Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Confieso...
Dom Ago 14, 2016 10:18 am por Zarek

» IMPORTANTE!!! Anuncio de Administración
Vie Oct 16, 2015 3:36 pm por Alcalde Diedrich

» Cuenta y besa a quien te toque.
Lun Abr 27, 2015 9:01 pm por Jan Bozkurt

» Publicación de temas fueras del foro
Dom Abr 26, 2015 6:35 am por Bzou

» Mensaje a la administración (Importante)
Jue Abr 02, 2015 10:23 pm por Alcalde Diedrich

» El amo y el lobo [Celda de aislamiento] [Priv. Herman Engels +18]
Lun Feb 09, 2015 12:43 am por Herman Engels

» ¿Nuevo compañero? [Priv. Killer]
Dom Feb 08, 2015 2:54 am por Killer

» Other World [RPG Anime (Saint Seiya, Inuyasha, Naruto)] afiliación normal
Lun Feb 02, 2015 8:50 pm por Invitado

» Karma [priv. Geist]
Dom Feb 01, 2015 11:46 pm por Gô Koyama

» Mihail ``Perro viejo´´-I.D-
Miér Ene 28, 2015 2:56 pm por Mihail Mihaeroff

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 55 el Vie Jun 15, 2012 12:46 pm.
►Pasa el mouse por las imágenes y contáctanos

ALCALDE DIEDRICH
Contact
Herman Engels
Contact
Zennu
Contact
Broker
Contact


HERMANOS

ÉLITES

↑Click↑

Conociendo la ciudad.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Conociendo la ciudad.

Mensaje por Invitado el Sáb Feb 25, 2012 2:04 am

Miró por la ventana de su habitación entre ilusionado y apático, una mezcla extraña pero que no podía evitar sentir. Por una parte, aquello era un nuevo comienzo, una nueva ciudad, un nuevo periodo ... la oportunidad de encontrar a ese padre perdido y alejarse del recuerdo de Pietro que aún le atormentaba. En Florencia todo le recordaba a él, pasear por las mismas calles, ver los mismos edificios... era una mierda, recordaba los buenos tiempos y el dolor de su traición. No podía perdonarlo, ni olvidarlo. Necesitaba cambiar de aires, aunque fuesen unos aires tan grises como los que le ofrecía aquella ciudad.

Una oportunidad nacida del cielo de todas formas, quizás debería agradecérselo a la providencia. Se estiró crujiendo su espalda y pasándose luego la mano por los hombros, masajeándolos con dedos fuertes mientras miraba alrededor. De momento se alojaba en esa habitación mientras algunas obras de acondicionamiento se llevaban a cabo en la que parecía ser su casa por derecho. Un ático heredado, misterioso regalo que sin duda venía de su padre. ¿Pero donde estaba el viejo? Ni rastro de él, ni una pista que conseguir con los papeles.

En cualquier caso, los plazos no esperaban a nadie.

Lanzó un vistazo a los papeles sobre la mesa, los diseños que debía mandar a la editorial. Era algo así como el equivalente del borrador de un libro. Los metió en un sobre amplio y acondicionado para ese cometido y escribió la dirección pertinente. Ahora tendría que encontrar la oficina de correos para enviarlo. Se puso el abrigo sobre la camisa y una bufanda oscura alrededor del cuello antes de guardar el paquete entre sus ropas y salir de la habitación perfectamente ordenada salvo por los rastros de actividad artística desperdigados por la mesa. Que se le iba a hacer... ya limpiarían por la mañana.

-Hum..._Se dio cuenta mientras salía por el recibidor de aquel magnifico hotel de que cuando estuviese en su propio ático tendría que volver a limpiar él. Arrugó el gesto por la pereza que le dio la simple idea y cerró un momento los ojos al recibir una volada de frío aire en la cara. También tendría que acostumbrarse a aquel tiempo tan perro. Ando unos pasos antes de darse cuenta de que no tenía ni idea de hacia donde debería dirigirse, miró a ambos lados y cuando un muchacho no dudo en extender la mano para tocarle el brazo reclamando su atención.-Disculpa, ¿Sabes donde puedo encontrar la oficina de correos más cercana?_Preguntó en un alemán bastante académico pero con fuerte acento italiano.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Conociendo la ciudad.

Mensaje por Invitado el Sáb Feb 25, 2012 2:30 am

Qué se supone que haces cuando llevas el tiempo suficiente en la ciudad como para conocer todos y cada uno de los lugares mas frecuentados, pero aun eres un extraño para todos sus habitantes?... la respuesta es una sola....
Salir a caminar junto a la agradable compañía de ti mismo.

