Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Confieso...
Dom Ago 14, 2016 10:18 am por Zarek

» IMPORTANTE!!! Anuncio de Administración
Vie Oct 16, 2015 3:36 pm por Alcalde Diedrich

» Cuenta y besa a quien te toque.
Lun Abr 27, 2015 9:01 pm por Jan Bozkurt

» Publicación de temas fueras del foro
Dom Abr 26, 2015 6:35 am por Bzou

» Mensaje a la administración (Importante)
Jue Abr 02, 2015 10:23 pm por Alcalde Diedrich

» El amo y el lobo [Celda de aislamiento] [Priv. Herman Engels +18]
Lun Feb 09, 2015 12:43 am por Herman Engels

» ¿Nuevo compañero? [Priv. Killer]
Dom Feb 08, 2015 2:54 am por Killer

» Other World [RPG Anime (Saint Seiya, Inuyasha, Naruto)] afiliación normal
Lun Feb 02, 2015 8:50 pm por Invitado

» Karma [priv. Geist]
Dom Feb 01, 2015 11:46 pm por Gô Koyama

» Mihail ``Perro viejo´´-I.D-
Miér Ene 28, 2015 2:56 pm por Mihail Mihaeroff

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 55 el Vie Jun 15, 2012 12:46 pm.
►Pasa el mouse por las imágenes y contáctanos

ALCALDE DIEDRICH
Contact
Herman Engels
Contact
Zennu
Contact
Broker
Contact


HERMANOS

ÉLITES

↑Click↑

Hacker Exposed [Priv]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Hacker Exposed [Priv]

Mensaje por Invitado el Lun Mayo 07, 2012 7:03 pm

Nunca pedía demasiada información sobre su trabajo, le habían dicho que así era más seguro para él. Entre menos supiera menos posibilidades habría de que lo agarraran. Pero en este caso era diferente, algo le decía que era así. Había recibido la llamada por la tarde del día, justo cuando entraba a su piso después de clases. Era su contacto habitual, y le avisaba que esta vez tenía un trabajo bien gordo para él, uno que le dejaría bastante dinero. Mientras ingresaba bien a su casa, quitándose chaqueta, mochila y botas, fue escuchando los detalles y cuando se dejó caer al sillón se levantó casi al instante de un golpe, entre nervioso e impresionado.

¿Qué? ¿La policía? — pregunto al hombre del otro lado de la línea, frunciendo el ceño mientras revolvía sus cabellos rojizos con un gesto de fastidio. Se estaba metiendo de nuevo en problemas. Escucho lo que el cliente pedía; un caso de homicidio donde cierto nombre estaba siendo involucrado, quería investigarlo, rascar entre esos documentos virtuales para saciar su curiosidad. La paga será buena, le ha prometido. Escucho algo más y se lo grabo en la memoria. Era hora de trabajar. La mitad del dinero ya había sido depositada en su cuenta, era hora de continuar el proceso. – Bien. Diez minutos. — Se dejó caer de nuevo en el sillón, masajeando su sien mientras se cortaba la línea. Borro el registro de llamadas y guardo el móvil en la mochila.

Nunca había guardado el número de ese sujeto en su celular, no recuerda que se lo haya dado alguna vez y era mejor así, entre menos vínculos guardara mejor. En su habitación se quitó la ropa pesada, quedándose en bóxer y en camiseta y regreso a la sala con una computadora portátil que prendió apenas la colocó en la superficie lisa. De la cocina trajo algo de beber, una cerveza morena y después se sentó a trabajar. Coloco al lado un antiguo reloj cronometro, un cenicero y su cigarro que prendió rápidamente. Al momento de empezar a trabajar acciono el cronometro picando ambos, botón y tecla, al mismo tiempo. Diez minutos antes de la detección era su tiempo estándar, solo que esta vez no contaba con las alertas del sistema de datos policial.

Concluyo el trabajo a los nueve minutos con cuarenta y dos segundos, momento en el que respiro de nuevo por un segundo antes de mandar la información al contacto y confirmar la segunda parte de su pago. Paro el cronometro y se recargo en el sillón que tenía detrás, cerrando los ojos un momento. Aun le temblaban las manos por la culpa de hacer cosas así. Si lo descubrían, su vida estaría arruinada, decepcionaría a sus padres. Limpio el registro del teléfono nuevamente y lo metió en su mochila de nuevo.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Hacker Exposed [Priv]

Mensaje por Invitado el Mar Mayo 08, 2012 2:28 pm

Si había algo que ayudaba a Fantasma en sus investigaciones, es que para nada tenía aspecto de ser policía, más bien, parecía todo lo contrario. En muchas ocasiones había tenido problemas en su propio departamento -solo en los inicios por supuesto- y en otras zonas debido a su aspecto, creyendo siempre la gente que se trataba de un delincuente y no de un miembro de protección civil. Pero nunca trabajó para cambiar eso porque le iba demasiado bien a la hora de reunir información o perseguir a algún criminal. No sospechaban de él, así que infiltrase resultaba demasiado fácil.

