Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Confieso...
Dom Ago 14, 2016 10:18 am por Zarek

» IMPORTANTE!!! Anuncio de Administración
Vie Oct 16, 2015 3:36 pm por Alcalde Diedrich

» Cuenta y besa a quien te toque.
Lun Abr 27, 2015 9:01 pm por Jan Bozkurt

» Publicación de temas fueras del foro
Dom Abr 26, 2015 6:35 am por Bzou

» Mensaje a la administración (Importante)
Jue Abr 02, 2015 10:23 pm por Alcalde Diedrich

» El amo y el lobo [Celda de aislamiento] [Priv. Herman Engels +18]
Lun Feb 09, 2015 12:43 am por Herman Engels

» ¿Nuevo compañero? [Priv. Killer]
Dom Feb 08, 2015 2:54 am por Killer

» Other World [RPG Anime (Saint Seiya, Inuyasha, Naruto)] afiliación normal
Lun Feb 02, 2015 8:50 pm por Invitado

» Karma [priv. Geist]
Dom Feb 01, 2015 11:46 pm por Gô Koyama

» Mihail ``Perro viejo´´-I.D-
Miér Ene 28, 2015 2:56 pm por Mihail Mihaeroff

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 55 el Vie Jun 15, 2012 12:46 pm.
►Pasa el mouse por las imágenes y contáctanos

ALCALDE DIEDRICH
Contact
Herman Engels
Contact
Zennu
Contact
Broker
Contact


HERMANOS

ÉLITES

↑Click↑

Primer día de trabajo -Libre-

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Primer día de trabajo -Libre-

Mensaje por Lazarus el Jue Nov 07, 2013 5:37 pm

 Su primer día allí... y estaba resultando tan deprimente como se esperaba. El no encontraba satisfacción ninguna en vigilar a una panda de hombres adultos que habían cometido una serie de errores más o menos graves en su vida... consideraba que era necesario, si... pero no satisfactorio.


Ya que era un novato le habían dejado el área menos difícil para empezar, los presos de rango B. Ladrones, traficantes...daba gracias por que no lo hubiesen mandado con los locos de rango C. Pero su hermano no estaba en ninguno de esos pabellones, estaba en el A, el de los asesinos. Tenía que estar allí, la simple idea de que a su querido hermano mayor se le hubiese ido la cabeza le daba mucho miedo.


Pero quería asegurarse así que en su tiempo libre se metió en el almacén de los archivos y comenzó a revisar meticulosamente, desesperándose a cada archivo que pasaba entre sus manos y la foto no correspondía a lo que recordaba de su hermano.-Maldita sea.. Sabas ¿donde estas?_Murmuró entre dientes revisando cada vez más, ya sentado en el suelo rodeado de todos aquellos papeles. Luego lo iba a tener muy difícil para dejarlo todo tal y como estaba.


-¿Nick?_Encontró al fin la cara que lo había hecho acercarse a Steinburg, pero aquel nombre no era el de su hermano ¿Lo habían cambiado de nombre? ¿Lo habían vendido a unos hombres que le habían cambiado el nombre? ... Y no solo eso, ahí ponía que se hacía llamar Killer... eso era... toda una declaración de intenciones. Frunció aún más el ceño conforme leía la causa por la que estaba condenado y todo lo que había hecho desde que ingresó en prisión. Su atento hermano mayor parece que se había convertido en una mala bestia capaz de... cosas que ni se había imaginado.-¿Qué voy a hacer contigo?_Había pensado que igual había alguna opción para sacarlo de allí, algún abogado... o algo, pero aquello estaba muy dificil.

