Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Confieso...
Dom Ago 14, 2016 10:18 am por Zarek

» IMPORTANTE!!! Anuncio de Administración
Vie Oct 16, 2015 3:36 pm por Alcalde Diedrich

» Cuenta y besa a quien te toque.
Lun Abr 27, 2015 9:01 pm por Jan Bozkurt

» Publicación de temas fueras del foro
Dom Abr 26, 2015 6:35 am por Bzou

» Mensaje a la administración (Importante)
Jue Abr 02, 2015 10:23 pm por Alcalde Diedrich

» El amo y el lobo [Celda de aislamiento] [Priv. Herman Engels +18]
Lun Feb 09, 2015 12:43 am por Herman Engels

» ¿Nuevo compañero? [Priv. Killer]
Dom Feb 08, 2015 2:54 am por Killer

» Other World [RPG Anime (Saint Seiya, Inuyasha, Naruto)] afiliación normal
Lun Feb 02, 2015 8:50 pm por Invitado

» Karma [priv. Geist]
Dom Feb 01, 2015 11:46 pm por Gô Koyama

» Mihail ``Perro viejo´´-I.D-
Miér Ene 28, 2015 2:56 pm por Mihail Mihaeroff

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 55 el Vie Jun 15, 2012 12:46 pm.
►Pasa el mouse por las imágenes y contáctanos

ALCALDE DIEDRICH
Contact
Herman Engels
Contact
Zennu
Contact
Broker
Contact


HERMANOS

ÉLITES

↑Click↑

Ficha de Hans -Alias Papi Hans-

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ficha de Hans -Alias Papi Hans-

Mensaje por Hansel Horenhem el Miér Nov 27, 2013 6:45 pm

 Nombre completo: Hansel Horenhem

Apodo o nombre como es conocido: Hans . H.

Fecha de nacimiento: 20 de noviembre

Edad: 55

Inclinación Sexual: Bisexual.

Grupo:  Civil

Rango/oficio:  Profesor de la universidad.


Arma identificativa:  Dos SIG-SAUER P226 de 9mm 


Descripción física:  Este hombre maduro prácticamente 190 centímetros de altura se caracteriza por un porte regio aunque tranquilo. Alto, y fuerte a pesar de su edad. Sigue haciendo ejercicio por lo que se mantiene en forma como se puede apreciar en cuanto lo tocas... sus músculos son firmes puesto que sigue haciendo todo el ejercicio que su corazón le permite. A diferencia de otros hombres, aunque es muy pulcro, el aprecia la presencia de vello en su propia persona y no tiene prejuicios contra el de los demás, por lo que no se afeita o depila el vello del cuerpo, solo recorta y adecenta el que tiene, por lo que posee algo de vello en el pecho, una capa dorada con algunas canas sobre su piel allí y en zonas más bajas.
 No tiene el aspecto del típico académico y esto es por que en efecto, no lo es... Otro dato curioso de su aspecto es que su cabello rubio es largo, aún salpicado por algunas canas lo mantiene bien cuidado y cortado, anudado en una coleta baja que lo retira siempre de su cara. Sus ojos son de un ámbar pardo, ocultos tras unas gafas de fino marco negro que le dan cierto aspecto inocente aunque serio. Su nariz es recta, ni demasiado grande ni pequeña, muy masculina y que sin duda le da personalidad, a juego con la barba que luce en su cara, siguiendo la línea de su mandíbula. Una sonrisa tranquila suele adornar sus labios, amplios y sobrios sin ningún tipo de adorno más que a veces un cigarrillo.
Nunca una aguja o tinta han profanado su piel con tatuajes o piercings. No es que le desagraden, pero nunca se le ocurrió hacerse uno en su juventud y desde luego menos ahora que es mayor para esas cosas. Suele vestir de manera cómoda, al menos para el. Con pantalones oscuros de vestir, camisas, gabardinas, abrigos... casi siempre usa corbata o bufanda cuando el tiempo lo requiere, e incluso sombrero.