Aquellas semanas estaban teniendo graves problemas en la central, ya de por sí la ciudad estaba llena de crímenes sin resolver todavía, la mafia tenía demasiado poder y dinero por lo que sabían cómo cubrirse las espaldas. Aquello frustraba a Heinkel, le estresaba sobre manera que cada paso que diera se viera interrumpido por un callejón sin salida.

Sin embargo, esa mañana tenía un buen presentimiento. Los archivos de su departamento de homicidios fueron profanados, había alguien husmeando en ellos y las alarmas que los informáticos habían puesto en la sección de archivos habían saltado: alguien estaba metiendo las narices en información provada. Se puso enseguida en movimiento: hizo que rastrearan la señal, sacó un informe del tipo que podía estar haciéndole y no le quedó otra que sorprenderse. ¿Un niño metiéndose en la base de la policía? Fantasma era el mejor hombre para acudir, nunca sospecharía que se trataba de un policía.

Acudió a la dirección que el informático le escribió en un papel y se plantó ante la puerta con el rostro aburrido de siempre. La gabardina negra ocultaba perfectamente la pistola, la placa y las esposas, a simple vista parecía un tipo normal en esa ciudad, o en otras palabras, parecía el típico hombre del que no te podías fiar. Llamó a la puerta sin muchas ganas, esperando paciente con un cigarrillo en los labios. Su rostro inexpresivo no lo aparentaba, pero estaba completamente en alerta a cualquier ruido o movimiento dentro del apartamente, siempre al acecho por si su ibjetivo trataba de huir antes de que diera con él.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Hacker Exposed [Priv]

Mensaje por Invitado el Miér Mayo 09, 2012 7:38 am

Después de casi seis minutos en los que nada ocurrió decidió moverse por fin. Se levanto del suelo y respiro profundo, observando de reojo la computadora portátil usada para su trabajo criminal, pensando por un segundo sobre lo hecho. La apago y se dirigió a la cocina, rascándose el vientre con flojera. Se le antojo darse un baño pero no con la suficiente fuerza como para hacerlo en ese momento. Saco la tetera del estante y lleno dos cuartos de esta con agua, colocándola en su pequeña estufa para que hirviera. Saco café en polvo y azúcar morena, colocándolas en la mesa para sentarse en la silla más cercana y tomar la revista de informática que leía antes.

Se encontraba leyendo un articulo sobre una nueva Tablet que la Macintosh había sacado hace poco y dadas sus características, ahorro de batería y sus funciones, empezaba a antojársele tener una. En esas estaba cuando algo lo puso nervioso repentinamente, no supo que fue pero le hizo ponerse de pie tenso, sintiéndose incomodo al esta allí sentado y sin hacer nada. Miro la tetera un momento, como si este objeto inanimado fuera el criminal y salió por la puerta, llegando a su pequeña sala para desconectar la computadora portátil, meterla en su estuche y llevarla a su escondite en la habitación. Bajo la tabla de madera que escondía la trampilla, se levantó y salió.

Al cruzar el umbral de la puerta de su habitación, escucho el golpeteo en la puerta y su mente distraída hizo que respondiera de inmediato, sin pensar en nada más. — ¡Voy! — pero en ese instante, justo cuando las palabras salieron de sus labios se dio cuenta de quien podría ser, de que manera tan poco casual vendría alguien a visitarlo apenas saliendo de la facultad. Se quedo estático, cubriéndose la boca mientras se sentía estúpido por su acción no controlada. Un momento después, la tetera empezó a chillar, escandalosamente, dándole al menos unos segundos. — ¡Permítame! — Camino lentamente a al cocina y aparto la tetera de la estufa, apagando esta. Su café tendría que esperar.

Olvidándose de su escasa ropa y se pelo alborotado se encamino a la puerta y con un respiro intenso que le dio un poco de fuerza, quito el seguro de la puerta y la abrió. No vio a un policía, solo a un hombre sospechoso, un desconocido. Frunció ligeramente el ceño y levanto la mirada hasta posarla en el resquicio de ojos que podía ver a través de las gafas de montura. — ¿Qué puedo hacer por usted? — pregunto sin omitir el ligero toque de incertidumbre en la voz.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Hacker Exposed [Priv]

Mensaje por Invitado el Miér Mayo 09, 2012 12:45 pm

Odiaba muchas cosas y esperar era una de ellas. No tenía ni una mierda de paciencia, y tentado estuvo de abrir la puerta de una patada, pero se contuvo, no podía hacer eso así por las buenas por muy a gusto que se quedara haciéndolo. Así que se comportó y esperó lo más pacientemente que pudo apoyado en el marco de la puerta, de brazos cruzados, mirando hacia la mirilla como esperando que apareciera un ojo por ella y poder intimidarle. Podía escuchar ruido en el interior, supuso que el tipo estaba preparándose café, incluso podía oler el aroma por debajo de la puerta y se le antojó muchísimo uno.

