Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Confieso...
Dom Ago 14, 2016 10:18 am por Zarek

» IMPORTANTE!!! Anuncio de Administración
Vie Oct 16, 2015 3:36 pm por Alcalde Diedrich

» Cuenta y besa a quien te toque.
Lun Abr 27, 2015 9:01 pm por Jan Bozkurt

» Publicación de temas fueras del foro
Dom Abr 26, 2015 6:35 am por Bzou

» Mensaje a la administración (Importante)
Jue Abr 02, 2015 10:23 pm por Alcalde Diedrich

» El amo y el lobo [Celda de aislamiento] [Priv. Herman Engels +18]
Lun Feb 09, 2015 12:43 am por Herman Engels

» ¿Nuevo compañero? [Priv. Killer]
Dom Feb 08, 2015 2:54 am por Killer

» Other World [RPG Anime (Saint Seiya, Inuyasha, Naruto)] afiliación normal
Lun Feb 02, 2015 8:50 pm por Invitado

» Karma [priv. Geist]
Dom Feb 01, 2015 11:46 pm por Gô Koyama

» Mihail ``Perro viejo´´-I.D-
Miér Ene 28, 2015 2:56 pm por Mihail Mihaeroff

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 55 el Vie Jun 15, 2012 12:46 pm.
►Pasa el mouse por las imágenes y contáctanos

ALCALDE DIEDRICH
Contact
Herman Engels
Contact
Zennu
Contact
Broker
Contact


HERMANOS

ÉLITES

↑Click↑

Cuando el rio suena... (Privado)

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Cuando el rio suena... (Privado)

Mensaje por Invitado el Miér Ago 10, 2011 11:51 pm

No pude objetar. Se fue y se volvio tan frio y distante como yo. Así no. No podia estar con una persona asi, no queria verlo como uno más de mis pacientes, Dios sabia que no.
Yo no iba a tener una cena ni charla romantica con el, yo debia hablar seriamente pero sin movil y sin manera de hacerselo entender...

No importaba, le dejé el mensaje a su secretaria de que la cena se haría en mi casa porque era importante y demasiado intima, como tema de covnersacion, le puse "la verdad".
Si queria de verdad ir en serio con mi persona, debia conocerme realmente, pues no estaba seguro de qué parte de mi lo habia hechizado, dulce pero no romantico, pasional pero no brusco, Dios Santo...qué queria esta criatura de mi?..

LLamé al hospital para informarles que pediría el traslado del Hospital ahcia la Prision de Steinburg y que trabajaría allí como profesional del Estado. Eso ayudaría a descomprimir esta situacion de tension y la rigidez a la que nos teniamos que atener, yo simplemente no podia ignorarlo en el trabajo y no soportaría un ataque de celos más, por el bien de ambos, debia de aprender a cultivar una especial comprension con él.

Las horas pasaron y yo esperaba realmente que viniera a casa. Limpié y desinfecté para que no rehuyera con el tema de la limpieza, preparé una cena liviana por si se nos iba el apetito, y compré condones, en caso de que el desenlace de la covnersacion fuera propicio. En algun momento de la larga espera lo peor de mi afloró... las inseguridades, los miedos, las inseguridades...pronto la cordura se fue...
La puerta estaba con llave.

avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando el rio suena... (Privado)

Mensaje por Invitado el Jue Ago 11, 2011 3:02 am

Julius era como una maquina que no paraba cuando se ponía su bata y se sentaba tras ese escritorio de fina madera, la llamada que anunciaba su traslado hacia otro hospital que fuera donde él no estuviera, fue obvio que le afecto pero esta vez no permitiría que sus asuntos privados y los laborales se mezclaran lo había hecho hace varios días y no se sintió nada bien.

Era una verdadera lastima perder a un miembro del honorifico y emblemático cuerpo medico por que el hospital principal de Steinburg se clasificaba por tener a lo mejor de lo mejor en el campo de la terapéutica medica y Annen era un psiquiatra excelente pero hay un proverbio que dice que “a la fuerza ni los zapatos entran”, encargo a su secretario que hiciera unas cuantas cartas de recomendación para después estampar su firma en ellas.

Ese dia había pasado como cualquier otro, tuvo su reunión y comida con el importante donador monetario para la institución de salud, después de eso se retiro a su casa para bañarse y cambiarse de ropa, eran las 9:30pm cuando salió de su departamento para ir directo a la casa de su amante, durante el viaje su mente pensó en muchísimas cosas, esa noche era la noche en que todo se aclararía... quedar como amigos, amantes ocasionales o por ultimo en pareja con todo y el paquete que significaban los miedos, inseguridades, secretos, formas de ser, actuar y pensar.

No utilizaría unas llaves que jamás le fueron otorgadas asi que se limito a llamar al timbre en una sola ocasión esperando con cierta paciencia-impaciencia que la puerta se abriera, iba vestido de una manera informal pero no por ello menos elegante que muy pocas veces tendía a vestir, una camiseta slub de sisa en blanco roto, camisa voile lisa en blanco nuclear, blasier en un blanco más crudo con corte clásico y cuello solapa y unos jeans en blanco nuclear también de corte más recto y ajustados para finalizar. El detalle del cinturón en color negro, imprescindible para conseguir el efecto clave de su atuendo total White.

Spoiler:
para que lo puedas imaginar...
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando el rio suena... (Privado)

Mensaje por Invitado el Jue Ago 11, 2011 5:29 am

Spoiler:

Porqué mi querido Zucker pelirrojo, proqué es que no puedes disfrutar de la felicidad y de esta nueva oportundiad que abre un par de piernas hermosas a tu encuentro?. Reconozco que no es de lo mejor pero que demonios! Nunca nadie va a marte en la vida como este dulce muchacho, tana dorable, enfermizamente posesivo y sensual. Es la mecha que enciende la polvora de nuestros corazones, bueno, el tuyo, el mio no, el mio late por un ángel de cabellos rubios, tiene 16 años tal vez ho pero es tan lindo, aún muerto sigue siendo precioso.