Descripción psíquica:  Aparentemente Hans es un hombre de ``mediana edad´´ muy tranquilo, inteligente, responsable, viajero... y bueno todo eso es cierto. Posee una especie de aura de eterno despiste filosófico que ayuda bastante a que la gente se tome confianza con el y no se sienta amenazada. Sin embargo hay mucho más debajo de eso. A pesar de ser firmemente racional Hans posee cierto punto de no retorno cuando un asunto le molesta demasiado. Protector pero amante de  respetar los límites de los demás, intenta respetar siempre las posiciones ajenas, aunque tenga otras ideas -mejores casi siempre- o su propia opinión al respecto,  hará lo que considere políticamente correcto para no inmiscuirse en los asuntos de los demás... hasta que llegue a ese punto. Momento en el cual se convierte en una persona increíblemente cabezota. Puesto que si hacerlo a la manera de los demás no ha resultado... la suya tiene que ser la manera correcta ¿no?
Es algo celoso y posesivo con aquellos que le importan, pero lo controla muy bien gracias a esa racionalidad que ha ganado con el tiempo.
A pesar de no ser un hombre excesivamente lujurioso -desde luego no es un viejo verde- puede ser muy apasionado cuando llega el momento, así como cariñoso. Puede ser todo un caballero la mayor parte del tiempo, protector y considerado, no le apena reconocer que es un romántico a pesar de que muchos consideren que eso esta pasado de moda. Es el tipo de hombre que siempre cede el paso y abre la puerta y desde luego habla de manera educada. Al menos en público, en privado o en compañía familiar y reducida, puede soltarse su lengua en momentos particulares.
En cuanto a su antiguo trabajo, la palabra que mejor lo define es eficiente. No tiene demasiados remordimientos al respecto precisamente, ya que nunca le toco matar a alguien inocente, todos eran de un modo u otro corruptos.. pero no se engaña, sabe que no es que fuese la mano de la justicia obrando por libre. Simplemente es igual de malo que ellos... tal vez algo mejor que alguno ya que nunca ha hecho daño a un niño ni ha disfrutado matando.

Gustos: La cultura, las personas que saben tener una conversación inteligente. Disfruta de escuchar música relajada y melódica, algo pasada de moda incluso. Le gusta cocinar, e incluso la repostería. Le relaja bastante y le hace sentirse bien y a gusto. Le encanta viajar, conocer culturas distintas e incluso probar cosas nuevas. Prefiere el bourbon sobre cualquier otra bebida alcohólica y prefiere beber con moderación. En cuanto a comidas no tiene ninguna favorita. Le gusta el arte y practica la fotografía. 


Disgustos: Las personas irrespetuosas y salvajes sin propósito. Los ignorantes que no tienen ningún interés o ganas de dejar de serlo. Aquellos que se atreven a juzgar a los demás sin haber pasado nunca un apuro de ningún tipo, la gente que se cree demasiado buena para el resto de la sociedad... ese tipo de gente, la élite ``superior´´... esta muy cerca de asquearle, pero esta demasiado bien educado y es demasiado respetuoso para ir diciéndolo. Si hay algo que odia sentir es la resaca, le hace sentir viejo, ya que es algo que antes no experimentaba.

Habilidades: A su edad ha coleccionado un buen número de habilidades útiles para la vida. Además de las corrientes como su habilidad en la cocina, un uso bastante decente de la cámara fotográfica y algunas cosas así... también posee unos excepcionales conocimientos sobre armas y modos de asesinato, sobresaliendo en el uso de armas de fuego, las cuales precisamente era las que prefería emplear para realizar su trabajo. Sabe realizar unos primeros auxilios bastante elegantes por así decir.

Debilidades:  La edad no pasa en balde por nadie, tampoco por Hans. El rubio a pesar de parecer la viva imagen de la salud, ha de tomar pastillas de manera crónica para controlar a su corazón, puesto que hace unos años sufrió un episodio cardíaco y tiene riesgo de sufrir un ataque fulminante al corazón si no se cuida o realiza demasiados esfuerzos. Su vista tampoco es lo que era, por lo que lleva gafas casi constantemente, solo se libra de ellas en casa y para depende de que cuestiones.

