Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Confieso...
Dom Ago 14, 2016 10:18 am por Zarek

» IMPORTANTE!!! Anuncio de Administración
Vie Oct 16, 2015 3:36 pm por Alcalde Diedrich

» Cuenta y besa a quien te toque.
Lun Abr 27, 2015 9:01 pm por Jan Bozkurt

» Publicación de temas fueras del foro
Dom Abr 26, 2015 6:35 am por Bzou

» Mensaje a la administración (Importante)
Jue Abr 02, 2015 10:23 pm por Alcalde Diedrich

» El amo y el lobo [Celda de aislamiento] [Priv. Herman Engels +18]
Lun Feb 09, 2015 12:43 am por Herman Engels

» ¿Nuevo compañero? [Priv. Killer]
Dom Feb 08, 2015 2:54 am por Killer

» Other World [RPG Anime (Saint Seiya, Inuyasha, Naruto)] afiliación normal
Lun Feb 02, 2015 8:50 pm por Invitado

» Karma [priv. Geist]
Dom Feb 01, 2015 11:46 pm por Gô Koyama

» Mihail ``Perro viejo´´-I.D-
Miér Ene 28, 2015 2:56 pm por Mihail Mihaeroff

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 55 el Vie Jun 15, 2012 12:46 pm.
►Pasa el mouse por las imágenes y contáctanos

ALCALDE DIEDRICH
Contact
Herman Engels
Contact
Zennu
Contact
Broker
Contact


HERMANOS

ÉLITES

↑Click↑

Pitillos ((Privado con Konrad))

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Pitillos ((Privado con Konrad))

Mensaje por Invitado el Dom Nov 24, 2013 12:33 pm

Recostado en ese árbol me entretenía a contar las gotas que caían frente a mis ojos desde las lejanas hojas altaneras que sobre mi se alzaban. Podría haberme refugiado pero, aún así, me había pillado tan de sopetón que el único refugio había sido esa solución pasajera. Sabía que me enfermaría y llegaría a resfriarse más de lo que estaba pero, ¿qué otra solución me había quedado? No podía estar día y noche encerrado porque al final me daría claustrofobia severa o peor, agorafobia por miedo a resfriarme. Mis labios se curvaron hacía arriba en una suerte divertida entre sonrisa y risa floja y perecedera mientras me imaginaba diciéndole a Etamn que sufría agorafobia y que no podía ser más su guardaespalas. "Vaya estupideces piensas, August" pensé para mis adentros aunque, siendo sinceros, la voz sonó tétricamente muy femenina y ese recuerdo hizo pasar la mueca a una de pesadez. ¿Cuánto superaría su muerte? Aquella pregunta llevaba sin respuesta desde que había entrado en los Bullets y cada vez perdía más la esperanza de poder hallarla.

Me removí incómodo y finalmente salí de debajo de mi refugio mientras un tímido rayo de sol vespertino se asomaba por entre las nubes que habían descargado la tristeza momentos antes. Sonreí al ver el sol y luego continué andando por el parque pues no tenía nada más que hacer que perder mi tiempo libre paseando por esa ciudad gris y solitaria. Solitaria para mi, sobretodo para mi. ¿Podría volver a confiar en alguien tanto como lo hice con Amanda? El miedo al rechazo, a las sonrisas falsas condescendientes de piedad, esas falsas sonrisas que te miraban diciendo "pobrecillo" pero no acudían a escucharte, a abrazarte... Mi pasado era muy oscuro, sobre mí pesaba la duda de si había sido yo quien realmente había matado a mi padre por mucho que yo sabía que no había apretado el gatillo. Sí. Temían de mí. Me temían. Lo leía en sus cuerpos. Temía que un día les matara a todos. ¡¡Cuan equivocados estaban!! Pero parece ser que los huérfanos somos esa otra clase de personas, esas que te gusta tener a cierta distancia porque no creciste como ellos, todos te miran y te señalan y te dicen "mírale, pobrecillo, nadie le adoptó". Estaba bastante harto de todo ello y era precísamente por ello que no intimaba con nadie, después de Amanda, ¿quién me querría? Me detuve y miré el cielo encapotado. ¿Era saludable sentirse tanto tiempo solitario? ¿No tener en quien confiar, hablar, reír...? ¿No tener a quien contarle las penas, los problemas, no poder desfogarse?

