Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Confieso...
Dom Ago 14, 2016 10:18 am por Zarek

» IMPORTANTE!!! Anuncio de Administración
Vie Oct 16, 2015 3:36 pm por Alcalde Diedrich

» Cuenta y besa a quien te toque.
Lun Abr 27, 2015 9:01 pm por Jan Bozkurt

» Publicación de temas fueras del foro
Dom Abr 26, 2015 6:35 am por Bzou

» Mensaje a la administración (Importante)
Jue Abr 02, 2015 10:23 pm por Alcalde Diedrich

» El amo y el lobo [Celda de aislamiento] [Priv. Herman Engels +18]
Lun Feb 09, 2015 12:43 am por Herman Engels

» ¿Nuevo compañero? [Priv. Killer]
Dom Feb 08, 2015 2:54 am por Killer

» Other World [RPG Anime (Saint Seiya, Inuyasha, Naruto)] afiliación normal
Lun Feb 02, 2015 8:50 pm por Invitado

» Karma [priv. Geist]
Dom Feb 01, 2015 11:46 pm por Gô Koyama

» Mihail ``Perro viejo´´-I.D-
Miér Ene 28, 2015 2:56 pm por Mihail Mihaeroff

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 55 el Vie Jun 15, 2012 12:46 pm.
►Pasa el mouse por las imágenes y contáctanos

ALCALDE DIEDRICH
Contact
Herman Engels
Contact
Zennu
Contact
Broker
Contact


HERMANOS

ÉLITES

↑Click↑

Enfrentado al Destino

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Enfrentado al Destino

Mensaje por Invitado el Sáb Abr 28, 2012 4:07 pm

Hacía un frío horrible. Debería haber cogido algo de abrigo, aunque no es que tuviera demasiado dónde elegir. Aquella ciudad era horrible para robar, la gente era demasiado violenta, con aquellas estúpidas mafias y la horrible policía, prácticamente sólo había podido robar comida desde que había llegado, arriesgándose solo para poder pagar su pequeña habitación de hostal.

Esa mañana había salido a intentar ganar algo de dinero leyendo las cartas en el Tiergarten, normalmente alguien le daba unas monedas por hacerlo, aunque no prestaban mucha atención a lo que decía, si ellos supieran... Otras tan solo le daban unas monedas.

El joven delgado de aspecto enfermizo con su pelo castaño y de ojos verdes estaba sentado en uno de los bancos, se abrazaba a sus rodillas y tiritaba mientras veía a la gente entrar y salir de teatro, de los museos... algún día... algún día iría a ver que tenían ahí dentro, y por qué la gente se arreglaba tanto para entrar en aquellos majestuosos edificios.

Estúpida ciudad... ¿cómo podía hacer tanto frío? La verdad es que tan solo llevaba su camiseta de Blondie y unos pitillos ajustados...

Estando absorto en sus pensamientos se sobresaltó al notar una mano en su hombro.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Enfrentado al Destino

Mensaje por Invitado el Sáb Abr 28, 2012 7:40 pm

Un respiro de alta cultura me permitiría seguir con la rutina de mi vida,, escapando del hastío y tratando de no embargar a los que me rodeaban de esa desagradable sensación de cansancio espiritual. Me sumergí en una obra teatral, añorando el roce delicado de las butacas de terciopelo y los instrumentos afinadondose mientras la gente se sentaba.
Cuando acabó, caminé despacio hacia fuera, prendiéndome el saco negro y deteniéndome un segundo a ver la gente pasar, tan apaciblemente y sin inmutarse por lo que pasaba a su alrededor. Blasfemos habitantes mediocres de la ciudad, asquerosos parásitos de existencia cuestionable, esperaba no cayeran demasiado pronto en mis manos y estaba pensando en ese vil pensamiento hasta que lo vi.

Allí estaba su figura, haciéndose gris, quizás convirtiéndose en parte de la angustia perenne de la ciudad, su cuerpo se sacudía inconciente, impulsos del cerebro para generar energía cinética entre los músculos y provocar un poco de calor en el cuerpo. Tenia unos ojos del color de la lejana Irlanda, aunque sus rasgos no fueran irlandeses. No podía yo esconder mi debilidad por las irises de ese color tan vital, así que al salir del teatro, acomodándome mejor los guantes negros, sentí su tenue presencia, acobachada en el rincón edilicio en el que se había refugiado, llevando puesto ropas que eran finamente ridículas frente a tanto frió. Si yo que tenia guantes y un abrigo podía sentir el leve frió en mi piel, qué estaría soportando aquel cuerpo joven y pálidamente hermoso?.

