Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Confieso...
Dom Ago 14, 2016 10:18 am por Zarek

» IMPORTANTE!!! Anuncio de Administración
Vie Oct 16, 2015 3:36 pm por Alcalde Diedrich

» Cuenta y besa a quien te toque.
Lun Abr 27, 2015 9:01 pm por Jan Bozkurt

» Publicación de temas fueras del foro
Dom Abr 26, 2015 6:35 am por Bzou

» Mensaje a la administración (Importante)
Jue Abr 02, 2015 10:23 pm por Alcalde Diedrich

» El amo y el lobo [Celda de aislamiento] [Priv. Herman Engels +18]
Lun Feb 09, 2015 12:43 am por Herman Engels

» ¿Nuevo compañero? [Priv. Killer]
Dom Feb 08, 2015 2:54 am por Killer

» Other World [RPG Anime (Saint Seiya, Inuyasha, Naruto)] afiliación normal
Lun Feb 02, 2015 8:50 pm por Invitado

» Karma [priv. Geist]
Dom Feb 01, 2015 11:46 pm por Gô Koyama

» Mihail ``Perro viejo´´-I.D-
Miér Ene 28, 2015 2:56 pm por Mihail Mihaeroff

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 55 el Vie Jun 15, 2012 12:46 pm.
►Pasa el mouse por las imágenes y contáctanos

ALCALDE DIEDRICH
Contact
Herman Engels
Contact
Zennu
Contact
Broker
Contact


HERMANOS

ÉLITES

↑Click↑

Konrad "Rad" Wagner

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Konrad "Rad" Wagner

Mensaje por Konrad Wagner el Dom Oct 27, 2013 1:05 pm


Konrad "Rad" Wagner
###################################################################

#Nombre completo: Konrad Wagner Bravo
#Apodo o nombre como es conocido: “Rad”, “zippo”.
#Fecha de nacimiento: 1 de Enero
#Edad: 24 años
#Inclinación Sexual: Bisexual reciente.
#Grupo: Dog
#Rango/oficio: Perro de la Organización V, buscavidas.
#Arma identificativa: Su sarcasmo y la cuchilla de afeitar que le ha mantenido con vida tras las rejas. La vieja y oxidada beretta de su padre es ahora sólo una prueba, lejos de su cintura.
###################################################################

#Descripción física:


Antes la piel de Konrad no era pálida. Bajo el sol su ascendencia italiana era notoria dejando a un lado los rasgos de su padre para heredar el tono aceitunado y el cabello azabache de su madre.  Oscuro y denso como el caoba en sus ojos. Ahora, la cárcel ha hecho mella en él, dentro y fuera.
Su piel antes tostada es ahora clara y lúgubre más su mirada sigue siendo opaca y chocolate. Intensa y dura. Casi vacía. Perdida. Triste. Nada parece ser capaz de retornar la calidez de sus facciones, ahora lasas y quedas, expectantes.
Alto y fibroso no ha perdido su corpulencia por estar entre rejas obligado a mantenerse en forma para sobrevivir. Sin negarse a comer la bazofia ofrecida, pensando siempre en regresar, tratando de mantener su cuerpo en forma. Sin dejarse vencer por la apatía a pesar de la desolación de su encierro.
Con 1,86 y esa actitud de arrojo a la italiana siempre buscando pleitos antes parecía fiero y agresivo. Ahora, toda su fuerza bruta es especulación. Prudencia contenida. Miradas que te juzgan y adivinan problemas. Aprendió “por las malas” que destacar es una mala idea, que ser valiente puede llegar a ser estúpido y que el poder siempre lo tienen otros. Su cuerpo refleja esa certeza con su nueva postura, con el lenguaje sobrio en cada movimiento. En su mirada fija, ausente.
Su piel detalla claramente cada vena azulada y cada rasgo tenso. Es uno de esos hombres cuya frente delata sin tapujos emoción y violencia dibujando en su rostro las líneas de la rabia. Cincelando en su cuello el miedo o la ansiedad.
Media melena negra y lisa que ondula ante sus ojos cubriendo sus facciones cuando es mejor mentir. Cuando es mejor no ver. Que no te vean. Cejas finas y oscuras. Rostro suave que combina las líneas delicadas de su nariz y labios con la dureza de su mentón marcado y su mandíbula. Ancha y afilada, destello ario en su mestizaje.
Tatuajes negros que relatan retazos de su historia conviviendo frustrados con el rojo marcado por la fuerza por ser preso en Steinburg. Cicatrices que sanan aunque saben a sal, a hierro y a derrota. Tos cada despertar y voz rasgada y ronca, fruto sembrado calada por calada. Siempre buscando un cigarrillo, siempre ansiando el sabor brusco y hondo del tabaco, siempre nervioso.