Clin Clin obertura 2 y mis dedos se mueven cual sedas al arpa, atraves de las teclas de marfil del piano, mencioné que teniamos piano? Es porque está en la habitacion contigua a la entrada, en la sala de estar común.
Cuando me vi al espejo ahcia unas horas, mi rostro parecia rejuvenecido, fácil, 10 años menos aparentaba creo, es que cuando soy conciente de mi mismo, todo ese peso extra desaparece y mis mas profundos deseos salen a la luz, como la flor al sol.

Cursiladas.

Hice la cena por su puesto. Tomé los 23 frascos de pastillas y los volqué en un plato en la mesa hasta que se hizo montañita, cayendo algunas al suelo. Con velas, servilleta y un buen vino.
La puerta fue tocada y entonces exclamé desde mi lugar.

-La puerta esta abierta.-

Para que me escuchara bien. Annen la habia cerrado con llave, pero yo la abri claro, no fuera a ser que el cervatillo llegara y se encontrara todo cerrado.
Habia retirado las rosas de la cada de July a ultimo momento, las habia llevado la cocina y las habia prendido fuego, luego le puse especias y tambien lo serví en un plato. Para que nos deleitaramos con la cena mas original de nuestras vidas no?. Para que nos tragasemos los problemas como romance innecesario y medicina innecesaria, basta de mentiras!.


Ha...sentia tanto placer cuando tocaba el piano, que me habia peusto mi mejor ropa sólo para escucharlo.
...En realidad estaba desnudo pero llevaba una inmensa bata de raso negra y el cabello suelto, con ojos cerrados dejando mis dedos fluir. Una jeringa en mi bolsillo derecho para sedar a Julius, pues sabía que no iba a cooperar. Sentí su neófita presencia detrás mio y terimné la sonata de golpe, girandome en el asiento para verlo directamente a los ojos y cruzando las piernas, le dedique mi mas profunda y oscura sonrisa.

-Annen no está, salió, estamos solos.-

Dije estirando mi mano para mostrarsela.

-Anschwitzen...un placer.-
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando el rio suena... (Privado)

Mensaje por Invitado el Jue Ago 11, 2011 6:24 am

Esperaba que Annen apareciera ante su campo visual pero al contrario una voz que no era la que habitualmente escuchaba llego con un extraño timbre de voz, empujo la puerta y lo primero que sus ojos vieron fue la mesa puesta pulcra y ordenadamente, a pesar de la oscuridad y la poca luz que las velas producían, llamo su atención la pequeña montaña de pastillas; pastillas? recordo que él las necesitaba por alguna razón, avanzo calmadamente hasta la voz que continuaba llamándole, un timbre de voz diferente al habitual.

Le vio allí entretenido en un piano de media cola, quiso acercarse pero decidió que lo mas prudente era quedarse en donde estaba y disfrutar la sonata, contemplo su espalda por escasos minutos antes de que su supuesto amante se girara y pusiera esos ojos extraños sobre los suyos, sus palabras le desconcertaron tanto que su cejo se arrugo y después se relajo para que su ceja izquierda se elevara, sus labios se abrieran y volvieran a cerrarse sin poder pronunciar palabra alguna ante lo que veía y escuchaba, tenia un mal presentimiento.

-no sabia que tocaras el piano- le hablo casi en un murmullo. En el ambiente flotaba la esencia de las rosas, olor que odiaba, ¿Qué no le había dicho ya a Annen que las rosas no le gustaban?

Su corazón latió muy aprisa al ver esa expresión, esa sonrisa en su rostro y mas por la intensidad de su mirada que le decía que algo andaba mal, sentía esa aura y la intensa y extraña mirada como cuando la vez que el moreno le había hecho el amor con salvajismo en su recamara… ¿ Anschwitzen? A él no le gustaba ese nombre ¿Por qué usarlo ahora?

-Podrias dejar de bromear y decir lo mas rápido que puedas, el por que de esta absurda cena?- murmuro saliendo del pequeño “estupor” en el que se había envuelto ante el extraño comportamiento del psiquiatra –apenas tengo el tiempo justo- si, era mentira pero debía ponerse en una actitud seria y dejar en claro que nada de lo que pudiera volver a decirle haría que diera el brazo a torcer.

avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando el rio suena... (Privado)

Mensaje por Invitado el Jue Ago 11, 2011 6:29 pm

-Siempre he sabido tocar el piano, mi querido y frígido amante.-

Me levanté en mi embergadura, impidiendole mas movimiento que el de estar alerta a los mios, comencé a rodearlo y a acercarme en una danza delicada, queriendo abrazarlo.
-Debiste de notarlo por mi sensibilidad auditiva, por mis cds en la compactera, por los movimientos armonicos de mis manos. Pero se te perdona la falta de atencion, tus hermosos ojos estan dañados.-

Dije deslizandome de sus manos, dejando la jeringa evidente en la tapa del piano, ya vacía. Lo habia inyectado sutilmente.
- Como voy a odiar mi nombre? Amo mi nombre, lo adoro, es parte del dialecto teuton ancestral del que descendia mi familia, significa " Antorcha de Invierno"...irónico verdad?.-

Comenté enarcando las cejas, sentandome en mi lugar esperando los 5 minutos que tardaria el sedante en entrar en accion.

- Anschwitzen!! Decía mi padre y me tomaba de los cabellos para azotar la pared con mi cara. Y yo estallaba, asi, pum!-

Sacudí las manos con violencia, mirandolo con ira.