Me acerqué a él para poner una mano en su hombro, notándole sobresaltado cual servatillo. Ha…mi depredador interno casi da un salto de excitación. Me saqué la suave bufanda azul que rodeaba mi cuello en dos o tres vueltas, para que mis robustos brazos se la pusieran a su fino cuello, llegando inclusive a cubrir sus hombros, dado que yo era un hombre alto, y este pequeño joven era flaco como una cinta.
Su piel realmente lucía enfermiza y sus cabellos opacos, quizás no comía bien, y entonces una idea me surgió, alejándome unos pasos y luego volteando a verlo.

- Tanto frío me abrió el apetito, vamos, yo invito claro.-

Le dije sonriéndole tenuemente, comenzando a andar mi camino, aunque a pasos pausados. No era una persona que ejerciera presión explicita, por lo que, si no quería acompañarme, no tenia por qué hacerlo.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Enfrentado al Destino

Mensaje por Invitado el Sáb Abr 28, 2012 8:39 pm

Una suave bufanda cubrió los delgados hombres del joven moldavo, sorprendido se giró y vió a un hombre enorme y corpulento que le colocó la prenda y siguió andando sin decir nada, Viktor se quedó mudo, obsevando a un caballero de unos cuarenta años y altísimo, que de pronto se giró y le ofreció una invitación para comer.

Comida... cuánto tiempo sin comer algo de verdad... Viktor no era estúpido, su novio había sido asesinado por ir con desconocidos, pero desde que había llegado a esa ciudad no había encontrado nada, ni un gesto de amabilidad, ni algo de suerte, nada... y ahora ese señor se ofrecía a darle algo de comer, gratis... Además, estaba helado, y la cabeza había comenzado a latirle algunos minutos antes... se encontraba definitvamente mal, demasiado mal... la invitación era demasiado tentadora, así que se levantó.

- ¡Espere! Le acompañaré

El hombre paró , se giró y sonrió al joven, que se acercó a él ágilmente.

- Mmm, yo también tengo hambre, ¿sabe? Y bueno, yo no soy esa clase de chico, aunque tampoco quiero decir que usted necesite pagar para eso,¿¿ eh??


El joven, nervioso, no podía parar de hablar, joder, hacía siglos que no hablaba con nadie, ¿no?
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Enfrentado al Destino

Mensaje por Invitado el Sáb Abr 28, 2012 8:52 pm

Como un perro hambriento, me siguió desconfiado y nervioso, mientras yo caminaba tratando de no intimidarlo. Su caminar era irregular y las pantorrillas le temblaban, síntomas visibles de una baja en glucosa, producto de no desayunar bien o no comer en prolongado tiempo. Subí dos escalones de mármol italiano blanco, para cruzar una pesada puerta de cristal, con un marco de madera barnizada color pino y campanillas rodadas sobre nuestras cabezas. Dejé espacio para que pasara adelante mío, siempre sonriéndole con respeto y no con lástima, y enseguida nuestras caras fueron sofocadas por la ola de calidez y aromas culinarios del interior del recinto.
Frecuentaba mucho ese lugar, sobre todo en las mañanas en las que podía tomarme un respiro del trabajo, no tenia lugares predilectos, pero aquel tenia un aire bastante cómodo para lo que era mi exigencia.

Elegí una mesa junto a la ventana y automáticamente, un joven mozo dejó una carta para cada uno. Sin titubear agradecí con la cabeza y abrí mi carta, notando la turbación del jovencillo y volví a sonreírle.

- Suelo desayunar mucho, así que espero que me acompañes en cantidad y no vayas a tomar sólo un café, está usted muy pálido.-

Musité, haciéndole señas al mozo.

- Tomaré un pocillo de café negro sin azúcar, una taza de té y media docena de croissant. Si pudiera ser tres tostadas sin la orilla, con mantequilla y mermelada de calabaza arriba. Por favor, deseo miel con el té. Thanke Sie.-
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Enfrentado al Destino

Mensaje por Invitado el Dom Abr 29, 2012 12:27 am

La temperatura del local era elevada, y el joven en seguida notó cómo poco a poco recuperaba parte de la conciencia que había perdido durante el tiempo que había estado tirado en el frío.

