Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Confieso...
Dom Ago 14, 2016 10:18 am por Zarek

» IMPORTANTE!!! Anuncio de Administración
Vie Oct 16, 2015 3:36 pm por Alcalde Diedrich

» Cuenta y besa a quien te toque.
Lun Abr 27, 2015 9:01 pm por Jan Bozkurt

» Publicación de temas fueras del foro
Dom Abr 26, 2015 6:35 am por Bzou

» Mensaje a la administración (Importante)
Jue Abr 02, 2015 10:23 pm por Alcalde Diedrich

» El amo y el lobo [Celda de aislamiento] [Priv. Herman Engels +18]
Lun Feb 09, 2015 12:43 am por Herman Engels

» ¿Nuevo compañero? [Priv. Killer]
Dom Feb 08, 2015 2:54 am por Killer

» Other World [RPG Anime (Saint Seiya, Inuyasha, Naruto)] afiliación normal
Lun Feb 02, 2015 8:50 pm por Invitado

» Karma [priv. Geist]
Dom Feb 01, 2015 11:46 pm por Gô Koyama

» Mihail ``Perro viejo´´-I.D-
Miér Ene 28, 2015 2:56 pm por Mihail Mihaeroff

¿Quién está en línea?
En total hay 0 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 0 Invitado :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 55 el Vie Jun 15, 2012 12:46 pm.
►Pasa el mouse por las imágenes y contáctanos

ALCALDE DIEDRICH
Contact
Herman Engels
Contact
Zennu
Contact
Broker
Contact


HERMANOS

ÉLITES

↑Click↑

Nada como un refresco.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Nada como un refresco.

Mensaje por Invitado el Mar Feb 07, 2012 9:07 pm

Jugueteó con los hielos de su refresco, con una ligera sonrisa mientras pasaba la vista hacia la fría noche al otro lado de la ventana. Estaba en el bar del hotel, bastante animado, había pasado algunas noches allí en el pasado. Unas habían estado bien y otras francamente decepcionantes. Hoy no tenía habitación pero aquello realmente no importaba mientras entrases y dieses un buen trago. Su trago eran refrescos por supuesto ... porque ya habían apagado la maquina del café ... normal ya que la media noche quedó atrás hace tiempo.

Como cada fin de semana había salido a repartir su mercancía, tenía unos cuantos clientes fieles y de algo así como bajo riesgo. No le gustaba juntarse con escoria, había tenido que hacerlo hace tiempo pero se podría decir que ahora su mercancía era lo suficientemente buena como para poder... digamos ser más selectivo y caro. La había vendido ya toda así que el resto de su noche estaba libre. Balanceó los pies sentado en su taburete, mirando alrededor inocentemente ocultando su profunda indiferencia hacia los presentes. Nadie interesante con el que poder jugar ...

Suspiró un poco sacando la pajita de su coca cola y deslizándola por la servilleta mientras escribía algunas formulas de las que habían dado el viernes con el fino plástico mojado. El papel absorbió progresivamente el liquido y quedó todo emborronado.-Tsch..._Arrugó el gesto en un mohín de molestia y arrugó la servilleta. Mejor terminaba su coca cola y salía a ver que podía ofrecerle la noche... también podía irse directamente a casa si no encontraba nada ni nadie con quien divertirse un rato. Lamió la superficie de la pajita recogiendo un par de gotas y la volvió a introducir en el vaso alargado, empujando los hielos generando un tintineo muy conocido.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Nada como un refresco.

Mensaje por Invitado el Miér Feb 08, 2012 4:53 pm

Respiré el aire viciado de la calle, tras las goteras intermitentes de callejones que inundan la ciudad. No habia una desolada alma que quisiera hacerse notar al pisar el adoquín y el asfalto. No habia un solo ente con el coraje suficiente para mirar hacia atrás y cruzarse con sus propias paranoias.
Tuve que dejar el auto porque su presencia en aquella parte llamaba la atencion de personas que buscan otro tipo de necesidades, quizás mas mortales y patéticas, cosas que no podian decidir cuando soltar, a diferencia de mi persona. Mis dias favoritos, eran los viernes, dia de Venus, la diosa del amor y del sexo.