- Como el fuego del volcán, se comprime se comprime hasta que sale afuera y nada puede detenerlo. La antorcha arde y se consume así misma.

Para mi, tú tendrás todo el tiempo del mundo, fuiste tu quien ha estado nombrandome, querias llamarme de una manera muy intima no?..pues aquí estoy...soy la Intimidad en persona... Perdona que te haya drogado, sabia que no cooperarías.-



Sonreí como yo sólo podia hacerlo.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando el rio suena... (Privado)

Mensaje por Invitado el Vie Ago 12, 2011 6:22 am

Julius vestido de blanco es el ángel puro, Anschwitzen vestido de negro y con una sonrisa casi sardónica, es el ángel malvado que busca devorar el aura y el alma del primero.

Sus brazos le rodearon solamente para dar un traicionero golpe, sus pupilas se dilataron como profundos platos abismales, el cuerpo se volvió laxo, los latidos cardiacos de su corazón los siente justo martillando sus oídos, la respiración pesada y dificultosa.

Cae de rodillas al suelo, sabe que algún narcótico corre por sus venas, uno tan familiar que no podía ser menos que un depresor del sistema nervioso central y que lo ha dejado inutilizado para moverse, solo puede utilizar dos de los cinco sentidos del cuerpo humano, esos son la audición y la visión… el pánico comienza a inundarle y el corazón a hacer taquicardia casi llegando a la arritmia, las palabras que se cuelan a su sistema conductor de la audición le muestran a ese otro yo de sus teorías.

-Annen…- suelta apenas moviendo sus labios por que de ellos ni un susurro sale, no puede sostenerse mas y su cuerpo colapsa en la totalidad de aquel piso frio, por fortuna no ha perdido el automatismo respiratorio, desde su posición contempla fijo ese rostro maldito y transformado por el odio, ese odio que va dirigido hacia el mismo.

Su voz que suena casi filosófica le hace entender que su amado sufre de un grave problema psiquiátrico, ese que en el folclor alemán llamaban Doppelgänger por lo que interpreta a esté como la lava que sale del interior de ese volcán que es Annen, era una parte escindida de la psique del propio Annen, una que quiere suplantarlo.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando el rio suena... (Privado)

Mensaje por Invitado el Vie Ago 12, 2011 4:53 pm

Lo observé con desprecio hasta que cayó al suelo, pesado como un costal de estiercol, y su respriacion se volvio tranquila y lenta.
Me incliné a levantarloy lo cargué al hombro, llevandolo a la cama que tan fria estaba ya, esperandolo.

Lo desnudé por completo, doblando cada prenda que le sacaba a este bello ángel de ojos dañados, y dejé todo a un costado de la cama.
Até sus muñecas al respaldo y con largas sogas enredé sus tobillos cual liebre cazada, para que no perdiera el tiempo gastando energías en escapar. Le puse una mordaza en la boca y para comenzar a despertarlo, molí unas fragiles orquídeas en mi mano para esparcirlas por todo su cuerpo.

- Despierta despierta mi bella criatura. Es la medianoche ya, es hora de tu historia antes de dormir.-

Susurré tan dulcemente como pude, besando su frente con cuidado y peinando sus brillantes y cortos cabellos.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando el rio suena... (Privado)

Mensaje por Invitado el Sáb Ago 13, 2011 12:27 am

Después de nunca haber pronunciado el nombre de su amante, Julius cayó en la inconsciencia en que la que le sumergió el medicamento administrado directamente a la yugular, no sintió ni se entero de absolutamente nada hasta que el claro aroma de las orquídeas le hizo volver de ese largo estupor.

Despertó tan adolorido y entumecido preguntándose el por que, sus retinas quisieron enfocarse en algún lugar conocido de su habitación pero solamente se encontró de nuevo con esos ojos llenos de odio y desprecio, esos mismos ojos que le miraban desde cerca y con una locura extrema escondida en la profundidad de sus irises, hizo el ademan de incorporarse pero cual fue su sorpresa al sentir la tensión en tobillos y muñecas, la mandíbula la sentía tan tensa era mas que obvio que estaba completamente amordazado.

-Hmmggrr- un quejido que no fue escuchado por el contrario recibió toda risas maquiavélica, sus parpados cayeron cubriendo su campo de visión ¿Qué era lo que pensaba hacerle Annen? No, corrección su alter ego ese que se decía llamar Anschwitzen.

Una mezcla de dolor subió lamiendo cada parte de su cuerpo, en aquellas palabras podía sentir la ternura con la que su amanta a veces solía tratarlo pero también sabia que su trastornada mente no le dejaba ser del todo consciente, su cuerpo se puso tenso al comenzar sentir esa caricia que en vez de otorgarle felicidad le prodigio un impulso eléctrico lleno de miedo.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando el rio suena... (Privado)

Mensaje por Invitado el Sáb Ago 13, 2011 5:46 am

El miedo traspasaba los poros de mi querido doctor, tan vulnerabloe, tan patético. Sonreí malicioso y acerqué mis dientes a su anriz, moriendo al aire y haciendolos sonar como un perro que gruñe.

-Ahora me temes?. Qué llorón eres mi hermosa libélula.-

Dije en un adorable susurro, dandole un tierno toquecito a su nariz. Me recosté a su lado, acariciando sus pezones y su miembro, llevando una mano a su pecho y haciendo dibujos incomprensibles.

- ....No tuve una buena infancia. Mi padre era un fanático religioso que se aferraba a su fé para tratar de escapar de la miseria y de su condicion de desempleado, de mediocre y miserable hombre sin hombria, de cobarde sin valentía.
Desquitaba su furia con mi madre, con mi hermano y conmigo.-



Me levanté abruptamente de la cama para comenzar a caminar, tomando de un roncón, un altigo con varias tiras de cuero.

