Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Confieso...
Dom Ago 14, 2016 10:18 am por Zarek

» IMPORTANTE!!! Anuncio de Administración
Vie Oct 16, 2015 3:36 pm por Alcalde Diedrich

» Cuenta y besa a quien te toque.
Lun Abr 27, 2015 9:01 pm por Jan Bozkurt

» Publicación de temas fueras del foro
Dom Abr 26, 2015 6:35 am por Bzou

» Mensaje a la administración (Importante)
Jue Abr 02, 2015 10:23 pm por Alcalde Diedrich

» El amo y el lobo [Celda de aislamiento] [Priv. Herman Engels +18]
Lun Feb 09, 2015 12:43 am por Herman Engels

» ¿Nuevo compañero? [Priv. Killer]
Dom Feb 08, 2015 2:54 am por Killer

» Other World [RPG Anime (Saint Seiya, Inuyasha, Naruto)] afiliación normal
Lun Feb 02, 2015 8:50 pm por Invitado

» Karma [priv. Geist]
Dom Feb 01, 2015 11:46 pm por Gô Koyama

» Mihail ``Perro viejo´´-I.D-
Miér Ene 28, 2015 2:56 pm por Mihail Mihaeroff

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 55 el Vie Jun 15, 2012 12:46 pm.
►Pasa el mouse por las imágenes y contáctanos

ALCALDE DIEDRICH
Contact
Herman Engels
Contact
Zennu
Contact
Broker
Contact


HERMANOS

ÉLITES

↑Click↑

Juegos del Destino [Priv. Wadí]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Juegos del Destino [Priv. Wadí]

Mensaje por Zarek el Lun Ago 12, 2013 3:45 am

Las calles eran igual de difíciles en todos las ciudades, y de eso se daba cuenta ahora que estaba allí. Había pasado más de dos semanas de aquel sitio, y aunque lo prefería mil veces más que su antigua casa en Polonia, no quería decir que le agradaba la sensación de peligro que sentía cada día allí. Las personas no eran demasiado atentas con él, y apenas unas pocas eran siquiera capaces de girar la vista hacia él. Nunca se había sentido tan poca cosa como ahora... o quizas sí, pero simplemente lo había olvidado en esos últimos meses en los que la suerte dentro de todo le había sonreído...

Sin embargo, ahora parecía darle completamente la espalda, pues allí no había conseguido el trabajo digno que había buscado, ni mucho menos un lugar donde pasar las frías y duras noches. Ser un chico sin la menor educación, además de que no dominara muy bien el idioma, no hacían más que complicar su dura y desesperante situacion, que le llevó a hacer aquello que tanto se negaba a hacer... Se habia prometido a sí mismo, cambiarde vida... buscar un futuro mejor, pero veía con claridad que eso era imposible para él. Simplemente debía aceptar su destino.
Y fue por eso que -aunque había evitado hacerlo- terminó por hurtar comida en uno de los puestos callejeros que había en la zona central de la ciudad. Todo había sido bastante rápido, había aprovechado del descuido del dueño para tomar unas cuantas cosas, pero especialmente pan y deliciosas galletas con las cuales saciar su hambre. Hacia ya varios dias que casi ni comia, y en su rostro aún más demacrado que de costumbre se podía apreciar su estado.

Corrió varios metros, y se escondio en el hueco de un callejón, donde sacó presuroso su ''botín'' .Comenzó a probar apenas un poco de esa deliciosa comida, llenando su boca con aquel desespero que sólo quien ha pasado hambre alguna vez conocería. Sus manos tiemblan casi de la emoción, mientras en su rostro de ángel se dibujaba una infantil sonrisa. –Uhmmm... –se le escapó casi un jadeo de satisfacción, al igual que su estómago pareció agradecer a gritos poder alimentarse después de días enteros sin hacerlo. Estaba casi terminando el primero de los paquetes que había logrado hurtar, cuando una voz masculina y agresiva le hizo saltar en su lugar. Giró su rostro hacia el dueño de aquel puesto que al parecer le había seguido hasta allí. De un salto se puso de pie, y sin importarle nada más que cargar sus pocas pertenecias, comenzó a correr tan rápido como podía.


No pensaba dejarse atrapar, ni mucho menos dejar que le llevaran a la cárcel. No había escapado de una ''prisión'' para caer ahora en otra. Esquivando personas, y chocando sin querer a otras el rubio intentó escapar de aquel hombre que le seguía muy de cerca. Al cabo de unos minutos la fatiga no sólo empezó a hacer mella en él, sino más bien en aquel robusto y regordete hombre que se notaba a leguas no podría continuar aquella vertiginosa carrera. Zarek miró un par de veces hacia atrás, constatando que no le seguía o que por lo menos ya no corría peligro, y sonrió animado. Sin embargo, prefirió continuar un par de calles más así, al menos hasta encontrar un nuevo refugio.


