Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Confieso...
Dom Ago 14, 2016 10:18 am por Zarek

» IMPORTANTE!!! Anuncio de Administración
Vie Oct 16, 2015 3:36 pm por Alcalde Diedrich

» Cuenta y besa a quien te toque.
Lun Abr 27, 2015 9:01 pm por Jan Bozkurt

» Publicación de temas fueras del foro
Dom Abr 26, 2015 6:35 am por Bzou

» Mensaje a la administración (Importante)
Jue Abr 02, 2015 10:23 pm por Alcalde Diedrich

» El amo y el lobo [Celda de aislamiento] [Priv. Herman Engels +18]
Lun Feb 09, 2015 12:43 am por Herman Engels

» ¿Nuevo compañero? [Priv. Killer]
Dom Feb 08, 2015 2:54 am por Killer

» Other World [RPG Anime (Saint Seiya, Inuyasha, Naruto)] afiliación normal
Lun Feb 02, 2015 8:50 pm por Invitado

» Karma [priv. Geist]
Dom Feb 01, 2015 11:46 pm por Gô Koyama

» Mihail ``Perro viejo´´-I.D-
Miér Ene 28, 2015 2:56 pm por Mihail Mihaeroff

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 55 el Vie Jun 15, 2012 12:46 pm.
►Pasa el mouse por las imágenes y contáctanos

ALCALDE DIEDRICH
Contact
Herman Engels
Contact
Zennu
Contact
Broker
Contact


HERMANOS

ÉLITES

↑Click↑

Se Busca un Futuro [Libre]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Se Busca un Futuro [Libre]

Mensaje por Björn Aigner el Lun Nov 04, 2013 8:56 pm

«Se busca camarero con mínimo 3 años de experiencia...»

«Se ofrece puesto de mozo de almacén, imprescindible tener carnet de carretillero...»

«Se buscan jóvenes para atención al publico, con buen nivel de inglés y francés...»

«Se busca persona para atención a persona de edad avanzada con titulación en enfermería...»

«Se busca camarero, que hable más de un idioma y tenga al menos un carrera universitaria...»

—¿Pero que demonios...?

Björn tiró el periódico a un lado, totalmente frustrado. ¿Es que ya hasta en los peores trabajos iban a pedir que tuvieras un puñetero master? Pues lo llevaba crudo, muy crudo. Como la cosa siguiera así tendría que ponerse a robar o algo, porque pedir por encima de su cadáver. Robar podía ser menos noble, pero ayudaba más a conservar el orgullo y joder, que estaba planeando meterse en la mafia, que no eran unas hermanitas de la caridad precisamente.

Pero mientras, era mejor que consiguiera alguna forma de ganar dinero para pagar el alquiler de su cochambroso piso o acabaría en la calle, y siempre era mejor una mierda de piso que un callejón sucio y maloliente en el que cualquiera podía darte una puñalada para quedarse con lo poco que tuvieras. No, se quedaba con las paredes enmohecidas y la plaga de cucarachas, incluso empezaba a cojerles cariño y hasta les había puesto nombre a los bichos, todas se llamaban Shirly, como la petarda de su vecina. Si volvía a venir a su casa con la excusa de que se le había terminado la sal, se escaparía por la ventana aunque su vida peligrase en el proceso.

Suspiró frustrado y recogió el periódico. Le dolía la cabeza de tanto leer aquella mierda que no le estaba sirviendo para nada. Se tiró sobre el banco, gruñendo mientras se ponía el periódico sobre la cara. Le daba igual si le confundían con un borracho o un vagabundo, necesitaba descansar unos minutos y si molestaba a alguien podía irse a la mierda.

Tenía la cabeza sobre saturada con sus problemas económicos, la complicada búsqueda de su padre, el dilema de en que mafia debía entrar y en como narices se hacía eso, en general, le preocupaba su futuro o más bien la carencia de él. Veía las cosas negras, muy negras y no era por el periódico que le tapaba la vista.

Volver arriba Ir abajo

Re: Se Busca un Futuro [Libre]

Mensaje por Konrad Wagner el Mar Nov 05, 2013 9:25 am

Nunca hubiera pensado que tras las rejas no deseara nada más que sol durante horas. Había deambulado por la ciudad durante un rato, había fumado un cigarrillo, conversado con un desconocido, y ahora, aún seguía allí. En aquella plaza. ¿Era un imán a sus recuerdos? ¿O el ancla era su indecisión?

El sol había avanzado poco a poco y ahora la luz era menos intensa y mucho más rojiza, con esos tonos nácar que hablan ya del ocaso que aún está por venir. Era curioso, sin importar las circunstancias las horas avanzaban. El día continuaba. Nunca había tiempo para pausas, por roto o indeciso que estuvieras.

Durante meses la indiferencia de aquella realidad que continuaba a su ritmo se le antojó cruel. Se sintió desplazado, congelado por dentro en un momento exacto cada vez más remoto, pero igual de presente en su cabeza y en su pecho. Ahora ya estaba acostumbrado. Al universo uno no le importaba. Éramos como hormigas. Y el mundo era cemento.

Y sin embargo, con cada nuevo día se escribían nuevos párrafos. ¿Qué habría pasado en esa plaza durante aquellos años? La celda no cambiaba. Sólo cambiaba él. Primero fue su voz, más grave, más profunda. Después, cambió su rostro, con el rubor de barba cubriendo su mentón y sus mejillas. Más tarde fue su cuerpo por entero. Su espalda, sus caderas, sus piernas y sus brazos. Dejando atrás todo el pasado, incluso con su imagen.
¿Tendría la plaza cicatrices? ¿Habría llorado a solas? Sus ojos otearon cada viejo parterre, los troncos de los árboles, los bancos y la gente. Y entre ellos, en ese lienzo puntillista, pudo ver un periódico.
Sintió curiosidad en ese mismo instante. ¿Qué noticias habría? ¿Cuánto se habría perdido? Steinburg era gris, como lo recordaba. Las bandas seguirían dominando las calles. Pero, ¿y la gente? ¿Y los hechos concretos?

Avanzó sin pensárselo llegando hasta aquel tipo. Parecía desolado, o tal vez sólo ausente. Es difícil saberlo. La exasperación puede llegar a parecer tan sólo hastío.

Miró el banco un momento y dudó. Le sorprendió dudar. Recuperar “su vida” traía consigo viejas normas sociales. Cierto respeto añejo que sobraba en la cárcel. Allí, sólo tenía sentido el miedo o el orgullo. Aquí... ¿Molestaría a ese hombre? ¿Y si lo molestaba? Se rió de sí mismo esbozando tan sólo una media sonrisa. ¿Qué haría? ¿Le insultaría? ¿Por qué se lo pensaba? Nada bajo ese cielo abierto podría llegar a hacerle daño. No siendo como era. No estando ya curtido.

Avanzó junto a él sólo a escasos centímetros invadiendo su espacio poco a poco. Seguro. La templanza en su rostro y esa mirada franca, fuerte y viril, contrastaba con creces con su aspecto. La chaqueta ajustada parecía contenerle a duras penas. Los antiguos vaqueros no llegaban a cubrir sus tobillos. Como si el hombre que era ahora, el que no eligió ser, no cogiera en sus ropas. No del todo.
— ¿Puedo ponerme al día?

Sus ojos, turbios, volcaron su pregunta hacia el periódico. No llegó a presentarse. Tampoco a saludar. Había perdido la costumbre. Entre rejas todo era así. Directo, a bocajarro. Decías lo que querías, o luchabas por ello.


User:
¡Hola! He empezado a acostumbrarme a abordar temas libres y no he podido resistirme a entrar y conocerte. Espero que te parezca bien y que te guste. Abrazos.
avatar
Konrad Wagner
Perro de la Organización V
Perro de la Organización V

Localización : Huyendo del pasado.

Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t1094-konrad-rad-wagner#10752 http://forbiddencity.freeforo.com/t1101-konrad-this-is-how-you-remind-me#10801

Volver arriba Ir abajo

Re: Se Busca un Futuro [Libre]

Mensaje por Björn Aigner el Miér Nov 06, 2013 12:08 am

La voz desconocida le hizo dar un respingo. Se levantó de golpe, sujetando en una mano el periódico, mirando desconcertado al hombre que tenía delante. ¿Qué le había dicho? ¿Ponerse al qué? Se fijó en sus ojos y siguió la dirección de su mirada. Ah, el periódico. Le miró de nuevo, notando el aire deslucido que tenía, su palidez y aquella ropa que parecía más pequeña de lo adecuado. No siguió el análisis, aún le dolía la cabeza y no era la persona más indicada para evaluar, ni juzgar a nadie. Se frotó la cara y le tendió el periódico.

