Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Confieso...
Dom Ago 14, 2016 10:18 am por Zarek

» IMPORTANTE!!! Anuncio de Administración
Vie Oct 16, 2015 3:36 pm por Alcalde Diedrich

» Cuenta y besa a quien te toque.
Lun Abr 27, 2015 9:01 pm por Jan Bozkurt

» Publicación de temas fueras del foro
Dom Abr 26, 2015 6:35 am por Bzou

» Mensaje a la administración (Importante)
Jue Abr 02, 2015 10:23 pm por Alcalde Diedrich

» El amo y el lobo [Celda de aislamiento] [Priv. Herman Engels +18]
Lun Feb 09, 2015 12:43 am por Herman Engels

» ¿Nuevo compañero? [Priv. Killer]
Dom Feb 08, 2015 2:54 am por Killer

» Other World [RPG Anime (Saint Seiya, Inuyasha, Naruto)] afiliación normal
Lun Feb 02, 2015 8:50 pm por Invitado

» Karma [priv. Geist]
Dom Feb 01, 2015 11:46 pm por Gô Koyama

» Mihail ``Perro viejo´´-I.D-
Miér Ene 28, 2015 2:56 pm por Mihail Mihaeroff

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 55 el Vie Jun 15, 2012 12:46 pm.
►Pasa el mouse por las imágenes y contáctanos

ALCALDE DIEDRICH
Contact
Herman Engels
Contact
Zennu
Contact
Broker
Contact


HERMANOS

ÉLITES

↑Click↑

[Fb/Priv] Let yourself go

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Fb/Priv] Let yourself go

Mensaje por Etamn D. Velforth el Jue Dic 12, 2013 12:22 am

Buenos días... buenos días que son posibles que nunca más vuelvan a llegar. Días en los que no había tantas preocupaciones, días en los que todo se encontraba en un cierto equilibrio, en cierto acuerdo mutuo silencioso. No es que significase que el puesto de sublíder no implicaba un fuerte trabajo, sobre todo por las famosas escapadas del líder, tenía trabajo, sí, pero no estaba solo. Había jefes de sección, había buenos colegas, había menos problemas de qué preocuparse.

Tal vez era por eso que la salida a aquel bar había mantenido un buen humor en el lider mafioso. Las salidas a beber con los compañeros eran relativamente habitual pero una salida con sus casi obligados guardaespaldas era algo que no hacía muy seguido. Etamn se encontraba de buenas, no necesitaba ir a un lugar lujoso para poder sentirse bien y poder descansar, no hoy.

Se había sentado en un lugar cómodo, un lugar amplio con un sillón amplio que bien era para una reunión de varias personas pero Etamn no tenía compañía, sus únicas visitas eran las meseras que se paseaban contoneando las caderas tratando de conseguir buena propina, dar un buen servicio... y por supuesto, alguno que otro hombre que saludaba y buscaba algún tipo de negocio pero, sin ser siquiera mencionado, eran interceptados por los guardaespaldas quienes tenían la orden de encargarse de que nada interrumpiera la tranquilidad del sublider.

Desde su sitio, tenía acceso de visibilidad a muchas otras mesas, muchas otras personas y al gran ventanal que resplandecía entre la luz misma del promocional del Bar. Una mirada casual fue suficiente para notar a una persona que parecía caminar en la misma calle, cerca del bar. Etamn, esta vez no frunció el ceño e incluso actuó de manera rápida. Hizo una señal a sus guardaespaldas y señaló al moreno que iba pasando tranquilamente con apenas unas palabras "Traiganlo, sean amables"

Etamn bebió algo más de su bebida y miró a sus guardaespaldas moverse.... era ese hombre, aquel con el que por azares del destino se había topado en mas de una ocasión... varias ocasiones para ser precisos. Se habían conocido de una forma no muy usual, se habían hablado muy poco y Etamn había sido frío con él, pero los continuos encuentros había hecho que poco a poco pudiese hablarle un poco más. Nunca un "¿Como estás?" ni mucho menos un "Vayamos a beber" pero más de pequeñas palabras monosílabas era un adelanto para el sublíder de los bullets.

Relamió sus labios y dejó el vaso en la mesa, sus hombres se asegurarían de traer a Gabriel pero le daba curiosidad la forma en que este moreno lo tomaría, es decir, ambos hombres trajeados, fuertes y con toda la pinta de guardaespaldas se acercarían a él, uno detendría su paso colocándose en frente y otro se quedaría detrás.

- El señor Velforth desea hablar con usted. Es pertinente que nos acompañe. -

¿Correría? ¿Atacaría? o ¿Cedería? ... de una forma u otra, llegaría a sentarse al lado del mafioso.

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.