Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Confieso...
Dom Ago 14, 2016 10:18 am por Zarek

» IMPORTANTE!!! Anuncio de Administración
Vie Oct 16, 2015 3:36 pm por Alcalde Diedrich

» Cuenta y besa a quien te toque.
Lun Abr 27, 2015 9:01 pm por Jan Bozkurt

» Publicación de temas fueras del foro
Dom Abr 26, 2015 6:35 am por Bzou

» Mensaje a la administración (Importante)
Jue Abr 02, 2015 10:23 pm por Alcalde Diedrich

» El amo y el lobo [Celda de aislamiento] [Priv. Herman Engels +18]
Lun Feb 09, 2015 12:43 am por Herman Engels

» ¿Nuevo compañero? [Priv. Killer]
Dom Feb 08, 2015 2:54 am por Killer

» Other World [RPG Anime (Saint Seiya, Inuyasha, Naruto)] afiliación normal
Lun Feb 02, 2015 8:50 pm por Invitado

» Karma [priv. Geist]
Dom Feb 01, 2015 11:46 pm por Gô Koyama

» Mihail ``Perro viejo´´-I.D-
Miér Ene 28, 2015 2:56 pm por Mihail Mihaeroff

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 55 el Vie Jun 15, 2012 12:46 pm.
►Pasa el mouse por las imágenes y contáctanos

ALCALDE DIEDRICH
Contact
Herman Engels
Contact
Zennu
Contact
Broker
Contact


HERMANOS

ÉLITES

↑Click↑

-Last Night- {privado}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

-Last Night- {privado}

Mensaje por Tobías Robinson el Sáb Dic 15, 2012 8:19 am

-Unos años atrás-


¿Por qué, oh, por qué...? Destino cruel y despiadado que le trataba mal y le seguía castigando a pesar de que ya había pagado con creces todos los errores que había cometido. ¿Por qué? ¿Con qué razón...? Si su único pecado había sido... existir. Pasó sus dedos por las hebras oscuras de su cabello, suspirando pesadamente al mirar el techo de su celda. Tanto tiempo sintiendo la verdadera felicidad de ser tratado como un numero, sin nombre, sin pasado... solo con un crimen y un maloliente cubículo donde dormir. La vida era perfecta dentro de ese encierro, apenas y podía pensar en otra cosa que no fuera el dolor físico de la vida diaria, en su mente no había cabida para el recuerdo ni el remordimiento. Pero... ¿por qué ha de llegar a su fin...? La libertad no era un premio, era una carga terrible, era la vuelta al pasado, dejar de ser un nada para convertirse en Tobías Robinson, en ese inútil abogado que no ha podido cuidar bien ni de sí mismo...

Mal viento había sido el que le llevaba la noticia de su puesta en libertad. Habiendo hecho lo imposible por mantenerse más años de los que debía en la cárcel, metiéndose en pleitos, llegó a traficar con la mala suerte de que jamás le involucraron, su conducta, por lo que decían los papeles, era intachable y ahora debía ser "premiado" con aquella tortura. No, no podía... no podía hacerse a la idea de regresar a la terrible carga que significaba el ser él.

-Maldición... -susurró en la quietud de la celda. Se sentó en la rígida cama mirando por la ventana abarrotada hacia el exterior, observando las estrellas que adornaban la noche. Un cuadro hermoso, donde los fierros medio oxidados eran la protección perfecta del peligro que era el estar fuera... no quería que aquella se convirtiera en su última noche en ese lugar. Rechinó los dientes, llevándose las manos al rostro se quitó las gafas mal tenidas y las arrojó lejos, enrabiado consigo mismo, observando sin lograr enfocar bien como chocaban contra la pared haciéndose añicos. Sintió, por el ruido, que el vidrio de los anteojos se quebraba y caía en pedazos en el suelo, haciendo más eco del normal en el silencio a su alrededor, y entonces aquella súbita idea llenó su retorcida mente con una nueva esperanza.

Escapar de todo, al fin, la respuesta a las interrogantes, el siguiente paso de los cobardes... un nuevo mundo de silencio y quietud donde podría quizas... renacer en algo que no fuera tan catastrófico como su vida mortal. Una sonrisa escapó de sus labios mientras se arrastraba a tientas en las oscuridad hacia el sitio donde arrojó sus ya inservibles gafas, moviendo sus manos aquí y allá en el suelo para dar con ellas. Sus ojos, amarillos como los de un gato, obsevaban el cubículo gris a su alrededor encontrando rápidamente lo que buscaban; el brillo apenas perceptible del vidrio roto. Se acercó entonces, guiado por la firme desición que había tomado. No saldría de esa prisión, moriría adentro de ella y seguir feliz el camino al infierno para expugnar sus pecados ante Dios.

Apretó entre sus dedos el marco de los anteojos, golpeándolos una y otra vez contra el suelo provocando un ruido sordo para lograr, luego de unos minutos, que el fierro se cortara dejando en sus manos la llave de su salvación; un alambre puntiagudo que no dudó en alzar contra su brazo izquierdo, clavándolo con fuerza en su piel.