Mi bestia interna miraba por entre las rendijas de mi conciencia, la poca luz que emanaban las farolas de la vereda, merodeando de un lugar a otro, agolpandose y pretendiendo dominar mis sentidos. Calma calma.... el momento llegaría. La rutina de la espera a veces era mas sensual y desesperante que el acto mismo, evitando pensar en el después, que era desolado y cuestionable.
Habia olor a algo conocido, cocaína? heroína?.... podria ser, pero venia de un rincon de la calle que tambien olía a asqueroso orin. Tambien el fresco cannabis venir de terrazas, y del humo de cigarros caseros. Estaba en la zona indicada, rodeado de diablos a los que la gente se habia cansado de intentar rescatar.

Me apoyé en una esquina mientras escuchaba pasos graciles y livianos, de una estatura promedio y de caderas estrechas. No se escuchaba respiracion, pero si el desagradable olor de una gaseosa de cola destructiva y ulcerosa. Un joven, debia de serlo.
Deslicé con rapidez la aguja por su brazo mientras vi el destello de su hermoso cabello largo pasar por en frente mio. Su eter verde como la madre tierra me pasó como si yo fuese un fantasma del olvido.
En cuanto se distrajo, saliendo de aquel hotel , supe que no tenia tiempo que perder, pues sus sentidos jovenes estaban alertas y demasiado pendientes de todo. no tardaría en darse cuenta de que lo acechaban.
Caminé detrás suyo sólo unos pasos, hasta que estuve lo suficientemente cerca para atrapar sus brazos, cubrir su boca y arrastrarlo a la oscuridad, con cuidado de que la pequeña ratita no escondiera alguna rma bajo esa casta y aparente inocencia.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Nada como un refresco.

Mensaje por Invitado el Miér Feb 08, 2012 8:26 pm

Terminó su refresco sin novedades y tras una sonrisa al barman y unas monedas para pagarlo se abrigó bien y salió a la calle para dirigirse a su casa. Siempre podía jugar un poco a algún videojuego ... eran una forma de ocio un tanto vulgar pero aceptable, podría jugar al BioShock2. Claro si es que el tipo alto aquel no tenía una mejor idea. Movió ligeramente el brazo. No crecías y jugabas en aquella ciudad sin aprender un truco tan básico como evitar que te drogasen sin tu consentimiento, creando por supuesto la suficiente resistencia gracias a las telas que le cubrían como para que se quedase con la duda de su efectividad.

Actuó con normalidad, sin acelerar o disminuir el paso, sonriendo tan solo internamente por aquel juego de atrapar al ratón. ¿El era el ratón? No le importaba interpretar el papel si el resultado era divertirse minimamente aquella noche... De todas formas se le escapó un pequeño suspiro, ¿Es que en aquella ciudad ya no quedaba nadie que pudiese hacer las cosas a la antigua usanza? Un poco de flirteo no mataba a nadie, pero noo por supuesto ... ¿Por que malgastar un rato en la difícil tarea de enlazar algunas frases que suenen bien? Demasiado difícil de conseguir estaba claro ... Por eso le gustaban los de filología, de vez en cuando tenían labia.

Dejó escapar una exclamación creíblemente sorprendida cuando las manos contrarias lo atraparon y enmudecieron, como si a alguien de aquellas calles fuese a importarle el solitario grito de un muchacho ... como si no estuviesen acostumbrados a hacer oídos sordos. Gruñó un poco y atrapó con los dientes algo de aquella palma que le tapaba la boca, carne dura... por supuesto no tenía intención alguna de hacer el bruto e hincar de más los dientes, era un mordisco defensivo más que nada, no es que quisiera quedarse con un trozo de aquel tipo entre los dientes. A su vez le arreó con el talón en la espinilla mientras ``pataleaba´´ y ``forcejeaba´´ por su liberación.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Nada como un refresco.