Las largas veladas despierto en mi apartamento del que divisaba toda la ciudad atestiguaban cuanto daño realizaba la soledad en mí. La soledad y... las muertes, todas y cada una de esas muertes que no había podido superar en tan poco tiempo y, conforme pasaba el tiempo, cada vez sentía que era menos inverosimil la idea de que debería convivir con ello. Mis pensamientos se cortaron de repente cuando tropecé con otro cuerpo ajeno, desconocido, anónimo y me quedé viendo como, tras pasar, ni una disculpa esbozada salía de su garganta. Me molestó bastante su actitud pero traté de ignorarle cuando me volteé y me encontré cara a cara a un moreno de cabello cuya ascendencia no logré captar a la primera de cambio. Me quedé mirándole para luego volver a mirar hacía atrás, hacía ese otro cuerpo que había impactado en mí de malas formas, para regresar la mirada al frente y ver al otro. Bien, necesitaba relajarse y palpó su ropa en busca de cigarros pero no los encontró, lo que le molestó. Sabía que le quedaban pero... Quejó alguna cosa en noruego y miró al chico de enfrente.
-¿Podrías darme un cigarro, por favor? -le preguntó lo más educado que pudo en aleman- me parece que me dejé el paquete en casa. -Confirmó finalmente molesto por todo. Por eso y por el desvergonzado que ni perdón había pedido. Y aguardó a las acciones del otro, si se negaba, lo entendería de lleno y si le daba uno pues, fumaría a la salud del otro.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Pitillos ((Privado con Konrad))

Mensaje por Konrad Wagner el Miér Nov 27, 2013 12:23 pm

La resaca puede ser casi tangible. Tiene presencia propia y se une a ti como una sombra. Como ese amigo, que a pesar de caerte bien, puede lograr que tus migrañas se despierten. Sí, una de esas personas con un gran corazón que hacen que otros tengan ganas de suicidarse. Una de esas conversaciones llenas de quejas o apellidos, de compras o de extraños, de "hicieron", "hizo" o "dejaron de hacer" que vuelven preferible hablar del tiempo.

La resaca de Rad era tan grande y tan pesada que tenía nombre propio. Se llamaba "Patético" y era capaz de mirar a cualquiera por encima del hombro. Rad no tenía un buen día. Es más, tenía uno malo. Un día de "esos" en los que incluso cualquier niño puede volverse anciano y decirle a cualquiera  que no se atreva a correr por los pasillos,  que no juegue con la comida y que podría apuntar su nombre en la pizarra.

Sólo el tabaco parecía ser lo suficientemente manso para poder acompañarle. Y aunque no hablara, no tuviera voz propia y sólo fuera humo concentrado, parecía saber mal y haber tardado en encenderse. Definitivamente, el mundo podía dejar de girar. Rad no lo notaría.

Todo era absurdo, le dolía la cabeza, era de día de nuevo, no sabía qué hora era y tenía los pies fríos. ¿Acaso alguien sería capaz de sonreír? Su boca, helada y seca, era sólo una recta, mancillada tan sólo por aquel cigarrillo, alicaído y triste.

Por éso sus pequeñas pupilas, recelosas y hurañas, miraron mal al tipo que le pedía tabaco. Se acomodó aún más en el asiento de aquel ajado banco como afianzando su soberanía y sostuvo el cigarro entre sus manos con actitud desafiante.

—  No.

Así, sin más. Que bien sentaba éso. Si uno estaba jodido, poder joder a otros era puro consuelo.

— Si lo quieres, ¿que me darás a cambio? No hay nada gratis, amigo. La vida es una puta. Siempre cobra.
avatar
Konrad Wagner
Perro de la Organización V
Perro de la Organización V

Localización : Huyendo del pasado.

Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t1094-konrad-rad-wagner#10752 http://forbiddencity.freeforo.com/t1101-konrad-this-is-how-you-remind-me#10801

Volver arriba Ir abajo

Re: Pitillos ((Privado con Konrad))

Mensaje por Invitado el Miér Nov 27, 2013 12:45 pm

Ladeó la cabeza ligeramente hacía un lado tras las palabras pronunciadas por el opuesto. ¿Dar a cambio? Pareció no entender esas palabras completamente entendibles puesto que también hablaba alemán. Pero parecía no procesarlas. ¿Desde cuándo se daba algo a cambio por un cigarrillo? ¿Estaba tan desesperado como para venderle su alma al diablo? Se había propuesto repetidas veces dejar de fumar, ¿sería este el inicio de todo eso? o... ¿era un simple juego del cuál él desconocía las reglas? o, ¿estaba yendo en serio?

