Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Confieso...
Dom Ago 14, 2016 10:18 am por Zarek

» IMPORTANTE!!! Anuncio de Administración
Vie Oct 16, 2015 3:36 pm por Alcalde Diedrich

» Cuenta y besa a quien te toque.
Lun Abr 27, 2015 9:01 pm por Jan Bozkurt

» Publicación de temas fueras del foro
Dom Abr 26, 2015 6:35 am por Bzou

» Mensaje a la administración (Importante)
Jue Abr 02, 2015 10:23 pm por Alcalde Diedrich

» El amo y el lobo [Celda de aislamiento] [Priv. Herman Engels +18]
Lun Feb 09, 2015 12:43 am por Herman Engels

» ¿Nuevo compañero? [Priv. Killer]
Dom Feb 08, 2015 2:54 am por Killer

» Other World [RPG Anime (Saint Seiya, Inuyasha, Naruto)] afiliación normal
Lun Feb 02, 2015 8:50 pm por Invitado

» Karma [priv. Geist]
Dom Feb 01, 2015 11:46 pm por Gô Koyama

» Mihail ``Perro viejo´´-I.D-
Miér Ene 28, 2015 2:56 pm por Mihail Mihaeroff

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 55 el Vie Jun 15, 2012 12:46 pm.
►Pasa el mouse por las imágenes y contáctanos

ALCALDE DIEDRICH
Contact
Herman Engels
Contact
Zennu
Contact
Broker
Contact


HERMANOS

ÉLITES

↑Click↑

El de Cancerbero a Lobo salvaje

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El de Cancerbero a Lobo salvaje

Mensaje por Andre Y. el Sáb Dic 15, 2012 2:46 am

Andre abre los ojos cansadamente para encontrarse con las paredes y cortinas blancas, el aroma a desinfectantes, además de esos sonidos de enfermos por todo el lugar, al parecer estaba en el hospital y no le era difícil el imaginar la razón de ello, sin duda nuevamente había tratado de arrancarse la vida y alguien le había llevado o tal vez en algún instante de lucidez había llamado a la ambulancia, mientras perdía ese vital liquido carmín. Ese pensamiento le hace esbozar una especie de sonrisa retorcida al pensar la razón de esa pequeña crisis- Amo Ian- susurra como un aullido lastimero, al par que va cerrando sus ojos un poco mas no para dormir sino para evocar los recuerdos que habían terminado por llevarlo a esa crisis auto-destructiva.

Había pedido el día libre para ir a tender algunas cosas fuera del trabajo, pero en especial quería dormir un poco, pese a su insomnio nocturno sabía que era vial dormir un poco, pero en verdad era difícil dejar a su Jefe y a la pequeña Hime-sama de los blades, porque de alguna manera se sentía feliz de estar vivo y poder cuidar de alguien en ese mundo tan decadente, asi que no le contaba nada cubrir esos turnos de casi 120 hrs. Aunque su amo se molestara con él por su descuido. Ian no había dicho nada porque se retirara, ya que confiaba en que sus compañeros cuidara del peliplateado y la hija de este.

Sin duda había hecho una guerra contra la cama para dormir en esa casa que parecía más una jaula de cristal escondida en ese jardín que parecía una jungla, apenas estaba soñando cuando sonó el móvil que había tenido que aprender a usar a regaña dientes, por que el único que le llamaba era Ian, así que se levanto tan rápido como pudo sin importarle que aun lado tuviera a un monstruo de gila durmiendo con él.

Sin duda la llamada de Ian le hizo sentir que el mundo se le rompía cual cristal, escuchar a su amo exigirle que llera a donde estaba en ese instante, cosa que no dudo en hacer, se medio arreglo y salió cual Cancerbero llamado con el mismo Hades. Sale de esa propiedad y sube en su coche sencillo color carmín, para llegar a MadHouse para ver a su amo que sin duda estaba alterado por algo, apenas entra a la oficina de esta y su mirada azulada oscura se fija sobre la otra mirada azulada clara que en esos momentos parecía el mismo infierno, sin duda esas palabras de que la Hime-sama había sido raptada por los Bullets hizo que le ardiera la sangre como en poco más de cuatro años no lo había sentido, por lo que siguió cual canino fiel a Ian, pero este le pidió que esperara a que soltaran a su hija y que la resguardara como siempre, simplemente no se negó en acatar esa orden como tantas.

Apenas tiene a la pequeña Damita y le sonríe asegurándole que nada le pasaría, la llevo al interior del auto con los cristales teñidos, esperando una orden de su amo, ya que la niña estaba segura.

Realmente no tenía idea de lo que pensaba su amo, pero un dia le dijo que se retiraría de la ciudad, ante ello le miro confundido, pero lo que rompió el sello de sus decesos auto-destructivos fue escuchar del jefe de los blades que se iría, por lo que le miro con cara de perrito abandonado, por que tenia la duda si Ian lo llevaría con el para cuidarlo, pero este le dio la única orden que no tenia ánimos de cumplir.... esa era que se queda a proteger a Zennu que este sería el que se encargaría de todo, nunca había discutido sus ordenes ni peticiones, pero esa era la única que no tenia interés en cumplir, dado que su vida, su lealtad y respeto eran para aquel peliplata, no es que odiara a los blades o a Zennu, solo que con ellos no tenía una deuda.

Ante esa orden y esa situación su frágil estabilidad Psíquica se quebró detonando ese mecanismo de seguridad que era el agredirse así mismo, cortando su piel cada día un poco más, aunque no había vuelto a trabajar desde ese momento, porque tenía que aclarar las cosas en su mente, al final no lo había conseguido despejar su mente y termino por cortar con tal fuerza y profundidad su piel en los brazos abriéndola de tal manera que era un corte limpio, pero sangrante, ya ni siquiera podía recordar si lo había hecho eso en un lugar público o en su jardín, la verdad le daba igual.

Mientras recordaba esto una lágrima se escapaba por su ojo derecho, era una lagrima de frustración y molestia por haber fallado- amo... amo- dice entre dientes cual lobo herido, para luego sentarse y mirar sus muñecas, sin duda había sido una herida profunda lo suficiente como para necesitar suturas, por suerte sus cabellos negros caían sobre su rostro por que esboza una sonrisa completamente siniestra, deforme y cruel, su mirada no era la mirada amable que antes tenía, era todo lo contrario, era oscura profunda y carente de vida como de emociones, ahora ya no era el dulce can o el cebero cancerbero de el líder de los blades, sino un lobo salvaje y sediento de sangre incontrolable- lo hare por que fue tu orden pero yo no seré su can- dice para sí mismo asegurándose de estar solo en esa habitación, simplemente desconecta el suero para ponerse de pie y buscar sus cosas para retirase de ese lugar, simplemente tenía que regresar a aquel lugar… MadHouse para cumplir esa última orden.
avatar
Andre Y.
Guardaespaldas Líder
Guardaespaldas Líder

Cargo : Mi cargo… no tengo que decírtelo.
Localización : Te combine no saberlo, pero si quieres averiguarlo solo sigue el aroma de las rosas…. Si estás preparado.

Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t191-andre-y-hill http://forbiddencity.freeforo.com/t657-cronologia-de-andre-y-hill

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.