Mensaje por Invitado el Sáb Feb 25, 2012 4:54 pm

"Sobrevolamos " hacia la oscuridad del callejón, en donde podia oler con mas claridad la excitacion que se hacia mas fuerte que las ganas de escapar.

Fue allí, cuando quedamos solos en medio de la mas sombria soeldad, en la que lo solté, acorralandolo en aquel reducido espacio, ese callejón sin salida de cajas llenas de plastico de burbujas y aparatos elecronicos sin uso, peus la basura orgánica era de muy mal gusto para un atraco.

- Disculpe mi querido y pequeño retoño de magnolia, peor he de decirle que me ha hechizado su belleza furtiva y su aparente inocencia, y temo que no pienso soltarlo hasta saciarme de su semilla y de sus carnes...-

Recité ayduado con la profundidad de mi oz y los arabescos de mis manos, actuando como una marioneta cuyos brazos eran los barrotes de aquella jaula del pánico.

-Puede dejarse someter a mi líbido...o puede resistirse a ella. El resultado será el mismo, sin embargo, los matices podrian variar, los besos son mejor que las mordidas.-

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Nada como un refresco.

Mensaje por Invitado el Dom Feb 26, 2012 3:57 am

Lo miró fijamente pese a la oscuridad del callejón, atento a cualquier movimiento sospechoso, en tensión como un gato salvaje al que han pateado demasiadas veces. Frunció levemente el ceño ante semejantes palabras en ademán defensivo, retrocediendo hasta dar con la pared en su espalda. Miró alrededor, analizando el entorno antes de hablar.

-¿Me pides disculpas después de agarrarme y arrastrarme a un callejón?_No había necesidad de ser educado de más con aquel desconocido pelirrojo y tratarle de usted a diferencia de lo que el mayor hacia. Acarició la pared tras el, bajando la vista dando una apariencia azorada aún a pesar de las palabras dichas antes en un tono altanero. Ciertamente aquello de retoño de magnolia sonaba bien... curiosamente aquella flor le gustaba en especial, era una coincidencia divertida.

Se mordió el labio y sus hombros se estremecieron en un sollozo acallado mientras sus ojos se empañaban ligeramente antes de mirar hacia arriba d reojo, atisbando los ojos azules del otro con los propios verdes y claros.-Vas a ... ¿hacerme daño?_Preguntó como si temiese una respuesta afirmativa. Lo cierto es que era un tipo peculiar...hablando de esa forma sin duda podría apostar a que tenía formación avanzada, culto, mayor, clase acomodada y con cierto gusto a las sutilezas del lenguaje...no el tipo que esperarías que se comportase violentamente, pero claro ... fiate y no corras.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Nada como un refresco.

Mensaje por Invitado el Dom Feb 26, 2012 3:20 pm

Su corazón no latía rápido, su corazon no liberaba feromonas y bombeaba sangre estrepitosamente para estallar en un torrente de adrenalina que lo ayudaría a escapar. Más sus ojos se anegaron de lagrimas y su voz se quebró en un miedoso y delicado sollozo, no habia dudas: era un sociópata. Uno debe cuidarse de ese tipo de gente! Que barbaridad, psicopatas y locos pervertidos, estan por todos lados!. Dios me libre.

Sostuve sus hombros y me incliné ligeramente para ver sus ojos, retener sus brazos y lamer el manantial salado de sus ojos haciendo que me mirara. Para hacer mas comoda la sesión y no pasarme la noche encorvado, lo senté sobre una caja dura que me llegaba hasta la cintura.
- Temo que sí mi pequeña libélula de cristal, pero lo gozarás en profundidad...-

Le susurré, soplando en su cuello, sintiendo que su espalda estaba contra la pared, y haciendo que mis manos viajasen por debajo de su ropa, comprobando la sedosidad de su piel, que por supuesto no estaba reseca o agrietada por el uso de ácidos o drogas...vaya...un zorrito astuto.
- Prometo que no seré rudo si no me provocas...pero si lo haces, entonces ya no responderé por mi.-
Le advertí con una sonrisa ladina, maltratando su ropa para apartarla de mi cara y poder lamer sus delicados pezones.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Nada como un refresco.