No pudo evitar que un quejido bajo escapara de su garganta, pero debía ser valiente... el dolor es pasajero, el dolor es vida... y pronto será muerte. Con ese pensamiento en la cabeza retiró el arma improvisada, arrodillado como estaba en el piso, y alzandolo otra vez lo volvió a enterrar, con más fuerza aún, intentando perforar la vena principal del brazo. Las lágrimas no tardaron en salir, bañando su rostro enmarcado en el sufrimiento de quien se lastima para escapar, mientras volvía a retirar el arma de su brazo que ya comenzaba a manar sangre de manera profusa...
avatar
Tobías Robinson
Abogado
Abogado

Cargo : Abogado
Localización : Just searching...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: -Last Night- {privado}

Mensaje por Invitado el Dom Dic 16, 2012 12:18 am

Antes de llegar a ser Jefe de Celador pero después de llegar a conocer bien a Alex. Era aquellos días en que se sentía enormemente aburrido de su vida de vigilante. Pasear por las noches sin absolutamente nada entretenido que pasase... fue quizás este mismo pensamiento que dio a lugar a aquella escena ta particular de hace casi un año.

Caminaba por los pasillos como todas las noches, siempre atento a pesar de que no mucho sucediese, siempre serio y con mano cerca de su arma por si surgía cualquier situación. Estaba bien al pendiente de todo por lo que escuchó fácilmente aquel ruido que no pertenecía a los comunes durante la noche. Se acercó al sitio donde había escuchado ese ruido, paso a paso, sin alarmarse del todo pues en realidad podía ser cualquier cosa. O eso pensaba hasta que comenzó a escuchar algunos ruidos más. Apresuró su paso hasta encontrar el origen de todo aquello.

Miró entre rejas a un hombre en una posición nada parecida a alguien que debería estar durmiendo. Observó cómo algo alzaba y luego... aquel quejido de dolor ¿Qué es lo que pretendía?. Entonces lo volvió a hacer y Vlad comprendió un poco, frunció el ceño pues no lo permitiría - Hey! - Gritó el vigilante mientras comenzaba a abrir la celda y por supuesto también la cerraba. Por suerte ese hombre aún no tenía compañero de celda por lo que no dudó en acercarse rápidamente e intentar sujetarle con fuerza las muñecas para detener su movimiento. Sintió húmeda una de ellas y le miró con enojo y reproche - ¿Qué es lo que pretendes? - Vlad era fuerte y estaba seguro que podía contener al hombre con su fuerza a excepción de que el otro fuese más rápido o use alguna otra táctica, pero si no fuera así, Vlad le seguiría sosteniendo.

De cualquier forma, al estar cerca había podido observar mejor el rostro del hombre... Era el preso Robinson... ¿Pero acaso no él estaba ya por salir? Eso desconcertó mucho a Vlad aunque no daría a notar.... sin embargo, ese preso estaba por salir por buena conducta ¿En verdad que es lo que pretendía?
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: -Last Night- {privado}

Mensaje por Tobías Robinson el Dom Dic 16, 2012 7:01 am

Ahora el destino cruel se encargaba de detener aquel burdo intento de escape. ¿Por qué...? Las cosas no debían de suceder así. Debía haber seguido el curso de su propio marcado destino y morir aquella noche pero se le permitió al mal dentro de su alma subsistir para arrebatarle cada milímetro de felicidad, para transformar cada uno de sus recuerdos en la cruz que cargaba, siendo el hazmerreír del mundo y de los demonios que le habitaban.

-¡No! -soltó al sentir los pasos que se acercaban. Su suerte, el karma, o aquel maldito Dios al que rezaba todas las noches por piedad le mandaban a un "ángel de la guarda" a evitar que cometiera el acto que definiría el punto de reinicio de su existencia... Sus ojos llenos de lágrimas apenas y podían enfocar sin las gafas que usaba ahora como arma en contra de su brazo, en busca de esa vena con desesperación. Mas no la encontraba, y la voz de alerta se oyó terriblemente cercana al abrirse la reja de su celda.

Se arrastró hacia atrás, aún con el metal de sus anteojos en la mano derecha, sintiendo ese impulso de detenerle al que reaccionó tirando con desespero de su brazo derecho, pues el izquierdo temblaba a causa de las profusas heridas. El tono del carcelero, pues eso debía ser para andar por allí a esas horas de la noche, le sonó a un reproche que perforó sus oídos y sus recuerdos, dándole una probada de lo que sería su futuro fuera de la celda.

-¿No... no es obvio...? -a pesar de lo alterado que parecía estar su rostro demostraba determinación, y su voz, aunque quebrada por el dolor estaba llena de tranquilidad y un cierto toque de rebeldía. Volvió a tirar de su brazo derecho, sin lograr zafarse, pues de haberlo hecho tal vez hubiera logrado su objetivo; el blanco del arma improvisada que llevaba en el puño era ahora su cuello o sus ojos, y de no ser por el agarre a sus manos hubiera realizado ese golpe mortal que tanto anhelaba.