Tan concentrado iba en aquellos pensamientos, pero más especialmente en no ser capturado, que no notó lo mal que había cruzado una de las calles más transitadas. No fue hasta que el chirrido ensordecedor de las bocinas de los autos que pasaban a toda velocidad intentando esquivarle, que se alertó de su situación. Corrió un poco más, intentando no ser atropellado, más no pudo hacerlo cuando un último y sorpresivo vehículo le embistió de frente. Por suerte para él, y para aquel conductor que no tenía la culpa de la imprudencia del menor, el polaco había logrado dar un salto justo antes del impacto, evitando de esa manera un golpe fatal. No obstante, eso no evitó del todo los golpes y raspones que se hizo al impactarcontra el parabrisas del auto, que para suerte de ambos no rompió ni mucho menos.

Nhgg... –jadeó más por el susto que por el dolor que ni siquiera sintió a pesar de haberse dado un fuerte porrazo, y se quedó mirando aquel auto que quizás hubiera logrado matarle si no hubiera reaccionado a tiempo. A duras penas, intentó ponerse de pie, notando que una de sus piernas no respondía como debía... quizás se había entumido por el golpe. No lo sabía, simplemente se dio cuenta que no pudo levantarse tan rápido como quiso, mientras unas gotas de sangre escapaban de un pequeño raspón en su frente, y nariz, la cual limpió con el revés de sus ropas. –Mierda... –maldijo en su idioma y suspiró resignado por su mala suerte. 

Zarek
Ladrón
Ladrón

Localización : Pateando las calles... aprovechando tus descuidos ~

Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t1036-zarek-bojzuck-ficha

Volver arriba Ir abajo

Re: Juegos del Destino [Priv. Wadí]

Mensaje por Wadí el Mar Ago 13, 2013 7:53 am

Iba a casa en auto desde la universidad. Estaba exhausto, era probable que su fatiga proviniera de la falta de sueño o de tiempo libre para realizar las actividades que disfrutaba, en cambio pasaba de un laboratorio a otro. No es como si le molestara, amaba estar en el laboratorio de la universidad pues era como su segundo hogar, pero aun no lograba acostumbrarse del todo a trabajar como forense. Aun no se acostumbraba a comer pizza al lado de un cadáver de un hombre o recoger de vaginas de niñas que apenas pasaban a la pubertad    muestras de semen  o menos aun, a ver aquellas fotos sangrientas  de escenas de crimen de cuerpos descuartizados.

 

“El laboratorio forense que des-sensibiliza”, eso había dicho Germán, eso había dicho Xorge y era una real palpable que sabían todos los que formaban parte del equipo.  Era inevitable,  así como la muerte y la enfermedad forman parte de cualquier hospital….este era el lugar de trabajo de muchos, y como cualquier otro centro de trabajo no podía faltar la vivacidad de cualquier oficina. Lo mismo es la muerte y la podredumbre de cualquier sociedad, acumulada en un centro de investigación del crimen. Pero aun así, le costaba adaptarse.

 

Se detuvo en un semáforo y acaricio sus ojos. Estaba terriblemente cansado, dejo caer por unos minutos todo su peso contra el respaldo del asiento y se recordó porque estaba ahora dentro del cuerpo policiaco. Recordó la cara alegre de Germán, cuando  bromeaban en la sala de maestros o el  ceño fruncido de Xorge cuando le ganaba en las competencias de tiro con arco que se llevaban entre los maestros que practicaban esa disciplina.  Y…. la cara de Leveret cuando le contaba sobre aquella novela de piratas que planeaba escribir.

 

Suspiro con pesar  y miro hacia el frente, siguió su camino a casa. No hubo terminado de dar la vuelta volvió a sumergirse en sus pensamiento.  Nada se podía hacer, uno de ellos ya estaba muerto y los otros dos muy seguramente también lo estarían. Lo único que podía hacer por ellos era hallar la verdad detrás de su desaparición, no…más bien, no quería volver a dejar que ninguna otro persona fuera engullida por la desesperación de perder a un ser querido de forma violenta ni permitiría que otro jovencito desapareciera sin dejar rastro, desapareciendo con él sus sueños y anhelos en el futuro.

 

 

 

 

No había pasado mucho tiempo desde la desaparición de leveret, aunque para él aquellos pocos meses parecían años, y aun no….