Mensaje por Invitado el Dom Feb 26, 2012 11:01 pm

-Gh..._Cerró los ojos con fuerza tras lanzarle un vistazo al pelirrojo que osaba lamer sus lagrimas de cocodrilo causándole cierto sonrojo que se acrecentó al ser sentado en una caja y dichas aquellas palabras tan cerca de su piel.

-Pero ... yo no ..._Agachó la cabeza ocultando parcialmente el lloroso rostro con el tupido flequillo ondulado mientras su cuerpo se estremecía ligeramente por el tacto de la piel contraria bajo su ropa. No estaba mal aunque sus manos estaban frías y le ponían la piel de gallina, definitivamente no era el asaltante tipo.

-Ngh..._Se retorció tras aquella amenaza y esa sonrisa, apoyando sus delicadas manos en los hombros contrarios como pretendiendo apartarlo pero crispando los dedos al recorrer la lengua del mayor tan sensible zona. Le miró de reojo a través de los mechones de aquel curioso color verde claro y tragó saliva con azoramiento.-Provocarte... ¿Como?_Preguntó con voz suave y algo temblorosa pasando a mirarlo directamente esperando su respuesta y deducir que implicaba, el grado de violencia al que podría llegar aquel tipo. No le apetecía regresar a casa con algo roto o un corte feo, eran molestos, podían infectarse ... claro que eso no pasaría ya que sabía cuidarse pero podría dejar cicatrices y no le daba la gana.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Nada como un refresco.

Mensaje por Invitado el Lun Feb 27, 2012 5:47 pm

- Intentando escapar meine kleiner engel...-

Le susurré sobre sus labios, besandolos fugazmente para acariciar sus pezones en circulos e inclinarme a chupárselos ,todo mientras me deshacía de los seguros de su pantalóny t anteaba sus blancas nalgas. Mis manos reptaban por cada cm de su piel, desde su espalda hasta su trasero, desde sus piernas hasta la cara interna de los muslos.

- Podrias ayudarme si me la chupas después, te resultará menos doloroso....-

Reí perversamente sobre su mentón, dandole suaves bocados a su cuello, sin dejarle marca, pues lo último que quería era mansillar esta hermosa flor. Sólo deseaba exprimir placer y lujuria de cada uno de sus pétalos. Descendí por su torso, dejando que sus dulces manos jalaran de mi cabello o me arañaran con fuerza si es que querian, sólo lgorando excitarme más de ser el caso. Me dirigí a sus genitales, para tantear en el estado en el que estaban, si estaban blandos del miedo o tibios y despiertos por la morbosa excitacion.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Nada como un refresco.

Mensaje por Invitado el Lun Feb 27, 2012 7:39 pm

Abrió los ojos con sorpresa por aquel repentino beso, haciendose hacia atras y mirandolo con aquella reflejada en sus grandes ojos verdes.-¿Por que has hecho eso?_De nuevo aquel tipo hacía algo raro, un beso, por pequeño que fuese... no era nada usual, no para él. Lo que no le tomo tan por sorpresa fue aquel apelativo angelical, interiorizo una satisfecha sonrisa y lo miró con timidez asintiendo levemente como si lo hubiese comprendido y aceptase aquello de no intentar escapar.

Se estremeció por los frios roces que le recorrían dejandose hacer poco a poco alzando sus manos y llevandoselas a la cara para secarse las lagrimas que habían seguido surgiendo con provocativa lentitud.-Nh..._Se escuchó un suave gemido surgido del rostro tapado mientras aquellos leves mordiscos recorrian su cuello y cuerpo, sonriendo ladinamente tras sus manos.

Qué diablos, aquel tipo tenía algo raro y se le hacía familiar. Suspiró un poco mientras pensaba. Mentía bien, y lo sabía y como mentía bien sabía cuando el otro no caía en su red. Miró al pelirrojo entre sus dedos. Él no se lo había creido, no le gustaba la idea de haber sido ``pillado´´ pero sabía hacerse a la idea, de vez en cuando se encontraba con gente tan perspicaz.-Tsch..._Le lanzó una mirada de fastidio, encima le había seguido el juego en vez de decirle que se le veía el plumero.