Luego de haber repasado una y mil veces sus actividades y solo después de asegurarse personalmente que el alcalde estaba tranquilo y no necesitaría de él al menos por un par de horas decidió tomar su chaqueta de cuero y salir a dar una vuelta.
El aire estaba tan frío que creyó que se le congelaría la cara, así es que subió completamente el cierre de su chamarra y bajó un poco el rostro para que el cuello de esta le cubriera lo mejor posible. Manos en los bolsillos y ojos fijos en su camino...sintió ganas de fumar, pero la sola idea de sacar las manos a la interperie para tomar la cajetilla, sacar un cigarro, sacar el encendedor y luego tener que sostener entre dos de sus fríos dedos el cilindro de cáncer terminaron con aquellos deseos.

Parecía ser que todo era exactamente igual como lo recordaba desde su ultima salida a la ciudad. (Y eso que de aquella escapadita habían pasado cerca de tres semanas, pues su trabajo como guardaespaldas del alcalde lo mantenia muy ocupado).
No se veía nada fuera de lo normal. Suspiró pesadamente y algo distraído comenzó a caminar sin rumbo fijo hasta que sintió el agarre de alguien en uno de sus fuertes brazos. Giró un poco la cabeza y miró a quien quiera que fuera por el rabillo del ojo; era un joven bastante guapo, simple vista parecía ser de aquellos hombres que tantas veces había metido en su cama. No tenía ninguna facción afeminada, podria decirse que estaba ante "todo un hombre", y eso le pareció agradable.

-Cómo dices?-
Se había distraído un poco analizando cada detalle del que tenía a su lado y por un segundo creyó no haber oído lo que decía, pero Adam no era de aquellos que se pasmaba delante de un buen cuero.

-La oficina de correos, no?- Preguntó con un tono de voz tranquilo, seguro y sobre todo, en un perfecto alemán.
-Creo que está a unas calles mas al norte, detrás de una enorme tienda donde venden...no se, al parecer joyas y esas cosas.- No es que fuera experto en dar indicasiones y menos aun cuando estaba en una ciudad la cual todavía tenía muchos lugares desconocidos para él.
[color=red]-si quieres puedo llevarte, aunque no te garantizo que demos con esa oficina a la primera; llevo poco tiempo en este lugar.[color=red][b] Y es que aun cuando había vivido casi toda su adolescencia en esas tierras, su paso por la cárcel le había dejado mas que desorientado.
Se giró completamente y miró de frente al que solicitaba su ayuda...vaya, si que era mas guapo de lo que se veía a primera vista. Una sonrisa ladina, imperceptible se formó en sus labios.
[b]-Soy Adam.-
dijo con expresión casi nula mirandole a los ojos mientras extendía su mano para saludarle.
-Y tu extranjero?- Había notado su acento en cuando le escuchó hablar y no iba a dejar pasar la oportunidad de hacerselo saber.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Conociendo la ciudad.

Mensaje por Invitado el Sáb Feb 25, 2012 10:06 pm

-En efecto._Asintió con una leve sonrisa, atendiendo a sus indicaciones pasando la vista de los ojos oscuros al norte. No tenía ni la más mínima idea de una tienda grande de joyería pero ... podría seguir preguntando dentro de un rato para no molestar más a aquel joven.-Muchas gracias._Respondió antes del amable ofrecimiento que le hizo sonreír un poco más abiertamente.

-Eso te lo agradecería enormemente, yo no llevo ni dos semanas. Voy orientándome pero aún me da algunos problemas._Lo observó largamente así como parecía que el mismo estaba siendo analizado. Era considerablemente más bajo que el por lo que no quedaba más remedio que inclinar su cabeza y sus ojos para hacer contacto con la mirada contraria. Parecía joven, apenas un muchacho que había cumplido su mayoría de edad y aún así emanaba cierta aura de rudeza, quizá gracias a los evidentes músculos que su ropa escondía, sin duda tenía toda la pinta de que podía apañárselas perfectamente en aquella ciudad violenta.

Se apresuró a tomar su mano y devolverle un firme apretón.-Encantado, yo soy Leone Morelli._Omitió su segundo nombre más que nada por comodidad, no lo empleaba demasiado para otras cosas que no fueran firmar sus trabajos.[color:2dde=#0c36a3[/color]-Se nota bastante ¿verdad? Soy italiano. ¿Tu eres alemán?_Preguntó inevitablemente curioso, su pronunciación y acento eran perfectos pero lo primero que había notado al llegar es que aquella ciudad parecía la nueva babilonia, muchas gentes de distintos lugares y culturas. Observó la piel canela de Adam y le pareció más similar a la de alguno de sus paisanos mediterráneos que a la de aquellos, por el momento, fríos alemanes.

-¿Por aquí verdad?_Preguntó asegurándose de que el norte era el norte antes de empezar a caminar metiendo las manos en los bolsillos a causa del frío. No era de los que solían llevar guantes ya que le molestaban, le parecía que le quitaban movilidad pero ... quizás debería empezar a pensárselo.-¿Hace siempre tanto frío por este lugar?_Se interesó, internamente algo preocupado por el hecho de tener que cuidarse para no pillar una nueva neumonia.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Conociendo la ciudad.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.