 

Freno de golpe y el auto se desvió hacia la izquierda al ver a un tipo cruzarse la calle, pero al estar  distraído no pudo hacerlo a tiempo y termino golpeándolo. Se quedo inmóvil, con las manos en el volante y cuando vio que se movía. Salió apresurado del auto y lo miro, el tráfico de había detenido por ellos, eso era un hecho pero como en muchas otras ciudades antes de llamar a la policía o a una ambulancia las personas miraban con morboso interés lo acontecido.

 

-Dios…- Exclamó en español, al verlo dolerse de esa manera-. ¿Estas….Puedes moverte?- pregunto preocupado al verle cojear y sangrar de esa manera, originalmente iba a preguntarle si estaba bien, pero evidentemente no estaba nada bien-. Déjeme…déjeme ver su pierna, por favor- pidió, mirándolo a los ojos preocupado, mientras conductores furiosos que no habían visto el accidente abusaban del uso de las  bocinas en un vano intento por acelerar el camino a casa.


 

 

Wadí
Químico Forense
Químico Forense


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Juegos del Destino [Priv. Wadí]

Mensaje por Zarek el Vie Ago 16, 2013 7:15 pm

No podía tener tanta mala suerte... En momentos como esos, pensaba que había algún tipo de poder superior que lo odiaba, o por lo menos odiaba verle feliz y tranquilo. No podía ser que siempre que algo comenzaba a salirle bien, ocurría algo que le detenía y arruinaba su felicidad, aunque ésta fuera completamente efímera y hasta casi ilusoria.

Se había sentido tan bien el saber que había escapado de aquel robusto hombre que le perseguía, y que con lo que había llegado a hurtar podría paliar el hambre al menos unos cuantos días, que no lograba creer lo que pasó a continuación... El sonido de los frenos de aquel vehículo intentando esquivarle fueron los que le hicieron alertarse y poder esquivarse de lo peor, aunque eso no quisiera decir que no se lastimase... Su pierna completamente entumida, y la rojiza sangre que se deslizaba por la comisura de sus labios, y frente, eran vestigios de aquella ''desgracia con suerte''...

Elevó su azulina vista al oír entre todo aquel aturdimiento, que alguien le hablaba. Intentó ponerse de pie nuevamente, más no lo logró del todo. Las bocinas le ensordecían, al igual que los gritos de los conductores impacientes, pidiéndole que se apartara del camino. Miró al hombre, supuso un poco mayor que él, y asintió, haciendose de toda su fuerza para ponerse de pie... Aquello le costo bastante, no por el obvio dolor que debería sentir, pues aquello él siquiera lo percibía, sino por la imposibilidad de utilizar su pierna como era debido.


... –No respondió con palabras, tan sólo asintió , y torpemente se sentó en la acera cercana, para poder revisar su pierna él mismo. – No... preocupar.... Zarek... bien, señor... –habló con dificultad por aquel idioma completamente nuevo para él, y le sonrió tranquilizador, mientras levantaba un poco el pantalón, notando un gran raspón cubriendo la piel de aquella pierna. Ahora entendia porqué no podía moverla. Pasó sus dedos despreocupadamente por aquella herida que debería resultar no sólo dolorosa, y ni siquiera se imutó al ver como brotaba apenas un poco de sangre. –Calle … muy dura... –murmuró más para sí que para el contrario, pensando que aquel raspón debió darse cuando golpeó contra el suelo... ¿o sería quizás cuando impactó con el auto?. – ¿Usted... doctor? –preguntó elevando las cejas cuando aquel hombre pidió revisarle a lo que él solo asintió, pues no tenía nada más que perder, quizás pudiera ayudarle a que no se infectara. No le agradaba la idea de poder perder la pierna... aunque suponía que no le dolería. Pues nunca le dolía nada de lo que le hacía a su cuerpo. Eso siempre le resultó curioso...

Zarek
Ladrón
Ladrón

Localización : Pateando las calles... aprovechando tus descuidos ~

Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t1036-zarek-bojzuck-ficha

Volver arriba Ir abajo

Re: Juegos del Destino [Priv. Wadí]

Mensaje por Wadí el Mar Sep 10, 2013 2:02 am

Miro asustado la forma en que hablaba el muchacho, parecía tener problemas para hablar, quizas se había golpeado también la cabeza-. No…- negó lentamente- pero ayude una que otra vez en urgencias…- agregó en un intento de tranquilizarle y hacerle saber que sabía lo que hacía. De algo debía de servirle ahora el haber pasado tanto tiempo hablando con camilleros o médicos internistas cuando estaba en el servicio social. Hizo una mueca al ver la herida, en si no parecía grave sino un simple raspón y además no Zarek no hacia muecas de dolor al realizar una rápida palpación. Pero le preocupaba que tuviera problemas para moverse y bueno, casi lo atropella así que quizá podía ser algo más profundo y era probable que no detectara nada porque ya habian pasado fácilmente 4 o más años desde que estuvo en urgencias. Necesitaba una ida al hospital o en su defecto, que un medico la revisara-. Tenemos que ir al hospital…- dijo preocupado.
 