Apenas y podía enfocar el rostro de quién le había salvado de sí mismo. Aún cuando su rostro lo iluminaba la luz de la luna recortada por los barrotes, su pésima visión le hacía difícil corroborar de quién se trataba. No fuera que buscara reconocerle, sino que buscaba recordarle para hacerle pagar después el daño terrible que le había hecho al no dejarle suicidarse.

-Suéltame... -murmuró, tanteando terreno con sus palabras, y dejó de tironear de golpe, esperando la primera oportunidad para volver a su burdo intento.
avatar
Tobías Robinson
Abogado
Abogado

Cargo : Abogado
Localización : Just searching...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: -Last Night- {privado}

Mensaje por Invitado el Miér Dic 19, 2012 12:48 am

Lo tomó fuertemente de las muñecas apoyando los brazos contrarios en la pared dada la cercanía a la misma, colocando sus rodillas sobre los muslos del otro para evitar alguna patada. No dijo nada mientras intentaba safarze pero sin duda lo estaba mirando curioso y serio. ¿Por qué? - ¿Por qué? - Pensó en voz alta mientras no respondía a sus peticiones hasta que se hubiese calmado.

Escuchó su "suéltame" muy bajo y lo miró un poco más. Quitó las rodillas de encima del otro pero en ningún momento le soltó las muñecas, se levantó y usó más fuerza para levantar al otro del suelo y detenerlo en la pared. Lo miró bien aún en silencio, si algo había aprendido en su trabajo de vigilante es que nunca hay que confiar en los presos. Unió ambas manos para sujetarlo con una sola y rápidamente quitarle el "arma" que había conseguido hacer.

- Debo llevarte a la enfermería -Dijo al notar toda la sangre que estaba saliendo de sus muñeca izquierda la cual ahora se deslizaba por el brazo de Vlad sobre la ropa de vigilante. Sabía que el médico no iba a estar ahí pero seguro conseguiría algo de alcohol y vendas, curarle como Alex le había enseñado. No iba a permitir que muriera antes de que saliese de la carcel. Ese era su trabajo.

Así pues ahora intentaría darle la vuelta para hacerle una llave, colocando su brazo bueno en su espalda pues no podría esposarlo para que no sangrase de más.. claro que si daba más lata seguro que si lo haría. La enfermería no estaba muy lejos de ahí y Vlad tenía llaves para entrar, si llegaban con bien ya hablaría con ese preso, mas que nada por curiosidad, por alargar un poco la noche. Quería entender algunas cosas y esperaría que el otro se las respondiese .. si no..... bueno, no es como si le fuera a obligar.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: -Last Night- {privado}

Mensaje por Tobías Robinson el Miér Dic 19, 2012 6:03 am

Inmovilizado y débil como se encontraba no se iba a mover más. De haber comprendido el destino al que se enfrentaba, siempre intentando quitarse la vida y siempre sucediendo algo que le detuviera, tal vez hubiera dado más lucha por exterminarse aquella noche. Pero el dolor se apoderaba de su cuerpo y la mano alrededor de su muñeca herida no le permití pensar bien. "Suéltame", había repetido, baja y cansadamente, sin saber si el carcelero le había oído o no, moviendo los pies despacio, aún cuando el peso contrario se lo impedía. Con la vista fija en el rostro contrario, aún era incapaz de verle bien a causa de la enfermedad que cubría con un velo sus ojos; la oscuridad no era su amiga ahora y aquello le enrabiaba. Todavía más, si es que era posible.

-¿Por qué...? ¿No tienes nada más interesante que preguntar por la vida o la muerte de otros? Ve a hacer otra cosa y déjame morirme aquí... -habló bajo ante su pregunta, desviando la mirada hacia el suelo, aunque solo veía oscuridad.

Se sintió tirado como un muñeco sin fuerza, aún cuando podía mantenerse en pie su ánimo se había quedado en el suelo manchado de sangre. Vio sus oportunidades nulificadas de golpe al sentirse sin su arma. Ahora sin ella y desprovisto de sus gafas se sintió totalmente estúpido y débil, casi colgado de una sola mano... aquello le hizo pensar en su mala alimentación. ¿cuánto peso habría perdido en su estancia allí...? De haber comido mucho menos tal vez habría muerto de inanición, y no tendría este problema ahora... Maldijo por lo bajo, más aún cuando oyó lo de la enfermería.