Se destapó el rostro mostrando aquella sonrisa, más discreta ahora pero igualmente visible, agarrandolo del pelo y tirando un poco mientras se acercaba a su rostro.-Por que no ... si te portas bien..._Alzó una ceja al fin identificandolo, tras el suicidio de su padre adoptivo le habían orientado y recomendado que contratase los servicios de un psicologo, le habían mostrado varios expertos y al final se había negado. Demasiado arriesgado, el caso es que aquello había llamado su atención y se había puesto a buscar en internet durante una tarde ociosa. Y pasó por encima de aquella foto dentro de la plantilla del hospital.-Psiquiatra pervertido...

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Nada como un refresco.

Mensaje por Invitado el Miér Feb 29, 2012 5:07 am

La mascara cayó por fin, nuestras intenciones se encontraron desnudas. Cómo hizo ese rostro angelical y vil para saber la diferencia entre un psicologo y un psiquiatra? haa...pero que astuta criatura.
Deje que sus pequeños brazos tomaran mi cabello y lo miré atentamente, relamiendome los labios mientras insistía en recorrer su piel, su deliciosa piel de seda.

- Vaya...viniendo de ti mi pequeña orquídea vampirica...me siento halagado.-
Exhalé sobre su rostro, frotando mi creciente ereccion entre sus piernas, para que sintiera como fluia mi sangre por mis partes viriles, peiné sus cabellos hacia atrás, para atraparlos entre mis dedos, como si fuesen delciados hilos de la esmeralda mas delicadamente tallada en vida. Su rostro era ambiguo y divino, como buena deidad irlandesa, era angel y demonio, sus ojos eran oscuros y demoniacos, su piel, la de una muñeca de porcelana.
- Soy un profesional de la mente, asi lo es, por eso he podido descubrirte, joven "encantador de serpientes."-

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Nada como un refresco.

Mensaje por Invitado el Miér Feb 29, 2012 6:27 pm

-Si, puedes tomártelo así._Suavizó su presa sobre el cabello contrario, acariciando con una sonrisilla entretenida, dando una sutil muestra de gustosa reacción a su roce, rodeando la cadera contraria con una pierna.-¿Así que ha sido por eso? Bueno ... eso hiere un poco menos mi orgullo..._Fue deslizando sus manos por el pelo rojo hasta llegar a las puntas, pasando a tocar la ropa sobre el pecho, frunciendo un poco el ceño. Era justo que si el pasaba frío, el mayor también lo hiciese. Sonrió de medio lado mientras sus delgados y habilidosos dedos empezaban a juguetear entre las ropas removiendo lo suficiente la tela como para poder tocar la piel pálida bajo ella.

-Me pregunto si se te acabaran los apelativos curiosos ..._Acarició un poco el pectoral, descendiendo tranquilamente por el abdomen trazando algunos círculos traviesos hasta agarrar la cinturilla del pantalón, acercándose al cuello contrario para dar algún mordisco suave y lamiendo un poco la nuez de adán de su cuello.-Por si eso ocurre, me llamo Dorian._Desabrochó los cierres que se interponían en su camino y coló la mano para tocar aquella zona más caliente, presionando sin vergüenza ninguna la punta.-¿Cuanto tiempo más me vas a tener pasando frío? Eso es muy cruel._Le musitó sobre el oído con un tono victimista y dolido, perfectamente creíble si no fuese por que ambos sabía que era fingido. Sonrió ocultamente de la vista del otro antes de atrapar su lóbulo entre los labios y acariciarlo con la lengua.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Nada como un refresco.

Mensaje por Invitado el Sáb Mar 03, 2012 1:26 am

Una exhalación se escapó de mis labios cuando osó tocarme tan atrevidamente, poniendome más duro si era posible, entregandose a la lujuria que ambos irradiabamos. Queria calor? O queria MI calor?.