Tomó aire, se arrebujó en su abrigo y bufanda como paloma que ahueca las plumas tras un escalofrío, para luego soltarlo despacio mientras meditaba. -Y, ¿qué se supone que debo darte? -prefirió seguir el juego y no molestar en demasía al otro que parecía pavonearse frente a él con el poder mientras él... Sonrió. Sí. Eso le sonaba de algo. A mafia. A ese olor de negocio podrido que hacía que todo cobrara una dimensión diferente ante sus ojos. Dar pero recibir algo a cambio con altos intereses. Esa era la base de la mafia y él, era parte del engranaje.

No podía no, no quería darle gran cosa pues le sentía algo así como medio vagabundo. ¿Se podría fiar de él? Le analizaba con la mirada y detectó de refilón aquella marca, la marca que atestiguaba que había estado en prisión. Genial. Perfecto. "Que puntería tienes, August" se regañó a sí mismo pero lo cierto es que el olor del tabaco del otro más la imposibilidad de no poder tener aquello para calmar sus ansias... ¿Desesperado? Quizás. No lo admitiría.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Pitillos ((Privado con Konrad))

Mensaje por Konrad Wagner el Sáb Nov 30, 2013 11:04 am

El tipo frente a él se quedó congelado y la sonrisa de Rad se ensanchó poco a poco, disfrutando como un tirano sádico. "Sí, tipo soso, te he pedido algo a cambio". Algo en el aspecto de ese extraño, impecable y anodino, alimentaba aún más su ánimo de revancha.

Steinburg era sucio, frío y grisáceo. Y si Rad odiaba algo más que las resacas eran los niños pijos que nunca rompían platos. ¿Por qué la vida de otros parecía tan perfecta? El perdió su futuro mientras niños bonitos disfrutaban herencias. El tipo frente a él parecía uno de ellos y tener el poder le hacía sentir más vivo. Casi, más depejado.

— ¿Crees que funciona así? ¿Yo pongo un precio y tú puedes comprarme? No, niño bueno. Si quieres un cigarro vas a tener que hacer que yo sienta interés. Y no me interesan tus preguntas.

Sintiéndose dueño del banco, del parque y la ciudad Rad sonrió como un capullo satisfecho y miró al pobre hombre, helado, frente a él. ¿Tendría algo de interés alguien interesado en parecer insípido? ¿Tendría sabor ese plato tan frío?

Disfrutó una calada especialmente intensa y le regaló el humo, descarado y ladino, mientras ese amargor se adentraba en su pecho. Tibio y mortal. Apetecible. Y así, absurdo e infantil, Rad se sintió completo. Con ventaja en Steinburg. Con un as en la manga, consumido en sus labios, "tiro a tiro", anunciando cenizas.

Todo lo bueno acaba. Mejor saborearlo.
avatar
Konrad Wagner
Perro de la Organización V
Perro de la Organización V

Localización : Huyendo del pasado.

Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t1094-konrad-rad-wagner#10752 http://forbiddencity.freeforo.com/t1101-konrad-this-is-how-you-remind-me#10801

Volver arriba Ir abajo

Re: Pitillos ((Privado con Konrad))

Mensaje por Invitado el Mar Dic 17, 2013 11:39 am

Arrogante. Esa fue la única palabra que, en la mente del noruego, definió a Konrad. Arrogante. No solo por sus palabras, sino también por su postura, su... "superioridad" a pesar de estar sentado y él de pie. Con las palabras del otro se sentía mosquita muerta, un títere dejado y abandonado, de esos que ya no bailan. Si en algún momento había esbozado una sonrisa esta desapareció en algún momento entre las palabras pronunciadas del otro.

"¿Niño bueno?" ¿Qué imagen tenía el otro de él mismo? Aquello le hizo gracia y volvió a sonreír a pesar de que el otro seguía teniendo la sarten por el mango, a pesar que el otro era dueño y señor de la situación. ¿Algo que le interesara? Muy bien. Pero, ¿le creería? Que estaba dispuesto a hacer por un cigarro, por algo que consumía su endeble salud calada a calada?