—Toma, te lo puedes quedar. A ver si a ti te sirve más que a mi —dijo con voz derrotada. Lo que era por él, se rendía, no iba a encontrar ninguna mierda útil entre esos garabatos negros. Iba a serle mucho más práctico ir de puerta en puerta por los negocios y ver si alguien necesitaba algo de fuerza bruta.

Sería más fácil si tuviera un curriculum para ir repartiéndolo, pero ni idea de como se hacían esas mierdas ni que había que poner en ellas. Bueno, suponía que el nombre y un número de teléfono serían imprescindibles, pero hasta ahí llegaba. Indudablemente era un inútil para estas cosas. Si al menos tuviera amigos podría intentar que alguno le enchufara en algún lado... pero no había nadie que le aguantara, así que tampoco podía pedir ayuda.

Se echó a un lado en el banco para dejar sitio por si el otro quería sentarse a leer el papelucho inútil ese, y dejó caer su cabeza hacía atrás. ¿Por qué coño tenía que ser todo tan difícil? Si al menos fuera más inteligente... ¿su padre lo sería? ¿Se parecía a él? Había encontrado rasgos similares con varios hombres de la foto, pero no sabía si era casualidad o no. Era más probable que simplemente su padre tuviera una cara común y ya esta, aunque tampoco es que el fuera un experto en genética, simplemente era lo que tenía más sentido.

—Qué alguien me pegue un tiro y termine con la mierda de vida que tengo —murmuró olvidándose de que tenía un desconocido cerca, que podía escuchar su arrebato depresivo.  

Volver arriba Ir abajo

Re: Se Busca un Futuro [Libre]

Mensaje por Konrad Wagner el Jue Nov 07, 2013 10:06 am

El periódico quedó en segundo plano, sepultado su simple blanco y negro con los reflejos rojos del cabello del joven. Rad clavó en él sus ojos, observándole como un viejo llanero. Steinburg era ahora su desierto y no necesitaba sentir el peso de un revolver ceñido a sus caderas para sentirse ajado, cansado y peligroso. Era un John Wayne cualquiera, un "Harry el sucio" más en la ciudad sin ley. Y el tipo frente a él sabía lo que era un duelo. La edad no significa nada cuando creces de golpe.
Ese ceño fruncido y ese aire de derrota le hicieron preguntarse si proyectaba también él la misma imagen. ¿Todos los perdedores llevaban un letrero? No, no era tan sólo éso. Aquí todos perdían, todos sentían el peso. Nadie era verdaderamente libre, nadie realmente puro.
Y sin embargo, la mezcla en las facciones de ese chico jugaba a su favor. Suavidad en su rostro "a pesar del pesar". Ese toque oriental que templa los semblantes, lejos de la rudeza de las formas marcadas de su cuna germana. Como si aún pudiera salvarse.

Tomó el periódico sin dejar de mirarle y se sentó a su lado. Al parecer los bancos cuentan también historias. Atraen a los perdidos como nuevas sirenas en los mares de asfalto. Porque allí estaba él, sin un rumbo marcado. Sin brújulas. Sin logros. Y ese chico a su lado era un polizón más.
Abrió las páginas y escuchó sus palabras respondiendo sin más, por mera inercia. Sin llegar a leer siquiera el titular, como un profeta que niega la blasfemia por costumbre. ¿Morir? ¿Morir sin más? Ese chico era libre. Lo tenía todo, o al menos, todo lo que él había llegado a ansiar... Y ahora había conseguido, con su alma como precio.

Su voz se volvió brusca, rota, llena de ese rencor que no tiene objetivo. De ese dolor que guardas para ti y contamina a otros, aunque no lo pretendas.
— No sabes lo que dices.
Su mirada buscó la del ese joven de forma intensa y reflexiva. Seriamente. Cerró el periódico y lo dejó a su lado, buscando en los bolsillos un cigarrillo nuevo y el tacto de su zipo.

Aún eres joven, tienes la luz del sol y un maldito destino por delante. No te conozco y ya puedo decir que puede ser peor. Créeme. Yo lo he vivido. Puede que ahora te parezca un infierno, pero hay llamas que queman mucho más, más abajo. Aún no has tocado fondo, chico.

Despacio, dio dos ligeros toques en el paquete de tabaco y le ofreció también fumar, en son de paz. Todo sabe mejor si sabe a humo. Las buenas, y las malas noticias. Todo parece igual de vago, igual de efímero. Bocanadas de vaho. Amargo y húmedo.
avatar
Konrad Wagner
Perro de la Organización V
Perro de la Organización V

Localización : Huyendo del pasado.

Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t1094-konrad-rad-wagner#10752 http://forbiddencity.freeforo.com/t1101-konrad-this-is-how-you-remind-me#10801

Volver arriba Ir abajo

Re: Se Busca un Futuro [Libre]

Mensaje por Björn Aigner el Jue Nov 07, 2013 10:10 pm

Björn apretó los dientes y le miró con la rabia brillando en sus ojos. Su sangre caliente se había puesto en marcha con unas palabras tan simples y a la vez tan reiterantes en su vida como «no sabes». No sabes, no piensas, no vales, no, no, no y no. Parecía que la negación era su jodida sombra. No importaba la intención de la frase, daba igual si la intención era animarle o lo que fuera. Ya había entrado en su fase de furia y sólo quedaba desahogarse de una manera u otra, porque a su vaso siempre le hacía falta una sola gota para rebosar.

—¿Y tú que coño sabes? —le increpó—. Lo acabas de decir tú mismo ¿no? Que no me conoces, así que no seas tan bocazas para decir si mi vida es un infierno o no. Te puedes meter el periódico, el tabaco y el discursito por el culo, que nadie te a pedido que me hagas de padre.

El discurso había sido corto, intenso e insuficiente. Aún estaba cabreado, con el cuerpo en tensión y las manos le temblaban de lo fuerte que apretaba los puños. No se había lanzado a darle un golpe al desconocido, pero no le había faltado mucho. Se controlaba un poco mejor que en su época del instituto, pero tampoco había hecho milagros. Aún le venía bien el sobre nombre de Stier, porque ahora mismo era como un toro bufando y buscando cualquier excusa para cornear.

Cuando se enfadaba no medía, no controlaba y no pensaba, sólo actuaba y no era hasta que se calmaba cuando se daba cuenta de lo que había dicho y hecho. Era en ese momento cuando venían los remordimientos y la furia volvía, pero contra si mismo. Nunca era agradable, jamás. La mayoría de sus malos recuerdos empezaban con alguno de sus ataques de furia y terminaban con él golpeando una pared con su puño o golpeándose la cabeza con las palmas de la mano. La peor explosión que podía recordar era una en la que estaba tan concentrado en su furia que cuando sintió que le agarraban el brazo, simplemente había lanzado un golpe hacía atrás. Quien lo había recibido había sido un anciano que sólo trataba de calmarle para que no siguiera peleándose con el imbécil que tenía delante.

Había salido corriendo y había terminado vomitando en un callejón. Después dio tantos puñetazos contra los ladrillos de la pared, que tuvieron que escayolarle la mano. Esta también se convertiría en una ocasión «memorable» cuando alguien trato de darle ánimos en un mal día y él se lo tomó como un ataque personal.

Volver arriba Ir abajo

Re: Se Busca un Futuro [Libre]

Mensaje por Konrad Wagner el Vie Nov 08, 2013 1:19 pm

Ser testigo de aquella reacción hizo su sangre arder acompasada. Cuando la violencia forma parte de ti durante tanto tiempo su llamada te incendia los sentidos con un simple susurro. Conoces esos pasos, ese baile. Y siempre estás dispuesto a un bis.

Sintió el latido errático restallar en su pecho. Sus dientes, apretados. Sus dedos, ansiando hacerse puños. Cada vena en su pecho y en su cuello veteó su piel de surcos, delatando la tensión contagiada. Pero no se movió.

Se obligó al estatismo, escuchando el furioso arrebato del chico junto a él. Esperando ese golpe. El primero. La obertura a un concierto conocido, dónde la melodía te mece hacia la sangre. Pero ese inicio, esa bandera, no llegó a producirse.

Sólo fueron palabras.

Permaneció sentado guardando los cigarros sin soltar el mechero, que empezó a abrir de forma compulsiva, con un ligero "click" metálico como único sonido acompañando al fiero caoba en su mirada, espesa, pegajosa... como las amenazas.

Tomo aire lentamente, de forma sonora, y fijó sus dos ascuas en los ojos del joven hablando muy despacio. Quedo. Forzadamente calmo. Manteniendo el control. Aferrándose a él. A un paso de las olas de la rabia, sintiendo el oleaje tras el dique.