- Cada dia que aquel maldito enófito, aberracion de la naturaleza comenzaba su dia yo comenzaba mi noche. Cada vez que decia mi nombre yo me tensaba y trataba de llenarme de ira lo mas pronto posible para poder trenzarme en la lucha. Zaz!!.-
Agité el látigo en sus piernas, dejandole una amrca en las rodillas, mirandolo excitado y exaltado.

- Me azotaba como si fuera una bestia! Pero lo cierto es que lo era. Era un monstruo en gestacion. Y mi hermano...-

Suspiré,s entandome en la cama.

-...Ese bello ángel de cabellos rubios, de piel blanca y profundos ojos, esa alma misericordiosa de Dios que me hacia sanar con sus manos, como lo hacia mi madre.
Él murió una noche fría, my fría. "Me recostaré, me duele un poco la cabeza" Dijo tocandose el moretón y esa fue la ultima vez en la que escuché su voz.

Desde entonces creo verlo en cada rubio de pelo largo que se pasa frente a mi, desde entonce solo busco con desesperacion en cada rostro adolorido y angelical,en cada rostro abusado y martirizado. Ho pero tut ampoco tuviste una buena infancia verdad?...apeusto a que detrás del señor perfeccion hay solo un perro miserable vagabundo, una lacra social hambrienta de amor, igual que Annen.-


Acaricié esa marca casi imperceptible en su escultural torso.

-Piel tatuada y trigueña...esa cintura ancha, llena de fibrosidad...ciertamente me gustas mucho en ese aspecto, es que Annen y yo tenemos los mismos gustos, tu sabes, mismo cerebro, mismo cuerpo.-
Alcé lentamente el látigo para vovler a marcar su piel por sobre el torso, notando como se marcaba la liena roja sobre sus pectorales.

-Pero realmente no me produce placer esto...ciertamente, no sé que ver en ti...-

Dije descocnertado, negando y mirando su piel, leugo volvi a sus ojos, acercandome un poco. Esos ojos imperfectos..

- Ho...que hermoso.... ella tenia ojos grises, te conté?Unos ojos inmensos con lso que me miraba siempre con infinito amor. Sus lagrimas caian sobre mi rostro y hacian arder la piel expuesta, su voz contra mi frente y sus besos eran como martillar una madera.
Eres especial como ella....tan fragil y tan fuerte, fan inseguro pero tan frío.-


Susurré sacandole la mordaza poco a poco, besando su frente.


avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando el rio suena... (Privado)

Mensaje por Invitado el Sáb Ago 13, 2011 12:18 pm

Instintivamente cierra los ojos ante el acto esperando alguna locura nacida de su trastornada mente mientras intenta zafarse pero solamente consigue tensar mas el nudo en sus muñecas, siente como si miles de hormigas caminaran por ambas extremidades hasta llegar a la punta de sus dedos, estaban quedándose sin irrigación sanguínea.

Muy dentro de ese fantasmagórico ser que es el otro yo de su inconsciencia sabe que se encuentra Annen, su Annen, ese Annen que siempre le llama por palabras hermosas y románticas, quien siempre usa el cariño y la paciencia pero dicen que los fantasmas del pasado siempre regresan para atormentarnos, los de su pareja nunca lo han abandonado al parecer los tiene muy presentes cada segundo latente de su vida.

El peso de un cuerpo mas grande y pesado que el suyo mismo se siente a su lado, esas manos recorren su tenso cuerpo, su flácido miembro y se cohíbe como si fuera un hombre al cual están a punto de robarle la virginidad, en otra ocasión la excitación habría llegado de golpe con tan solo sentir sus dedos juguetear con su glande pero ahora… es miedo, desconcierto, desconfianza, inseguridad; lo que le producen cada uno de sus movimientos.

En el breve tiempo de convivencia su pareja jamás le dejo saber de alguna huella en su pasado y ahora iba comprendiendo los por ques y los motivos, la caja de pandora se abre de a poco ante sus incrédulos ojos; lee el sufrimiento en su rostro, siente la impotencia en su voz y la culpabilidad de no haber podido hacer nada, en sus palabras.

Contiene un suspiro ante el dolor y la sensación de quemazón que le producen las tiras de latex en su piel, sus oídos no dan crédito a lo que escuchan, su pasado no era nada comparado con la agonía que sufrió durante la niñez, él, su persona más amada.

Al sentirlo cerca cuanto hubiese querido abrazarlo y decirle que él no era culpable de absolutamente nada, comprendió las atenciones para con Froski, las palabras sinceras que salieron de su boca dirigidas a su persona… sintió dolor por que lo imagino frustrado e indefenso al ver a su hermano muerto de seguro por un derrame cerebral o hematoma subdural a causa de la paliza prodigada por ese padre sin escrúpulos.

Sus ojos se abren demostrando la sorpresa que lo aturde al percatarse de que el pelirrojo lo estuvo investigando si no como sabría de su pasado y sobre la causa de la cicatriz que yacía inocente como un segundo tatuaje en su abdomen, él tampoco habia develado esa parte de su pasado.

Los azotes siguieron sin parar lastimando gran parte de su cuerpo, el dolor se hace profundo y latente, insoportable casi al punto de perder la consciencia. ¡Basta! Grita su mente, “ ya no mas por favor” pide su ego; las silenciosas suplicas fueron escuchadas no sin antes haberle hablado de su maltratada madre, quiso llorar y no por la tortura infligida si no por él, por Annen y esa vida tan terrorífica y llena de insultos y violencia familiar.