Historia:
Nacido en la ciudad de Steinburg hace 55 años desde bien pequeño supo lo que era pasar penalidades económicas. Su familia era más bien pobre, pero no de caridad. Nunca tuvo hermanos, puesto que sus padres supieron darse cuenta de que no podrían comer todos los días con más bocas que alimentar. Por ello el pequeño Hans tuvo que comenzar a trabajar joven, buscando como compaginarlo con sus estudios a pesar de los gruñidos y la ``constante decepción´´ que le suponía a su padre que no quisiese según el actuar como un hombre responsable y afianzarse en un trabajo de mala muerte con el fin de hacerse fijo. Pero es que si había algo que a Hans le gustaba... era estudiar, aprender cosas nuevas le resultaba fascinante. A diferencia de aquellos muchachos que se escaqueaban de las clases a la menor oportunidad el siempre estaba puntual, corriendo si era necesario para llegar después de una jornada descargando en el puerto a primerísima hora. Pero a pesar de toda su buena voluntad Steinburg terminó por atraparle entre sus garras. Su padre falleció prematuramente debido a su mala salud y su afición a emborracharse con un licor de cuestionable calidad, y tuvo que hacerse cargo de la familia, en este caso su madre. Aquella mujer nunca le había hecho mal, y claro, era su madre. El la quería a pesar de que fuese en todos los aspectos una mujer bastante pasiva. Así que intentó hacerlo mejor que su padre, demostrarle aunque estuviese ya en la tumba... todo lo que valía. Y tomó malas decisiones. Ya por aquel entonces, cuando aún no existían blades ni bullets, ni todavía Andersen había unificado a las bandas de la ciudad... el negocio de lo ilegal iba viento en popa. Pequeños grupos, otros más medianos... todos querían su trozo de la ciudad, su parte de los beneficios que podían conseguir bebiendo de la teta de Steinburg. Uno de los jefes de aquellas bandas aceptó entre sus filas al joven Hansel, como el muchacho de los recados. Aquel que iba de un sitio a otro repartiendo información, dejando caer migas de pan metafóricas algunas veces, vendiendo drogas otras, espiando a los enemigos, aprendiendo poco a poco a matar para sobrevivir. Después de aquel paso parecía que su futuro académico estaba perdido, metido en el oscuro agujero de la delincuencia Hans no supo como salir de el, aunque si que tuvo reflejos para no morir y además saber saltar del banco de aquella primera banda para la que trabajo antes de que otros rivales acabasen con ellos. A partir de entonces Hans decidió que quedarse en un grupo fijo era peligroso. Por lo que poco a poco se empeñó en hacerse un nombre en el mundillo por su cuenta, como asesino. Durante los años seguidos mejoró sus artes, su puntería, su efectividad, su fuerza, su velocidad... y nunca dejó que se le viese la cara. Gracias a ello sus enemigos no lo tendrían fácil para atraparlo y su reputación creció casi hasta hacerse una leyenda.