Lazarus
Celador Cárcel
Celador Cárcel


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Primer día de trabajo -Libre-

Mensaje por Invitado el Vie Dic 06, 2013 1:32 am

Podía sentir el peso de cada año gastado entre el chirrido de las celdas. Cada vez que volvía a la sala de descanso y dejaba atrás las bajezas de su rutina. Por tanto tiempo había sido fuerte, firme en cada decisión, que por mucho peso que sintieran sus huesos… no había marcha atrás. Él era un pilar para todo lo que dependía de sí mismo. Lo era desde siempre, desde que tenía memoria,  se transformaba en un hábito muy arraigado el serlo, incuestionable.
Rodeado de tanta pérdida, sufrimiento, a veces rencor y furia, otras veces desesperanza. Si él no era un hombre de acero, frío y resistente, insensibilizado contra lo absurdo de todo aquello ¿qué quedaría? Mucho dependía de su actitud. Una actitud que cada día de su vida era cargada con soberbia y desdén.

Paso a paso se deslizaba por los pasillos, silenciosos y fríos. Un andar que iba acorde a sus rasgos, a su presencia. Un cuerpo masculino, uniformado. Con su cabello prendido con la misma insolencia con la que miraba. Natural insolencia impregnando a esa piel de un color vivo, mayormente marcado en sus labios. Ahh, y su sonrisa que nunca faltaba, tan mezquina.
Y así, llegando a la sala de descanso, fue que vio la puerta de los archivos mal cerrada. Al instante alzó una ceja seguro de que eso no debía estar así. En un acto reflejo llevó la mano a la porra y caminó con cautela hasta dicha puerta. Fue entonces que sintió un murmurar desde el interior. No se dijo más, abrió la puerta y camino a la sala.
¿Qué haces aquí? –cuestionó al mismo tiempo que miraba a la persona que allí se encontraba y luego miraba a cada rincón para verificar que no había nadie más. Su cara de sospecha e inconformidad con aquello se hizo bastante obvia. Sobre todo cuando volvió a ultrajar con la mirada al de cabello claro. Sí, reconocía ese rostro. A todos se les había informado que alguien así entraría a trabajar como nuevo celador. Por mucho que la probabilidad de encontrarse se resumía a las salas dedicadas para los guardias. Hasta donde tenía entendido, trabajan en áreas opuestas de la prisión. Kummer estaba asignado a los presos de mayor peligro– Sabes que no puedes estar en este lugar ¿verdad? –agregó en un tono tan serio como tranquilo– Primer día de trabajo y ya te pillan con las manos en donde no debes. Muy mal… muy mal –una curva despreciable contorneó a sus labios al ser testigo del desastre de expedientes. Si se iba a quebrantar normas, lo menos que se podía hacer era el asegurarse de que no te atraparan en el acto. Y no es que fuera muy grabe el estar allí, los guardias entraban todo el tiempo a apoderarse de las pertenencias de los presos que eran guardadas junto a los expedientes, pertenencias que portaban antes de ser metidos entre rejas. La mayor parte del tiempo las condenas eran tan largas que nadie se los reprocharía. Pero, ¿qué tanto sabía el nuevo funcionario de los juegos que se daban entre esos muros? Podía llegar a divertirse con ese individuo.
Kummer se movió lentamente de un lado a otro, como una serpiente que se desliza buscando una presa. Sólo que en este caso, grababa la escena en su cabeza y al joven hombre que la protagonizaba.  Cada detalle.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Primer día de trabajo -Libre-

Mensaje por Lazarus el Sáb Dic 07, 2013 5:23 am

 Escuchó los pasos aproximándose pero por supuesto no le dio mucha importancia, solo era un celador familiarizándose con las fichas. Sin embargo no le quedó más remedio que levantar la vista cuando uno de sus compañeros veteranos se acercó, aparentemente disconforme con su presencia y la mano en la porra, cosa que le hizo alzar una ceja fulminándolo de manera fría con su mirada.-Podría preguntarte lo mismo._Normalmente era más respetuoso pero si aquel hombre se dirigía a el tuteándolo, el iba a hacer lo mismo. No era su superior, solo era más viejo.


