Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Confieso...
Dom Ago 14, 2016 10:18 am por Zarek

» IMPORTANTE!!! Anuncio de Administración
Vie Oct 16, 2015 3:36 pm por Alcalde Diedrich

» Cuenta y besa a quien te toque.
Lun Abr 27, 2015 9:01 pm por Jan Bozkurt

» Publicación de temas fueras del foro
Dom Abr 26, 2015 6:35 am por Bzou

» Mensaje a la administración (Importante)
Jue Abr 02, 2015 10:23 pm por Alcalde Diedrich

» El amo y el lobo [Celda de aislamiento] [Priv. Herman Engels +18]
Lun Feb 09, 2015 12:43 am por Herman Engels

» ¿Nuevo compañero? [Priv. Killer]
Dom Feb 08, 2015 2:54 am por Killer

» Other World [RPG Anime (Saint Seiya, Inuyasha, Naruto)] afiliación normal
Lun Feb 02, 2015 8:50 pm por Invitado

» Karma [priv. Geist]
Dom Feb 01, 2015 11:46 pm por Gô Koyama

» Mihail ``Perro viejo´´-I.D-
Miér Ene 28, 2015 2:56 pm por Mihail Mihaeroff

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 55 el Vie Jun 15, 2012 12:46 pm.
►Pasa el mouse por las imágenes y contáctanos

ALCALDE DIEDRICH
Contact
Herman Engels
Contact
Zennu
Contact
Broker
Contact


HERMANOS

ÉLITES

↑Click↑

Expediente explosivo - Ahren

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Expediente explosivo - Ahren

Mensaje por Ahren el Miér Dic 18, 2013 12:20 am

Nombre completo: Ahren Meller

Apodo o nombre como es conocido: White

Fecha de nacimiento: 15 agosto

Edad: 26

Inclinación Sexual: Homosexual 

Grupo: Civil

Rango/oficio: Bombero


Arma identificativa: Explosivos(?)


Descripción física: Su apodo esta muy bien elegido pues en el predomina el color blanco. Su piel es pálida y suave, con un tatuaje en el muslo derecho interno, un águila y algunas pecas, de las cuales las más graciosas son unas que tiene en el trasero. Además de esto su cabello también es blanco. Lo suele llevar medio largo, y a veces se lo recoge en una media coleta. Sus ojos, a juego prácticamente, muestran una tonalidad clara, gris y expresiva. De labios jugosos y rojizos gracias a su costumbre de comer piruletas o regalices de este color, suele mostrar una sonrisa a todo aquel que se le cruce por delante y muestre un mínimo de simpatía. Por si no tuviese bastante con el tatuaje sus orejas están perforadas y adornadas usualmente por pequeños aretes y alguna calavera, siempre plateado, a juego con el piercing de su pezón izquierdo y de su pene. Su altura es posiblemente lo más normal de su persona, pues mide unos normales 176 centímetros de altura.
Cuando sale le gusta llevar ropa informal, negra, algo punk o roquera, con cadenas y cuero, alguna vez ha llevado collar de pinchos aunque ya no, pues cree que ya es demasiado mayor para eso.

Descripción psíquica: A Ahren le gusta pensar que no deja ver aquello que no desea de si mismo a los demás con maestría... pero lo cierto es que alguien atento podría darse fácilmente cuenta de que compensa las inseguridades que arrastra desde niño con un exceso de confianza, calificable incluso de arrogancia. El problema es que cuando vuelve a sentirse rechazado como cuando era joven, vuelve a el mismo chaval impotente y marginado.
También es muy travieso, por así decir... le gusta jugar, divertirse sin preocuparse demasiado de el que pensarán o si sera algo moralmente cuestionable. Aunque sea contradictorio es muy responsable con los temas importantes, como el trabajo o su salud, por lo demás es un provocador nato.
Le gusta parecer algo frívolo pero en realidad puede ser cariñoso y leal con aquellos que le importan... aunque esto es un arma de doble filo pues si se siente traicionado por alguno de ellos se convierte en alguien rencoroso, también algo que arrastra del pasado.
Ha tenido algunas relaciones, ninguna demasiado seria o romántica, pero en las que si había confianza y amistad, una amistad que aún mantiene con todos ellos.