No apareció ningún ojo por la mirilla, pero la puerta finalmente se abrió y sus ojos rasgados se clavaron sin compasión alguna en... ¿un niño? ¿qué mierda, se había equivocado de puerta? Se hizo hacia atrás, mirando una vez más el número de piso y puerta al que había llamado, descubriendo que en efecto esta era la dirección que los informáticos de la central le habían dado. Tenía que ser una broma, no parecía muy creíble que fuera un chaval de apenas 20 años el que estuviera metiendo las narices en los archivos policiales. ¿Sería acaso una travesura, solamente? Esperaba que no, porque entonces sólo significaría que su humor iría a peor y tendría que hacer algo al respecto que no le gustaría mucho a sus jefes.

Descruzó los brazos y, poniendo una mano en la madera de la puerta para impedirle que pudiera cerrarla, dio un paso adelante, mostrándose más oscuro que nunca. Intimidar a un chico como ese era demasiado fácil. - Soy policía y vengo a hacerte unas preguntas. Si no quieres meterte en más problemas, será mejor que me dejes pasar. - Si lo dijo fue por simple "cortesía", pues a decir verdad tras acabar avanzó. Le cogió del hombro para que no pudiera escapar y le metió dentro del apartamento con él, cerrando de un portazo con el pie. No prestó mucha atención al piso, solo le dejó caer sentado en un sofá y se quedó mirándole. - Apuesto a que ya sabes por qué estoy aquí, ¿verdad? - Ladeó una sonrisa, dando una vista rápida alrededor solo para conocer detalles más personales del chico. Algo desordenado como todo joven, en efecto haciéndose café pues el olor era más intenso allí dentro, y varios aparatos tecnológicos que le aseguraban que sabía del tema. Una revista de informática que apuntaba a que, en efecto, había muchos puntos que señalaban a ese pelirrojo como el culpable.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Hacker Exposed [Priv]

Mensaje por Invitado el Miér Mayo 09, 2012 11:28 pm

Frente a él no solo estaba un sujeto que parecía ave de mal agüero, sino que además, su oficio era uno con el que menos deseaba cruzarse en estos momentos. No le parecía un policía, por mucho que dijera que lo era, Sebastinans no era ningún confiado como para andar cayendo en semejante truco viejo. Aun así, le costó trabajo esconder el nerviosísimo que la sola palabra le causo. Frunció el ceño cuando se metió así a su casa y le siguió, muy a pesar del agarre en su hombro. — Como policía que es debería de darse cuenta que está violando mis derechos como ciudadano. — Se quitó de encima el agarre del hombro e hizo un poco de distancia entre ellos.

Ni siquiera se si lo que dice es verdad… — Le observaba fijo, analizándolo en la medida de lo posible, mostrándole los colmillos en desconfianza. — Así que… ¿Me mostrara su placa? O ¿Le acompaño a la puerta para que se marche? — su pregunta, misma que pretendió no escuchar, taladró su cerebro al tiempo que se mostraba firme y frio ante el allanador. Miro de reojo a la cocina, donde estaba bien a la vista su revista de informática, pero no importaba eso. Más allá, estaba la tetera, bien puesta a un lado de la barra, dispuesta para el café instantáneo que pensaba tomarse antes del intruso. Regreso la vista al hombre. —No importa si se o no porque está usted aquí. No responderé ninguna pregunta a menos que justifique su intromisión en mi casa…

De nuevo le pasó desapercibido el aspecto que debería de estar dando a la visita, con su bóxer suelto de rayas y la camiseta prácticamente trasparente y ceñida al cuerpo. Se quedó de pie y se cruzó de brazos, sintiendo un intenso anhelo por un cigarrillo en ese momento. Quizás mostrarse tan altivo le generara un problema serio más adelante. Conocía el motivo del porque la policía lo visitaría, y conocía la magnitud de su crimen. Se encontraba penamente cociente de lo que hacía, por mucho que intentara negarlo o no pensar en ello. Cuando inicio en esto, apenas termino su primer trabajo, dejo de ser un chico que pusiera orgullosos a sus padres.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Hacker Exposed [Priv]

Mensaje por Invitado el Lun Mayo 21, 2012 12:37 pm

Le miró fijamente, taladrándole con ese par de ojos oscuros y rasgados, frunciendo el ceño en clara molestia por estar pidiéndole una actitud policial que él, en el tiempo que llevaba en el cuerpo, nunca demostraba. ¿Es que acaso necesitaba demostrarle a un criminal de quinta que él era policía? - Tú, amigo mío, has estado violando otros derechos... No me vengas ahora reclamando algo que no mereces. - Ladeó una cínica sonrisa, encendiendo el cigarrillo que colgaba apagado en sus labios, soltando una nube de humo en el momento que soltó la primera calada, sintiendo cómo la nicotina penetraba en cada célula de su cuerpo y le hacía sentir de nuevo relajado.