###################################################################

#Descripción psíquica:
Rad ya no tiene moral. No puede. Enfrentarse a lo que ha hecho, a lo que se ha dejado hacer, a la sangre que ha derramado y a las veces que le han hecho sangrar ha quebrado sus viejos valores. Las “reglas de su padre” ya no tienen sentido. No en este mundo. El de verdad, el que le vio morir y desangrarse junto a él sobre el asfalto.
Está obsesionado con el paradero de su hermano y se aferra a la idea de cuidar de él y protegerle como un último acto de contrición. Su propia penitencia. El hecho que perdonará sus pecados o los hará soportables.
Steinburg es sólo un purgatorio. Todas las almas pagan. Todas las almas vagan. No hay fin y no hay salida. La vida sigue. La culpa y el arrepentimiento son sólo una carga y hace lo posible por tratar de olvidar. Encajar es más fácil cuando nada te importa. Cuando el alcohol calienta tus entrañas y el tabaco te embriaga. Cuando no reconoces otros rostros ni miras a los ojos.

La verdad ya no importa. Es sólo una palabra. El bien y el mal, conceptos. La realidad es cruda y despiadada: sólo los fuertes sobreviven. Y él debe hacerlo. Su hermano sigue ahí fuera y no está preparado. Nadie lo está. Steinburg te devora en una noche.
Los años en la cárcel han hecho de él un hombre frío, duro e implacable. Su tolerancia al dolor ha ido creciendo con el tiempo. Sus emociones han menguado y están casi atrofiadas. Es práctico. Insensible. Sarcástico y cruel. ¿Por qué no? Mejor cuánto más rápido. No hay nada fácil. No hay nada gratis. Nadie es perfecto.
Su sentido del humor es ácido y venenoso. Tal vez cuando la vida te enseña sus dos caras sonreír parece siempre una locura. Es aparentemente apático pero tiene mucho carácter. Intenta mantener toda su ira y frustración a raya bajo la superficie pero a veces es difícil no estallar.
Aún así no disfruta haciendo daño a otros aunque esté dispuesto a hacerlo si es necesario. No es dado a la traición y por ello prefiere no forjar ningún tipo de lazo antes de quebrantar sus vínculos. Mantiene la distancia y trata de conservar la calma. Actuar sin ponderar las consecuencias ya le ha pasado factura, no quiere repetir.
Necesita tener el control de la situación, o al menos, impedir que la situación le supere y le controle a él. Odia las jerarquías pero ha aprendido a respetarlas. Siempre hay un pez más grande, siempre un rival más fuerte.
Es maniático y a pesar del caos en el que está sumido trata de mantener ciertas costumbres. Ciertas rutinas a las que atarse. No puede decir a ciencia cierta si es sólo su deseo o un reflejo sombrío de su vida en la cárcel, estricta y reglada.

Tras sus experiencias en prisión se siente muy confuso respecto a su sexualidad. No lo admitirá abiertamente pero ha aceptado que a pesar de la brutalidad, la necesidad o la imposición, disfrutó alguno de sus encuentros entre rejas. Y le resulta desconcertante.

