Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Confieso...
Dom Ago 14, 2016 10:18 am por Zarek

» IMPORTANTE!!! Anuncio de Administración
Vie Oct 16, 2015 3:36 pm por Alcalde Diedrich

» Cuenta y besa a quien te toque.
Lun Abr 27, 2015 9:01 pm por Jan Bozkurt

» Publicación de temas fueras del foro
Dom Abr 26, 2015 6:35 am por Bzou

» Mensaje a la administración (Importante)
Jue Abr 02, 2015 10:23 pm por Alcalde Diedrich

» El amo y el lobo [Celda de aislamiento] [Priv. Herman Engels +18]
Lun Feb 09, 2015 12:43 am por Herman Engels

» ¿Nuevo compañero? [Priv. Killer]
Dom Feb 08, 2015 2:54 am por Killer

» Other World [RPG Anime (Saint Seiya, Inuyasha, Naruto)] afiliación normal
Lun Feb 02, 2015 8:50 pm por Invitado

» Karma [priv. Geist]
Dom Feb 01, 2015 11:46 pm por Gô Koyama

» Mihail ``Perro viejo´´-I.D-
Miér Ene 28, 2015 2:56 pm por Mihail Mihaeroff

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 55 el Vie Jun 15, 2012 12:46 pm.
►Pasa el mouse por las imágenes y contáctanos

ALCALDE DIEDRICH
Contact
Herman Engels
Contact
Zennu
Contact
Broker
Contact


HERMANOS

ÉLITES

↑Click↑

El peso del silencio [Libre]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El peso del silencio [Libre]

Mensaje por Demian Howell el Dom Nov 24, 2013 5:14 am

La calle podía parecer tan solitaria en ocasiones. Cuando la luna vigilaba desde lo más alto del cielo y los pasos dejaban un árido eco sobre el asfalto. Cuando la sombra de uno mismo entablaba un sensual juego con las tímidas luces de la noche. Cuando el frío erizaba la piel y te hacía encoger los hombros en busca de calor propio… Era entonces que la mente descasaba del ruido exterior y de su propio ruido, una soledad necesaria, pero no por eso anhelada. ¿Qué es lo que se escucha en medio del silencio? Toda la verdad que se intenta ignorar, tu propia voz…

Sin embargo, esa noche se tiñó de un color diferente a sus usuales, vagabundas y meditativas noches. Antes de que piensen algo respecto, le diré que Demian se consideraba un individuo con mucha suerte… sólo que tendía a caer en lugares poco afortunados.
 
------Ya entrada la madrugada
Puedo explicarlo, definitivamente puedo explicarlo –repetía con esmero una y otra vez mientras alguien lo agarraba de la camisa para empujarlo al interior de la celda– ¡Tienen al hombre equivocado! –Continuaba con el inútil esfuerzo de escaparse de esa– ¿Es que nunca han considerado la posibilidad de que la inocencia de un individuo sea cierta? –Insistía sin cansarse de que sus palabras revotaran como una pelota de tenis contra el oficial– ¿Qué razón tendría para mentir? –Forcejeó con las esposas que mantenían sus muñecas juntas, para finalmente acercarse a los barrotes– Ok, vale, puede que tenga una razón para mentir... –agregó tras la mirada que le dedicó el otro, quien aparentemente no se dignaría a dirigirle la palabra– Pero, lo digo en serio, no fui yo quien lo apuñaló. Simplemente pasaba por allí e intentaba ayudar ¿No haría usted lo mismo si ve a alguien tirado? –Levantaba el tono a medida que el oficial se comenzaba a marchar de la zona de las celdas– ¡Tiene que creerme! ¡Oiga! –Y la puerta hacia la central de policía se cerró, dejándolo solo con el frío y el silencio de aquel lugar.
¡Oh, mierda! Se dio vuelta para apoyar la espalda en el metal de los barrotes. Esta vez había caído mal parado. Quebrantar la ley no era algo permitido en su familia, al menos si se deseaba mantener la cabeza en el lugar. ¡Pero hey! ¡Que él no había quebrantado nada! Su preocupación casi irracional de librarse de ese asunto cuanto antes, martillaba a sus ideas y hacia que las esposas le molestaran el doble. Su cenó se frunció casi con furia, ¡ese maldito se la había jugado bien!
Varios mechones de cabello se dispersaban a los lados de su rostro para finalmente descansar sobre sus hombros, el resto chocaba como una cascada contra sus omóplatos, en algún punto del trayecto había perdido la coleta que los recogía. Una camisa a cuadros, azul y negra, un pantalón de jean algo rasgado y unas zapatillas acordonadas eran todo lo que llevaba puesto, además del bóxer y las medias, claro.
Suspiró mirando al gran rastro de sangre en su camisa, de la cual ninguna gota era propia. Tal vez si no hubiera corrido de los oficiales que lo vieron junto a aquel hombre sangrante…. Lo hubieran interrogado sin llegar al límite de meterlo en una celda. ¿Qué les puede decir? Su propio instinto había desencadenado ese accionar. Puede que hubiera visto más de lo recomendable de tal escena… E intentar ayudar a un hombre moribundo era una cosa, otra muy diferente era el testificar contra alguien. Eso nunca terminaba bien. Entonces, cuando la pobre víctima murió irremediablemente en sus brazos, a lo primero que atinó fue a huir. ¿Quién hubiera dicho que la policía estaría cerca? Sospechosamente cerca… Si es que juraba que la persona a la que había estado siguiendo había armado todo aquel espectáculo con la vil intensión de que lo terminaran atrapando.
Camino hasta la cama, o a ese vulgar intento de una y se sentó allí. Al final, era un coctel de sentimientos lo que se revolvía en su interior. Se sentía estúpido, furioso, inquieto e impaciente…. Intentó centrarse en su propia respiración para mantener la calma. Probablemente pronto vendría el encargo de los interrogatarios, le dispararía una infinita cantidad de preguntas y lo dejarían marchar. No tenían pruebas para mantenerlo allí, ¿o sí?...



Spoiler:
Bueno, como parece que este tema va a quedar perdido en el olvido, lo dejo libre para quien guste X)
avatar
Demian Howell
Universitario
Universitario


Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t1112-demian-howell

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.