Volvió a pasar la vista a los informes, tomando otro y mirándolo aparentemente más interesado en eso que en el moreno, hasta que soltó aquella cuestión... errónea, haciendo que una sonrisa se formase en la cara del rubio antes de dar un par de golpecitos a los informes y dejarlos en su sitio.-Ahí es donde te equivocas..._Se levantó y se irguió  dispuesto a no dejarse amedrentar por un matón con porra de los que allí abundaban, dentro y fuera de las rejas. -Y si tu pretendes llamarle la atención a alguien por las normas deberías tenerlas claras. Porque puedo mirar los expedientes y estudiarlos todo lo que quiera siempre que no los saque de esta área, fuera de prisión si es con permiso del Alcaide Rosenthal..._Comentó a andar en sentido opuesto al que lo hacía Shane, sin apartar sus ojos azules de el mientras la luz jugaba con los matices casi blancos de su cabello.


-Y si, se que esta desordenado ahora, pero lo dejare como antes... y mejor aún si el alcaide acepta mi propuesta de un nuevo método para archivar...porque deberían estar también por rangos no solo orden alfabético._Le informó parando al fin antes de marearse pues la sala no es que fuese muy grande. Se pasó la mano por la nuca suavizando su mirada.-Parece que ya sabes que soy el nuevo, me llamo Lazarus... ¿Tu llevas mucho trabajando aquí?

Lazarus
Celador Cárcel
Celador Cárcel


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Primer día de trabajo -Libre-

Mensaje por Invitado el Jue Dic 26, 2013 7:06 am

Shane simplemente no evitó formar una ladina sonrisa en su rostro y encogerse de hombros bastante divertido por la respuesta. Si es que no había nada como ver la forma en que se defendían los nuevos funcionarios.
Oh, ¿qué puedo decir en contra de tales argumentos? –expresó con total, completa y falsa modestia– Esperaba que pudieras ser un poco más acosable –su típico descaro al comentar nunca faltaba– Aunque eso lo hace más jugoso –murmuro bastante bajo, como si fuera un mero pensamiento, a la vez que miraba al de hebras tan claras– Entonces, Lazarus, un nombre curioso -mordió suavemente su propio labio inferior para mojarlo y su actitud cambió un poco al notar que su tiempo de descanso se iría en inútiles cuestiones si no apresuraba el paso. Ya saben, trabajar con el estómago vacío o al menos sin el necesario nivel de cafeína en la sangre, nunca era bueno. Por más que con su maldito estómago, había cosas de las que no podía abusar o el usual dolor que lo atormentaba lo dejaría con un humor peor que de costumbre– Puedes llamarme Kummer, y sí, he trabajado por muchos años aquí. Pero hey, pese a ser muchos años, todavía no he llegado al punto de hacerle propuestas al Alcaide –respondió con lo que podía parecer una sonrisa amable, o tal vez era una expresión que se burlaba de las palabras ajenas. ¿Acaso el nuevo pensaba que mencionar al Alcaide cambiaría algo?
En aquel lugar, fuera uno quien fuera, funcionario o prisionero, existían muchas formas de complicar la vida si el respeto no se ganaba con los actos adecuados. Las personas rencorosas y vengativas, o las personas como Shane que tenían cierto gusto para disfrutar la miseria ajena, nunca faltaban. Sin embargo, por muy sospechoso que le pareciera la presencia de Lazarus allí, nada tenía en contra de éste.
¿Sabes? Simples funcionarios que se interesan por los expedientes, tienden a llamar bastante la atención. Tan solo te digo. Yo estaba de camino a la sala de descanso –dijo por último, sin cambiar la forma en la que miraba– Puede que nos encontremos allí cuando termines en este lugar –comenzó a caminar sobre sus pasos con un deje de cansancio pero, sin perder su porte característico. Fue en tal puerta que se detuvo y por unos segundos adquirió una actitud seria y serena para voltear y volver a posar sus carmines orbes sobre el joven– Te ves demasiado adorable. Espero que tus dientes sean tan afilados como tus palabras. Este lugar tiende a sacar lo peor de las personas –unas palabras sinceras que raramente dedicaba. Por muy despreciable que Shane pudiera parecer, se preocupaba porque la prisión funcionara como era debido y un lazo adecuado entre los funcionarios nunca venía mal. 

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Primer día de trabajo -Libre-

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 6:26 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.