A pesar de pertenecer a la policía no conocía como eran las leyes alemanas con estos asuntos, ¿le obligarían a pagar por el tratamiento médico del muchacho también? ¿Le arrestarían?  Ambas posibilidades en si eran malas. En su país cualquiera en su posición huiría y dejaría al lesionado, con la seguridad de que cualquier buen samaritano llamaría a la ambulancia. Además el tipo no estaba tan mal, si lo dejaba no se iba a morir…
 
-Quédate aquí…no te vayas a mover- Ordenó, levantándose para subir al auto. Contrario a los que muchas personas harían, o al menos sus connacionales,  estacionó el auto en un espacio cercano para no estorbar el trafico. Se sentó al lado de Zarek, dio un  gran suspiro-. Ahí viene la ambulancia…- sonrió de medio lado, mostrándose muy nervioso- Yo te pago el doctor…
 
No tenía mucho para hacer algo, tenia toallitas con gel antibacterial que le habían regalado esa mañana unos alumnos, pero aunque limpiara la herida no tenia con que vendarlo. Si bien tenía su bata  o su corbata de laboratorio, consideraba que usarlas podría ser un peor desacierto puesto que el laboratorio estaba plagada de microorganismos

Wadí
Químico Forense
Químico Forense


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Juegos del Destino [Priv. Wadí]

Mensaje por Zarek el Vie Nov 01, 2013 2:35 am

Fue algo gratamente sorprendente que aquel hombre se preocupara así por él… Porque estaba preocupado ¿No? Supuso que sí, por esa expresión casi de pánico que le mostró el peliplata tras aquel accidente, que para Zarek no significó más que un toque… o eso creía él, al menos… si consideraba que aquellos golpes que había recibido no le dolían ni un ápice a pesar de que muchas de ellas hubieran hecho llorar hasta al tipo más duro. En especial aquella que tenía en la pierna y que le hacía aún renguear un tanto, a pesar de que ya habían pasado unos minutos desde el impacto.
 
Observó fijamente a aquel hombre, y  le sonrió un poco. Parecía estar extremadamente nervioso… y eso no estaba bien ¿verdad? —Tranquilo…Zarek bien… —buscó tranquilizarle al verlo así, sonriéndole de manera quizás un tanto dulce e inocente, pues no tenía idea en realidad de que aquello pudo haber sido una tragedia. — ¿No médico? —repitió curioso al  oírle decir que no lo era, pues sus apariencias parecían las de un médico… —Usted parecer … muy inteligente… Zarek pensar que … ser médico — admitió sonrojándose ligeramente por su ingenuo comentario,  mordiéndose el labio inferior un tanto.
 
—¿Eh? Nonononono—negó rápidamente a aquello de que deberían ir a un hospital, mirándole como si se tratase de un cachorrito mojado. —Zarek no gusta… no gustan hospital… —le dice con ojos algo llorosos al recorsdar que las pocas veces que había estado en un hospital había sido cuando su padre le daba palizas tan fuertes que  pensaba que lo había matado, y eran sus hermanos mayores quienes le llevaban allí. Eso sin contar que no tenía un centavo con qué pagarlo… Aunque aquello se resolvió luego cuando el otro se hizo cargo de los gastos. — Ah… G-Gracias, Señor…. —agradece quedándose un poco dubitativo antes de mirarle fijamente ahora que lo tenía cerca— ¿Cómo llamar tú? Mi Zarek…. —se presenta, apuntándose a sí mismo, justo en el momento en que la ambulancia hzo su aparición.
 
Silenciosamente, miró de nuevo al hombre tras ponerse de pie con las ayuda de los camilleros, quienes le dijeron que deberían ir directo al hospital, pues sus golpes habían sido graves.  —Tú venir conmigo? —preguntó al mayor con una expresión algo infantil y atemorizada. — Zarek miedo a hospital…. –susurra al hombre que no dejaba de observar.