El hombre se desenvolvía por el local cómo si fuera suyo... él se sintió cohibido, nunca había estado en un sitio tan lujoso, en la pequeña aldea moldava donde se crió no había ningún restaurante parecido, y cuando llegó a la capital no había tenido dinero para disfrutar de algo así.

Se sentó en una mesa detrás del señor, del que por cierto no sabía su nombre. Y miró sorprendido la cantidad de cosas que había en la carta, algunas no sabía ni lo que eran... Muffins!!! Dios, le encantaban!!! Y chocolate!!!!

- ¿Puedo pedir unos muffins y un chocolate? Por cierto.. No sé su nombre... Yo me llamo Viktor.

A pesar de estar aturdido, empezó a ser consciente de que estaba sentado con un perfecto desconocido y automáticamente se acarició el tatuaje de su muñeca, era lo que hacía cuando se sentía nervioso.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Enfrentado al Destino

Mensaje por Invitado el Dom Abr 29, 2012 1:02 am

Desdoblé la servilleta que estaba en la esquina de la mesa, y la extendi sobre mi regazo para no manchar el pantalón, mientras el muchacho hacía el pedido al mozo. Apenas con eso pensaba llenarse? Esperaba que no, así que le indiqué al empleado que también trajera bombones de licor y unas galletas artesanales de chocolate y nuez.

Se presentó así mismo y comenzóa comportarse de manera algo inquieta, por lo que me senté más comodamente en mi silla y extendí la mano para que quisiera estrecharla…

- Es un placer conocerle Viktor, soy el Dr. Annen,e ntenderá ahora mi preocupacion por su bienestar, ser medico esta en mis venas. Digame qué hacía allí afuera con tanto frío?..Está usted perdido en la ciudad?.-


Pregunté, tratando de sonar realmente inofensivo y curioso, aunque podia percibir claramente que no era de por aquí, lo ideal era montar la conversación adecuada para relajarlo, mientras veía de reojo que nustro pedido venía en camino, al menos las galletas y mis croissant.

avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Enfrentado al Destino

Mensaje por Invitado el Dom Abr 29, 2012 1:27 am

El señor resultó ser un doctor, lo cuál en parte le alarmó aún más, su abuela nunca había creído en la medicina convencional, el mismo estaba acostumbrado a tratarse con remedios caseros y amuletos.

Pero sus preocupaciones pararon en cuanto llegó la comida, el doctor había pedido más cosas para él... eso le gustó.

el hombre alargó la mano hacía él, y Vik se la estrechó, era una mano fuerte y a la misma vez, delicada y suave.

- No... no estoy perdido, estaba sentado para ver si alguien quería que le leyera las cartas, me gano la vida así (y robando a la gente, pero esa parte prefirió guardársela para él). Llegué aquí hace poco y no he tenido mucha suerte, la verdad.

Concluyó la frase con una anchar sonrisa, sin duda el desayuno le estaba resucitando. Ahora veía al hombre incluso inofensivo.

- ¿Qué clase de médico es usted?
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Enfrentado al Destino

Mensaje por Invitado el Lun Abr 30, 2012 2:15 am

Todo fue dispuesto en la mesa con rapidez, hasta se podía ver el halo humeante de nuestras bebidas y el exquisito aroma navegar por nuestras narices, hacia la ventana y nuestros alrededores. Sonriéndole con un poco de ternura, revolví mi té y le agregué algo de miel liquida y oscura, como la jalea real, para sorber un trago y suspirar con satisfacción.

- Pues tendrá que adivinar cuál es mi especialidad, joven Viktor.-

Dije con una sonrisa divertida, llevándome un bombón a la boca y deshaciéndolo en mi lengua, apenas moviendo la mandíbula. Preguntándome qué clase de hermoso joven se gana la vida leyendo cartas, pues con su rostro y su escuálido cuerpo, podría tener un buen pasar si se vendiera a la lujuria de las personas correctas. Nada me indicaba que no estuviera haciéndolo en verdad, pero sus ojos esquivos y la rapidez de sus manos, lo sigiloso de su andar y su desconfianza hasta de sus propias reacciones perfilaban la mente de un delincuente común.

Después de reflexionar unos segundos, los suficientes para degustar nuestros desayunos-almuerzos juntos, y volvía dirigirle la palabra.