-No es necesario, no ha sido tanto... -murmuró preguntándose si se lo creería, tal vez de esa forma se le engangrenaba y se moría infectado... pero la suerte parecía no estar de su lado. Sintió su cara rozarse contra el frío de la pared, y se envolvió en la desesperación. No quería vivir, quería desaparecer y aquel tipo no le dejaba. Se removió donde estaba, apoyando su mano herida contra la pared para impulsarse; por mucho dolor que le diera, era mejor que el miedo que se extendía por su cuerpo. su brazo bueno lo usó para afirmarse contra el carcelero, zafándose de esa manera. Aunque su espectacular visión sin las gafas solo le ayudó a tropezarse y a irse de bruces contra el suelo, se movió intentando ser rápido aunque solo acentuó su patética actuación, casi arrastrándose por el suelo para refugiarse en el rincón de la celda. Gruñó como animal encerrado, como nunca se había mostrado antes en aquella prisión, mirándose el brazo herido recurrió a sus dientes para seguir hiriéndose; mordiéndose el lugar donde había enterrado el arma y tirando con todas las fuerzas que tenía para abrirla aún más. Ahogó un grito adolorido, pero seguía con las claras intenciones de herirse aún más si llegaba a acercársele...
avatar
Tobías Robinson
Abogado
Abogado

Cargo : Abogado
Localización : Just searching...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: -Last Night- {privado}

Mensaje por Invitado el Jue Dic 20, 2012 3:57 am

Frunció el ceño cuando se dio cuenta que ese "Por qué" no lo había pensado pues ahora le estaba respondiendo el preso. Lamentablemente no podía irse y dejarle morir. Si no fuese el vigilante y hubiese escuchado aquellas ordenes de Alex seguro que le dejaría ¿A Vlad qué le importa si alguien prefiere quitarse la vida o no? ... Pero no era el caso, su trabajo era impedir que lo hiciera y así lo cumpliría.

Escuchó el "no es necesario" obviamente sin prestar atención. Vlad seguiría intentando calmarle y someterle pero aquella maniobra no la vio venir. Se le escapó de sus manos y lo miró un segundo sin hacer nada pues estaba ya tropezando. Lo siguió a paso lento mirándolo de la misma forma. Aquellos gritos sin duda eran aterradores pero cuando uno se la pasa mucho tiempo en la cárcel puede acostumbrarse a ello.

Abrió mas los ojos y frunció el ceño cuando observó que ahora se estaba mordiendo en su herida. Apretó los dientes e hizo lo primero que se le ocurrió. Encogió un poco sus piernas para dar un paso largo, suficiente para llegar a él pues las celdas no son muy grandes. Fue un paso el que dió y al momento de dar el otro, lo terminó con una fuerte patada en el estómago de Tobías. Al sacarle el aire haría que al menos que abriese la boca para que se dejara de morder - Quieto! No lo hagas! - Ordenó tal como si fuese un perro... en parte claro que lo eran.

Aprovechó la condición del preso para sujetarlo del cabello y lo jalarlo teniendolo que arrastrar hasta llegar cerca de la cama. Las sábanas eran delgadas y viejas por lo que sería fácil hacer una venda improvisada con eso ya que la mordida había empeorado la situación y quizás no llegaría vivo si sólo lo llevaba a la enfermería, necesitaba parar la hemorragia.

- No te muevas - Dijo serio al llegar a la cama donde lo jaló con mas fuerza para poderlo tumbar encima con la intensión de ponerle una rodilla en su espalda y usar sus manos para razgar la sabana y vendarlo....claro, eso si no hacía más pelea, de otra forma, Vlad tendría que recurrir a otro recurso que sus patadas o golpes.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: -Last Night- {privado}

Mensaje por Tobías Robinson el Mar Ene 08, 2013 8:33 am

Una breve brisa de esperanza llegó a su distorsionada cabeza. Si, podía funcionar, tal vez el morderse los brazos fue algo que debió hacer mucho antes, pues podían quitarle todas las armas que podía poseer pero sus dientes... esos eran solo suyos, nadie se los arrancaría por evitar que se matara. De alguna manera, entre sus sollozos y sus muecas de dolor, una sonrisa se dibujaba en sus labios manchados de su propia sangre. Aquel sabor metálico y asqueroso que le recordaba cosas que ya no quería recordar no hacía más que acentuar su intento de terminar con aquello de una buena vez.

Pero no contó con el golpe que le tomó de improviso. Su respiración se vio cortada bruscamente con aquello, y sus labios se abrieron antes que de su garganta saliera un grito ahogado de dolor y rabia. Echó el cuerpo hacia adelante, en un gesto natural de autoprotección que le hizo sentir vergüenza de si mismo, y dejó que su frustración tomara forma fuera de sus labios en forma de insultos dirigidos a esa silueta que le arrastraba, a esa figura que ni siquiera podía vislumbrar bien y a la que comenzaba a odiar con ganas. Tosió escupiendo la sangre que se había adherido a su paladar, entrelazando las arcadas que arrojaba su garganta con las palabras sin sentido que susurraba cada vez mas despacio.

"No puede ser así...", pensaba mientras sentía era tironeado del cabello. Ya casi no le dolía un acto así, tanta era la costumbre a que las hebras oscuras de su cabeza fueran tiradas con fuerza de allá para acá como si sus piernas fueran completamente inútiles. "No puede ser..., musitó de nuevo su cabeza, en un susurro tortuoso que parecía burlarse de él. El propio olor de sus lágrimas pareció pegarse a su nariz cuando su rostro dio de lleno con las sábanas entre las que dormía, como si aquello fuera posible, y un nuevo quejido escapó de sus labios. Sumirse en sus recuerdos no le ayudaba, sumirse en su intento de suicidio frustrado no le reconfortaba, pensar en su futuro sólo le traía miedo... estaba jodido por todas partes.