Zarek
Ladrón
Ladrón

Localización : Pateando las calles... aprovechando tus descuidos ~

Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t1036-zarek-bojzuck-ficha

Volver arriba Ir abajo

Re: Juegos del Destino [Priv. Wadí]

Mensaje por Wadí el Vie Nov 01, 2013 8:32 am

Puso un gesto severo, que de vez en cuando volvía en uno más amiga y asentía algunas veces. Para ser sinceros no lograba entender del todo lo que le decía el joven,  pues hablaba de forma poco fluida y algo entrecortado. Quizás se debiera a que el alemán no era su lengua madre, pero en algunos momentos le fue difícil por no decir imposible entender a que se refería.  Pero a pesar de ello no se alejo del joven e intento sonreír lo mejor que podía, aunque su rostro a veces demostraba la preocupación y el desconcierto que le provocaba todo aquello.  Sobre todo, no tenía ni la menor idea de que significaba “zarek”, es decir, constantemente sacaba esa palabra.


Zarek escribió:Ah… G-Gracias, Señor….
 
-¡Oh! ¡Ok!..Digo no hay de que, es lo menos que puedo hacer después de todo yo casi te mato...- dijo asintiendo, sintiendo su pecho un poco más liviano al verlo sonreír. Nerviosamente respondió el gesto con una sonrisa tímida. Poniéndose aun más nervioso al verlo ruborizarse, desviando la vista de las heridas del muchacho a la calle y buscando un poco de frialdad.
 
-¿ZArek? ¿Te llamas Zarek?- dijo, mostrando sorpresa por lo repentino de la presentación para después sonreír, conteniendo las ganas de reír.  Así que eso significaba “Zarek”, era su nombre. Ensancho más su sonrisa al comprender que el muchacho decía su propio nombre en lugar de decir “yo”, en verdad era lindo-. Soy Wadí Daniel….-no pudo terminar de presentarse porque la ambulancia llego. Se mostro satisfecho, las ambulancia en alemán eran mucho más eficientes que en su país natal. Compartió unas cuantas palabras con los camilleros que se acercaron a recoger el muchacho, más que nada para aclarar que la llamada de auxilio la había hecho él.
 
-¿Eh?- se sorprendió cuando el muchacho le pidió que el acompañara. Desvió la vista en el auto, no podia dejar a su auto en medio de la nada así como así, estaban en una ciudad tan peligrosa y a pesar de que estuviera en la zona controlada por la policía temía que le robaran el vehículo-. Yo…yo sé, pero mi auto…- intento explicar, pero la barrera del idioma era importante. O mejor dicho, Wadí no pensó que fuera adecuado explicarle nada al rubio, es decir, si muy apenas podía hablar el idioma dudaba que pudiera entender su explicación y más un con un acento tan marcado como el suyo-. Yo…yo ire al hospital…solo, solo espera- Dijo más que nada  a los camilleros. A los cuales después les pidió que le permitieran sacar unas cosas del auto para poder irse con ellos, aunque estos deseaban llevar a la brevedad al muchacho decidieron esperar a que el profesor sacara su mochila y unos papeles importantes del auto para irse en la ambulancia junto con Zarek. Era importante que los accidentados fueran con algún conocido.
 
En el camino del lugar del accidente al hospital, llamo a un compañero del departamento de policía para que fuera al hospital. Ahí le daría las llaves y este le haría el favor de llevar el auto a casa o a un lugar más seguro.  
 
Miro a zarek con un dejo de tristeza mientras se dirigían al hospital. Había logrado entender algunos términos usados por los camilleros, o eso creía (su elnguaje técnico de términos medio era terrible) por lo que creía haber provocado una luxación en la pierna del joven o algo semejante. ¡Oh! Que mala suerte la suya.

Wadí
Químico Forense
Químico Forense


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Juegos del Destino [Priv. Wadí]

Mensaje por Zarek el Jue Dic 19, 2013 8:05 pm

Frunció ligeramente el ceño, entre molesto y dolido cuando el otro comenzó a sonreír de esa manera  ante su presentación ¿Acaso se reía de su forma de hablar? ¿Se estaba burlando? Aquello no le agradó para nada, y si no fuera porque por alguna razón no sentía su pierna normalmente como la sentía, seguramente habría salido de allí corriendo en ese instante. Más simplemente bajó la cabeza, avergonzado.  Más terminó por alzar la vista al escucharle pronunciar ese nombre bastante exótico para alguien como él.
 
