Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Confieso...
Dom Ago 14, 2016 10:18 am por Zarek

» IMPORTANTE!!! Anuncio de Administración
Vie Oct 16, 2015 3:36 pm por Alcalde Diedrich

» Cuenta y besa a quien te toque.
Lun Abr 27, 2015 9:01 pm por Jan Bozkurt

» Publicación de temas fueras del foro
Dom Abr 26, 2015 6:35 am por Bzou

» Mensaje a la administración (Importante)
Jue Abr 02, 2015 10:23 pm por Alcalde Diedrich

» El amo y el lobo [Celda de aislamiento] [Priv. Herman Engels +18]
Lun Feb 09, 2015 12:43 am por Herman Engels

» ¿Nuevo compañero? [Priv. Killer]
Dom Feb 08, 2015 2:54 am por Killer

» Other World [RPG Anime (Saint Seiya, Inuyasha, Naruto)] afiliación normal
Lun Feb 02, 2015 8:50 pm por Invitado

» Karma [priv. Geist]
Dom Feb 01, 2015 11:46 pm por Gô Koyama

» Mihail ``Perro viejo´´-I.D-
Miér Ene 28, 2015 2:56 pm por Mihail Mihaeroff

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 55 el Vie Jun 15, 2012 12:46 pm.
►Pasa el mouse por las imágenes y contáctanos

ALCALDE DIEDRICH
Contact
Herman Engels
Contact
Zennu
Contact
Broker
Contact


HERMANOS

ÉLITES

↑Click↑

Herman Engels - Ficha - nuevo Alcaide en la ciudad

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Herman Engels - Ficha - nuevo Alcaide en la ciudad

Mensaje por Herman Engels el Dom Ene 04, 2015 11:56 pm

#Nombre completo: Herman Engels
#Apodo o nombre como es conocido: Bloody Engel
#Fecha de nacimiento: 14 - Agosto
#Edad: 30
#Inclinación Sexual: Homosexual
#Grupo: Funcionario de Prisión
#Rango/oficio: Alcaide
#Arma identificativa: Katana

_______________________________________________


#Descripción física: Herman es un hombre alto y fuerte, pero aún así con una figura elegante y estilizada. De un metro noventa de altura y complexión formada más no exagerada bajo sus ropas lo más destacado de su figura es el cabello largo hasta casi el final de su espalda. Posee un hermoso color lavanda y una textura sedosa y lisa mientras que sus ojos son de un carmesí oscuro casi castaño y su piel es pálida y blanquecina, delicada a los rayos del sol como la de buen alemán.
Suele llevar el pelo suelto o si no en una coleta baja cuando desea estar más cómodo y viste de traje, con colores sobrios y con corbata, a veces un abrigo de aire militar cuando hace frío. Tiene un defecto en la vista pero solo lleva gafas en la intimidad de su hogar, cuando sale siempre usa lentillas pues cree que las gafas dan cierta imagen de debilidad y no quiere eso. A pesar de ser un hombre serio se le puede ver luciendo una sonrisa afilada en sus labios y una mirada perspicaz y ladina en sus ojos, síntoma de que no trama nada bueno la mayoría de las veces, o quizás incluso que esta divertido. Quien sabe.
#Descripción psíquica: Solitario es lo que es Herman. Disfruta de la soledad o de la única compañía de su gato cuando esta en casa, nunca se le ha conocido una pareja y sus amigos son pocos. A pesar de ser un hombre joven no disfruta saliendo a lugares ``de marcha´´ nunca lo ha hecho, ni cuando era aún más joven. Es sin lugar a dudas una persona reservada con sus secretos y los de aquellas pocas personas importantes o que respeta. Jamás desvelaría un secreto que le haya sido confiado ni aún a costa de su vida. A pesar de su incuestionable lealtad no se puede decir que sea un buen hombre, tiene un deje sádico bastante acentuado que se esfuerza por disimular de cara a la sociedad. Pero la cárcel... no es realmente la sociedad que le importa, allí puede sacar a relucir su verdadera naturaleza. No tolera la estupidez ni el fracaso entre sus subordinados y es un amante de los castigos orginales que el mismo imparte. 
Se cree a si mismo incapaz de amar y no es el único que así opina, de momento tal idea no ha sido desmentida pues no ha conocido a ningún amante al que no le importe abandonar con la primera luz del amanecer, como muy tarde. No es dado a sentimentalismos y no le van los abrazos o las maneras afectuosas con cualquiera, ha de ser una persona con la que tenga mucha confianza para permitir esto, pues es de naturaleza desconfiada y fría.