-No soy un "Niño Bueno"-sonrió no sin cierta arrogancia en la voz, quizás también en la postura- quizás sea muchas cosas pero...-se arrebujó todavía más en la bufanda. Tenía frío y sabía que su paseo le costaría un resfriado luego, maldijo interiormente por eso.-No un niño bueno precísamente. Al menos no como tú lo entiendes -y hablaba por hablar pues no revelaría nada de sí mismo y mucho menos de su pasado o presente; no era tan idiota.

El concepto de niño bueno para August era distinto al de Konrad. Para el guardaespaldas significaba un niño tímido y algo retraido que lo había pasado mal durante toda su vida; sin embargo, intuía que para el otro solo significaba "Niño Bien", "hijo de papá" y eso, justamente eso, no lo era. Quizás el gordo que había muerto en la mesa de operaciones lo hubiera llegado ser, un hijo de papá pero no justamente él que todavía creía que todo había sido su culpa por ser tan débil con sus defensas. Fijó sus ojos en el otro y sintió como la coraza crecía de grosor. No podía confiar en nadie.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Pitillos ((Privado con Konrad))

Mensaje por Konrad Wagner el Lun Dic 23, 2013 9:36 pm

Konrad sonrió un poco más, realmente divertido a pesar de la tormenta en su cabeza. Bien, puede que esa tortura no dejara de pulsar contra sus sienes, pero ahora el tipo frente a él estaba igual de incómodo. Y cuando eres un capullo, a ratos, que otros sufran puede hacerte sentir muy bien.

Le dedicó a aquel tipo anodino una mirada experta, llena de superioridad, y alzó una ceja mostrando incertidumbre. Así que el gafapasta creía saber muy bien a qué se refería. Qué equivocado estaba. Un "niño bien" no sólo era un patán adinerado. Era precisamente ese perfil, capaz de arrodillarse, de "pedir un cigarro" a pesar de su burla. De contestar sin recaer en la ironía, en los insultos, a un tipo como él dispuesto y deseoso de hundir su dedo en cualquier llaga.

— Así que crees no ser un "niño bueno", ¿eh? No estoy de acuerdo, chico. Y voy a demostrártelo.

Su sonrisa brilló, como el ojo de cristal de un villano cualquiera, y su mirada oscura pareció oscurecerse un poco más, llena de malas intenciones. Alzó su cigarrillo, consumido sólo a medias, y jugó con la brasa entre sus dedos, encendida, humeante, como un cántico fúnebre.

— ¿Eres un niño malo? Bien. Los "malos" no piden por favor. Ven y quítamelo.

Konrad mejoró su postura, irguiéndose, imponente aún estando sentado. Con ese aura de fuerza y desafío que sólo tienen los perdidos, los que saben a qué sabe el dolor, los que ya se han jugado la boca. Muchas veces.
avatar
Konrad Wagner
Perro de la Organización V
Perro de la Organización V

Localización : Huyendo del pasado.

Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t1094-konrad-rad-wagner#10752 http://forbiddencity.freeforo.com/t1101-konrad-this-is-how-you-remind-me#10801

Volver arriba Ir abajo

Re: Pitillos ((Privado con Konrad))

Mensaje por Invitado el Miér Ene 01, 2014 5:02 pm

Aquel tipo empezaba a mosquearle y algo en el interior de August empezaba a despertarse. No era que tuviera doble personalidad pero se sentía como en el instituto, cuando sufría bulling por parte de aquel tipo al que finalmente tumbó dándole su merecido. Ahora era un tipo más o menos civilizado que pasaba de usar los puños antes que la lengua pero, ¿qué podía hacer frente a ese "chulesco" tipo que creía tener la sarten por el mango?

¿Qué podía decirle? ¿Servirían de algo las palabras cordiales? pero al mismo tiempo, ¿servirían de algo los puños que ahora apretaba frustrado e impotente? ¿Era lícito entrar en su juego o valía más la pena largarse y buscar otro lugar donde conseguirse un cigarrillo? Empezaba a sentir frío pero eso poco le importaba. Ahora lo más importante era saber cómo obrar. Si se iba, seguramente ofrecería la victoria a ese tipo; pero si entraba en su juego, saldría perdiendo pero había una remota e ínfima posibilidad de salir ganando, no? Pero, ¿al precio de qué?