—¿Wadí? —repitió abriendo los ojos y mirándole fijamente. Entonces fue él quien sonrió ampliamente, casi coqueto. —Lindo nombre…. Tan lindo como Wadí —le halagó sin poder evitarlo. Ese hombre era realmente lindo, y aunque quizás otra persona en esa situación no lo hubiera notado, Zarek sí. ¿Y cómo no? Si en realidad a  él nada le dolía… A pesar de su obvia lesión, el menor no sentía siquiera un cosquilleo en su cuerpo algo débil y maltrecho a pesar de su evidente buen humor.  
Un humor que sorprendió notablemente a los camilleros de aquella ambulancia, que le hicieron subir a una camilla para luego subirse a la ambulancia rumbo al hospital. Un lugar que no le agradaba para nada al menor que miró suplicante a Wadí, el cual pareció completamente contrariado ante eso. Zarek bajó la vista con un puchero, pensando que finalmente tendría que ir a aquel sitio solo, cuando el mayor al final subió con él. Le sonrió emocionado, y mientras que le revisaban, se atrevió a tomarle la mano como si de un niño asustado se tratara, pues temblaba un poco… no de dolor, pero sí de miedo al recordar de manera inconsciente que lsa pocas veces que pisó un hospital, fue cuando su padre lo golpeaba dejándole por muerto.
 
Gracias por quedar con zarek… —le susurró al hombre, sonriéndole dulcemente y cerrando los ojos el resto del viaje al hospital, pues sentía demasiado cansado de un momento a otro. Obviamente había sido producto de los tranquilizantes que le inyectaron de manera intravenosa.  Al llegar al nosocomio, el polaco entreabrió de manera  somnolienta los ojos y miró a Wadí algo asustado porque lo alejaran de él — Zarek no querer ir solo… —chilló asustado y no queriendo soltar la mano del policía, pero tuvo que hacerlo cuando le dijeron que era importante que le hicieran unos estudios. Unos muy raros con maquinas muy raras que no le gustaron para nada, mucho menos porque todos comenzaron a mirarle como si fuera una especie de monstruo o sinónimo. ¿Por qué no lo curaban más rápido así se podía ir de allí?
 
Por supuesto,  Zarek no tenía idea de que  aquellos médicos habían terminado por diagnosticarle algo que él desconocía… una enfermedad que era demasiado rara  e incurable. Uno de ellos se le acercó al policía que había acompañado al polaco y le pidió hablar con él, en cuanto Zarek seguía siendo estudiado y vendado.
 

¿Es usted familiar del chico? —le preguntó el médico a Wadí, y al instante continuó. —Necesitamos sabes si usted sabe que este chico padece de algo conocido como “inmunidad congénita al dolor”… Es una patología muy grave, y por eso debemos decirle que es un milagro que este chico esté tan lúcido luego de lo que ha ocurrido. … -le comentó mirándole a los ojos, terminando por describirle poco a poco todo lo que le habían practicado al menor, explicándole que deberían inmovilizarle la pierna por un par de semanas, y que lo mejor sería que no se moviese demasiado. — Necesita atención constante… No puede moverse demasiado o se lastimará aún peor. Recuerde que él no tiene idea de cuan mal está, ni cuan grave para su salud es que se siga lastimando de esa manera… —le explicó una vez más y le dio la mano antes de irse. —Si quiere verle está en una habitación común, pídale a una de las enfermeras que le guíe hasta él…—musitó antes de continuar con sus deberes.  

Zarek
Ladrón
Ladrón

Localización : Pateando las calles... aprovechando tus descuidos ~

Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t1036-zarek-bojzuck-ficha

Volver arriba Ir abajo

Re: Juegos del Destino [Priv. Wadí]

Mensaje por Wadí el Vie Ene 03, 2014 4:17 am

No tomo muy en cuenta cuando Zarek le  dijo que era lindo, pensando que solo se refería el nombre, por ello solo respondió con una sonrisa y un “gracias”. Aunque debía admitir era desconcertante ver a alguien con una lección como a la suya tan calmado o tranquilo, después de todo le golpeo con su auto pero Zarek estaba tan calmado que cualquiera que no viera la herida pensaría que nada le había ocurrido. Pero no pudo mayor atención en ellos, lo más importante era hacer los arreglos para ir al hospital y recoger su auto allá.
 
Disculpen la tardanza…ya podemos irnos- anuncio a los camilleros tras subir, uno de ellos golpeo el techo del vehiculo para indicar al conductor que arrancara. Respondió con una sonrisa tímida a la que el regalaba el otro, sus ojos rojos no tardaron en buscar un rastro de dolor enlos hermosos ojos celestes, y si darse cuenta estaba viendo absorto los labios jugosos labios rosas para despues desviar la vista a otro lado.  Sintiéndose no solo culpable por atropellado, sino por atropellar a alguien tan hermoso. –um…- regresando su mirada al rostro del joven cuando le tomo de la mano, apretando los labios y aferrándose con fuerza al ver aquellos hermosos ojos nublarse por el miedo-. No te preocupes, estarás mejor…- Prometió bajito, descubriéndose enternecido por el joven. Era raro, hacia mucho nadie lograba ese efecto en él a excepción de sus sobrinos.
 