- Bueno, no estoy cuestionando su forma de ganarse la vida joven Victor, pero yo estoy buscando un secretario para mi consultorio. Básicamente alguien que atienda el teléfono, anote pedidos y me recuerde compromisos. Se lo comento por si alguna vez está interesado, me puedo encargar de la capacitación.-

avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Enfrentado al Destino

Mensaje por Invitado el Lun Abr 30, 2012 2:50 am

Viktor estaba en pleno éxtasis alimenticio, hacía siglos que no comía tanto de una sola vez, y ¡caliente!. Aquel hombre ahora le parecía simpático, su desconfianza se fue aplacando, había conocido a hombres ricos que habían tenido gestos altruistas con él, ¡¡él mismo estaría encantado de invitar a comer a un chico hambriento si tuviera dinero!!.

- Está todo increíble, muchas gracias señor- dijo tímidamente mientras seguía comiendo con toda la moderación que le había enseñado su fallecida abuela. De repente del Doctor dijo algo que lo descolocó, le estaba ofreciendo un trabajo... ¡uno de verdad! Su corazón se aceleró, ¿podía ser que de verdad algo fuera a cambiar para él? ¿que fuera a tener suerte?.

Siempre había dudado de que su abuela hubiera aprobado su manera de vivir, había conseguido no prostituirse, pero robar parecía innato en él... le liberaba, y había visto varias veces en las cartas que ese era su destino... pero esa ciudad le oprimía y le daba miedo, era imposible robar tranquilo, con un pequeño salario podría espaciar más sus hurtos... incluso podría ahorrar para largarse de allí. O no... Si estaba en la consulta de un doctor, igual podría por fin empezar a hacer algo útil para encontrar a su padre...

- Uh, Doctor, no sé qué decirle, es una oferta muy generosa, pero yo... bueno, no tengo muchos estudios, ya sabe... - Sonrío tímidamente - ¡¡nunca he tenido un trabajo de verdad!! - su corazón empezó a palpitar más rápido , al igual que sus palabras, que salían casi sin sentido de su boca- Quiero decir, que estaré encantado, pero no puedo prometerle que vaya a hacerlo bien...

Dicho esto bebió tórpemente de su chocolate, esperando la reacción del amable doctor.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Enfrentado al Destino

Mensaje por Invitado el Lun Abr 30, 2012 5:38 am

Una suave risa salió de mis labios, pues no pude contenerla mas tiempo al escuchar sus torpes y tiernos balbuceos. La frágil criatura era débil, y ESO, era le peor crimen que podría cometer en la fría ciudad de Steinburg, en donde los lobos devoraban corderos. No había términos medios, uno debía elegir entre devorar o ser devorado. La calma, el gris, la paz eran privilegios casi sagrados para aquellos pocos en los que descansaba el poder de verdad y decidían no corromperlo.
Ha…uno entraba a la ciudad con una herramienta poderosa, pero elegía qué hacer con ella una vez dentro. Viktor no tenia idea de en qué aldea fantasmal se había metido, pero como buen depredador, yo había sido rápido y estaba a unos pasos de apartarlo del flanco de los demás.
Bebí mi té con tranquilidad y me dediqué a morder la en mantecada tostada, pausado hasta tener la boca desocupada.

- La experiencia es lo mas importante en éste rubro, querido Viktor, pero para aprender de la experiencia, uno necesita el entusiasmo y la iniciativa, y claramente usted tiene mucho de eso, es por eso que deseo confiarle este trabajo. No he tenido suerte en ésta ciudad sabe? Los jóvenes tienen de todo y no les interesa ganar dinero dignamente, menos en un trabajo tan humilde y sencillo.
No pienso darle limosnas, su paga aumentará conforme a lo haga su eficiencia, por ende, su trabajo siempre estará pagado, sea mucho o poco, siempre. En cuanto a la presentación, no le tome a mal, es usted hermoso, pero debe ir limpio y arreglado al trabajo, usted sabe, es el consultorio de un doctor.-


Sonreí enarcando las cejas para que no sonara agresivamente obvio.

- Si no tiene donde dormir o donde asearse, puedes usar el consultorio hasta que consiga un apartamento, tiene un pequeño cuarto que no es muy grande, pues solía guardar archivos allí hasta que compré los archivadores, pero es habitable, a veces lo uso cuando se me hace tarde para volver a casa o si el mal tiempo me impide salir en la noche.-

Comente al pasar, pues no había podido evitar notar que estaba demasiado desaliñado, pero que va, con esos enormes e intensos ojo, podría ignorar cualquier resquicio de mugre.