_______________________________________________


#Gustos: La sangre, el poder, la música clásica, el vino, el sexo, que le obedezcan.
#Disgustos: El desorden, la suciedad si le afecta a el, el tabaco, los idiotas.
#Habilidades: En el plano físico, es muy bueno con la katana y también tiene una puntería bastante decente con las armas de fuego. Es rápido de reflejos y esta en forma, es ágil y veloz. También sabe defenderse en una pelea cuerpo a cuerpo pues conoce muchas formas de inmovilizar a un hombre...por cuestiones de gustos personales.
#Debilidades:  Es más veloz que fuerte, no es capaz de grandes proezas de fortaleza. Le tiene fobia a los ascensores. A causa de una lesión de hace unos años, cuando el tiempo cambia o es especialmente húmedo le duele la rodilla derecha, mucho. Tiene que tomar pastillas y eso lo deja KO por unas horas.

_______________________________________________


#Historia: Los Engel nunca han sido precisamente unos ángeles, quien sabe desde hace cuantas generaciones. Esto parece ser una tradición familiar que hasta el momento ninguno de los hombres de la familia a decidido romper. Con antecedentes fascistas en la familia, el padre de Herman, Arthur, sin embargo pareció enfocarse más en hacer imposible la vida de su mujer y su único hijo. Martha, la sufrida mujer de este antiguo militar, pensó que quizás tener un hijo ablandaría a su marido por lo que se alegró sobremanera cuando el ginecólogo le informó de que esperaba un sano bebe varón, y además mientras estaba embarazada Arthur dejó de pagar sus frustraciones con ella, a sabiendas de que iba muchas veces al médico y verían sus moretones, pues Arthur era un hombre violento y maltratador, pero en ningún modo estúpido.

El día del nacimiento llegó y Herman, bautizado así en honor a su abuelo paterno que había muerto hace unos meses, vio el mundo por primera vez. Sin embargo Arthur no se vio bien reflejado en los rasgos del recién nacido, que en cuanto comenzó a crecer presentó una pelusilla lila en su cabeza, muy similar a la de su esposa. Así fue como empezó la obsesión de su padre con que había sido traicionado, la idea de que Martha le había puesto los cuernos y concebido a aquel bastardo se fijó en su cabeza y parecía imposible hacerle cambiar de idea. No importaba cuantas veces ella le jurase y perjurase que solo había estado con el, que simplemente tenían el mismo color de cabello pero que sus ojos eran iguales a los suyos. El era incapaz de verlo. Las palizas a su mujer se hicieron más frecuentes así como cierto ambiente glaciar en el hogar de los Engels. Así fue como sucedieron los primeros años de vida del pequeño, que ya que no había vivido nada distinto pensaba que aquello era totalmente normal hasta que un día, se quedó a dormir en casa de un amigo de la escuela y descubrió que esa familia se quería,que eran cálidos, que besaban a su hijo por las noches... Aquello lo llenó de preguntas a las que intentó encontrar respuesta por su cuenta. ¿Acaso no lo querían? ¿Era un mal hijo? Así que se decidió a preguntar. Fue una mala idea. Hasta aquel momento se había ido librando de los golpes de su padre, que quizás cosideraba que era demasiado pequeño o  harían preguntas en la escuela.. pero la pregunta de si era un mal hijo realmente lo sacó de sus casillas. Al grito de ``tu no eres hijo mio´´ empezó a golpearlo hasta que quedó sin sentido. 
Después de aquello no pudo ir a clase en unos días ya que habría sido muy evidente lo que pasaba. Su madre lo cuidó con culpabilidad y le rogó por que no hiciese enfadar de nuevo a su padre. Sin embargo a partir de aquel momento se abrió la veda. Los golpes ya no eran solo para su madre sino también para Herman.  Con el tiempo dejó de importarle que pudiesen descubrir que pegaba a su hijo, ¿Y sabes que? Nada pasó... en la ciudad del pecado poco importa si eres un maltratador mientras tengas dinero para sobornar a quien finja preocuparse. Arthur comenzó a beber y salir, dándose a otros vicios que no eran solo el alcohol, descubriendo que había algo de placentero en lo prohibido de tener sexo con otro hombre. Martha descubrió aquello y ya incapaz de soportar más aquel tipo de vida decidió abandonar este mundo por su propia mano. Se preparó un  baño, se sirvió una copa aderezada con una gran cantidad de pastillas, y se quedó dormida. Decidió abandonar aquel mundo sin sentir dolor, siquiera una pizca, un buen cambio comparado a lo que habían sido sus últimos años de existencia.