La cinta dejo marcas en su rostro de lo apretada que había estado –amor, regresa a mi por favor- susurro aun en la cercanía –se que estas aquí… te necesito… Annen, no dejes que él te aleje de mi…- todas y cada una de sus palabras que fueron suplicas, apenas y pudo pronunciarlas por el adormecimiento de sus musculos fasciales.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando el rio suena... (Privado)

Mensaje por Invitado el Sáb Ago 13, 2011 7:00 pm

Lo miré con verdadera lástima...con verdadera ira. Allí suplciando por su vida, no por Annen, como una asquerosa rata. Pero era el hombre al que Annen amaba, ho curioso, ahora preguntaba por Annen, ajajajaja.

-Annen, hooo- Dije llevandome la mano a la cabeza y tratando de hacer memoria.
- Annen salió, pero le diré que preguntaste por él, no te preocupes. Le diré "Annen, el prostituto médico celoso preguntó por ti, quiere saber si estas haciendo cosas impuras con Froski, te hubiera seguido si tuviera buena vista pero como es algo ciego además de frígido".-

Lamenté negando y cerrando los ojos, lo que me llevó a una grandiosa idea.
-Aunque no he comprobado si en verdad eres frígido...-

Murmure mirando su cuerpo con cierto interés. Lamí unos dedos y viajé por entre sus nalgas para comprobar que tan dilatado estaba su ano.
-Yo supongo que no, ya que eres taaan pasional. Pero mientras mas nos conozcamos mejor, despeus de todo, vamos a vernos seguido no Julius?.-
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando el rio suena... (Privado)

Mensaje por Invitado el Dom Ago 14, 2011 1:08 am

-Annen, Anschwitzen o como prefieras que te llame, él y tú son la misma persona, persona a la que amo y a la que acepto como quiera que sea, lo entiendes mi amor? Lo sabes… te amo... olvida tus miedos, deja atras el pasado, vive el presente... conmigo-

Confeso las palabras que siempre guardaba egoístamente para él, sabia que no era romántico ni mucho menos dado a decirlas siempre pero habían salido verdaderamente de su corazón y eso era lo que importaba. Julius estaba enfrentándose a ese alter ego que al parecer no se alejaría por un buen rato del cuerpo de su amado, sus ojos mostraban de nueva cuenta ese dolor que no se iria hasta que tuviera en sus brazos a ese Annen tierno y cariñoso, estaba claro que necesitaba darle a tomar la medicación.

-lo soy y lo sabes, tus caricias son ese interruptor que encienden mi pasión- responde retóricamente al irónico comentario -vas hacerme el amor o simplemente vas a violarme dejándote llevar por tu monstruo interno, Anscwitzen?- hablaba con sedosidad casi con ternura, no había reproche solo quería que entendiera que cuando le hablara por su nombre de pila no estaba invocando a su otro yo si no a él mismo como persona, como amante, como pareja.

Cerró sus ojos tratando de imaginar su rostro sereno y esa mirada misericordiosa, apasionada, tierna, deseosa con la que siempre lo miraba cuando sus cuerpos se hacían uno solo, si, por que el director siempre se entregaba abandonándose entre sus brazos, sus piernas, su boca. Abrió sus piernas dejando una esplendorosa vista, lo quería? Lo tendría.

Hizo de nuevo el ademan de incorporarse para abrazarlo para besarlo pero de nuevo hubo ese impedimento que le fastidiaba y que hacia que sus muñecas y tobillos dolieran endemoniadamente, ya no los sentía.

-Besame- pidio exigente aunque no estaba en condiciones de hacerlo pero ya no habia el factor miedo, confiaba con plenitud en él, Annen, Answitchtzen...
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando el rio suena... (Privado)

Mensaje por Invitado el Dom Ago 14, 2011 6:58 pm

Alcé la vista para mirarlo desde mi posicion, ladeando la cabeza y frunciendo el ceño, pero sonriendo divertido. Sin embargo reflexione sobre lo que dijo mientras acariciaba su trasero y decidi liberar sus pies y sus manos, pero de cualquier manera lo sometería.

-Ya deja de hablar como si estuvieramos en una pelicula cariño, voy a romperte el culo y eso te va agustar, no eres de los que andan con niñerías ni florcitas verdad?...-

Susurré devorando sus labios para buscar su lengua, descendiendo para comerme su cuello a besos mientras mis tres dedos se movian entre sus piernas con rapidez. Descendi más aún para devorarme su flácido miembro, aunque sea para sacarle algunos fluidos preseminales antes de penetrarlo.


- No te vas a morir July. Asi que ya deja de suplicar y gimotear...por favor, me pone de los nervios.-

Susurré metiendo la lengua en su ombligo para simular que lo penetraba.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando el rio suena... (Privado)

Mensaje por Invitado el Dom Ago 14, 2011 11:10 pm

Julius se rio divertido por primera vez en aquella tensa situación –si serás cabrón, primero tendrías que soltarme para disfrutarlo- su rostro se volvió inexpresivo y para su sorpresa Answichtzen le soltó, como primer reflejo debió verificar el estado de la piel en muñecas y tobillo pero al contario de eso, rodeo su cuello para fundirse en ese beso loco y apasionado; lleno de hambre y necesidad de él, de su boca, de su lengua, de su amor.

Y como las moscas a la miel así fue como esos labios se pegaron a su cuello y después engulleron su miembro flácido, emitió un verdadero gemido de placer al sentir la humedad y el calor abrasador de la cavidad oral en la frialdad de su piel.

Su pelvis alzo por instinto queriendo follarse en su totalidad la boca de Annen, sus manos se aferraron a esa melena de fuego que eran las riendas para montarse a ese toro; enseguida la piel se puso erecta, roja casi llorosa; sus gónadas duras y tensas. El placer comenzaba a invadirlo como lenguas de fuego queriendo consumirlo, el aguijón de la eyaculación precoz, punzaba sobre la ciática… si se alejaba terminaría corriéndose.