Le cogió nuevamente del hombro, apretando los dedos pero sin dejar marca, y le obligó a quedarse sentadito en el sofá. Apoyó esa misma mano en el respaldo, cerca de la cabeza del chico mientras se sacaba, con la otra mano, la placa escondida en su cartera dentro de la gabardina. Se la plantó abierta en la cara, la placa dorada junto a la identificación de detective de homicidios, su nombre Lutz Heinkel y el icono de la policía. - ¿Qué? ¿La has visto bien o tengo que grabártela en la cara? - Se separó y volvió a guardársela, sin perderle en ningún momento de vista. - Chaval, no estás en mucho derecho de ir reclamando nada. Por como hablas, creo que no te haces ni una mínima idea del grave asunto en el que estás metido.

Su voz sonaba grave y profunda, a veces cuando tosía o reía parecía un perro viejo, uno de esos sabuesos que suenan roncos y amenazadores. Era el resultado de vivir más de diez años con un inseparable cigarro en los labios y varios cafés durante el día, estaba maltratando su cuerpo, pero nunca le importó hacerlo. Paseó por esa estancia, impregnando el sitio con su aura oscura y el olor a tabaco mientras reunía todo el esfuerzo para no partirle la cara al chico. - Has estado husmeando en archivos que no puedes ver. A eso se le llama violación... - Se plantó delante de él, arqueando una ceja mientras miraba de arriba a abajo cómo iba vestido. - Me resulta extraño que estuvieras buscando sobre unos asesinatos... tú no tienes pinta de haber matado a alguien. Así que, dime, ¿por qué estabas metiendo tus narices en esos archivos?

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Hacker Exposed [Priv]

Mensaje por Invitado el Mar Mayo 22, 2012 3:02 am

Chasqueo la lengua sonoramente quedándole clarísima la situación, para que huir, él mismo se sentía mal por lo que hacía pero tenía miedo, terror, de expresar su deseo de dejarlo y a decir verdad, el dinero que le dejaba era bastantito, justo ahora cavaba de recibir sus buenos miles por esa intromisión de casi diez minutos. Le observo levantar el cigarrillo y se le antojo uno de inmediato pero sus cosas estaban en la cocina, junto con el agua caliente para el café que no se podría beber ya. Guiado por ese agarre se crispo y mirándole de reojo con cierto enfado se dejó caer en el sofá como le mandaba.

Abrió los ojos grandes al ver la placa. Una placa de verdad. Solo por ver como brillaba se le antojaba tener una igualita solo por el afán de tenerla. Seguro hacia que uno se sintiera más seguro, la igual que este sujeto. — Así que se llama Lutz… — observo con detenimiento la placa hasta que se la quito de la vista y entonces parpadeo lentamente, suspirando en resignación. — Por el contrario señor, sé muy bien lo grave que es mi situación. — Suspiro de nuevo, cambiando su actitud por completo al tiempo que se tumbaba más cómodamente en el respaldo del sillón. Levanto la cara para mirarle, siguiéndolo todo el tiempo mientras se paseaba por su modesta y algo desordenada sala.

Apoyo sus manos en sus muslos, dejándolas resbalar hasta que cayeron entre sus piernas ligeramente separadas. Su mirada seguía puesta en el detective de homicidios y ya que estaba aquí, le dejaba claro que era de él, el caso al cual había robado la información. Hackeo de la red de la policía, robo de información confidencial, murmuro en su mente los posibles cargos que tendría, frunciendo ligeramente el ceño. — No, no soy un asesino. — recalco con el ceo fruncido, ligeramente alterado. — No metí mis narices en ningún asunto, solo me los han pedido… ese es mi trabajo, obtengo información para otras personas… Ni siquiera sé que es lo que contenían los archivos que copie. — ¿Para qué negar que era culpable? Lo que más le dolía era poner a sus padres en vergüenza, no lo que le pasara a él.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Hacker Exposed [Priv]

Mensaje por Invitado el Lun Mayo 28, 2012 5:29 pm

Le encantó la expresión que apareció en el rostro de ese joven cuando vio la placa. Se hubiera regodeado por largo y tendido, tal vez burlándose de ello, pero solamente perfiló una sonrisa ladina demostrándole que no tenía nada que hacer, estaba con el agua al cuello y no tenía muchas salidas. Lo que el pelirrojo no sabía todavía es que, con Fantasma, las cosas nunca eran fáciles para el criminal. Que fuera un chaval tan joven no iba a cambiar la situación, era un pequeño delincuente que si no le hacía pasar un buen rato de puro terror no cesaría en sus actos criminales. Y sino, que se lo dijeran a él mismo, que de no haber sido por su vecino el policía, probablemente habría acabado como un ladrón cualquiera o un asesino a sangr fría sin razón ni lógica, solo por pura venganza y rabia.