— Tienes razón en eso. No debí entrometerme.

Paladeó cada sílaba como si fuera acero y después aún pausado, midiendo cada gesto, se incorporó frente a él. Sin dejar de mirarle bajó la cremallera de su vieja chaqueta, subió muy poco a poco cada una de sus mangas y señaló su cuello. La marca roja tatuada.

Estaba todo dicho. Las cartas en la mesa.

La camiseta de algodón ciñéndose a su pecho era una ironía más, tratando de abarcar la inmensidad de aquellas sensaciones y esa furia, casi bajo la piel, casi superficial, pujando por ser libre. Eran dos púgiles, en medio de la nada, deseando ser mordidos. Morder a dentelladas.


— Cuando eres como yo, piensas que lo has vivido todo. Que puedes dar consejos... Asi que ahora decide. Puedo dejarte en paz. Puedo fumar de nuevo y tratar de calmarme. De calmarnos. O podemos llegar hasta los puños... si es lo que necesitas.

De pie, sintiendo los dos pies anclados al pasado, asido al suelo y al agresivo eco rumiando en sus entrañas se sintió casi en "casa". De nuevo en ese infierno compartido. Del que no se había ido. No del todo. Tal vez, nunca volviera a ser un hombre libre.
avatar
Konrad Wagner
Perro de la Organización V
Perro de la Organización V

Localización : Huyendo del pasado.

Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t1094-konrad-rad-wagner#10752 http://forbiddencity.freeforo.com/t1101-konrad-this-is-how-you-remind-me#10801

Volver arriba Ir abajo

Re: Se Busca un Futuro [Libre]

Mensaje por Björn Aigner el Vie Nov 08, 2013 9:30 pm

Björn clavó los ojos en la marca roja del cuello, sintiendo como el mundo a su alrededor se disolvía. En ese momento, en ese instante, se dio cuenta de que el hombre que tenía delante era su futuro. Tal y como estaban las cosas, tal como era él ahora, sólo podía esperar acabar como ese hombre, con un tatuaje rojo en el cuello marcándole definitivamente como un perdedor. No tenía habilidades, no tenía contactos, no tenía control y encima trataba de entrar en la mafia. Con esas cartas o terminaba de cabeza en la cárcel, o en una fosa.

Se formó un molesto nudo de saliva en su garganta. Otra vez de camino al fracaso, otra vez quedando como un completo inútil. Hasta un peón del ajedrez tenía más valor que él. Era un cero a la izquierda, un mierda, un imbécil, la clase de persona que sólo sirve para que los demás se sientan superiores, para que los padres la señalen y digan «no quieres acabar como él». Las manos seguían temblándole, pero ahora era de ansiedad y no de rabia.

¿Qué había hecho? ¿Qué estaba haciendo? ¿Qué iba a hacer con su vida? ¿Cómo había sido capaz de pensar que podría arreglárselas por si mismo? Era un idiota redomado, un crío jugando a ser un adulto, que piensa que no necesita de nadie y no admite que se equivoca. Lo peor, como siempre, era esa sensación de culpa en el estomago. Si los enamorados sentían mariposas, el tenía serpientes retorciéndose y serpenteando.

—Lo siento —murmuró escupiendo las palabras con resentimiento, no hacía el hombre que tenía enfrente, si no hacía si mismo. Odiaba disculparse, porque cada disculpa significaba un nuevo fracaso en un lista que ya era demasiado larga— No debería haberte hablado así, tienes razón, no he tocado fondo —admitió apretando las manos alrededor de la tela de sus pantalones—. Pero no creo que me falte mucho para hacerlo.

Volver arriba Ir abajo

Re: Se Busca un Futuro [Libre]

Mensaje por Konrad Wagner el Vie Nov 08, 2013 11:54 pm

Lo bueno de la rabia es que es pura emoción. No duele como duele la traición. No está arraigada. No hierve a fuego lento como el resentimiento. Sólo brota sin más, como la lluvia. Como las lágrimas. Y es tan breve, que sólo te apuñala unos segundos. Después, quedan las brasas. La humedad tormentosa que parece velada. Ausente y fría. Después realidad tibia, ya sin llamas. Dónde debes buscarte para saber qué queda. Qué se ha ido.

Rad respiró, muy hondo y lento. Como si cada aliente contuviera un sabor. O tal vez un secreto, derramándose dentro. Navegando su pecho, más abajo, navegando su sangre, fundiéndose con él. Despacio, recobró su conciencia y vio realmente al chico. Ahora sin máscaras.

Todos los hombres rotos saben ver las costuras. No importa cuanto cosas. Siempre quedan las marcas.

Su cuerpo obedeció sus movimientos con recelo, perdiéndose la ira con cada bocanada. Respira hondo, Konrad. Respira lento y hondo. Hasta que el dolor mengue. Hasta que no lo sientas. Su padre era un hombre pacífico... tratando de enseñarle a ser mejor. A contener sus puños. A desdeñar la ira.

Puede que hoy, sólo durante hoy, estuviera orgulloso. Y no era mucho, pero era suficiente. Más de lo que tenía durante muchas noches. Durante muchos días.

Asintió, casi a cámara lenta. Odiaba las disculpas. Las suyas y las otras. Odiaba cada culpa, cada arrepentimiento. Nunca cambiaban nada. Todo permanecía. La sangre mancha igual, aunque cierre la herida.

Buscó sus ojos, buscándose a sí mismo. Trozos de ese fantasma, muchos años atrás. El chico equivocado. El que eligió perder. El que apostó más fuerte. El que pagó su error. ¿Podría salvarse ahora? ¿Significaría algo?

Él era ya distinto. La vida siempre cobra. Nunca olvida.


—  Entonces no lo hagas. No tienes por qué hacerlo.

Volvió de nuevo al banco, sentándose a su lado. Su zurda tomó la iniciativa, tocando el hombro ajeno. Como ese padre que el joven no buscaba. Que no quería encontrar... y qué necesitaba. El padre que él si tuvo. Y que le arrebataron.

—  No des ese último paso. Lo que hay al otro lado nunca vale la pena. Aún puedes decidir.

El tono en sus palabras hablaba con verdades. Con el sabor de aquello que desearías borrar y debes de hundir dentro del estómago. Con la amargura añeja que tragas otra vez, porque no se marchita.

El mensaje era claro... y en los labios de Konrad, del Konrad del pasado, casi sonaba a súplica: "No acabes como yo". "Tú no lo pierdas todo".
avatar
Konrad Wagner
Perro de la Organización V
Perro de la Organización V

Localización : Huyendo del pasado.

Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t1094-konrad-rad-wagner#10752 http://forbiddencity.freeforo.com/t1101-konrad-this-is-how-you-remind-me#10801

Volver arriba Ir abajo

Re: Se Busca un Futuro [Libre]

Mensaje por Björn Aigner el Lun Nov 11, 2013 1:12 am

Se tensó un poco al notar aquella mano sobre su hombro. No estaba acostumbrado al contacto físico con otras personas, no si no era violento. Le resultaba raro recibir un gesto de apoyo como ese ¿había recibido alguna vez uno? ¿De su madre quizás? De su padrastro desde luego no y de su madre lo dudaba también, al igual que últimamente dudaba que le hubiera querido alguna vez. Tenía la impresión de que ni siquiera había llegado a tenerle cariño, que había sido para ella una obligación, un deber.

Que un desconocido mostrase más consideración por él en un rato, que las dos personas que le habían criado le resultaba patético.

—Es fácil decirlo —murmuró dejando caer un poco los hombros. La conversación le estaba agotando, aunque no sabía como hablar un poco podía hacerte sentir como si hubieras corrido todo el día—. No tengo nada, no puedo recurrir a nadie, piden demasiado, yo no soy tan bueno, no soy... no soy útil y no se dónde debo ir o como encontrarlo —parloteó frustrado y cansado.

Miró de soslayo al hombre y suspiró. Ni siquiera era capaz de explicarse correctamente. ¿Cómo iba a adivinar de lo que estaba hablando? ¿Cómo iba a saber aquel desconocido a que se refería? Aunque tampoco es que pudiera ir por ahí contándole su vida y planes a todo el mundo. No con «esos» planes.

—Quiero... cosas complicadas y no voy a poder lograrlo, no puedo ni encontrar un trabajo normal —confesó, escondiendo la cara entre sus manos. No tendría que haber pegado a su padrastro, ni haberse largado de casa. Al menos allí tenía comida y un techo asegurado.