Fue Herman quien descubrió a su madre e intentó reanimarla cuando apenas contaba con 14 años. No lo consiguió, ni el ni los servicios de emergencia. Ella ya estaba fría. 

La muerte de su esposa no consiguió en ningún modo hacer recapacitar a Arthur sobre su vida o sobre que le estaba haciendo a los que estaban a su alrededor. Ahora el fantasma de su esposa se le aparecía en su propia casa, en el color lila de la cabeza de su supuesto hijo bastardo. Fueron unos meses relativamente calmados para Herman sin embargo, durante un tiempo su padre lo dejó en paz. Y entonces descubrió dos cosas, el padre de un compañero de clases tenía una academia de artes marciales, a la que fue invitado... y en segundo lugar, su padre se estremecía con un brillo de pavor en sus ojos cada vez que veía su pelo. Así es como decidió cambiar su vida. Comenzó a dar clases de artes marciales, primero de autodefensa, y luego, tras quedarse una tarde mirando, se enamoró profundamente de la esgrima japonesa, así que dejó la autodefensa para dedicarse en cuerpo y alma a esto.. y también, se dejó el pelo largo para provocar aquellos pequeños saltos aterrados en su padre.

La adolescencia ya es una época dura de por si para además tener que preocuparte de un padre maltratador del que vengarte y el recuerdo de tu madre muerta cada vez que cierras los ojos. Herman no era capaz de sentir deseo o lujuria como sus compañeros de clase cada vez que hablaban de alguna compañera particularmente sexy o tal o cual actriz. Cuando alguna vez hacían novillos e iban a casa de alguno a ver porno juntos no podía evitar comparar mentalmente a aquellas mujeres con el cuerpo de su madre muerta. Y aquello lejos de excitarle le producía nauseas. Fue en una de aquellas noches en las que disimulaba con sus amigos mientras se esforzaba por no fijarse realmente en la película, cuando intercambió una mirada con uno de sus compañeros que parecía al igual que el más centrado en disimular que en otra cosa. A partir de ese día comenzó a salir con aquel muchacho, viendo otro tipo de películas, unas que le hacían sentir mucho mejor. Simplemente era gay, no es que pasase nada malo con el. Aquello lo consoló bastante y dejó de preocuparse por el tema, realmente no tenía la misma ideología que su familia, a el aquella orientación sexual no le causaba la mínima vergüenza y desde aquel momento dejó de intentar ocultarlo. Algunos amigos le dieron de lado, otros simplemente bromearon al respecto.