De alguna forma había dado paso al ser patético que solía aparecer luego de alguna borrachera. El sollozo que escuchó no creyó que hubiera salido de su boca, aunque así era. Sus hombros se sacudieron con fuerza cuando aquella rodilla se posó en su espalda, logrando tal vez que su llanto se escondiera en el dolor de sus heridas y de la presión del carcelero para mantenerle quieto. Rechinó los dientes, esperando a que solo hubiera sido un sollozo y no el llanto que arreciaba por salir aparentemente sin razón.

-Solo... déjame solo, por favor... -susurró en medio del silencio que el dejar de gritar había causado- Por favor, necesito... -sus palabras quedaron ahogadas en un nuevo sollozo al darse cuenta de que ya no podría hacer mucho mas que esperar a recuperarse. Recuperarse y volver al terrible estado de ser él otra vez.
avatar
Tobías Robinson
Abogado
Abogado

Cargo : Abogado
Localización : Just searching...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: -Last Night- {privado}

Mensaje por Invitado el Sáb Ene 19, 2013 7:45 pm

A pesar de aquella "pelea" Vlad se fijaba en lo que el preso hacía, en realidad tenía curiosidad del por qué a apenas unas horas de conseguir su libertad, el preso se comportaba de esa manera. Quizás sea una de esas enfermedades en la que después de tanto tiempo estar bajo ciertas condiciones, aunque fuesen malas, te da terror el cambiar de hábitat y volver a "hacer una vida" por así decirlo. Otra opción es que su salud mental no era del todo la mejor, pero si fuese así, el psicólogo lo hubiese comunicado y tomar precauciones para su salida. De cualquier forma, ahora no le preguntaría, le sujetaría con fuerza si fuera necesario y haría esa venda, burda pero a final de cuentas funcional. Ahora, necesitaría ver si la hemorragia pararía para la mañana siguiente..... no, no se se arriesgaría.

Mientras colocaba la venda de forma tosca escuchó ciertos sollozos y aquella petición - Lo haré, pero antes me aseguraré de que permanezcas con vida hasta que llegue la hora de salir - Afirmó tras una pausa de silencio. Ya había acabado de vendar, pero no se separó del otro en ningún momento - No puedo dejar que hagas eso aquí dentro y en mi turno. Si quieres morir, hazlo afuera - Sacó de su cinturón unas esposas policiacas y juntó las muñecas del preso por detrás de su espalda para mantener sus brazos inmovibles, mas tarde le amordazaria.

Se levantó con suavidad mientras observa si el hombre aún oponía resistencia. Si no fuese el caso, daría un paso hacia atrás aún mirándole, apuntando mentalmente que se necesitaba un reemplazo de sábana. - ¿Lloras porque no te dejé hacerlo? ¿O porque no quieres salir de aqui? - Preguntó en tono imperativo aún preparado por si algo sucedía en ese corto lapso de tiempo.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: -Last Night- {privado}

Mensaje por Tobías Robinson el Jue Feb 07, 2013 7:39 pm

Ya no había nada que hacer. La venda alrededor de su herida había sellado su única forma de real escape de aquella situación. Sollozando todavía, quizás por qué patético motivo, intentó serenarse sin éxito. Era demasiada la presión, no quería... no podía sobrellevarla. Tal vez no era el único, tal vez todos los presos hacían ese tipo de rabietas al salir, tal... No, para qué se mentía a sí mismo. Tobías era el único estúpido que preferiría estar dentro de la cárcel que afuera, viviendo una vida común. Viviendo su vida.

-No quiero salir... -susurró ante las palabras del contrario- No, no... no puedo salir, prefiero morirme que estar allá... aquí soy feliz... -sus palabras salían atropelladamente de sus labios, sin poder controlarlas. Arrugó el entrecejo cuando le esposó, viendo sus posibilidades más difíciles ahora. Tal vez si se mordía la lengua y se la tragaba moriría, aunque no era algo bonito de hacer...

Escuchó sus preguntas sin ánimo de contestar. El sollozo se había detenido ante la nueva idea de su retorcida cabeza, ladeando el rostro para que el carcelero no pudiera verle, se dispuso a la dolorosa tarea de morderse la lengua. Aunque fue traicionado por sus nuevos quejidos de dolor, logrando solo que un poco de sangre saliera disparada hacia las sábanas cuando tosió.
avatar
Tobías Robinson
Abogado
Abogado

Cargo : Abogado
Localización : Just searching...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: -Last Night- {privado}

Mensaje por Invitado el Vie Feb 15, 2013 5:28 am

Así que en verdad no quería salir. Tal vez estaba tan arrepentido de lo que había hecho que el tiempo en la cárcel no le parecía el suficiente castigo... pero, le iba más a la idea que antes había pensado sobre los desordenes mentales, sobre todo con ese comentario "aqui soy feliz". Eso no podía estar bien, dentro de la carcel no se podía estar feliz o su cometido no estaba siendo realizado del todo. Ese comentario definitivamente se lo diría a Alex y de paso le pediría, si es que podía, que le explicase la situación.