Volver arriba Ir abajo

Re: Se Busca un Futuro [Libre]

Mensaje por Konrad Wagner el Mar Nov 12, 2013 1:12 pm

Se dejó caer también, sostenido por la fortaleza del banco. Barrotes nuevos para un alma cautiva. Cuando durante años te dicen lo que hacer, y cómo, la inmensidad de tomar decisiones parece golpearte con fiereza.

Suspiró escuchando a aquel joven contagiado del cansancio en su voz. O tal vez, la ráfaga de adrenalina había agotado sus reservas. La ira quema, y se lleva en un pulso parte de tu calor. Luego la realidad parece fría. Templada. En calma.

La paz parece siempre deseable hasta que la consigues. Después, entre tus manos, se vuelve blanda, suave, insípida. Hecha de agua cuando quieres sentir el ardor del alcohol en tu garganta. Cuando ya estás acostumbrado a su amargura.

La mirada turbada y llena de aprensión en los ojos del chico se le antojó un espejo. ¿Podían dos completos extraños ver un mismo camino? El destino es irónico. Un abismo, ante ellos. Sin puentes. Sin testigos. Un salto imposible, a solas... decidiendo a qué altura deseas estrellarte. Y ahora, siendo desconocidos, podían hablar de ello. Como si compartir aquellas sensaciones lo hiciera llevadero.

Buscó a tientas el viejo cigarrillo con desesperación, ansiándolo, sin ofrecer de nuevo el paquete a su lado. Ya lo habían rechazado y él no creía en "la otra mejilla". Fumar era como un ritual, era un lugar seguro, una pausa, un refugio. Pero duraba poco...

Dejó caer la cabeza, suavemente, sintiendo la madera acunando su nuca. Y después, con el humo ya dentro, trató de compartir su propia perspectiva mirándole a los ojos. Cómplice y sin tapujos. Como si estar perdido volviera al rumbo incierto de ese chico menos grave.


—  Sé lo que es estar solo... y estar perdido. Acabo de "salir". Todo parece igual y a la vez diferente. No sé quién soy. Y en cierto modo me aterra descubrirlo.

Su voz se volvió tenue, casi un susurro, baja y desgarradora. ¿Qué le estaba contando? ¿Su vida o un resumen? ¿Su ahora? ¿Su luego? Se sintió incómodo y a la vez aliviado, sin decidir si quería continuar o dar un paso atrás y borrar sus palabras. Pero siguió explicándole. Rad nunca dejaba nada a medias. Si caía, tenía que caer del todo.

Es la única manera de que el arrepentirse pueda valer la pena. Haber jugado fuerte. No dejar nunca un "y si" sin saber la respuesta.


— ¿Me ves pagando multas? ¿Siendo un oficinista? La gente como yo ya no cree en el futuro... Sé qué terminaré con más sangre en las manos.

Y esa era la verdad. La puñalada intensa dentro de sus entrañas. Nunca "regresaría". Estaba "al otro lado". Había cruzado el límite. Su gris no sería blanco, hiciera lo que hiciera. Pero aún podía oscurecer.

¿Era éso lo que ansiaba? ¿Ser por completo negro? Negó, por dentro, aferrándose al gris y a los contrastes que aún poblaban su mente, los trozos de su alma, claroscuros. Miró de nuevo al joven, directo, de tú a tú, asiendo sus cenizas en los párpados.

En algún sitio, en otro banco, lejos de su pesar... su hermano podía sentirse igualmente perdido. Rad no podía hacer nada. Pero podía actuar, aquí y ahora, con este chico. La sombra de sí mismo, la sombra de su hermano. Un desgraciado más en las garras de Steinburg.

— Mira, no sé qué estoy haciendo y no tengo un porqué... no soy tu salvavidas y no quiero algo a cambio. Puede que no me creas pero aún así voy a preguntártelo. ¿Has comido? ¿Tienes dónde dormir?
avatar
Konrad Wagner
Perro de la Organización V
Perro de la Organización V

Localización : Huyendo del pasado.

Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t1094-konrad-rad-wagner#10752 http://forbiddencity.freeforo.com/t1101-konrad-this-is-how-you-remind-me#10801

Volver arriba Ir abajo

Re: Se Busca un Futuro [Libre]

Mensaje por Björn Aigner el Miér Nov 13, 2013 12:25 am

Se removió incomodo. No, no le veía como un oficinista, al igual que tampoco se veía a si mismo siéndolo. Lo cierto era que si se analizaba no se veía en ningún lado, borrado, inexistente, innecesario... un engranaje que sobraba en la sociedad, un numero de más en una suma. No tenía nada relevante, nada destacable, ninguna cosa por la que pudiera pensar que era necesario en el mundo. Pero no quería darse por vencido, no quería ser una hormiga más, que no importaba si era aplastada. Quería poder decir que hizo algo, que fue alguien, ya fuera por las buenas o por las malas.

Le horrorizaba la idea de morir como una persona anónima, sin que nadie se diera cuenta de su muerte. Para él, era mejor acabar siendo odiado que olvidado. Sólo se olvidaba a los perdedores, a los pringados, y se recordaba a los que hacían grandes cosas. La gente recordaba a los grandes criminales de la historia, marcaron su lugar en ella con sangre y fuego, y nadie podía borrar su huella. Él quería eso, ser recordado, ser señalado como alguien grande, alguien importante. No le gustaba tanto la idea de masacrar y asesinar, podía ser violento, pero no era un asesino, no era mala persona... pero quizás podía ser un malo bueno, uno de esos anti héroes, que a su manera hacen el bien. Si entraba en la mafia y escalaba posiciones, podría encargarse de que no se hiciera daño a los inocentes. Si había que cargarse a un tipo despreciable, no iba a poner el grito en el cielo, pero evitaría que extorsionaran a los pobres comerciantes y esas cosas.

Si, eso estaría bien, se convertiría en un héroe oscuro, defensor de los débiles y pesadilla de la gentuza, encontraría a su padre, que seguro se sentiría orgulloso de él y podría volver por su viejo barrio, con un traje caro para que vieran cuanto se había equivocado con él. Un sueño precioso, pero sólo era eso, un sueño intangible y muy improbable de cumplir. Los idealistas solían morir antes de ver sus sueños cumplidos, así que era mejor que tuviera los pies en la tierra y se centrara en la realidad, que era bastante cruda.

—Si, aun me queda algo de dinero, pero no lo suficiente para pagar el alquiler del mes que viene —admitió con amargura—. ¿Y tú? Has dicho que acabas de... salir —murmuró incomodo con el tema.

La cárcel parecía una realidad mucho más cercana estando con alguien que había pasado por ella, como si antes sólo hubiera sido una sombra y ahora se hiciera tangible. No podía evitar pensar que podría haber visto allí, haber vivido. Las historias que contaban parecían cuentos de terror, historias para contar al lado de una hoguera. Pero el hombre que tenía delante era real, el tatuaje de su cuello era real y su aspecto, su aire derrotado, del que ha pasado por un infierno, también era real. Björn se debatía entre la curiosidad morbosa y el terror a saber, quería preguntar, pero no quería saber las respuestas.

—¿Te dan algo cuando sales? Digo, para que puedas dormir en algún lado o comer... —Se sentía tonto haciendo una pregunta tan parecida a la que le acababan de hacer, porque si le había preguntado él primero, sería porque algo habría conseguido.

Volver arriba Ir abajo

Re: Se Busca un Futuro [Libre]

Mensaje por Konrad Wagner el Miér Nov 13, 2013 12:09 pm

Escuchando a aquel chico se olvidó de fumar. Puede que para Rad fuera una de esas formas de esperar, sin moverse, conteniendo el aliento. ¿Cómo estaría realmente? ¿A unos pasos del fondo? Permitió que el tabaco penetrara en él profundamente con aquella respuesta afirmativa. ¿Qué hubiera respondido él mismo si el chico no tuviera dinero?

Sintió el vértigo de su primer instinto. Intentar ayudarlo. Espera, ¿qué era éso? ¿Apenas unas horas lejos de los barrotes y se volvía cristiano? ¿Qué sería lo siguiente? ¿Donar sus cigarrillos? La ironía en su cabeza no logró eliminar las sensaciones. No tenía un buen motivo, pero tenía un impulso. Y aunque el impulso fuera una estupidez y pudiera ir incluso en contra de sí mismo, iba a ayudar al chico.

Se resignó, aceptándolo. Cuando conoces bien tu forma de actuar terminas encajando parte de tu conducta. Te guste o no, sabes que es tu rutina. Y que va a repetirse. Negarlo es como poner diques a un torrente más fuerte. La corriente siempre derriba tus reservas.