-detente… aun no quiero correrme- jalo sus cabello dejando expuesto su rostro y su boca, esa boca que beso probando su sabor genital… lo tumbo en la cama y se subió a ahorcadas sobre sus caderas –¿por que llevas mucha ropa puesta?- restregó su trasero lentamente sobre la evidente dureza escondida bajo la ligera tela.

-vas a follarme o solo vas a quedarte viendo?- se burlaba del doppelganger.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando el rio suena... (Privado)

Mensaje por Invitado el Lun Ago 15, 2011 6:49 pm

Atravesé su rostro de un fuerte bofetón, hasta sentir que un hilo de sangre se desparramó en el aire. Fue su castigo por haberse burlado de mi, por haber creido que me excitaba su habilidad de entregarse hasta con el lado mas profundo y doloroso de su amante.
Lo alcé para dejarlo de nuevo en la cama y tomár el látigo, lamiendo el mango de la fusta y llevandolo a sus labios.

-Lámelo, Julius....-

Susurré mirandolo con seriedad, sin un ápice de sonrisa o seduccion en el rostro. Dejé el resto de mi ropa, mas bien mi abrigo, por el suelo hasta que estuve totalmente desnudoy parado junto a la cama. Pestañeé con fuerza cuando la vista se me hizo algo borrosa y restregué mis ojos un poco, tratando de concentrarme en mi presa.
Una fuerte pulsacion se estaba apoderando de mi y no podia esperar mas tiempo. Tomé sus piernas y las abrí,a dentrandome poco a poco en su carne mientras lo obligaba a morder la fusta.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando el rio suena... (Privado)

Mensaje por Invitado el Mar Ago 16, 2011 12:42 am

No pudo evitar que su rostro viajara a la velocidad del golpe prodigado, la mediana larguitud de sus cabellos cenizos cubrieron la parte afectada tiñéndose de rojo, sentía el dolor inminente en su labio inferior seguro que se lo había partido por que su paladar degusto el sabor corrosivo de la sangre.

Todo estaba llegando demasiado lejos y ya no sabia si quería pasar por el dolor y la humillación que el acto le ocasiono, las posiciones fueron cambiadas de nueva cuenta, sus ojos ahora le miraban impávidos sin ninguna expresión. El lado izquierdo de su mandíbula estaba manchada por aquel breve rio de sangre que corría cuesta abajo, brillando obsceno por su cuello.

Fue penetrado sin ningún acto grotesco al contrario fue compasivo pero fue como si lo hubiese ultrajado de la peor de las maneras por que él no era en esos momentos Annen, era otra persona pero a pesar de ello, lo amaba y todavia queria que lo amase con su cuerpo.

Lo abrazo sin decir nada dejando que su odio y su amor lo consumieran como el fuego a un pastizal…
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando el rio suena... (Privado)

Mensaje por Invitado el Mar Ago 16, 2011 1:03 am

En algun momento de la noche, el acto de consumacion finalizó, como la calidez abandono la habitacion y como la musica abandono al silencio.
Las velas se apagaron y los ruidos sesaron. Los roces y los movimientos corporales tambien.
En algun momento de la noche besé la frnete de Julius y le pedi perdón. En algun momento entre la densa oscuridad lo dejé por fin en paz.


Llegué hasta el baño y tomé las cenizas de las flores, esas que habian residuado mas tarde en la mesa, me arrodillé frente a ellas y tomé las cenizas para dibujarme uan cruz en la cara, lamentándome y pidiendole a la luz imaginaria...misericordia.
Luego de eso la luz me encegecuió y perdi la conciencia.


******************************

Cuando desperté, setia que la cabeza me latía, sentia cada parte de mi cuerpo, adolorida y contracturada, y lo peor de todo, es que estaba desnudo.
Como fue que paso?...sentia un extraño olor pero cuando quise levantarme, me diov ertigo.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando el rio suena... (Privado)

Mensaje por Invitado el Mar Ago 16, 2011 1:56 am

Su corazón latió a toda prisa corriendo desbocado para alcanzar el filo de sus emociones que no eran más que la excitación del sublime, loco, enfermizo y trastornado amor. Sus brazos se enredaron entre las curvas de sus cuerpos, sus labios se perdieron entre las planicies de dermis, los ríos de los propios fluidos corporales de ese mar de sangre que se agoto mediante los besos que bebieron exigentes su aroma.

Retozaron el orgasmo como dos pimpollos enamorados, perdono sus actos ejecutados mediante la manipulación de su otro yo, durmió envuelto entre sabanas olorosas a Answichtzen, Annen y él. Su cuerpo se enfrió y busco a ciegas en la oscuridad de la habitación, su compañía a ese cuerpo que no encontró, desnudo y descalzo siguió la voz agonizante cuando llego hasta ella se sorprendió profundamente… su amado flagelándose continuamente hasta la extenuante inconsciencia.

Lo tomo entre sus brazos y lo acomodo entre las sabanas después depósito un lento beso sobre sus labios serenos mientras alisaba sus cabellos -descansa cariño-. Las gotas de agua fría barrieron todo sus pesares y malos recuerdos.. y allí bajo la frialdad de un agua que lavaba toda la tristeza, Julius lloro como si fuera un niño desconsolado ¿Cómo ayudar a alguien que ha sufrido de todas las maneras posibles?
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando el rio suena... (Privado)

Mensaje por Invitado el Mar Ago 16, 2011 3:20 am

En la cama yacian las sabanas frias y un ligero vertigo que me mantuvo quieto los primeros minutos. Estaba en mi casa.
Me quejé rodando por la cama y agarrandome la cabeza por la migraña que me ivnadió de repente, más cuando abrir los ojos y parpadeé muchas veces, poco a poco el dolor fue desapareciendo.
Me levanté de la cama, sintiendo que alguien estaba en la ducha, cayendo rápido en la cuenta de que era Julius. Su aroma estaba en todos lados, en el aire, en mi piel, en las sabanas y en cada rincon de mi casa.