Todo este pensamiento se interrumpió cuando notó que algo estaba mal. La sangre proveniente de la boca contraria lo explicaría. Ahora se estaba mordiendo el labio o la lengua. Esto enfureció mucho a Vlad y sin mas dio una fuerte patada una pierna a la vez que un golpe en el costado, por lo menos para hacerle abrir la boca de dolor y que dejase de hacerlo. Se acercó nuevamente a él y lo jaló hacia sí para hacerle tirar en el suelo, colocando una bota sobre su estómago y mirando su estado - tch!... Rindete ya! - Dijo molesto mientras lo sujetaba nuevamente del cabello, con fuerza lo subía y tomaba el cinturón ya preparado para así, dar un nuevo golpe en el estómago y poner el cinturón en su boca, amarrandolo en su nuca de tal forma que le impediría volver a morderse. Una vez así, pateó la otra pierna dejando caer el cuerpo al suelo, eso haría que se mantuviese ahi un pequeño rato en lo que Vlad iba por otro pedazo de sábana y con ese amarraría las piernas muy fuerte, haciendo de Tobías sólo un bulto de carne sangrante.

- Ahora iremos a la infermería aunque tenga que arrastrarte todo el camino - Dicho y hecho, sujetó a Tobías de un tobillo y comenzó a arrastrarlo fuera de la celda. Tras cerrar bien, su objetivo sería irlo arrastrando de esa forma hasta llegar al pequeño cuartito médico a intentar parar una que otra hemorragia. Al menos si es que no se le ocurría alguna otra cosa al preso. Eso era lo principal, mantenerlo vivo hasta que amanezca y luego, probablemente enviarlo a un hospital.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: -Last Night- {privado}

Mensaje por Tobías Robinson el Sáb Feb 16, 2013 5:20 pm

Lo estaba consiguiendo. O por lo menos eso quería pensar, pues estaba lejos de lograr su cometido a causa de lo dificil que le suponía esconderse del carcelero y acallar sus propios sollozos. No le sorprendió entonces que le golpeara para que no siguiera haciéndolo; lo que sí le sorprendió fue la fuerza de los golpes que recibía. Una oleada de malos y buenos recuerdos azotaron su cabeza con furia mientras soltaba un grito de dolor que se entremezclaba con un tono casi imperceptible que indicaba otra cosa. Intentó alejarse como pudo, sin dar su brazo a torcer volvió a intentarlo sin mediar palabra alguna...

-Ah! -gritó cuando su cabeza azotó el suelo, abriendo los ojos llenos de lágrimas para divisar la figura borrosa que se alzaba frente a él. ¿Rendirse? ¡¿Rendirse?! Ese cabrón se daría cuenta que esa palabra no se podía aplicar en ese momento para él, él simplemente no debía dejar el cubículo en el que habitaba. Prefería seguir siendo un presidiario, herido y feliz, que afrontar lo que le esperaba afuera. Pero... ¿cómo conseguirlo? Volvió a gritar cuando el cinturón golpeó su estómago, aquellos recuerdos que se le hacían frescos en la memoria sólo lograban que se concentrara en cosas que no venían al caso, haciéndole olvidar el porqué de esos golpes sólo por recibir más de ellos. Se sintió subido y bajado sin saber hacia dónde iba el mundo en ese momento, a causa del mareo y de su propia desconcentración, ahora incapaz de pronunciar palabra mordió frustrado el cinturón que obligaba a su boca a mantenerse ligeramente abierta, cayó al suelo con estrépito y allí se quedó, jadeando del cansancio y el miedo por no poder seguir en su dolorosa tarea. Sintió que el hombre volvía a acercársele, moviendo sus piernas sin fijar ningún objetivo logró por lo menos patear algo que se le parecía al rostro del carcelero. Aunque no pareció servir de mucho; ahora no podía mover ni los brazos, ni las piernas, ni siquiera podía gritarle todas las cosas que quería gritarle, apenas y podía respirar... soltó un gemido inconexo, frustrado y triste, mientras dejaba de retorcerse y miraba hacia la pared, totalmente ido.

Cuando le afirmó del tobillo tembló como si le hubiera expuesto a un metal al rojo vivo. Gritó, esta vez con un grito asustado, sintiendo que el mundo cambiaba a su alrededor y le llevaba de vuelta a la habitación que tenía cuando era niño, cuando era arrastrado de la misma manera pero con fines completamente distintos. Y no pudo evitarlo, en ese momento tampoco pudo, las lágrimas amenazaron con volver a salir y sus gritos se volvieron palabras que no se entendían a causa de la mordaza. Ni que tuvieran mucho sentido, tampoco, solo podía pedir aludiendo a la compasión del carcelero que, si lo iba a arrastrar que fuera del cabello, pero no así...
avatar
Tobías Robinson
Abogado
Abogado

Cargo : Abogado
Localización : Just searching...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: -Last Night- {privado}

Mensaje por Invitado el Dom Feb 24, 2013 12:33 am

Entonces escuchó aquel quejido.... ¿O gemido? ... Claro, no se podía equivocar. Tantos años de hacer el mismo sonido cómo para no poder reconocerlo cuando lo escuche. Si bien había pasado ya un tiempo desde que no había escuchado algo parecido, no era el suficiente como para no saber a qué se refería. No es que estuviese sorprendido o que siquiera le importase la situación del preso... sin embargo, algunos recuerdos si que llegaron a su cabeza. Si no estuviese en medio del trabajo, quizás hasta suspiraría de nostalgia, al menos por la parte "buena" de todos los recuerdos que le llegaron.

