Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Confieso...
Dom Ago 14, 2016 10:18 am por Zarek

» IMPORTANTE!!! Anuncio de Administración
Vie Oct 16, 2015 3:36 pm por Alcalde Diedrich

» Cuenta y besa a quien te toque.
Lun Abr 27, 2015 9:01 pm por Jan Bozkurt

» Publicación de temas fueras del foro
Dom Abr 26, 2015 6:35 am por Bzou

» Mensaje a la administración (Importante)
Jue Abr 02, 2015 10:23 pm por Alcalde Diedrich

» El amo y el lobo [Celda de aislamiento] [Priv. Herman Engels +18]
Lun Feb 09, 2015 12:43 am por Herman Engels

» ¿Nuevo compañero? [Priv. Killer]
Dom Feb 08, 2015 2:54 am por Killer

» Other World [RPG Anime (Saint Seiya, Inuyasha, Naruto)] afiliación normal
Lun Feb 02, 2015 8:50 pm por Invitado

» Karma [priv. Geist]
Dom Feb 01, 2015 11:46 pm por Gô Koyama

» Mihail ``Perro viejo´´-I.D-
Miér Ene 28, 2015 2:56 pm por Mihail Mihaeroff

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 55 el Vie Jun 15, 2012 12:46 pm.
►Pasa el mouse por las imágenes y contáctanos

ALCALDE DIEDRICH
Contact
Herman Engels
Contact
Zennu
Contact
Broker
Contact


HERMANOS

ÉLITES

↑Click↑

Velada tranquila (renzo)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Velada tranquila (renzo)

Mensaje por Invitado el Jue Jul 05, 2012 6:23 pm

Era la hora de la cena y como tal la había decidido pasar en aquel restaurante que siempre le había agradado. Y cómo no agradarle si al entrar lo trataban como a un rey. No siempre se comportaba como superior pero se aprovechaba un poco de eso siempre que entraba a aquel lugar.

Pero no era por eso por lo que se encontraba esa noche ahí. Ciertamente la cena era una de las comidas importantes del día, seguramente sólo él lo consideraba de esa forma al disfrutar de la comida, pero esa noche también tenía la intención de entablar una conversación con el jefe de la sección este.

Pidió la mesa usual y siguió a aquel mesero que le daba el paseo por el restaurante hasta llegar a aquella mesa que tanto le agradaba. Despidió al mesero diciéndole que le llevara una bebida y entonces se quedo esperando a su acompañante, viendo a los alrededores para ver si se encontraba con algo más interesante que la espera que estaba llevando a cabo. No era que el otro estuviera llegando tarde pero él tenía esa costumbre de llegar unos minutos antes de la cita acordada para estar asegurado de que nada ni nadie pudiera atrasarlo cuando era que estaba por hacer algo importante.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.