-No te equivoques, chico. Soy el detective Heinkel para ti. Tú y yo no hemos salido a cenar para que puedas llamarme Lutz con tanta confianza. - Dijo con tono agresivo, inclusive amenazador, mientras se apartaba, mirándole desde lo alto con el cigarro colgando en sus labios. Como siempre, demostrando que no le importaba ni una mierda lo que pudieran decirle por estar fumando en una casa que no era suya. Soltó el aire entre dientes, a modo de risa, cuando el chico afirmó saber que estaba en problemas. Bien, al menos parecía que no iba a negarlo y sabía muy bien lo que había estado haciendo para que llegara la policía a su casa.

Le dio dolor de cabeza sólo escucharle excusarse y, pretendiendo asustarle más, de repente apoyó las manos en los reposabrazos, encarándole de muy cerca. - ¿Crees que soy gilipollas? - Arqueó una ceja, burlándose de él con cinismo. - Así que te han mandado que busques esos archivos... ¿sabes lo que te puede caer por eso? Un chico de tu edad y con ese aspecto, te digo que no durarías en la cárcel ni una semana. Alguien acabaría desgarrándote... - la amenaza siempre funcionaba, quería aterrarle por completo para que le diera un nombre o al menos le ayudara en el caso. En días, era la primera pista que tenía y había que aprovecharlo y tirar de ahí. - ¿Quién es esa persona? ¿Cómo contactó contigo? ¿Qué busca o qué quiere? - Le apabulló a preguntas, sin darle tiempo a pensarse una mentira.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Hacker Exposed [Priv]

Mensaje por Invitado el Mar Jun 05, 2012 2:47 am

Llevaba un rato viéndose las manos, mirando las formas de sus dedos, las uñas recién cortadas esta mañana antes de irse a clase, las uñas sin pintar y el pequeño dibujo en el borde de la palma izquierda que le dibujo una amiga en la facultad. No tenía ninguna salida y su mente había dejado de pensar en ello. Levanto la vista entonces, mirando al hombre de pelo oscuro frente a él. — No se trata de eso, antes no me había dicho ni su nombre. Señor Lutz Heinkel, ahora también sé que eres un detective, antes dijiste que eras policía… El caso del que robe información, es tuyo ¿Cierto? — Tenía una mente bastante deductiva, que planteaba los términos seguros en base a la lógica y de allí desentrañaba la demás información. Por eso era tan bueno en lo que hacía.

Se pasó la lengua por los labios, insistiendo en su cuerpo aquel deseo de fumarse un cigarrillo. Era traumático mirarle pasear con el cigarrillo mientras hablaba y no poder probarlo. — No señor, no creo que lo sea… — Se encogió de hombros rápidamente, algo tenso, olisqueando la nicotina y el tabaco bien de cerca. Asiente al escucharle. — ¿Desgarrándome? ¿Aún sigue tan mal la seguridad en prisión como para que tema por mi vida? — Deja bien claro que no ha entendido el sentido de la frase. Conocía de sexo sí, pero no más allá de oídas y sobre las violaciones en prisión. No sabía nada.

Hundido en el sofá, mirándole fijamente, -algunas veces mirando el cigarro- escucho el torrente de preguntas que le soltó. Preguntas pensadas para no mentir y decir la verdad. Eso fue lo que hizo. — ¡No lo sé! — Respondió rápidamente. —Es un hombre común, no sé dónde contactarlo, se aseguró de que nunca lo supiera. Tampoco se su nombre o si tiene un apodo o no. Apenas y recuerdo algo de su rostro. — Dijo rápidamente y sin querer su mirada se dirigió a su móvil, escondido en su mochila. — Lo vi una sola vez, hace dos años. Cuando me dio mi primer trabajo apenas llegue a la ciudad. — Entonces se quedó callado, mirando hacia el detective y después hacia la mochila, respirando para clamarse. Alterado no podía pensar.