- Piénselo con tranquilidad joven Viktor.-

avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Enfrentado al Destino

Mensaje por Invitado el Lun Abr 30, 2012 8:45 pm

Los comentarios del hombre hicieron que Viktor se avergonzara de su aspecto, la verdad es que se había dejado un poco, no tenía una ducha individual en su habitación del hostal, y no era la primera vez que en las comunes algún viejo salido se había quedado mirándolo, lo cuál le parecía muy humillante a Vik.

- He tenido un par de días duros, pero le aseguro que puedo estar presentable, y por lo de la cama no se preocupe, tengo una pequeña habitación cogida, allí estoy bien y es barata - definitivamente no podía trasladarse a vivir a la oficina del Doctor, necesitaba privacidad para lo que había venido a hacer, y en cierto modo tampoco quería que el hombre supiera la influencia que tenía en su vida diaria la magia y las artes ocultas que había aprendido de su abuela.

- Cuando usted me diga podría presentarme en su consulta, estaré encantado de serle de ayuda, doctor. Y respecto a su especialidad... Mmm, es usted muy elegante, creo que debe ser cirujano plástico!.


avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Enfrentado al Destino

Mensaje por Invitado el Miér Mayo 02, 2012 2:21 am

Esbocé una sonrisa mientras tomaba el té, cuidando que no se cayera de mis comisuras, acabándolo y dejando en el fondo de la taza, un halo de brillante miel tibia. Viktor al parecer se percataba de sus fachas y prometía una mejor imagen a dar para su primera oferta laboral en Steinburg. Pero estaba siendo todo demasiado apresurado para esa entusiasmada mente que se demostraba ágil y se implicitaba astuta y suspicaz.

- Jajaja. No Viktor, no soy cirujano… pero trabajo en una zona muy cercana. Te esperaré el Lunes en la siguiente dirección.-

Comenté mientras sacaba mi pluma del bolsillo delantero de la camisa y escribía el nombre de la calle y el número, también entre qué calles se encontraba el consultorio, dado que Viktor no estaba familiarizado con la ciudad aún. La deslicé hacia su lugar y tomé otra tostada.
- Será fácil de identificar, te esperaré temprano esa mañana, esta bien?. Estoy a partir de las 7 organizando mi escritorio y papeles ,por eso suelo abrir a las 8.-

Comenté al pasar, masticando un rato para luego pensar en otro tema de conversación. Normalmente no conversaba tan profundamente cuando estaba de ligue, pero esta ocasión era diferente.
- Dime Viktor… te gustaría probar otra cosa del menú?. Anda no seas tímido, te ves muy pálido.-
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Enfrentado al Destino

Mensaje por Invitado el Miér Mayo 02, 2012 3:11 pm

Viktor cogió el papel que le tendía el hombre que acababa de ofrecerle el trabajo.

- Muchas gracias, de verdad, espero no decepcionarle. - Dijo esto con una gran sonrisa, se retiró el pelo de la cara, colocándolo detrás de su pequeña oreja. No sabía que iba a querer ese hombre a cambio del trabajo, tal vez sexo, aunque ahora eso no le preocupaba, si conseguía mantener el trabajo ya vería como lidiaba con el resto de los asuntos que le vinieran encima. El hombre le estaba resultando absolutamente encantador, no pensaba que fuera capaz de forzar algo sexual, se le veía tierno y amable.

- Uh, la verdad es que estoy llenísimo, ¡no estoy acostumbrado a comer tanto! - y se acarició la barriga para enfatizar sus palabras. Volvió a sonreír al hombre - ¿Qué hacía paseando por aquí?? ¿Ha entrado en el teatro o en el museo? ¿Qué hay dentro? Siempre he querido entrar, pero claro, hay que pagar, y además, la gente viste tan elegante que aunque pudiera pagar me daría vergúenza ¿sabe? Mi abuela siempre me dijo que no tenía que vestir como el resto si no quería, pero claro, ella era una gitana que leía las cartas en una carabana, no creo que pudiera pensar que existía algo así, ¿verdad?
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Enfrentado al Destino

Mensaje por Invitado el Jue Mayo 03, 2012 3:20 am

La sapiencia de Viktor me sorprendía conforme se desenvolvía cual pimpollo de amapola sobre la mesa, deleitándome con sus ademanes dulces y su forma ingenua de concebir el mundo.
Acabándome ya todo lo que había ordenado, me senté mas relajado en la silla y reflexioné acerca de cómo contestar sus interrogantes entusiastas.