- Ugh! ... ... Qué persistente - Casi susurró cuando efectivamente el preso había pateado su rostro. Uno pensaría que con tanta sangre perdida este estuviese más débil, pero no, aún estaba dando pelea. No obstante, aquello no era problema para Vlad quien con rapidez juntó las piernas y apresuró a unirlas en la parte de las rodillas y de los tobillos. Tan fuerte como la sábana era capaz de aguantar.

Y así, de esa forma los gritos comenzaron a escucharse. Unos bastante diferentes a cualquier oído, pero iguales para Vlad ya que no le importaba de qué forma gritase, él haría su trabajo si o sí.

Lo arrastró hacia fuera de la reja cerrando rápidamente esta para continuar arrastrándolo de la misma manera. Otros presos se despertaron por el griterio y entonces, como los simios que eran, gritaban también.

"Déjalo - Suéltalo - Llévame a mi preciosura - Cabrón, hijo de puta - Follatelo bien - Déja algo para mi - Él no ha hecho nada - Se gentil con el cabrón - Enséñale quién es el jefe - Eso es brutalidad - Que te lleven a ti grandisimo pendejo - Ya dejen dormir putos"

Toda clase de comentarios se podían oír desde las celdas cercanas e incluso las alejadas que ni siquiera podían ver lo que sucedía. Vlad se hacía de oídos sordos, era prudente, paciente. Ahora no tenía caso gritarles algo pues sabía que no harían caso. Quizás con una bala perdida al aire los callaría pero no era seguro... de cualquier forma ¿Al vigilante que le importaba lo que los otros comenzaran a pensar? Le importaba eso sí que no se alborotaran, pero para eso también había otros vigilantes los cuales por cierto apenas aparecían gritando algún "Silencio" o "Ya duermanse perros".

- Deja de quejarte, ya casi llegamos - Dijo a Tobías sin saber si este seguía perdido en sea lo que sea que le haya hecho gritar de esa manera. Había dejado un rastro escalofriante de sangre desde la celda del hombre trastornado hasta la entrada de la infermería, al igual que un rastro de horribles gritos que a más de un novato de la cárcel le daría pesadillas por algunos días más.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: -Last Night- {privado}

Mensaje por Tobías Robinson el Jue Feb 28, 2013 9:05 am

A pesar de que sus gritos parecían oírse por sobre los pasillos, era capaz de escuchar las voces de los prisioneros a su alrededor, llevándole a una brusca realidad en donde era arrastrado por un pasillo a oscuras. Apenas y podía observar qué sucedía en las celdas, aunque a causa de las figuras que se recortaban contra la luz de la luna sabía que había despertado por lo menos a unas treinta personas. Sus gritos fueron bajando de intensidad, sin llegar a desaparecer pues el dolor de sus recientes heridas comenzaba a volverse insoportable, mas aun sentía curiosidad, un deseoso impulso por desconcentrarse de sus propias alucinaciones y poder decir un par de palabras coherentes, pedir volver a su celda, lo más cuerdo posible tal vez... alegar demencia, pedir encierro en algún centro psiquiatrico... rehacer una vida destrozada en un momento, desde cero, como no le funcionó dentro de la cárcel...

Movió su cabeza hacia arriba, hacia abajo... aun cuando el mundo se le movía alrededor a causa del andar del otro y su propio terrible mareo, siguió aquel movimiento hasta lograr zafarse del cinturón que apresaba sus labios. No sin antes herirselos de paso, claro estaba, la fuerza con la que habia sido atado requerían una fuerza mayor para librarse, y el precio que pagó fueron dos pequeños cortes en la comisura de sus labios. Pero por lo menos podía respirar con más facilidad. ¿Morir...? Ya no servía de nada, ¿verdad? No estaba en condiciones de buscar esa alternativa. Pero todavía podía tener algo de suerte...