Gustos: Tiene unos gustos realmente inofensivos, lo cual contrasta con su aspecto de macarrilla. Le encantan los dulces, sobretodo las piruletas, los chicles y el regaliz rojo. Le gusta la cerveza sin alcohol, con limón o manzana y le encanta el licor de piruleta sin alcohol preferiblemente también. En cuanto al sexo, cosa que le encanta... no es que sea especialmente perverso, pero si travieso y juguetón...le gustan los juegos de roles y los bukkakes.
Le gustan también las explosiones.

Disgustos: Los capullos basicamente, esos que le hacían la vida imposible en el instituto. Los que se creen mejores que los demás y además intentan intimidar a los débiles. Los alcohólicos. Que fumen en la cama -es muy peligroso- las eyaculaciones precoces(?)

Habilidades: Es más fuerte de lo que aparenta y muy ágil, cumple de sobras los requisitos físicos para ser bombero y es muy valiente. Sabe hacer explosivos, aprendió cuando era adolescente. Aunque no sabe disparar es muy bueno en las peleas cuerpo a cuerpo, también aprendió de joven, gracias a uno de los novios de su madre. Se le dan muy bien las mamadas.

Debilidades: Debido a un accidente en un trabajo hace unos meses, en el cual fue semisepultado por los escombros y quedó atrapado hasta que pudieron sacarlo sufre de claustrofobia, una que no ha comunicado a sus jefes ni sus compañeros para que no le impidan trabajar. Sus costillas también estan algo resentidas desde entonces, meterse en una pelea o sufrir un mal golpe sería tremendamente doloroso.