Espero por varios minutos, inclinando su cuerpo hacía adelante, apoyando los codos en las rodillas y los dedos de sus manos unidos, le sirvieron de apoyo a su frente. Pensaba, a profundidad, siempre que tenía que pensar tomaba una posición como esta o parecida, donde sus ojos no pudieran ver movimiento y nadie pudiera verle el rostro tampoco. — La única manera de contactarlo está en mi mochila, el móvil plateado, no el negro. — Habla pausado, trazando su plan, mientras las palabras fluyen. — Una vez le dije que abandonaba, pero me respondió que si lo hacía, por muy valioso que resultara para él, acabaría muerto. Creo que sabe dónde vivo. — No mostraba miedo, solo analizaba lo que él ya sabía. — Si le ayudo a atraparlo… ¿Me serviría de algo? — Ahora tenía un plan.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Hacker Exposed [Priv]

Mensaje por Invitado el Mar Ago 07, 2012 12:24 am

Se apartó lentamente sin dejar de clavarle en el sitio con su amenazante mirada. El sonido de su lengua al chascarla contra el paladar resonó en el silencioso salón, dando un barrido a su alrededor en busca de una paciencia que nunca había tenido, ni pensaba tener en estos momentos. - Sí, has metido las narices en mi caso, ese ha sido el mayor error que podrías haber cometido jamás. Otro tal vez hubiera caído ante tu aparente inocencia, pero a mí no me engañas, chaval, estoy esperando y no pienso irme de aquí sin la información que busco... o pasarás una nada agradable noche en el calabozo de la central. - Dejó en claro, caminando para coger una de las sillas de madera, arrastrándola con una mano para dejarla del revés ante el pelirrojo, sentándose con los brazos cruzados sobre el respaldo y la mirada clavada en él.

Lentamente, una macabra sonrisa se formó en su rostro mientras le observaba con fingida pena. - Desgarrarte es lo que menos debes temer que te ocurra allí dentro. Con lo joven que eres y ese aspecto tan dulce, acabarías convirtiéndote en la puta de varios de ellos. Romperán tu inocencia poco a poco, hasta que llegará el día que les rogarás para que sigan violándote porque habrán quebrado tu mente hasta el punto de enloquecerte. - Susurró con calma, sin perder el tono suave pero áspero de su voz al hablarle de tan cerca.

Escucharle le crispaba un poco los nervios ¿por qué los criminales de tan poco nivel no le facilitaban las cosas? Con un poco de ayuda podían librarse fácilmente de la cárcel e incluso de cualquier multa que el estado pudiera aplicarles por colaboración. A los tipos listos les pagaba por la información, a chicos como Sebastians les austaba. - Así que no recuerdas nada de él... - susurró a la vez que el humo escapaba entre sus dientes por cada sílaba soltada. - Qué pena, en verdad. - Sonrió cínico, cruel. - Llevas dos años colaborando con él y no sabes absolutamente nada... Curioso. - Estaba dejando bien claro que no le creía para nada, pero por ahora no insistiría, tenía otras formas de hacerle decir la verdad, aunque para ello tuviera que dar explicaciones más tarde a sus superiores.

Se levantó de la silla y fue a por la mochila, cogiendo ambos teléfonos móviles. ¿Quién era ese chico para decirle cuál era y cual no? Observó ambos aparatos, abriendo la lista de contactos de los dos a la vez para ir comprobándolas. En efecto, uno de ellos parecía más bien el típico teléfono de un estudiante, con sus amigos y demás en él. El otro, en cambio, no tenía ni un sólo contacto en la agenda; obviamente, era el plateado. Escuchó sus palabras, pero no le dio muestra alguna de estar escuchándole, más bien parecía como si ahora no le interesara nada lo que dijera. Nada más lejos de la verdad, pues estaba atento a toda palabra salida de sus labios.

-Ahora estás diciéndome que sigues colaborando con ese asesino porque tienes miedo de morir. Qué tierno... ¿Y no lo pensaste antes de meterte en un asunto como este? - Preguntó, primero con voz acaramelada como si le comprendiera, pero volviéndose cínico de nuevo al lanzar la pregunta. - Sin duda estás de mierda hasta el cuello, pero eres listo. - Dejó el teléfono negro sobre la mesa y se quedó en la mano el plateado, caminando de vuelta a la silla mientras lo sostenía en la mano. - Depende de la ayuda que puedas ofrecerme, podrás quedar impune... o recibir el castigo por meter las narices donde no debes...

Dejó un buen silencio en medio mientras le miraba fijamente.

-Entonces... ¿qué estás dispuesto a hacer para conseguir tu libertad?

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Hacker Exposed [Priv]

Mensaje por Invitado el Miér Ago 08, 2012 9:44 pm

Puede que aun tuviera encima la presión psicológica del detective pero el recuperar su espacio personal se sintió muy bien, contando más por las fachas que llevaba en este momento. Pero nada de eso parecía importarle al detective y el joven lo descarto también, mordiéndose el labio con fuerza por otro asunto. ─ Escuche, siento mucho que su caso haya sido robado por mi, pero como le dije, tengo este trabajo y no puedo huir de él con facilidad. ─ Al no conocer la magnitud de las palabras del detective, el miedo a pasar una no agradable noche en el calabozo de la central, pues, no aparecían. Siguió con la mirada el cigarro mientras se acomodaba y no resistido más. ─ ¿Puedo tomar un cigarrillo? ─ Pregunto en voz baja, imaginando que recibiría una negativa.

