella manera ni de ninguna otra. Pero no se imaginó que trabajara en su zona, como se lo había encontrado en la central...

No tuvo tiempo de más meditaciones en cuanto escuchó aquel ruido y tras colocarse tan largo y ancho como era frente a Sieg, pronto descubrieron a qué se debía la molestia. A punto estaba de sacar la navaja tallada, regalo de su abuelo, cuando les escuchó decir semejante gilipollez y tuvo ganas de arrancarles la cara con las manos desnudas. Movió los dedos, notando como algunos de los nudillos le crujieron y de pronto, la respuesta de su acompañante le dejó atónito, completamente descolocado. Se medio giró y observó la "pequeña" figura con los ojos muy abiertos. Desde luego, no era ninguna mujer y menos aún una princesa... menudo carácter. Tuvo que taparse la boca, porque sintió como una carcajada se le atoraba en la garganta. Aquel tío era muy interesante y sus reacciones increíblemente oportunas, estaba claro. Tragó saliva, intentando mantener el semblante serio y agresivo, volviendo luego a mirar a los supuestos atacantes, que claro tenía acabarían siendo las presas de aquel festín de carne.- ¿Qué queréis? Yo de vosotros me largaría, no sabéis con quién estáis tratando.

Deslizó la mano por el pantalón hasta colarla en el bolsillo lateral que reposaba justo por encima de la rodilla y palpó el mango de la vieja cuchilla de afeitar de plata. Pudo dibujar el grabado de la rosa con la yema del dedo índice y a medida que se acercaba al centro de la corola, una media sonrisa se fue dibujando en sus labios que se iban ladeando. No solía ser violento, pero el motivo era sencillo, le gustaba demasiado la sangre y debía contenerse tanto como pudiera. Tenía una gran fuerza de voluntad y aquello era una ventaja, pero aún así, cualquier día podía perder el control y salpicar las paredes de rojo intenso y espeso.

Esperó a que los cabrones se acercaran como era de esperar, y efectivamente, así lo hicieron. Se pasó la lengua por el labio inferior, saboreando una pelea que aún no se había iniciado y observó de refilón a su protegido, al que guiñó un ojo mientras murmuraba.- ¿Te dejo alguno o me encargo de todos? -No tendría problema en derribarlos a todos, pero le veía luchador y no quería privarle del deseo de venganza por la ofensa.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Los atajos no siempre son buena idea [priv. Shion]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.