-No hay porque..- respondió gentilmente, apretando su mano más fuerte al verle cerrar los ojos. Comprendía que era resultado de los sedantes y el suero, incluso sin darse cuenta se le aguaron los ojos. Sin darse cuenta recordó algo que no quería, era inevitable pensar sobre aquel “accidente” que el obligo a irse a Alemania. No había vuelto a una hospital desde entonces. Miro el apacible rostro de Zarek, suplicando en silencio que no fuera algo grave. No quería volver a ir en una ambulancia con alguien a punto de fallecer, sabía que el temor era mal infundado, pero así son los temores. No tiene muchas veces sentido. El resto del camino lo paso absorto en el menor, revisando regularmente el vaivén de su pecho entre cada respiración. Si los camilleros pensaron que eran conocidos o hicieron un comentario sobre su relación lo ignora, mejor dicho, no recuerda casi anda del viaje. Solo del pecho subir y bajar.
 
Al llevar al hospital dejo a los médicos hacer lo propio, si bien soltó la mano de Zarek con unos ojos triste no hizo anda para obligar al otro a soltarle, eso se lo dejo a las enfermeras-. ¡No tengas miedo! ¡Todo va a salir bien!- prometió, quedándose en la sala de espera. El tiempo siempre parecía eterno en aquellas salas, por ello comenzó a mirar el techo y las paredes en formas de figuras. Contar los cuadros del suelo o en su defecto a hacer cálculos de cuantos debían ser. A pesar de lo mucho que disfrutaba aquellos juegos no podia dejar de pensar en el albino y preocuparse por su estado, ¿era común tardar tanto? ¿Por qué no llegaban ya los médicos? ¿Por qué no podia dejar de pensar en él? Permaneció inmerso en esos pensamientos, siendo interrumpido  solo cuando su amigo le entrego las llaves y cuando uno de los médicos de urgencias se acerco.
 
-Si, dígame..- dijo sin dudar, levantándose del asiento y tomando poca o nula atención a la pregunta en sí, estando más interesando en el estado del joven. Inevitablemente se mostro nervioso y asustado, no era normal que un medico se acercara a si a no ser de que fuera algo serio.
 
-No, no sabía- dio énfasis a la declaración con un movimiento negativo de cabeza. Sin poder evitarlo su rostro se deformo en uno aterrado- ¿Qué?- dijo aterrado, entendiendo que el golpe había sido muy fuerte. Mientras oía las indicaciones del médico se dejo caer en el asiento y froto repetidamente el rostro. No entendía bien porque estaba así, pero estaba aterrado-. Oh…si, gracias- me mordió el labio, para después lamerlo y se levanto para darle una mano al médico-. Muchas gracias…
 
Como le indico le solicito a una enfermera que el llevara a la habitación, al entrar le sonrió a zarek y después de un gesto con la enfermera esta se marcho. Tenía suerte de tener una piel tan clara y un cabello rubio, así como del acento. De otra manera no le hubiesen creído que eran familiares.  
 
-¿cómo estás?- pregunto, sintiendo la necesidad de tomarlo de la mano-. Mañana saldrás, no te preocupes yo pago todo y después te vas conmigo a casa, te voy a cuidar…y volverás a caminar- dijo mostrándose asustado, por no decir apenado. ¿Ya le habrían explicado los médicos de su condición? Si no era así, ¿cómo podía explicarle?

Wadí
Químico Forense
Químico Forense


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Juegos del Destino [Priv. Wadí]