###################################################################

#Gustos:
Le gusta el silencio. Le permite calmarse y le hace sentir seguro. Cuando hay silencio es fácil oír los ruidos, saber qué está pasando, si alguien se acerca a ti.
Ama el tabaco. Es totalmente dependiente. Fuma al menos 10 cigarrillos al día. En la cárcel su hábito le costó caro. Ahora piensa resarcirse.
Todos los chicos jóvenes le recuerdan a su hermano despertando un montón de sensaciones encontradas. ¿Culpa? ¿El deseo de protegerlos? ¿Recuerdos de sí mismo y su juventud perdida? Aún así siempre valorará esa inocencia.
Le gusta el alcohol. Nunca dirá que no a una copa. Aunque intentará que no sean demasiadas. Estar ebrio te hace vulnerable.
Tiene un extraño fetiche con el mechero de su padre. Un zippo clásico que consiguió mantener en la cárcel, y siempre termina entre sus dedos. Le tranquiliza abrirlo y cerrarlo, como un tic.
###################################################################

#Disgustos:


Puede que el silencio le guste pero la oscuridad le intranquiliza. En general cualquier privación de sus sentidos le inquietará y le hará sentir inseguro.
Odia las órdenes y las imposiciones. Estar por debajo de otro, tener que someterse.

Odia a los que abusan de su fuerza, su poder o su influencia. Y odia ser débil. No se permitirá volver a ser su blanco.
Odia el lujo y la opulencia, “aparentar” cuando la ciudad es tan sólo un desierto de asfalto y disputas. La realidad es gris, apesta y vive entre las calles.
De un modo absurdo odia a los policías. Le recuerdan a su padre. Al juicio y a la estúpida idea de justicia que se quebró en mil pedazos cuando fue condenado.

###################################################################

#Habilidades:


Ha aprendido a encajar el dolor y a no mostrar sus emociones. Se le da bien “ir de farol” y aparentar indiferencia incluso en las peores situaciones.
Si algo ha aprendido en la cárcel es que es un camaleón. Puede que sea duro, puede que le cueste, pero terminará adaptándose a cualquier situación por difícil que sea.

###################################################################

#Debilidades:
Su hermano lo es todo para él. Rad puede ser manipulado y chantajeado por cualquiera que posea información o trate de hacerle daño.
Le aterra involucrarse emocionalmente. Desde la muerte de su padre ha ido perdiendo poco a poco todo lo que significaba algo para él y ahora cree que es mejor que nada importe. No tener nada, no sentir nada, para que no puedan arrebatártelo.
A pesar de su frialdad y de intentar dejar atrás los valores de su padre a menudo termina metiéndose en problemas por defender a otros. Por mucho que intente dejar de hacerlo.
No tiene experiencia con las armas y no dispone de ninguna eficaz. Ingresar en alguna de las bandas o cumplir los requisitos de la Organización V será complicado hasta que obtenga una y aprenda a usarla. Mientras tanto estará en clara desventaja en un mundo de crimen como Steinburg.
No es un buen juez de personalidad y aunque desconfía inicialmente de todo el mundo no ha aprendido a ver realmente “los signos de alarma” de aquellos a los que hay que tener miedo realmente. Para él “todos son enemigos”. Pero no es capaz de discernir quién tirará la primera piedra.

###################################################################

#Historia:


Aunque no lo sepamos todos tenemos un límite. Algo, un hecho único que supone nuestro “basta”. Y si sucede, si superamos ese límite, esa última frontera, el hombre al otro lado del espejo es un desconocido. Alguien capaz de todo. Alguien sin nombre que ya no nos define.
Konrad lo descubrió cuando aquel hombre, un blade, asesinó a su padre frente a él a plena luz del día. Un duro día de invierno. Primero vió la sangre. Roja sobre el azul del uniforme. Después sus ojos muertos. Helados. Consumidos.
Nunca llegó a pensar. Cuando violan tu límite ya no razonas. Sólo actúas. Sólo tenía 19 años cuando desenfundó la beretta de su padre y encañonó a ese tipo a bocajarro. Después la muerte, la juventud en la mirada ajena al extinguirse, la certeza del cambio, el sabor roto y rojo de una venganza insulsa. El dolor y la culpa.
Poco importó que el blade hubiera disparado primero. Su apellido. Los años de servicio de su padre. El cáncer de su madre o la temprana adolescencia de su hermano menor, que ahora crecería a solas. Konrad fue condenado en un proceso lento, tortuoso, en la que los testigos nunca dijeron nada concluyente y en la primera fila del juzgado se acumulaban rostros de “amigos” de la víctima. Los Wagner entendieron que la ley en Steinburg no significa nada, que es el dinero ensangrentado por balas o puñales el que dicta las normas.
Alegando enajenación la pena fue de 20 años, Más de los vividos por Konrad hasta entonces, más de los robados al blade al dispararle. Steinbug está llena de jóvenes quebrados y “Rad”, el hijo del poli, se codeó con todos ellos en los patios de la prisión.
Sobrevivir rodeado de enemigos es una prueba diaria. Partidarios de los blades con ganas de mostrar su antipatía constante, sádicos muy creativos que te recuerdan que morir sería demasiado fácil, amigos de los bullet vendiendo protección a cambio de favores. Y la boca, tu boca, que aprende a no gritar, a sonreír tan sólo a medias, a sufrir en silencio.
Con el tiempo aceptas que has perdido. Aprendes a mirarte en el espejo. A entender y a aceptar que ese otro eres tú desde ahora. Las heridas se cierran. Las cicatrices visten. La sangre mancha menos. Hasta el infierno se vuelve tolerable poco a poco. Adaptarse o morir... Arrancar hojas del calendario era parte del rito. Una metamorfosis cruel que borra poco a poco lo que creías que eras, que graba a fuego y gritos lo que serás ahora, mariposa marcada por la muerte.
Todo le daba igual. Su cuerpo. Su alma. ¿Qué más da? Él era una herramienta. Nada más. Una roca aceptando el envite de un océano siendo moldeada por las olas. Y ya no dolía tanto... Aceptó las palizas una a una. El desprecio y el miedo. El sexo y la lujuria descarnada. La impotencia y la rabia. La desesperación que arraiga dentro.
Pero no se rindió. Siguió comiendo y despertando. Siguió sobreviviendo como una rata que se aferra a la vida mordisco a mordisco, ignorando su propia ponzoña. No pudo rendirse. Se lo debía a su padre, a la mujer enferma y destrozada que murió sólo 2 años después de su ingreso en prisión sin su hijo y su marido junto a ella... Se lo debía a su hermano, que ahora estaba solo.
Tal vez esa razón pesara más que el miedo o las penurias que sufría... o tal vez no, y sólo fuera el egoísmo el que llevara a Rad a aceptar ese “sórdido trato” y ponerle un precio a su alma -y sus acciones- a cambio de una falsa libertad muy lejos de las rejas.
Sea como fuere cuando aquella tarjeta llegó a él la decisión estaba clara. Ni un día más en su celda. Ni un día más sin los suyos. Si él ya estaba perdido, si no había redención al menos salvaría su hermano.
Y ahora, lo busca entre las calles de esta ciudad podrida y gris dónde nadie conoce a nadie y todos pueden corromperte.

###################################################################

#Imagen:


Konrad Wagner:
avatar
Konrad Wagner
Perro de la Organización V
Perro de la Organización V

Localización : Huyendo del pasado.

Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t1094-konrad-rad-wagner#10752 http://forbiddencity.freeforo.com/t1101-konrad-this-is-how-you-remind-me#10801

Volver arriba Ir abajo

Re: Konrad "Rad" Wagner

Mensaje por Alcalde Diedrich el Lun Oct 28, 2013 6:33 pm

FICHA ACEPTADA.


avatar
Alcalde Diedrich
Alcalde de Steinburg
Alcalde de Steinburg

Cargo : Alcaldía
Localización : Taking control of the city

Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.