Comencé a caminar hacia el baño, notando un desorden catastrófico, me extrañaba que Julius no hubiese reaccionado a eso.
Y ahblando de reaciconar, entré al baño de puertas abiertas y me apoyé en el marco, ntoando que mi amante estaba en una posiciona normal, al parecer llorando.
El corazón se me encogió y me quedé mriando como un niño lo que pasaba, sin comprender realmente el calibre de lo sucedido.

-Esta todo...bien?...-

Susurré algo inseguro.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando el rio suena... (Privado)

Mensaje por Invitado el Mar Ago 16, 2011 5:54 am

La calma y la quietud ocuparon los sonidos de sus voces gimientes incluso el del correr del agua por la coladera, perdido en cavilaciones que no lo llevarían a ningún sentido, ajeno a toda la suciedad del baño, lejano de su propio cuerpo; se sobresalto al escuchar su taimada voz.

El agua caía y sus lagrimas se fundieron con ella, mostró su rostro a ese amante incauto de su propia culpa sobre el evidente golpe que se aprecia en el lado izquierdo de su rostro.

-Despertaste…- susurro cerrando el grifo para caminar a su encuentro mientras que de paso tomaba un albornoz para cubrir su desnudez -¿Cómo estas?- pregunto pasando una mano fría por sobre su mejilla caliente.

Sus ojos de distinto color le contemplaron por largo rato, no había culpa, no había miedo, no había piedad ni mucho menos compasión; en esa mirada no había nada que pudiera mostrar lo que su corazón sentía, lo que sus sentimientos significaban.

-ven, desayunemos… ya es muy tarde y tienes que alimentarte, ayer... te desmayaste- le tomo de la mano en silencio después de sus palabras ¿Por qué sentía que debía cubrir las evidencias de los sucedido? Jah! Como si Annen fuese un ladrón o algún tipo de cleptómano al que debiera encubrirle los delitos.

Definitivamente ellos tendrían una seria conversación pero no ahora, no en ese momento, no en ese instante.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando el rio suena... (Privado)

Mensaje por Invitado el Mar Ago 16, 2011 6:02 am

Estaba extraño, turbado, incómodo. No sabria decir pro qué, asi que sólo lo seguí por la casa, ntoando su mano fria. Su cuerpo tambien lo estaba, habia tomado una ducha fría evidentemente, porqué?.
En lo que yo tardaba en descifrarlo, llegué al comedor y vi la casa en su totalidad, mas detenidamente.
Las flores quemadas y la montaña de pastillas en la mesa, hicieron que mis ojos se clavaran allí y los parpados no dieran credito a lo que veia, mientras el corazón me latía rápido. El salón de té estaba abierto y la tapa del piano abierta tambien, habia caos entre mi ropa y en el botiquin de medicamentos.
El traje de vestir que jamás alcancé a ponerme seguia en su funda. El monstruo habia salido de mi y se habia aprovechado de mis momentos de debilidad.

Como rampazos llegaron a mi imagenes, dandome la impresion de que Julius tendria marcas.Antes de caerme de nuevo al suelo arrimé una silla y me senté, llevandome una mano al corazon y observando la escena, tratando de reconstruirlo todo en mi mente.

-Julius...-

Suspiré finalmente, tomando un puñado de pastillas y metiendolas a mi boca, bebiendolas aunque fuera con el champagne tibio del dia anterior. Maldita sea la hora en que aquella cosa sedesprendio de mi inconciente...
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando el rio suena... (Privado)

Mensaje por Invitado el Mar Ago 16, 2011 6:49 am

En definitivo fue una mala opción así como una pésima decisión llevarlo a las afueras de los confines de su habitación, se había olvidado de limpiar cualquier recuerdo que pudiera alterarlo, contemplo como se dilataba las bellas pupilas de sus ojos y como apresuraba con desesperación aquellas pastillas que encerraban a su yo interno; ese monstruo que no hacia mas que mostrar la verdad absoluta de sus sentimientos, de sus miedos, de sus pasado..

Él lo entendía pero no estaba seguro de volver a soportar la humillación que Answichtzen le hizo pasar, no podría volver a soportar ese odio en su mirar por que julius lo amaba quizás de una manera fría, distante y silenciosa pero al final de cuenta loa amaba. Es cierto que no sabia como ser tierno ni romántico y las palabras no eran lo suyo pero estaba seguro que Annen podría entender su mudo lenguaje de amor y si no lo descifraba haría todo para que lo descubriera.

-debes tranquilizarte- hablo con neutralidad –y no deberías tomar tu medicación con alcohol, es malo para el cuerpo y lo sabes, pueden potenciar el efecto de las pastillas o al contrario, aminorarlo- coloco una vaso con agua enfrente suyo.