Aquella pequeña araña jugaba conmigo y con mi paciencia de manera magistral, estaba subyugado por sus tejemanejes y su habilidad de enredarme en mantos de seda con su voz y sus gestos.

- Me deseas ya adentro o deseas una cama de princesa?...-


Susurré contra su oído, bajando por su vientre para hacerle una felación completa, desde sus testiculos hasta su glande, metiendo mis humedos dedos entre sus nalgas. Iba a poseerlo allí, aunque dijera lo que quisiera, y si mi apetito no estaba calmado despues, entonces lo llevaría a un lugar mas cómodo, en donde pueda disfrutar de su piel totalmente desnuda y sin escapatorias.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Nada como un refresco.

Mensaje por Invitado el Sáb Mar 03, 2012 5:45 pm

Una sonrisa perversamente entretenida se formo en sus labios al oír como el aire escapaba de los pulmones del pelirrojo. Se inclinó un poco más sobre su cuello, dejando que las hebras de su cabello tocasen la piel contraria para producirle un cosquilleo mientras se dedicaba a jugar un poco con el glande del mayor, bajando poco a poco la mano dejando que las yemas de sus dedos lo acariciasen de manera premeditadamente delicada, rodeándolo luego al apresarlo.

Escuchó el susurro sobre su oído pero no respondió más que con un estremecimiento y un movimiento de su pierna contra la cadera contraria, invitándole a seguir.

-Ah~ _Se le escapó un quedo gemido que sin embargo se escuchó bastante revelador en el oscuro silencio del callejón. Con cierto sonrojo se tapó la boca con las manos mientras Annen se dedicaba a dar buena cuenta de su excitación, obligandole a ahogar los jadeos contra sus dedos para no hacer ruido.-Ngh..._Notó los dedos y cerró nuevamente los ojos tras haber estado mirando, respirando profundamente para calmarse un poco y luego alejar una mano de su boca para llevarla a la cabeza contraria y apartar algunos mechones de pelo brillantemente rojo, con una caricia que enterraba sus pequeños dedos en la cabellera y le permitía ver mejor lo que hacía.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Nada como un refresco.

Mensaje por Invitado el Vie Mar 09, 2012 1:59 pm

"...Jugueteó un rato mas con aquel exquisito y erecto miembro, asi como las incipientes manos del jovenzuelo se aprovecharon de su propia virilidad.
Jugueteó a dilatar su pequeño hoyo y comprobar la ardiente presión de sus anillos rectales, hasta que ese líquido del éxtasis se escurria entre sus hábiles dedos.

Sostuvo sus piernas como la orquídea que florece y abre sus pétalos para recibir al polinizador(?) y acarició la blanca piel de sus muslos y glúteos, hasta que su virilidad comenzó a penetrarlo y a comprobar el paraíso anal de Dorian.
Su lengua se estiró, cual serpiente, para probar la sal de su cuello y beberse sus gemidos..."

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Nada como un refresco.

Mensaje por Invitado el Dom Mar 18, 2012 4:53 pm

Debía reconocer que no lo hacía mal, no, definitivamente no estaba mal. Suspiró un poco aún con una ligera sonrisa. La noche no iba a estar tan mal después de todo.
Gimoteó levemente aún medio tapándose la boca para guardar sus gemidos para si mismo, no quería que lo escucharan y viniesen a curiosear. La gente podía ser tan maleducada de meterse en los asuntos ajenos.

Tragó un poco de saliva acomodándose un poco mientras aquel psiquiatra le abría las piernas. Se estremeció ligeramente por la anticipación, acariciando con sus suaves piernas el cuerpo contrario mientras tiraba levemente de su pelo rojo, ondulado. Le gustaba y por eso tiró de nuevo de él.-Ah~_Quedo y suave, aquel sonido escapó de entre sus dedos mientras lo notaba entrar y cuando tuvo oportunidad no dudo en agarrarse delicadamente al cuerpo contrario y morder un poco para acallar aquellos jadeos que iban en aumento conforme el desconocido seguía.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Nada como un refresco.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.