Le veía ahí sentado, apoltronado y acomodado, sabedor de que tenía las de ganar mientras él bailaba al compás que el otro marcaba. Estaba harto de la gente que abusaba de los demás, estaba harto de recibir palizas aquí y allá, cansado de desconfiar pero tenía sus razones. ¿Sería él un abusador o, sin embargo, sería otro pobre abusado? A veces la gallardía ocultaba tragedias y ese -creía- era el caso de quien tenía enfrente. Pero, ¿se podía dialogar con esa gente? ¿Se podía llegar realmente a un entendimiento? August no lo pensaba así. Ni por un momento se le pasó por la cabeza entonces, ¿qué posibilidad tenía de arrebatarle ya no el cigarro, sino la cajetilla para agarrar uno entero? Miró a los ojos de Konrad y volvió a hablar expulsando una pequeña e ínfima, etérea nube de vapor de su interior. -No me interesa entrar en tu juego -empezó a hablar, serio- no creo haber usado malos modales contigo, ¿cierto? Con esa actitud no llegarás a ninguna parte -y, equivocado o no, lo soltó tal y como lo sintió en ese momento.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Pitillos ((Privado con Konrad))

Mensaje por Konrad Wagner el Sáb Ene 04, 2014 8:36 pm

Konrad rió, soberbio, a carcajadas. Cómo no. Falsa dignidad en un hombre confuso, que no sabe obtener lo que desea. Había otros como él. Había tantos, incluso... Cívicos, moderados, trajeados y exquisitos, hablando de modales.

Modales. En esa ciudad gris.

Incluso si la cárcel no le hubiera cambiado, Konrad era un adulto críado en esa crueldad. En esa guerra abierta que llamaban Steinburg. El tipo frente a él era un recién llegado. Un extranjero más, que aún pensaba en las leyes, las normas, los semáforos.

Le miró una vez más, sin dejar de reírse, haciendo que el cigarro encendido goteara su ceniza. Una mácula más, en esa ciudad sucia. Que el tipo frente a él no llegaba a entender. Repitió, con la voz tomada por la risa y un tonó extraño y lleno de sarcasmo, las palabras del otro.

— ¿Mi juego? ¿Tú te oyes? Hablando de modales, aquí... ¡En Steinburg! Déjame adivinar. ¿Eres cura o contable? Hablas de llegar lejos, permíteme explicarte. Esta ciudad es un puto agujero, sólo puedes caer o mancharte las manos. Si esperas que al pedir "por favor" a los desconocidos te abrirán su regazo y serás bienvenido, eres un capullo inocente. Es mi tabaco. Y aquí, en Steinburg, si quieres algo o luchas por ello o te lo quitan. Será mejor que aprendas rápido.

Ante él, como un rey en un trono de basura, llevó la colilla hasta su boca y le dio un beso más, profundo y ávido. Demostrando su tesis. Los modales no lograrían que él le diera una calada a ese urbanita insulso. Y en un parque distinto, tal vez le dieran solo una paliza. Steinburg era tétrica, cruel, y los meapilas y los samaritanos se mudaban muy pronto.

avatar
Konrad Wagner
Perro de la Organización V
Perro de la Organización V

Localización : Huyendo del pasado.

Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t1094-konrad-rad-wagner#10752 http://forbiddencity.freeforo.com/t1101-konrad-this-is-how-you-remind-me#10801

Volver arriba Ir abajo

Re: Pitillos ((Privado con Konrad))

Mensaje por Invitado el Dom Mar 23, 2014 3:33 pm

Ante las palabras ajenas August enseguida cerró la boca y supo que, la mejor opción, era la retirada. Trasteó un rato más con el móvil y empezó a operar con él para luego volver a guardarlo. Había oído las palabras de Konrad. ¿Qué sabía el otro de él mismo? ¿Quizás prejuzgase las apariencias? Posiblemente fuera eso pero el exterior no reflejaba en nada lo que realmente August era en su interior, era una fachada, una máscara, una cáscara que protegía al niño aterrorizado de su interior.

-La bondad es el camino que lleva a los cielos -soltó sin más- eso solo se lo creen los curas y yo no comulgo con ellos -hizo una mueca extraña mientras pensaba qué, si realmente existía un díos piadoso, este no habría permitido que su madre muriese por culpa de ese demonio que él tenía como padre. -Si crees que soy un santurrón adelante, creélo, no me importará lo más mínimo. Pero igual que yo no te prejuzgo, tú no deberías prejuzgarme a mí. -Le contestó, mirándole a los ojos. -En fin, tengo cosas por hacer, gracias por esta charla.-Dijo sin más, marchándose con las ganas de fumar pero sin dar su brazo a torcer.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Pitillos ((Privado con Konrad))

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.