-al parecer te has dado cuenta por ti mismo…- maldita sea! ¿Por qué demonios iba a tener esa conversación, allí en ese momento, en ese instante? Cuando se había propuesto posponerlo cuando sus estados de animo estuviesen mas controlados.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando el rio suena... (Privado)

Mensaje por Invitado el Mar Ago 16, 2011 4:10 pm

Tomé el vaso de agua e hice que todas las pastillas pasaran juntas. Yo sabia lo del alcohol yo lo sabia pero ya no podia permitirlo. Tosí un poco hasta que todo lo rasposo pasó por mi garganta y entonces o miré. La marca en su labio, las mordidas en su cuello, su voz extraña.
-...Lo siento tanto...-

No podia expresar en palabras el dolor y la humillación que sentí cuando cada peiza se acomodó en su lugar, cuando comprendi que a pesar de haber pasado una noche terrible seguramente, Julius seguia a mi lado. Ya no podia permitirle estar cerca mio, era todo y cuanto tenia ahora, era mi compañero, mi amigo, mi amante, mi amor... acabaría destruyendolo si no hacia algo por ambos.
Tomé su mano y la besé con devocion, con sumisa necesidad de calmar mis pensamientos.
-Te amo profundamente Julius, mas que a cualquier persona que conozca. Lo sabes...-

Le hablé acariciando sus dedos si es que me dejaba, mirando su mano.

-...Preferiría internarme en una institución psiquiatrica a vivir con el terror de que podria lastimarte algun dia, porque sé que esto no se detendrá. No quiero arrastrarte conmigo y siento, que realmente no mereces ser infeliz, mucho menos con alguien como yo. Desearía con toda mi fuerza, ser el hombre perfecto para ti, y si tuviera que comenzar todo de nuevo, lo haría igual salvo...el detalle de contarte todo desd eun principio, la primera noche que pasamos juntos...para asustarte y protegerte...para que no tuvieras que enamorarte de algo como yo.-
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando el rio suena... (Privado)

Mensaje por Invitado el Miér Ago 17, 2011 1:59 am

Estando de pie como estaba y muy cerca de él, lo contemplo.. tan indefenso, tan patético, tan chiquito, tan sumiso, tan contrariado e insufrible pero tan condenadamente suyo y aunque tuviese que pasar descalzo por un camino de fuego y espinas, jamás lo dejaría por que lo amaba, si, esa clase de amor retorcido y enfermizo codependiente que había desarrollado en tan poca cantidad de tiempo.

-te perdono por que se que a pesar de que tenia tu cuerpo, tus ojos, tu boca, tu rostro… él no era tù por que no tenia tu corazón-

No es como si de nuevo estuviese utilizando excusas para esconder todo lo de la noche anterior pero comprendía que para un enfermo mental era difícil reconocer sus propios errores de los actos cometidos y de lo inestable que solían ser sin embargo Annen trataba con tanto ímpetu de siempre estar controlado que la culpa lo embargaba como en estos momentos.

Se soltó del agarre pero no por que le rehuyera, sus manos viajaron para tomar su rostro, se sentó en su regazo, lo miro con dulzura detrás de esa mirada preocupada… lo beso calmadamente y resbalo su voz hasta su oreja.

-lo sé, no necesitas decirlo… puedo sentirlo cuando me miras cuando me tocas, cuando me abrazas… igualmente te amo, vivo para amarte y necesito amarte para vivir- guardo silencio por un momento para meditar toda y cada una de sus palabras –si es tu decisión internarte lo comprendo y lo respeto pero por favor no me apartes de ti- lo abrazo de una manera posesiva y necesitada –necesitas recuperar tu vida, calmar tus miedos, enterrar tu pasado… se que no será fácil pero yo estaré contigo para ayudarte, te necesito demasiado-

Le miro directo a los ojos -y si tuviera que seguir todo el camino que he tomado para llegar a ti, volvería a recorrerlo… no hay hombres perfectos, no hay guardianes de amor solamente están los sentimientos que sin pensar tenemos por una persona desde el momento mismo en que la vemos…- se mordió el labio y dolió, se había olvidado del golpe –cuando te vi, hiciste que todo en mi sucumbiera, me deslumbraste con tu caballerosidad y tus palabras poéticas, tu trato de caballero antiguo- rio algo apenado –realmente no podía creer el hombre que tenia ante mi pero el hombre de aquella ocasión y el mismo que esta aquí y ahora, son el mismo hombre del que me enamore.. asi que nada ha cambiado-
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando el rio suena... (Privado)

Mensaje por Invitado el Miér Ago 17, 2011 2:42 am

Lo miré tan intensamente como me fue posible. Allí, sentado en mi regazo, confesandome en las mas sinceras y sublimes palabras todo lo que sentía, todo lo que yo le provocaba. Sus dulces labios se posaban sobre mi y me convertian en el hombre mas maravilloso de la tierra.

Y al mismo tiempo, al mismo tiempo que me premiaba y me enaltecia con su mirada, me ahcia miserable e indigno con su abrazo, demostrandome cuanto dependia de mi, cuanto le importaba, cuantos miedos yo le habia generado. Si cedia a internarme, lo ams seguro seria que no volviese a ver su cara nunca más, dentro de la cordura.
No podia ceder a lo peor de mi por mas dolorosa que fuera la marca de ancimiento no podia entregarme siempre a la version mas pesimista de mi ser, proque ahora tenia a Julius y era cuanta musa necesitaba para crecer.

Busqué sus labios y lo besé profundamente.

- Trataré de no decepcionarte meine leibe....te prometo el cielo.-

Dije comenzando mi profundo compromiso con él con un objetivo inalcanzable, porque así, mi lucha seria eterna, por complacerle. Besé su cuello con infinita dulzura y quise comermelo a besos mientras pensaba una loca propuesta.
- ... Y sigo sosteniendo que nadie podrá merecerte jamás, nisiquiera yo. Somos tan distintos, pero a la vez encajamos tan bien....Mi amor...-

Me separé de él suavemente y me arrodillé con una sola rodilla frente a él, tomando su mano para besarla muy arcaicamente y luego observando sus hermosas orbes.

-Cásate conmigo.-
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando el rio suena... (Privado)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.