Sin embargo su padre no tenía la misma opinión que el, las palizas volvieron a comenzar en cuanto se enteró de aquella ``enfermedad´´ que tenía su hijo. Si, el también se acostaba con hombres.. pero no era un marica, era distinto... Pero Herman ya no era un niño pequeño fácil de doblegar, respondía a sus golpes y se organizaban verdaderas batallas campales en la casa, era un milagro que ningún vecino llamase a la policía. Herman tenía 17 años cuando su padre finalmente cruzó la última línea que le faltaba por cruzar. En medio de una pelea particularmente fuerte, Arthur sintió como la excitación comenzaba a embargarlo, por culpa de su hijo y sus forcejeos. Además se parecía a su madre... por supuesto en cuanto comprendió lo que pretendía su padre se resistió aún más violentamente. Por suerte o por desgracia estaban en su habitación, su padre lo tiro al suelo y lo medio agarró con una mano quedando sobre el. Herman intentó patearlo pero era imposible, así que tanteó con su mano libre hasta alcanzar algo que fuese de ayuda, una katana de Iaido apenas afilada, era una hoja deportiva, no estaba hecho a para matar... aún así la empuñó cortándose las palmas de las manos y la clavó con fuerza en el cuello de su padre. Primero una, luego otra, y otra vez, incluso continuó a pesar de notar que ya estaba muerto. No fue hasta que quedó totalmente rendido cuando dejó caer el arma y se apoyó contra el armario, sentado en el suelo, pateando el cadáver de su padre para quitárselo de encima. Fue entonces cuando notó algo preocupante. No estaba solo. Levantó la vista y miró hacia el umbral de su habitación, allí estaba el, un vecino unos años mayor que el. Era atractivo, piel pálida, cabello moreno y largo y lo miraba con cierta diversión. Vladimir Diedrich, era un hombre que apuntaba muy alto y tenía a gente muy importante comiendo en la palma de su mano. Sin embargo le ofreció ayuda para evitar el asunto de la cárcel. Había sido autodefensa, cosa que sería difícil de creer por un jurado al saber cuantas puñaladas había recibido el ahora perecido hombre. Sin embargo, sin un político importante como el atestiguaba que había escuchado los gritos y la pelea...bueno, la cosa cambiaba. ¿Que quería Diedrich a cambio? Un favor apenas...

Por supuesto Herman aceptó. Como ya casi era mayor de edad pudo comenzar a vivir por su cuenta, vendió aquella casa con tantos malos recuerdos y se trasladó a otra en la misma calle pero más pequeña y adecuada para una sola persona. Siguiendo el ``pedido´´de Vladimir comenzó su formación como guardia de prisiones a los 20 años, y al terminar entró a trabajar en la Prisión de Steinburg como celador. El plan era terminar siendo el Alcaide cuando el viejo se hubiese retirado, sin embargo llegó Rosental, y el propio alcaide no pudo eludir su nombramiento, pues la orden venía de más arriba. Sin embargo el destino entro en acción y hace unos meses el Alcaide Rosental se despidió y se marchó de la ciudad con el que todos en prisión sabían que era su pareja. Por lo que el puesto quedó vacante y esta vez si, Vladimir Diedrich consiguió lo que quería, que su hombre dentro de la prisión de Steinburg fuese no solo unos ojos, si no la voz y el puño que mandaban.
_______________________________________________


#Imagen:
Spoiler:
 

Para proteger a las ovejas hay que cazar al lobo y solo un lobo puede hacerlo.

Volver arriba Ir abajo

Re: Herman Engels - Ficha - nuevo Alcaide en la ciudad

Mensaje por Alcalde Diedrich el Dom Ene 25, 2015 8:48 pm

Ficha aceptada


avatar
Alcalde Diedrich
Alcalde de Steinburg
Alcalde de Steinburg

Cargo : Alcaldía
Localización : Taking control of the city

Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.