Historia: Dicen que los bebes nacen con una barra de pan bajo el brazo. Bueno, eso será el caso de esos bebes franceses tan aficionados a las baguettes, por que lo que es Ahren, desde su nacimiento, vino con una mano por delante y otra por detrás, o lo que es lo mismo, nació pobre en un sucio taxi camino al hospital. Hijo de una madre alcohólica que apenas se había podido mantener sobria durante el embarazo, pronto comprendió que la vida podía ser dura y carente de glamour. Por suerte para el, por que a saber si habría terminado empeñado para comprar más alcohol... su abuela, la madre de su madre, abu Agnes... comenzó a vivir con ellos a sabiendas de que su hija era demasiado poco fiable como madre y una alcohólica empedernida.
Gracias a ella, a Agnes, que no a su madre una mujer que era más una sombra que una verdadera figura en la vida de su hijo... Ahren pudo vivir una niñez medio normal casi hasta entrar al instituto. Por desgracia su abuela falleció dejando al muchacho al cuidado de una madre descuidada.
Entonces fue cuando los cuidados que requería un niño de la edad de Ahren se vieron afectados, con una madre incapaz de mantener un trabajo de baja capacitación durante un par de meses al menos. Practicamente todo el dinero se lo gastaba en la comida, descuidando la alimentación de Ahren, la limpieza de la casa y su educación. Pronto los comentarios sobre su madre y su aspecto descuidado comenzaron a perseguir al pequeño peliblanco, que ya solía ser objeto de curiosidad precisamente por su aspecto, y ahora al entrar en el instituto con ropas viejas, remendadas a medias y en definitiva estropeadas era el blanco de las risas de muchos, del desprecio de otros y de la lástima de los adultos los cuales lo veían simplemente como una ejemplificación de lo que pasaba con los niños cuando no tenían una buena madre. Aquello lo convirtió en un muchacho inseguro y huraño, un carácter muy distinto del que tiene ahora a decir verdad, pero así fue. Odiaba ir al instituto, odiaba quedarse en casa, odiaba volver del instituto y encontrar a su madre borracha, tener que vigilar que no se ahogase con su propio vómito, comer comida precocinada barata. Y como si eso no bastase comenzó a ver un desfile de hombres pasar por las puertas de su casa, no buenos hombres sino otros que olían a alcohol barato y tabaco, como su madre y se quedaban aún menos de lo que conservaba su madre el trabajo. Esto llevó a que Ahren recibiese otro apodo en el instituto ``El hijo de la puta borracha´´ Muy cruel, muy hiriente... y muy poco cierto pues las putas cobran, cosa que no hacía su madre.
Poco a poco, aquella inseguridad se fue transformando en odio, un odio generalizado y furioso. Quería callarles la boca a los del instituto que se metían con el, quería hacer daño a su madre para ver si así notaba su existencia, su dolor, quería herir a aquellos padres de los otros alumnos que lo miraban con lástima como si fuese el candidato perfecto para una obra de caridad, como si fuese a terminar pidiendo dinero en la calle o tan borracho como su madre en el callejón de un bar... aquel odio le llevó a investigar en internet como se fabricaban las bombas, los tipos, los elementos que necesitaría. Fantaseaba con la idea de volar el instituto. Así verían lo que sabía hacer.
Aquella fantasía se volvió recurrente, sus conocimientos aumentaron con rapidez pues a pesar de que no ponía mucha atención en clase, la justa para sacar unas notas buenas pero no sobresalientes, podía aprender más, lo que pasaba es que no lo intentaba. Después de aquello comenzó a preparar sus primeras pruebas, pequeños instrumentos que hacía estallar en el acampado que posteriormente se convirtió en Waste Ground.. pero no se animaba a dar el siguiente paso, aunque terminó desarrollando una afición a los explosivos que le dura hasta hoy en día.
Fue en ese momento, cuando la balanza de Ahren se estaba inclinando peligrosamente, cuando un nuevo cambio sucedió en su vida. Su madre, descuidadamente se durmió con el cigarro encendido, habiendo alcohol cerca no fue de extrañar que el fuego prendiese con rapidez. Por fortuna o por desgracia, no murió. Ambos salieron de la casa y el fuego fue extinguido por los bomberos... así fue como la madre de Ahren conoció a otro hombre, uno distinto a los que solía tener entre sus piernas, un buen hombre, un bombero... un hombre que se encariñó con el joven peliblanco y comenzó a cuidar de ellos. Sin segundas intenciones, sin esperar nada. Aquello fue justo lo que el muchacho necesitaba para volver a confiar en las personas, para comenzar a cambiar para bien. Nunca había tenido un rol masculino que seguir, pero aquel hombre llamado Erwin, pronto se convirtió en su heroe, su modelo a seguir. Quiso ser bombero, como el... y ahora que alguien más se preocupaba por el y cuidaba de su madre las burlas importaban menos.
Así fue como terminó el instituto. Odiando menos y sabiéndose controlar mejor, teniendo un modelo a seguir y un buen plan... Y aunque su madre y Erwin lo dejaron... el siguió viéndolo e incluso se fue a vivir con el, harto ya de aguantar las borracheras de su madre. Con Erwin pasó un par de años antes de independizarse con unos amigos nuevos. Alternó trabajos temporales con los entrenamientos necesarios para ingresar en el cuerpo de bomberos cosa que consiguió ya hace 4 años. Un trabajo que ha venido realizando desde entonces sin problemas salvo algún percance. El último hace medio año, cuando quedó atrapado en un incendio, bajo una viga que le cayó encima y le rompió varias costillas. Estuvo más tiempo del que quería atrapado lo cual ha derivado en cierta claustrofobia que ha ocultado del resto del mundo.





Imagen: 
Spoiler:

Volver arriba Ir abajo

Re: Expediente explosivo - Ahren

Mensaje por Invitado el Miér Dic 18, 2013 2:04 pm

Ficha aceptada
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.