-Ya... por favor, me duele mucho... -murmuró, intentando hacerse oír por sobre las voces de los prisioneros. Aunque le sorprendio el hecho de su voz sonara tan carente de fuerza alguna. Al parecer, había olvidado por completo que estaba sangrando profusamente desde hacía varios minutos, de que había recibido golpes y de que no estaba en un buen estado físico a causa de la mala alimentación y el nulo ejercicio físico. El brillo de una luz blanca se hizo presente en sus ojos, aún cuando sabía que aquello no era real, que solo pasaba dentro de su cabeza- Ya no... -volvio a susurrar, sintiéndose cada vez más perdido en ese brillo que parecía rodearle. Un lugar frío, muy frío, carente de sonidos y ambientación, aquel lugar al que muchos llamarían el limbo, el umbral entre la vida y la muerte... aquel lugar que ahora se le apetecía tan cercano... el sonido de los pasos del celador arrastrando su cuerpo hacia aquel umbral no hacían más que arrancarle una sonrisa feliz de los labios, mientras sus ojos cansados se cerraban, dando paso a aquella tan anhelada inconsciencia que, con algo de suerte, conllevaría a su muerte.
avatar
Tobías Robinson
Abogado
Abogado

Cargo : Abogado
Localización : Just searching...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: -Last Night- {privado}

Mensaje por Invitado el Lun Mar 11, 2013 4:38 am

Algo susurraba, algo quería decir y Vlad estaba seguro de ello. Por el volumen de sus palabras y los gritos que iban disminuyendo seguramente estaba o maldiciendo y jurando venganza o arrepintiéndose y clamando por piedad. Cualquiera que fuese el caso a Vlad no le interesaba pues había decidido ya intentar curarle para evitar que muriese por al menos aquella noche. Lo que le preocupaba ahora a Vlad es que se había deshecho del agarre en la boca y era posible que volviese a hacer aquello de morderse la lengua. Debía apresurarse.

Soltó aquel bulto sólo había llegado a la puerta de la infermería. Vlad frunció al ceño al no ver a nadie y además de todo tener la puerta abierta. En teoría el médico debería estar ahí, trabajando en su turno de la noche. Vlad miró con desaprobación al vigilante que estaba cerca de la puerta quien seguramente sabría a dónde se había ido el doctor - Por favor llama al doctor - Dijo a pesar de todo amable y tranquilo mientras se permitía entrar en aquel espacio blanco, mucho más silencioso que cualquiera de las celdas en el lugar.

Una vez más sujetó al preso del tobillo y lo adentró al lugar mirándole un poco con cierto interés al escuchar su susurro "Ya no".... entonces era misericordia lo que estaba rogando anteriormente. ... Vlad se acercó y lo tendió en el suelo ¿Habrá muerto? Se preguntó por un momento por lo que se acercó al suelo para comprobarlo. Se le veía realmente mal y poco a poco quedaba inconsciente. El vigilante volvió a fruncir el ceño pasando por un momento por su cabeza sus ganas de volver a patear a ese hombre tan insistente en querer morir.

Tomó su pulso, era muy débil. Miró en el interior de su boca notando el espeso líquido rojizo que emanaba poco a poco por su lengua y ahi mismo, le colocó un algodón que encontró rápidamente. Vlad no era un experto en curación, nunca lo había sido y realmente no se había interesado en serlo pero supuso que eso absorbería algo de sangre para que no terminara por ahogarse en ella. Giró el bulto un poco para poder observar sus muñecas y justo ahí, esparció alcohol aún con las ataduras puestas mirando a ver si al menos hacía algún grito de dolor.

Vlad suspiró un momento y con las manos ensangrentadas, caminó rápidamente hacia el teléfono que todo el tiempo estaba conectado con los guardias de seguirdad - Necesito la ambulancia... sí,.... Tobías Robinson, necesita atención urgentemente. - Sin más palabras, colgó y giró hacia el preso para volver a revisar su pulso.... si, aún vivo.

Sabía que no podía hacer nada él solo y sabía que tampoco podía esperar porque al médico se le ocurriese aparecer. No le gustaba del todo la idea de llevarlo al hospital de la ciudad pero ...¿Eh? ¿Estaba pensando en "gustar"? .... No, no es de importancia lo que a Vlad le guste o no. Él debía hacer su trabajo tal y como decían las reglas del alcaide. Apenas le dio tiempo para cambiar el algodón de la boca de Tobías cuando llegaron los paramédicos. La ambulancia estaba ya dentro de la prisión por lo que les tomó poco tiempo llegar. Abrieron la puerta grande, aquella del otro lado que normalmente está cerrada. Entraron hombres de blanco quienes ya acostumbrados a escenas de ese tipo, se llevaron al bulto sangrante sin mayor porblema.

Vald tenía que ir... ahora era responsabilidad de él que todo saliera bien. Entró a la ambulancia junto con todos los demás recibiendo un folder de uno de los guardias de seguridad encargados. Que inconsciencia, pensar el papeleo en una situación así... no es como si Vlad no llenara el informe cuando todo estuviese concluido.

Suspiró por un momento, limpiando sus manos en sus ropas y mirando con cierta seriedad y tranquilidad a Tobías en manos de los paramédicos que se encargaron de mantenerlo vivo hasta llegar al hospital.

==TEMA CERRADO==

Continua : http://forbiddencity.freeforo.com/t842-flashback-si-vas-a-morir-hazlo-afuera-y-no-en-mi-turno
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: -Last Night- {privado}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.