Se descubrió a sí mismo contando en sus bolsillos. Como si él no supiera que podía tener más que el simple cambio, el efectivo. Konrad era un cobarde... pensar en esa casa, en su pasado, en sus cuentas bancarias, le congelaba el cuerpo. Le hacía morir por dentro.

Quiso mentir a aquel chaval y mentirse a sí mismo. Pero ya no tenía sentido. Cuando te quitas una prenda no llegar al desnudo es perder el arrojo. Y en cierto modo, Konrad necesitaba hacerlo. Sincerarse con alguien. Tal vez, consigo mismo.

—  No me he gastado mucho. Sólo compré tabaco. Aún tengo varios cientos... y...

Enmudeció, sintiendo escarcha en sus pulmones, junto al humo. Como una herida abierta. Las cicatrices que ahora cubrían su cuerpo no hacían sombra al dolor que sentía simplemente por asumir aquello. Por pronunciar verdades, ante un desconocido.

— Una cuenta bancaria. Una casa vacía. Y... demasiado miedo.

¿Comprendería sin más? Rad estaba aterrado. Había aceptado el gris y los barrotes. El mono, las palizas, las duchas frías... las lágrimas. Había negado el sexo. Enterró su pasado. Pero ahora... desenterrarlo todo era un paso de fuego. Una crucifixión.

Cuando lo hiciera ya no habría más refugios. Su antigua vida habría muerto del todo. Sería un hombre distinto. Para siempre.

Suspiró, avergonzado. ¿Quién era el nuevo yo? ¿Confesaba sus miedos a un extraño en un banco? ¿Qué sería lo siguiente? ¿Un cura o una stripper? Chasqueó la lengua, desdeñándose lleno de desprecio.


— Olvídalo. Yo no soy tu problema. Podemos comer algo. Añoré elegir yo. Escoger "a la carta".

Cambió de tema bruscamente, sin arte, siendo obvio. Quería dejar aquello, pero esconderse ahora sería tan sólo absurdo. No. Deseaba simplemente mostrarse fuerte. Entero. Un hombre hecho y derecho, que viste cicatrices. Un veterano más en el infierno diario de esa ciudad prohibida.

User:

Las alusiones "cristianas" son meras ironías. No tengo nada en contra, es sólo un recurso al escribir.
avatar
Konrad Wagner
Perro de la Organización V
Perro de la Organización V

Localización : Huyendo del pasado.

Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t1094-konrad-rad-wagner#10752 http://forbiddencity.freeforo.com/t1101-konrad-this-is-how-you-remind-me#10801

Volver arriba Ir abajo

Re: Se Busca un Futuro [Libre]

Mensaje por Björn Aigner el Miér Nov 13, 2013 10:43 pm

No lo entendió. Vale, comprendía lo que era el miedo, pero no le encontraba sentido al porque. Si tenía una casa y dinero no debería de estar preocupado de no tener donde caerse muerto, así que lo único que se le ocurría es que tuviera miedo de volver a la cárcel, porque a otra cosa no le encontraba sentido. Era demasiado joven e inexperto para entenderlo, pero si tenía la suficiente experiencia para saber que si abrías la boca y comentabas sobre algo que no tenías ni idea quedabas como un soberano gilipollas, así que cerró la boca y no dijo nada, no dio su opinión, ni preguntó sobre el tema.

A veces no podía evitarlo, simplemente antes de que le diera tiempo a sujetarse la lengua esta soltaba lo primero que se le pasaba por la cabeza, entonces la gente le miraba y nunca era agradable, ya fuera porque empezaban a reírse de él o porque se cabrearan por lo dicho. Sus actitudes sociales apestaban, pero era normal en un tío que te soltaba una hostia a la primera de cambio. Pedir tener amigos sería como pedirle peras a un olmo.

—Vale, ya tengo hambre —aceptó sin pensárselo.

No se le paso por la cabeza en ningún momento que estaba aceptando ir a comer con un completo extraño, que acababa de salir de prisión, ni por un segundo pensó en lo incomodo que podía ser o en lo peligroso. No era la primera vez que hacía algo así y de momento había tenido suerte, y por eso mismo no le entraba en la cabeza la idea de que irse con un desconocido pudiera ser peligroso.

Todos los problemas que había tenido en su vida le habían venido de frente, no había sufrido el revés de una traición porque siempre había visto por donde le venían los golpes. Las trampas, las traiciones y las emboscadas eran conceptos abstractos, cosas que sabia que existían pero a las que no podía darle forma.

—¿Dónde quieres comer? Dime la comida y te llevo al restaurante más cercano —se ofreció. Si le iba a invitar lo mínimo que podía hacer para agradecerle era guiarle.

Volver arriba Ir abajo

Re: Se Busca un Futuro [Libre]

Mensaje por Konrad Wagner el Vie Nov 15, 2013 11:56 am

El chico siguió cómodamente el cambio de registro, sin hacerle preguntas. Aquello resultaba casi inusual, fácil. Pero era lo ordinario, ¿verdad? Eran sólo dos tipos, sentados en un banco. Dos anónimos juntos, sin nombres, sin historias. Y aunque Rad había estado cerca de cruzar esa línea desvelando su vida, se sintió relajado al otro lado. Dónde nadie recuerda, dónde nadie te aprecia. Y nadie espera nada.

La soledad es simple. Y aunque es fría, se vuelve llevadera con el tiempo. Como un roble que acepta perder hojas. El otoño regresa, y aprendes a anhelar la primavera, desde lejos. Como un sueño fortuito. Que se pierde, despacio, hasta que ya no sabes qué te falta.

Rad sonrió con esa ironía rápida tiñéndole los labios. Lo recordaba. Recordaba esos tiempos en los que siempre tenía hambre. Ahora, tal vez debido al alimento recibido durante sus últimos años, su estómago prefería alcohol. Y su boca, tabaco. Se llenaba de humo y de amargura, y parecía saber muy bien, sin demandar contrastes.

¿Pero qué quería ahora? ¿Carne? ¿Un asado? Se descubrió añorando el sabor dulce y no el salado. Recordando sabores muy recónditos. Las tartas de su madre, los bizcochos. El helado. Los lujos que los niños saben atesorar. Los premios, las disculpas, que los adultos te regalan cuando te lo mereces.

Se sintió estúpido, infantil, traumado. Rememorando siempre momentos del pasado con la memoria en sepia y los rostros ya añejos, desdibujados en su mente. Negó, negándose, eligiendo otra cosa. Algo para él ahora. Para él como hombre. Ya muy lejos del niño.


—  Cualquier cosa está bien. Todo sabrá mejor, creéme. Y todo será nuevo. Con éso me conformo. ¿Qué preferirías tú? Me dejo sorprender.

Huía de nuevo, y a la vez, era también amable. Considerado. Lejos de sus modales entre rejas dónde todo es matar, morir, sufrir o ver sufrir a otros. Miró de nuevo al chico, con los ojos muy quedos, juzgando intensamente.

Si fuera necesario, ¿podría herirle? ¿Podría ser sólo instinto? ¿Esa parte de él seguiría siempre dentro? Se incomodó a sí mismo y se puso de pie, cortando el hilo de sus propios pensamientos. Alejándolo. Volviendo a huir, como rutina.
avatar
Konrad Wagner
Perro de la Organización V
Perro de la Organización V

Localización : Huyendo del pasado.

Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t1094-konrad-rad-wagner#10752 http://forbiddencity.freeforo.com/t1101-konrad-this-is-how-you-remind-me#10801

Volver arriba Ir abajo

Re: Se Busca un Futuro [Libre]

Mensaje por Björn Aigner el Vie Nov 15, 2013 9:34 pm

Se encogió de hombros. No tenía necesidad de pensarlo mucho, era un chico joven e impulsivo, que no refrenaba sus instintos y como era normal, le pedían carne, grasa y azúcar. Comidas altas en calorías, que aumentasen sus reservas de energía. Un instinto que perduraba desde los albores de la humanidad y que en esta época era sobre saturado con imágenes de comida que tenía más de lo que realmente necesitaban. Pero ni a su cerebro ni a él le importaba, al menos no de momento. Quizás más adelante, cuando su metabolismo se hiciera más lento y una pequeña molla empezara a obligarle a aflojar el cinturón de sus pantalones.

—Pues no se, pizza o hamburguesa, o una pizza pequeña y una hamburguesa —contestó pensando que definitivamente tendría que ser un restaurante de comida rápida— y patatas fritas, por supuesto.

Se levantó del banco, sacudiéndose los pantalones, notando como su estomago empezaba a revelarse reclamando esa comida que se había estado imaginando. Se lo imaginó como una bestia rugiente, revolviéndose y tirando de la cadena con la que estaba atado al interior de su cuerpo, como aquel perro del vecino, que se lanzaba contra las rejas de la puerta cada vez que alguien pasaba frente a ella.