Fue muy desagradable escucharle decir aquello, se le vio en la cara y en la mueca de desagrado que se formo en sus labios apenas entendió a lo que se refería aquella frase. ─ Que manera tan poco agradable de decirle a alguien que es atractivo. ─ Bufó, molesto e irónico. Su mente activa estaba recreando vívidamente las imágenes que las palabras del detective creaban; y fue más extraña la situación cuando, en lugar de sentir repugnancia pese a lo desagradable que resulto al principio o, de nuevo, miedo, fue un matiz de excitación lo que se instalo en su cuerpo, haciéndolo sentir algo cohibido y ansioso, así como desconcertado.

Lo único que recuerdo de él es su timbre de voz, pues hablamos a menudo. Cuando lo conocí llevaba una capucha puesta, nunca me dijo quien era realmente, pero… ─ Recupero la compostura después de aquel espasmo y se sintió exasperado y algo asustado por que su versión no parecía lo que deseaba aquel hombre. Guardo silencio, pensando, tratando de concentrarse en la imagen de aquel día. Volvió a tomar la posición de antes, cubriendo su rostro con su mano y apoyando sus dedos en sus sienes. Momentos después, se enderezó para mirarle de frente. ─ Me abordo en una parada de autobús, como le dije antes, iba cubierto con una chamarra y llevaba la capucha apretada. No le vi el rostro. Ese fue el único trabajo que hice enfrente de él, después, me empezó a contactar solo por el teléfono móvil.

Aprovecho que el detective se dirigió a su mochila y descanso de la tensión un momento, recostándose de nuevo en el sofá, respirando lento y tranquilo para evitar un ataque. No confiaba en que recibiría asistencia médica si empezaba a asfixiarse. Le miro de reojo y pronto lo vio con sus dos teléfonos móviles. El negro que todos en la facultad le conocían y el plateado, que ahora pasaba a formar parte de una buena evidencia. Se revolvió su rojizo cabello, algo cansado. El día había ido muy bien pero la noche se perfilaba larga y frustrante.

Claro que tengo miedo de morir ¿Cuántos años cree que tengo? ¡Demonios…! ─ No le estaba funcionando la estrategia antes planeada. ─ En ese momento no lo pensé, esperaba que fueran trabajos sencillos, nada que me metiera en problemas. Una idea muy estúpida, lo se. ─ Sus palabras volvieron a atraer su atención y se enderezó nuevamente, mirándole fijo. Le agrado que le dijera “listo”. Idiota. ─ Haré lo que este en mis manos hacer… ─ repuso sin titubeos, inconsciente por nueva cuenta de cualquier doble sentido que pudiera manchar esas frases. Pero al menos no fue un lo que sea aquello que respondió, cosa que le hubiera condenado.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Hacker Exposed [Priv]

Mensaje por Invitado el Jue Ago 09, 2012 1:56 am

Le clavó la mirada cuando el chico se disculpó, pero no dijo nada. Había que ser ingenuo para creer que metiéndose en ese tipo de asuntos se saldría airoso o no le cogerían nunca. Sin abrir boca todavía, sacó la cajetilla de tabaco y le tiró uno, pasándole el encendedor sin quitarle el ojo de encima en todo momento, no como si temiera que fuera a escapar, pues eso era algo que no estaba dentro de las posibilidades del pelirrojo. Eso estaba claro. Fantasma podía aparentar ser el típico fumador que no aguantaría ni dos minutos corriendo o tan flaco que un simple golpe le doblegaría... pero su resistencia física era un as en la manga.

-Yo no he dicho que seas atractivo. Solo... follable. - Ladeó una sádica sonrisa, dándole a propósito toda la intención que le quiso dar a esa frase. Caló su propio cigarrillo, pensando por un momento en qué tipo de problemas se pondría él mismo si resultaba que el joven era, como muchos otros hackers conocidos, menor de edad. El jefe no le echaría solo un sermón en esa ocasión, seguramente iría a por él a muerte por meterse con un crío. Sin embargo, se estaba portando bien al mantener las manos lejos del joven, aún cuando sentía tantos deseos de zarandearle un poco para hacerle escupir la información que andaba buscando.