- Verá joven Viktor. Hace no mucho tiempo, hubo un famoso violinista aquí en Alemania, llenaba los teatros mas caros de toda Europa, especialmente los de su ciudad germana, hacía muchísimo dinero. Sin embargo, un día un amigo suyo, le dijo que la gente sólo iba a verlo porque tocaba en los teatros mas refinados, que no iban a admirar su talento, si no, a lucir sus escandalosas pieles, sus brillantes joyas, sus lustrosos zapatos de diseño. EL músico decía que la gente iba al teatro para ostentar estatus social, más que para admirar talentos vanguardistas.
Entonces, éste famoso y brillante violinista, anunció que tocaría su siguiente función… en una estación del metro, a plena luz del día. Se hizo el anuncio, se repartieron los volantes, ¡ el gran violinista tocaría totalmente gratis en la estación del metro para todos!.
¿Pero sabes que pasó? Nadie fue a verlo. Ninguna de esas personas que lo seguían en los teatros, apareció en la estación. La gente pasaba, apresurada para ir a su trabajo, otros no tanto. Pocos se detuvieron a escuchar su grandiosa música, algunos hasta le regalaron monedas. Ninguna piel, ningún guante de seda, ninguna pomposa dama ni adinerado caballero, hizo acto de presencia en la estación.
Profundamente abatido, el violinista guardó el instrumento en el estuche, y jamás volvió a tocar.


Puedo llevarte al teatro cuando quieras Viktor, mas no te aseguro que lo que veamos allí sea un verdadero talento, lo que encontremos allí, tambien podemos encontrarlo en la calle, una mente brillante, una obra conmovedora, o un despilfarro de dinero.-
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Enfrentado al Destino

Mensaje por Invitado el Jue Mayo 03, 2012 3:37 pm

Viktor escuchó embobado la historia que le contaba aquel hombre, así que toda esa gente estúpida a la que el robaba iban al teatro para que el resto supieran que tenían dinero... eso era una tontería, pero a él le facilitaba las cosas.

Era relativamente tarde, y pensando en su vestuario, había decidido pasarse por alguna tienda a ver si podía coger... bueno, sacar de allí alguna camisa o tal vez un polo. Igual si juntaba dinero suficiente incluso podía comprarlo.

- Mmm, ¿sabe? Creo que debería pasarme por alguna tienda, no sé si tendré alguna camisa o algo en condiciones, toda mi ropa es un poco así - Dijo señalando la ajustada camiseta de su grupo musical favorito que llevaba en ese momento. - Si voy a estar de cara al público tengo que estar presentable - Esbozó una gran sonrisa.

Cogió parte de su pelo que se le había descontrolado tapándole un ojo y volvió a colocarlo detrás de la oreja - También debería ir con el pelo recogido, ¿verdad? - Dicho esto recogió en sus manos el pelo, simulando una coleta.

- ¿Qué tipo de gente acude a su consulta?
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Enfrentado al Destino

Mensaje por Invitado el Sáb Mayo 05, 2012 5:42 pm

Inspiré profundo, reflexionando acerca de cómo debia decirle lo de la imagen sin causar efectos negativos en él. Que pudiera entenderme.

- Usted puede estar perfectamente limpio sin necesidad de vestir sobriamente, joven Viktor. El cabello suelto o recogido no es problema, llévelo como usted prefiera.
El tipo de gente que acude a mi consultorio esta demasiado preocupada por sus problemas como para fijarse en el estilo de indumentaria suyo, pero aún así, a la hora de vestirse, imagine que cualquier dia puede acercarse a su escritorio, el amor de su vida, la persona que cambiará su existencia en todo caso, cómo le gustaria estar vestido para ese momento tan desisivo?.

Viva la vida pensando que camina hacia lo que mas desea en el mundo, vistase como si fuese la persona mas atractiva del universo, trate a los demás como si fuesen a ser personas que algun dia le salvarán la vida. No gaste energias en odiar a nadie, a los demás no le sinteresa, y usted se amarga la sangre.
Que su aspecto refleje de qué manera se toma la vida, joven Viktor.-

avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Enfrentado al Destino

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.