Como él, ese perro nunca había aprendido a controlarse. Se lanzaba con tanta fuerza que hacía que los goznes de la puerta temblaran y una vez se abrió una brecha al chocar contra ella. Un día mordió a un niño que metió la mano para acariciarle. El perro no volvió a chocar contra la puerta, las autoridades lo requisaron y una semana después lo sacrificaron. Recordaba como una vecina se quejaba de que lo que tendrían que haber hecho era sacrificar al dueño, porque seguro que el próximo perro sería igual, que no era culpa del perro si lo educaban mal.

Björn se preguntaba a veces que diferencia exacta habría entre los hombres y los animales, para que el perro no tuviera la culpa de ser así, pero él si. ¿Habría sido diferente si ese perro hubiera tenido un buen amo? ¿Habría sido él diferente si hubiera tenido unos buenos padres? No podía saberlo, nadie podía. Le tocaba jugar con las cartas que tenía, porque era muy tarde para pedir que repartieran otra vez.

Miró al desconocido y se preguntó como habría sido su vida. ¿Tendrían la culpa «sus dueños» o sería como él? Responsable de cosas sobre las que en realidad no había tenido control.

—¿Vamos? —preguntó borrando aquellos pensamientos de su mente antes de que le estropeasen el apetito. Se le daba bien dejar de pensar, era una de sus mejores habilidades.

Volver arriba Ir abajo

Re: Se Busca un Futuro [Libre]

Mensaje por Konrad Wagner el Dom Nov 17, 2013 11:51 pm

Rad sonrió ante la respuesta, sintiéndose más viejo, más cansado y a la vez comprensivo. Muy cerca del papel que el azar le arrebató hace años. Otra vez "el mayor", invitando a su hermano siempre dispuesto a devorar la comida basura.

¿Hacía tanto de aquello? Él era también joven, compartiendo las bromas, siempre con apetito. Habían pasado vidas, no meses, no minutos. El hombre que era hora comía siempre en silencio, nunca acababa el plato, sólo reía de lado. Era de cartón piedra, muy cerca de las llamas. Muy lejos del calor.

Se puso en pie también pensando en todo aquello, aún al lado del joven, aún con planes con él. Desconcertado. En realidad, deseaba compañía. Deseaba alguna frase, una mirada franca, existir en más planos. Que alguien, durante unos segundos, supiera que existía. Él. Rad. Konrad Wagner. Lo que quedaba de él, lo que no dejó irse.

Abrochó la chaqueta y acarició el mechero, sintiéndose inseguro. ¿Qué pensaría ese chico? ¿Se estaría preguntando? Ya había vivido eso, incluso entre las rejas. Allí, detrás de los barrotes, los nombres no son nada. Sólo importa qué has hecho. Tu crimen y tu rango, sin arrepentimientos. El peligro que corres, y el que eres para otros.

¿Era aquí peligroso? ¿Lo sería en cambio el chico? Pudo sentir su ira, tan breve y explosiva como la adolescencia. Ya no quedaban brasas. Sólo dudas, preguntas. Los cientos de senderos que se abren ante ti, sin un destino fijo.

— Claro. Te sigo.

Agradeció al chaval que fuera el guía. Tomar las decisiones. Ansiaba libertades, pero de un modo absurdo no sabía hacerles frente. Se ocultaba en la inercia diciéndose a sí mismo que era lo que quería.

Pero, ¿quien lo sabe realmente? ¿Qué quería Rad ahora?

¿Alejarse del frío? ¿No volver a pensar? ¿Olvidar el pasado?  ¿Más alcohol y resacas? ¿Más sudor y más sangre? ¿Más peleas? ¿Cicatrices? ¿El calor de otras pieles? ¿Evitar los espejos? ¿No volver a soñar?

Por éso no dormía... por éso no había vuelto. Los deseos cobran fuerza en los sueños. No importa que los niegues, vuelves a repetirlos. La misma imagen. El mismo olor. Hasta el mismo sonido. Ese momento exacto, que vuelve hasta tu mente cuando cierras los ojos. Los secretos que esconden los párpados cerrados. Ciertos. A bocajarro.

Miró de nuevo al chico, a su cabello oscuro con reflejos rojizos, a su porte y su rostro, a aquel contrate exótico. Y se dijo a sí mismo que veía juventud, sin importar sus rasgos. Que no había visto más que sombras de su hermano.

Incluso su sonrisa, torcida nuevamente, reía ante sus mentiras.


— ¿Cuánto llevas por tu cuenta? Pareces joven. Pero también acostumbrado.
avatar
Konrad Wagner
Perro de la Organización V
Perro de la Organización V

Localización : Huyendo del pasado.

Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t1094-konrad-rad-wagner#10752 http://forbiddencity.freeforo.com/t1101-konrad-this-is-how-you-remind-me#10801

Volver arriba Ir abajo

Re: Se Busca un Futuro [Libre]

Mensaje por Björn Aigner el Lun Nov 18, 2013 11:30 pm

—Bueno, siempre he ido un poco por mi cuenta —explicó sin esconder la amargura en el tono—. Nunca he podido contar con ellos, sólo con la comida y una cama —explicó encogiéndose de hombros, con las manos metidas en los bolsillos del pantalón, tratando de fingir que le deba igual, aunque el rencor siguiera estando escondido en su interior, como algo podrido que atufaba, recordándote que seguía por ahí y que aun no te habías desecho de ello.

—Llevo viviendo sólo cuatro meses, pero por mi podría haber sido toda la vida. No les necesito, no necesito a nadie —gruñó dándole una patada a una lata tirada en el camino.

Eso era lo que quería pensar, lo que quería creer, incluso cuando sus planes se movían alrededor de una persona, un desconocido al que tenía la esperanza de encontrar y por el que ser aceptado. Porque aunque en esos momentos quisiera negarlo, era consciente de que si que necesitaba a alguien, necesitaba la aceptación y el amor de al menos una persona, el que le hubieran negado eso mismo, era lo que le había llevado al punto en el que se encontraba.

En frente, justo a la salida del parque, había una hamburguesería, así que se dirigió hacia allí. Nunca había comido en esa en concreto, pero si en alguna de la misma filial y no estaban mal.

—Mira, ahí mismo —Señaló con la cabeza el local.

Volver arriba Ir abajo

Re: Se Busca un Futuro [Libre]

Mensaje por Konrad Wagner el Miér Nov 20, 2013 2:33 pm

La tristeza puede inundar palabras. También voces. Por oscuras o ajadas, por rotas, desgarradas o crueles que las vuelva la vida. Rad supo ver ese dolor, ese rechazo, que ahora sentía en su propia piel. La soledad, autónoma e independiente, y aún así tan vacía.

— Todos estamos solos.

Se sintió absurdo enunciando esas frases, un gurú torpe y pesimista, un profesor borracho, un anciano cansado. Pero era una verdad, dolorosa y real. Como cada existencia. Dentro, muy dentro, cuando sólo te oyes pensar, sólo existe su voz. Tu propio pensamiento. Y nadie, por mucho que lo ames, por mucho que confíes, puede llegar ahí.

Ni siquiera en la muerte. Ni siquiera fantasmas. La mente es siempre un erial personal. Y privado. Pero aún así, la boca nos traiciona liberando retazos de esas ideas, secretas, que se escapan a voces desvelando desvelos.

— Todos necesitamos... O al menos, yo lo hago. Quiero ser necesario. Necesitar también.

La intensidad de aquella frase le hizo perder el paso, el ritmo y la confianza. ¿Qué acababa de decir? ¿Éso era cierto? Un agudo pinchazo se instaló en su interior, sin bienvenidas. ¿Qué había sido de él? Apenas unos días atrás era sólo un salvaje. ¿Ahora se volvía humano? La dualidad de esas necesidades le hizo sentir turbado.

Avanzó tras el chico llegando a la hamburguesería respetando el silencio sin desear contar más. Aquel chaval le hacía bajar la guardia, sentirse vulnerable. Ya había contado demasiado. Ya había admitido más de lo que aún encajaba.

Entró, sin titubeos. Cualquier destino es fácil menos el que te prohíbes. El olor de la carne y la salsa barbacoa aguzó su apetito y esbozó una sonrisa, leve y aún ladeada, pero más relajada.

— Había olvidado ésto. Este olor. Y este hambre.

Miró al joven, directo una vez más, como si fuera necesario cerciorarse de que no era su hermano. Sólo un desconocido, un anónimo más, con el que Rad sin entender por qué se estaba abriendo tanto.
avatar
Konrad Wagner
Perro de la Organización V
Perro de la Organización V

Localización : Huyendo del pasado.

Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t1094-konrad-rad-wagner#10752 http://forbiddencity.freeforo.com/t1101-konrad-this-is-how-you-remind-me#10801

Volver arriba Ir abajo

Re: Se Busca un Futuro [Libre]

Mensaje por Björn Aigner el Jue Nov 21, 2013 9:30 pm

Todos estamos solos, pero al mismo tiempo todos necesitamos a alguien. Las contradicciones como aquella sólo conseguían confundirle. No entendía porque tenía que ser todo tan complicado y difícil. La vida parecía un puñetero acertijo, nivel de dificultad: Dios. Los dibujos de su infancia parecían mucho mejor que la realidad, allí todo era más fácil, los malos eran malos y tenían cara de malos, y los buenos, que eran guapos, siempre ganaban, porque para eso eran los buenos.

Luego crecías y te dabas cuenta que no era tan fácil, que no siempre podías diferenciar a los malos de los buenos a la primera y que además había personas grises, que ni eran buenas ni malas y según las circunstancias podían hacer cosas buenas o malas. Björn había asumido que la mayoría de las personas eran grises, como el hombre que le acompañaba o como él mismo.

El olor de la comida que invadió sus fosas nasales le hizo concentrarse en el hambre que tenía, un hambre voraz, agresiva, que contrajo con fuerza su estomago, haciéndole sentir que acababan de atravesar sus tripas con un arpón. Era de esa hambre apremiante que no te dejaba más opción que llenar tu estomago cuanto antes para parar el dolor agudo de tu exigente cuerpo. No era nada agradable.

Apretó los dientes y arrugó el ceño en una mueca de dolor.

—Joder —murmuró por lo bajo, sin dirigir la expresión a nadie en concreto y sin esperar respuesta.

Se movió por el local y se sentó en la primera mesa que encontró, apretando su estomago con la cara ligeramente contraída.

—Como no nos atiendan rápido me como la carta —comentó buscando con la mirada a algún camarero.

Volver arriba Ir abajo

Re: Se Busca un Futuro [Libre]

Mensaje por Konrad Wagner el Sáb Nov 23, 2013 1:13 pm

Las reacciones del chico lograban sorprenderle. Resultaba curioso, refrescante, debido solamente a esa sinceridad desgarradora. Se podía leer en él. En su ceño fruncido o esos gestos obvios que no sabía o aún no quería ocultar. Ahora, las manos en su estómago y aquellos comentarios daban pistas a Rad, que sólo sonreía. Satisfecho por haberlo invitado, por estar junto a él en este mismo instante.

Era agradable no estar equivocado al menos por un rato. Era agradable no estar arrepentido.

Se sentó junto a él y sonrió a las camareras, esta vez sin cinismo en los labios. Con el gesto de "Ken" que todos reservamos a aquellas situaciones en las que demandamos, cuando queremos algo, cuando brillar es útil.

Una de ellas percibió su sonrisa, o tal vez el billete de 20 entre los dedos mientras Rad la miraba acercándose a ellos con la libreta lista y una de esas miradas que acogen a la gente, que se ganan propinas.

— ¿Qué van a querer?

Konrad miró al chaval y continuó sonriendo, como un padre orgulloso, un hermano mayor o cualquier gilipollas sintiéndose dichoso de poder invitar. De ejercer de mecenas. Al menos una vez, un minuto en la vida.

— Yo quiero una hamburguesa. Patatas grandes. Y una cerveza fría. Y tú no te cortes chaval. Arruíname con tu apetito. Será lo único bueno que haya podido hacer en años. Seré yo el que esté agradecido.

Rad miró al chico de tú a tú, con mirada sincera, queriendo reforzar cada palabra. Sabía que a veces tomar lo que te ofrecen es "demasiado fácil". Sabía también que cuando estás perdido, si eres un perdedor, no puedes permitirte decir que no a las oportunidades. Como llegan, se van. No duran demasiado.

Había algo en ese joven que le hacía sentir bien. No sólo era su edad, su aspecto o su actitud. Era toda esa mezcla. El carácter guerrero, el dolor contenido, la mala suerte, la juventud sin metas, esa similitud.

Puede que Rad le sacara unos años. Pero fue como él, enfrentado a un destino que quiso devorarle y sólo lo hizo a medias. Ahora, Rad sentía los mordiscos que se cernían sobre el chaval que tenía frente a él como si fueran propios.

Y tenía claro como dolían las dentelladas.
avatar
Konrad Wagner
Perro de la Organización V
Perro de la Organización V

Localización : Huyendo del pasado.

Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t1094-konrad-rad-wagner#10752 http://forbiddencity.freeforo.com/t1101-konrad-this-is-how-you-remind-me#10801

Volver arriba Ir abajo

Re: Se Busca un Futuro [Libre]

Mensaje por Björn Aigner el Lun Nov 25, 2013 9:43 pm

Björn se encogió de hombros en un gesto de «tú sabrás». Si le decía que no se cortase, no se iba a cortar. Si luego le dolía el bolsillo no iba a ser culpa suya. Miró a la camarera y su sonrisa de «¿a que soy mona? Pues dame una buena propina». Le irritaba, no soportaba que la gente fingiera que les caía bien, ni aunque fuera su trabajo.


—Yo quiero dos hamburguesas, una doble con queso y otra con lechuga y tomate, con mucho kepchup, también quiero patatas grandes, con mayonesa y una ración de nuggets con salsa barbacoa y de beber una coca cola. Luego me pienso si quiero algo más.


Ni se inmutó ante la cara de la camarera. ¿Qué? Ni que fuera la única persona del mundo con un gran apetito. Aunque podía ser esa mentalidad de «educación» que dictaba que aunque te invitasen a lo que quisieras, tenías que ser comedido y no abusar. Anda y que le dieran a los modales, que nunca le habían llenado la tripa.


Y hablando de modales. Miró al hombre que tenía delante y se dio cuenta en ese momento que le había contado su vida y desgracias a un desconocido, y dejado que le invitara a comer, cuando ni siquiera le había dicho su nombre. Eso ya era pasarse de bruto.


—Joder, que ni te he preguntado como te llamas —inquirió con un gruñido de disgusto hacia si mismo—. Yo soy Björn —se presentó parcamente. No se le daban bien las formulas sociales y tampoco le interesaba aprenderlas. Le agobiaban.

Volver arriba Ir abajo

Re: Se Busca un Futuro [Libre]

Mensaje por Konrad Wagner el Sáb Nov 30, 2013 10:01 am

Rad sonrió ante aquella enumeración, compartiendo ese hambre o ese vacío, que parecía desesperar por ser llenado. La comida tendría que ser suficiente por ahora. Era lo único que el dinero podía proporcionar.

Observó con atención el intercambio con la camarera. La indiferencia de aquel joven y la sorpresa en ella, al parecer aún poco acostumbrada al apetito adolescente a pesar de ser frecuente en el local. ¿Cuántos muchachos malgastaban sus pagas en comida basura? ¿Cuántos continuarían haciéndolo? El mundo no podía haber cambiado tanto.

Cuando la camarera tomó nota aún con ceño fruncido y se alejó de allí fue Rad el sorprendido. No importaba el lugar, no importaban los quienes. Todo el mundo deseaba presentarse. "Ser conocidos" por medio de palabras, más allá de la vista, del silencioso reconocimiento.

Titubeó un instante sin saber bien qué hacer, oxidado del todo en los buenos modales, para tender finalmente su zurda a aquel chaval sonriendo sólo a medias. Aún levemente incómodo. ¿Cabe toda tu historia en una única sílaba? ¿Puedes llegar a ser tan sólo un alias? ¿Pueden los nombres significar personas?

¿Aún podía algo significar de nuevo?

— Rad. ¿Se dice "es un placer"? Perdona, estoy algo oxidado.

Volvió a buscar un cigarrillo como excusa. Talismán para callar un rato, entre humo y humo. Para recordar luego con el pitillo entre los dedos que allí, "fuera", aún había prohibiciones. Y no podía fumar dónde quisiera.

Ironías de la vida.
avatar
Konrad Wagner
Perro de la Organización V
Perro de la Organización V

Localización : Huyendo del pasado.

Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t1094-konrad-rad-wagner#10752 http://forbiddencity.freeforo.com/t1101-konrad-this-is-how-you-remind-me#10801

Volver arriba Ir abajo

Re: Se Busca un Futuro [Libre]

Mensaje por Björn Aigner el Sáb Nov 30, 2013 10:23 pm

Björn movió la mano derecha por inercia, enrojeciendo un poco cuando se dio cuenta de que si Rad le había tendido la izquierda, tendría que usar la misma mano para estrechársela. Dejó caer la mano de vuelta a su sitio y levantó rápidamente la izquierda para estrechársela. Esperaba haber sido lo suficientemente rápido para que su metedura de pata pasase desapercibida.