-Resumiendo... se te aparece un tipo de la nada, que ni siquiera te dice su nombre ni te muestra su rostro, y tú como si nada aceptas el trabajo... - Puso mueca de estar felicitándole sarcásticamente, sonriendo casi con burla. No entendía que alguien pudiera ser tan confiado, y mucho menos en esa ciudad donde cada uno se cuidaba su propia espalda con garras y dientes. Estar tan expuesto como ese hacker era de ser ingenuo, sin duda. - Y encima accedes a lo que sea que yo te pida... sin siquiera estar del todo seguro que soy policía. Podría haber sido una placa falsa. - Bajó sus duras palabras se ocultaba el alma de un policía preocupado por gente como ese pelirrojo, preocupado por los inocentes y la justicia. - Obviamente, no era falsa. Soy de verdad detective. - Añadió arqueando una ceja antes de que el otro se emparanoyara del todo.

Volvió a ponerse en pie y se acercó a la ventana, mirando al exterior con rostro pensativo, con el cigarrillo cerca de los labios pero sin llegar a calarlo en ningún momento en ese instante en silencio. Se dio la vuelta cuando volvió a hablar. - Voy a quedarme un día con tu teléfono, buscaré desde dónde se hacen las llamadas que te hace. Luego te usaré para dar con él, por supuesto, sólo hablará contigo y, teniendo en cuenta que lleva dos años dándote trabajo, se fía de ti. - Caminó de regreso al sofá, mirándole. - Ah, y me olvidaba... vas a tener tu teléfono siempre encendido para que pueda dar contigo en cualquier momento. Sobra decir que si sales de la ciudad, iré a por ti a muerte.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Hacker Exposed [Priv]

Mensaje por Invitado el Jue Ago 09, 2012 8:29 pm

El rostro le cambio repentinamente, logrando relucir una sonrisa cuando el detective tuvo un poco de piedad y le dio un cigarro. ─ Muchas gracias… ─ dijo ronco, tomando el encendedor y encendiendo de inmediato el pitillo de nicotina. El primer respiro de humo que entro en sus pulmones fue suficiente para hacerle suspirar de placer. Esto era lo que necesitaba, su mano derecha al momento del trabajo, su mejor medicina contra sus ataques de hiperpnea. Su falso relajante muscular. Sebastians recupero la calma y con ello la concentración que cada vez era más difícil de mantener.

¿Y no va eso de la mano con lo de ser atractivo? ─ De nuevo sintió el desasosiego crecer en su pecho ¿A que se debía? Sin duda no al tema tocado que aunque fuera de lugar en este momento, no dejaba de ser común para los jóvenes. El joven hacker sabía de buena fuente que era atractivo y aunque había tenido varios novios hasta ahora no había ni rozado la tercera base. Algo le faltaba, pero no comprendía aún el que. Ahora y a pesar de que había preguntado tan valientemente, esperaba que sus palabras fueran ignoradas, sin saber que es lo que temía de escuchar una refutación.

Se sintió regañado por un padre no muy estricto pero si preocupon y por respeto fue que no apareció ningún son de burla en su rostro o voz. La verdad era que el detective se había llevado esta ronda, tenía toda la razón en ese aspecto. ─ Si lo hace sonar de esa forma me hace quedar como un idiota. Otra vez... ─ suspiro, resignado. ─ Fue algo más parecido a un pedido de favor. Me dijo su apodo pero era largo y no lo memorice. Me pregunto si era bueno con las computadoras y le dije que si. Entonces me pidió ayuda con algo. Y accedí a ayudarle. ─ Conforme hablaban se iba acordando de detalles. ─ Después me entere de que es lo que realmente hacía… ─ se quedo callado abruptamente.

Enarco una ceja, medio serio y nervioso. No recordaba como era la placa pero este suelto o era de la mafia o era policía. No había de otra, no tenia pinta de pandillero. Su tensión debió de mostrarse porque de inmediato Heinkel le aclaró que estaba tratando con un detective real. Lamio el filtro, dio una calada fuerte y bajo el cigarrillo de sus labios. Se giro en el sillón, subiendo una pierna por completo a este y dejado la otra en el piso, de esta forma pudo verlo cuando se fue a la ventana. Paso el cigarro a su mano izquierda y su vista se regodeo con el cuerpo del detective, cosa que hizo sin notarlo.

Despertó de su sueño cuando escucho la voz del detective de nuevo. La idea de perder su celular de trabajo no le gusto, le puso nervioso. ─ ¿Y si me llama mientras usted lo tiene? Si no respondo sospechará… ─ Le siguió con la vista, enderezando su cuerpo para volver a sentarse como antes. Otra calada, un respiro y a seguir. ─ Si hubiera querido irme de la ciudad lo habría hecho hace mucho… Así que no se preocupe por ello. ─ Se meso los cabellos, recordando. ─ Le daré mi número de móvil entonces. ─ espero hasta que pudiera anotarlo para deletrearlo. No le ofendería que verificara que fuera el real.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Hacker Exposed [Priv]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.