Fue entonces cuando un joven le ofreció el trato de su vida... allanarle el camino hacia arriba y no trabajar para nadie más. A cambio tendría una vida relativamente sencilla, y podría continuar con sus estudios. Fue arriesgado pero Hans aceptó, movido por la esperanza de llegar a ser la persona que quería ser. Su madre ya había fallecido por lo que no le importaba arriesgarse demasiado. Pero aquel joven cumplió y durante un tiempo trabajó solo para el, pudo ir a la universidad, aprender y no solo eso, allí conoció a la mujer de su vida Margaretta, o Grettel para sus amigos. Aunque ella era varios años mayor, no importó, en cuanto la vio supo que tenía que conseguir su número... y así fue. Después de mucho insistir la mujer accedió a verlo fuera de la universidad y poco a poco comenzaron una relación que terminó en boda.
Fue una relación feliz, un matrimonio con todas las de la ley aunque nunca tuvieron hijos ya que ella no los deseaba, a Hans no le importó, pues más que desear una familia estaba enamorado de Margaretta, con todas sus peculiaridades. Sin embargo nadie es eterno y hace 16 años detectaron un cáncer de útero en Grettel. A pesar de tratarlo con cirugía y operaciones,este parecía decidido a llevarse por delante a la mujer, que afligida, lo tomaba como un castigo por no haber tenido hijos. Durante los dos largos años que su esposa estuvo peleando contra aquel mal Hans no se separó de ella. La acompañaba a sus tratamientos, dormía con ella en el hospital cuando la ingresaban. La cogía de la mano viendo como esta se iba volviendo cada vez más débil y huesuda hasta que al final Grettel falleció consumida por el cáncer. Aquello afecto mucho a Hans como era de esperar, que tras enterrar a su mujer se disculpó con su benefactor y la universidad donde ya trabajaba y se fue de Steinburg. Ambos habían adorado viajar, pero esta vez lo hizo solo. Necesitaba alejarse de aquel lugar que le traía tantos recuerdos. Pero mientras recorría las tierras del magnífico continente africano se dio cuenta de que todo le recordaba a ella. 
Fue un largo periodo de luto, pero tal y como su esposa había deseado, el lucho por rehacer su vida, por encontrar nuevas cosas que le interesasen, por seguir viviendo por los dos, disfrutando a cada paso del camino. Así fue como llegó a Egipto, recorriendo de localidad en localidad reviviendo el pasado de la gloriosa y fascinante cultura hasta llegar a Luxor. Fue en esas tierras donde Steinburg volvió a aparecer en su cabeza, aunque no de la manera esperada. Allí, una noche mientras recorría demasiado tarde para un turista las zonas bajas de la ciudad, descubrió  una imagen que habría esperado encontrar en las calles de su propia ciudad. Un muchacho, de unos 16 años o menos a su parecer, intentando encargarse de deshacerse de un cadáver. El joven, que saltaba a la vista estaba prácticamente en estado de shock y había sufrido evidentes abusos... lo miró con unos ojos aterrorizadose indefensos que se quedaron clavados en su conciencia. Haciendo gala de sus conocimientos prácticos sobre que hacer con un cadáver y sus maneras tranquilas consiguió hacerse con la confianza del muchacho en vez de llamar a la policía y lo ayudó a limpiar la escena. Escuchó la historia de aquel joven de nombre Suti... y tuvo una idea repentina que surgió de sus labios casi sin pensar. Lo ayudaría, lo tomaría bajo su ala si se convertía en su aprendiz. Algo así como el hijo que nunca tuvo ... aunque con condiciones. Hans sabía que siempre tenía que tener condiciones... Pero aún así puso su plan en marcha. Llamó a Steinburg, a aquel hombre con el que había hecho tratos y le ofreció de nuevo sus servicios además de un futuro sucesor para cuando el estuviese mayor. Este aceptó por lo que a partir de entonces Hans viajó de Steinburg a Egipto con asiduidad, cuidando tal y como había prometido del muchacho, enseñándole todo lo que el había aprendido por su cuenta, facilitándole las conexiones que había conseguido con los años y abasteciéndolo del dinero necesario para encargarse de su familia sin levantar sospechas y terminar la educación que le serviría posteriormente de tapadera. Hace un año Hans consideró que Suti estaba al fin listo, en realidad lo estaba desde antes a su parecer pero no quería terminar de llevarlo a Steinburg... sin embargo no pudo eludir por más tiempo su promesa con aquel hombre y se despidió por el momento de su ahijado, quedándose el en Egipto durante un año extra pues le había prometido que velaría por su familia.


Actualmemte Hans acaba de regresar a su ciudad natal, a retomar su puest de profesor en la universidad unicamente ya que el de asesino a sueldo le esta vetado ``por recomendación´´ del médico después de que hace unos siete años después de un trabajo particularmente duro y peligroso, además de un par de heridas sufriese un fallo cardíaco por el que fue hospitalizado.




Imagen:
Spoiler:
avatar
Hansel Horenhem
Profesor universitario
Profesor universitario


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ficha de Hans -Alias Papi Hans-

Mensaje por Invitado el Lun Dic 02, 2013 11:32 pm

FICHA ACEPTADA
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.