—Da igual, yo no le he terminado de aprender —aseguró restando importancia al asunto. Observó como sacaba un cigarrillo y se cruzó de brazos sobre la mesa—. No se puede fumar.

No había pensado ni un segundo antes de soltar aquella observación. No sería la primera ni la ultima vez que hablaba sin pensar, incluso aunque se hubiera metido en más de un problema por su bocaza. Su boca era mucho más rápida que su cerebro.

Una pareja que estaba enfrente de ellos se levantó y abandonaron el local. Björn miró la mesa. Habían dejado restos de comida en los platos, trozos de sus hamburguesas, algunas patatas sueltas y una caja entera de ellas sin tocar. Tenía tanta hambre que le daban ganas de agarrar esas patatas y empezar a comérselas. Si hubiera estado sólo lo habría hecho. Pero Rad estaba delante de él y no sabía como iba a tomarse algo así. La mayoría de gente le miraría con asco y le llamaría guarro. Lo entendería si se comiera los restos masticados, pero ¿qué había de malo en comerse algo que no habían tocado? No estaban sucias ni era robar, los dueños las habían desechado y el tenía hambre.

Suspiró frustrado y observó a la camarera que los había atendido, aunque sabía que era inútil y que su comida tardaría todavía un poco en llegar. No podía evitarlo, era un impulso, como apretar varias veces el botón del ascensor o mirar de vez en cuando a la calle cuando estabas esperando a alguien. Esos pequeños gestos no aceleraban mágicamente las fuerzas externas, pero inevitablemente todos lo hacían. No sabía si era innato en el ser humano o era un comportamiento aprendido. Después de todo los niños eran pequeños monitos de repetición que acababan copiando lo que hacían los adultos.

—¿No es un poco raro? —preguntó volviendo la mirada a Rad—. Me invitas y como nos conocemos tan poco, no sabemos ni de que hablar. Al menos yo no se que decir y me niego a hablar del tiempo —murmuró frunciendo el ceño—. No se, ya que me estas invitando, si quieres puedes preguntarme cosas o yo que se. Me siento tonto.

Volver arriba Ir abajo

Re: Se Busca un Futuro [Libre]

Mensaje por Konrad Wagner el Miér Dic 04, 2013 11:25 am

Rad observó el movimiento errado de sus brazos deseando poder retractarse y ofrecer el correcto, ignorando "su mano buena" para tender la diestra como el resto del mundo. Aún así, el chico reaccionó con rapidez y a pesar del apuro el momento murió rápidamente, dejandoles tan sólo la conversación. También incómoda llegados a este punto.

Asintió y guardó el cigarrillo masticando sus ganas con esa boca seca que te recuerda aquello que no puedes probar. Esa saliva intrusa que anticipa y sólo es un farol. La Banca siempre gana. Con las manos vacías y sin el humo en los pulmones interactuar con otros se volvía más difícil. Más áspero. Sin "crucis", sin descansos. Sólo la intensidad de dos miradas y dos expectativas.

Siguió los ojos de ese joven, ahora Björn, y navegó saltando entre las mesas observando uno a uno a los desconocidos. Las bandejas revueltas, los retazos de esas conversaciones a veces sin sentido sin la "clave" adecuada, las huellas de esas vidas que transcurrían al tiempo, siempre ajenas.

Todos iguales y todos diferentes. Conscientes e inconscientes de la historia y el drama en todos los desconocidos. Sin llegar a saber. Sin desear saber. Absortos en su propio guión. Como lo estaba él mismo, incapaz de evitar las líneas rancias y manidas de un personaje hosco y herido. Como el anciano quisquilloso que mira a los demás recordando un pasado que ya no volverá, y riñe a los adolescentes que hacen ruido.

Rad sonrió, molesto al ver tan claramente sus defectos, irónico hasta consigo mismo. "¿Así que un viejo cascarrabias? Todos tenemos un pasado, Wagner. Madura de una vez. Y vive. " Si las conciencias pudieran conversar en paralelo todo sería más fácil. Todos podrían oírse, llegar a comprenderse. Saber qué necesitan.

Escuchó a Björn regresando al presente y haciendo de la línea curvada formada por sus labios algo cálido, mucho más comprensivo. Aquel chaval se sentía igual de mal, igual de poco acostumbrado. Rad podía intentar hacerlo fácil. Para ambos.

— Tranquilo, Björn. Yo también estoy desentrenado, me recordaba más directo en las distancias cortas.

El brillo en su mirada tomó un matiz distinto, más vivo y más nervioso, mientras el tono en su sonrisa se tornó ambiguo, jugando con las dobles intenciones. Miró de tú a tú a aquel chaval y continúo charlando.

— No me gusta pedir más de lo que estoy dispuesto a dar. Así que antes de preguntar contestaré primero. ¿Trato? Puede que así ambos estemos cómodos. Bien, ¿con qué podemos empezar?

Rad mesó su mentón de forma reflexiva, resultando a la vez sincero y teatral, con esa mezcla extraña de intentar ser honesto y aún sentirse oxidado. Con franqueza metálica.

— ¿Has vivido siempre en Steinburg? Yo nací aquí y soy alemán. Aunque alguno de mis rasgos sugiera lo contrario. Mi madre era italiana. ¿Qué hay de ti? Tus facciones también cuentan una historia.


avatar
Konrad Wagner
Perro de la Organización V
Perro de la Organización V

Localización : Huyendo del pasado.

Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t1094-konrad-rad-wagner#10752 http://forbiddencity.freeforo.com/t1101-konrad-this-is-how-you-remind-me#10801

Volver arriba Ir abajo

Re: Se Busca un Futuro [Libre]

Mensaje por Björn Aigner el Miér Dic 04, 2013 8:16 pm

La cara de Björn se tiñó de alivio. Aunque lo suyo tirase más por incapacidad, que por oxidación, se alegraba de no ser el único con dificultades para llevar una conversación normal y corriente, de esas que se suponía que todos tenían que saber llevar si querían hacer amigos y esas cosas. Como le había dado por culo cada vez que alguien había tratado de meterle en una conversación para que se relacionase un poco, primero en el colegio, luego en el instituto y hasta en el trabajo. Ni de adulto te librabas de que la gente decidiera por ti lo que más te convenía.

Observó a Rad, escuchándole hablar. Escondió un poco la cara entre los brazos, tratando de disimular la ligera risa que le estaba dando. La cara de Rad le estaban resultando graciosa, no podía evitar imaginárselo con esos mismos gestos, pero muchas arrugas más y el pelo canoso, entonando la frase «en mis tiempos...» no sabía muy bien porqué, quizás por ese aire pensativo, de alguien que trata de recordar una vieja historia.

—Si, nací en esta cloaca, mi madre era japonesa y mi padre alemán... —Silenció su boca por unos segundos, reflexionando lo que acababa de decir. ¿Podía asegurar que su padre fuera alemán? No sabía nada de los hombres de la foto, excepto que uno estaba muerto—. En realidad, mi padrastro es alemán, no conozco a mi padre. Mi madre nunca me habló de él —murmuró notando un pequeño nudo en la garganta—. Llevo el apellido de mi padrastro, así que ni eso puedo saber de mi padre —aclaró. De momento no diría nada más sobre eso, aunque si supiera un poco.

Al final algo le estaba contando y no sabía decidir si se sentía mal, bien, nervioso o aliviado. Pero quizás fuese para bien, Rad parecía un tío legal, a pesar de haber estado en la trena. No creía que pudiera ser un mal tío, lo que le había llevado a ella no podía ser tan malo, los criminales no iban por ahí invitando a comer a chavales que no tenían donde caerse muertos ¿o no? Así que quien sabía, incluso podía haber acabado allí por error, no sería la primera vez, en las películas pasaba todo el tiempo.

Hombres a los que tendían trampas, que salían exculpados tiempo después o cumplían su condena y salían para iniciar una sangrienta venganza. Personas a las que confundían con el malo de verdad y también estaban los que se fiaban de quien no debían y acababan dentro de un marrón sin proponérselo. Si, había un montón de formas de terminar en la cárcel sin ser el malo de la historia, así que no sería tan raro que Rad fuera un buen tipo con mala suerte. Pero no iba a preguntar, ya había quedado claro que el tema no le gustaba, así que no iba a ser tan cabrón para preguntar sólo por saciar su curiosidad.

Volver arriba Ir abajo

Re: Se Busca un Futuro [Libre]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.