Mensaje por Zarek el Vie Sep 19, 2014 6:12 am

Estaba asustado, realmente muy asustado… Como hace mucho no lo estaba. Por lo general, desde que había escapado de aquel infierno que era su vida en su país natal, jamás había vuelto a sentirse así…
Así de acorralado… Así de desamparado y débil…
¿Pero como no sentirse así?
Desde que aquello había ocurrido nunca había vuelto a pisar un lugar como ese. Nunca había aceptado siquiera acercarse a un hospital de nuevo. No quería… simplemente no quería sentirse atrapado en un lugar así. No quería escuchar el llanto de los niños enfermos como él… No quería percibir ese olor a muerte mezclado con tristeza…
Nunca había percibido dolor… y a decir verdad no tenía idea alguna por qué el no sentía como todos sus demás hermanos los golpes que recibía de su padrastro. Sin embargo, aprendió a agra-decerlo, pues al pasar de los años aquellos pequenos “correctivos” se convirtieron en algo mucho peor que eso… mucho peor que eso…
—Zarek no …. Zarek no quiere estar… aquí…— es lo único que atinaba a gimotear no por dolor sino más bien sólo por el miedo que atenazaba sus músculos completamente. No le gustaban aquellas máquinas sofisticadas con las que le analizaban, ni tampoco le agradaba la manera con que le miraban… como si no fuera mas que un fenómeno de circo… o quizás un monstruo. —¡WADÍ! —exclamó queriendo dar un salto en la cama y abrazar a aquel hombre que a pesar de haberlo metido en esa situación que detestaba, sabía no era malo. ¡Si hasta parecía un conejito asustado al mirarlo así! …
¿Pero por qué le miraba así?
Ladeó el rostro y frunció el entrecejo mirándole preocupado… ¿qué había pasado?
—¿Ah? …. Zarek estar bien!! … Zarek no duele…. Zarek poder … cuidar solo!! —aseguró sonriéndole para que no se sintiese culpable por nada. Sabía muy bien que había sido su culpa el haber cruzado mal… pero especialmente el haber robado aquello que lo hizo tener que huir de esa manera. Se mordió el labio inferior apenado al recordar. Él no quería ser malo… pero cómo iba a poder alimentarse si no hacía aquellas cosas malas. Bajó la mirada como cachorro reganado por un segundo. — ¿Eeeeeeh? ¿Por qué? — preguntó mirándole curioso cuando le dijo que viviría con él. ¿Por qué haría eso con un desconocido?
Se incorporó mejor en su cama y aprovechando que el otro le daba la mano lo atrajo, haciendo que se sentara con el en aquella pulcra y comoda cama. ¿Hace cuanto no dormía en una así? Ahora dudaba si alguna vez había dormido en una cama real. Suspiró apesadumbrado por un momento y es entonces que se fijó sólo en el rostro ajeno. — Wadí estar asustado? — preguntó con su escaso vocabulario y le miró a los ojos. —WAdí querer cuidar Zarek? …. Wadi ser… ángel? — parparpadeó un momento sorprendido por esa posibilidad… y quizás por eso fue que se inclinó y besó la mejilla del menor intentando asegurarse que aquel hombre no sea una alucinación…. Sino una persona real. —Uhm…. Wadí no un ángel…. Pero ser bonito como ángel… — asegura con una leve pero coqueta sonrisa.

Zarek
Ladrón
Ladrón

Localización : Pateando las calles... aprovechando tus descuidos ~

Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t1036-zarek-bojzuck-ficha

Volver arriba Ir abajo

Re: Juegos del Destino [Priv. Wadí]

Mensaje por Wadí el Miér Sep 24, 2014 7:49 am

Le desconcertó la cálida bienvenida, a pesar de apenas conocerse y haberlo arrollado, Zarek parecía haberse encariñado con Wadi. No entendía porque, de estar en el lugar del otro aborrecería a Zarek.

       -Por favor, no te muevas mucho podrías hacerte daño- reprendió preocupado cuando le jaló, deteniéndose con el respaldo de la cama, dejando en segundo plano sus preguntas. Instintivamente se alejó al sentir sus labios en la mejilla, apretó la boca y desvió la vista hacia el suelo apenado-. No, no, no soy nada así- desmintió, encogiéndose para mirarlo por lo bajo. Ahora se sentía mucho peor por haberlo arrollado, y por otro lado, aun sentía el cálido toque de sus suaves labios sobre la mejilla. En Europa la gente era rara, en  Alemania las personas eran lejanas y en Italia eran cálidos, ¿Zarek venía de un país con gente cálida? ¿Por eso era el beso? ¿El beso era porque estaba muy feliz de verlo?

      Inconscientemente miro los labios ajenos cuando pensaba en ello, ruborizándose al descubrir la coquetería inherente a la sonrisa ajena. No le apenaba el beso o estar hipnotizados por sus labios, sino el sentir todo aquello en ese momento;  se avergonzaba porque el momento no era el adecuado y porque estaba seguro que todo era sólo idea suya.

         -Voy a cuidarte porque es culpa mía que estés mal- declaró con decisión, reafirmando su convicción. Existían suficientes culpas, demasiadas personas a quienes les falló y no pensaba cargar otra más a su conciencia. Muchos no lo entenderían, pero el cuidar a Zarek era una forma de redimirse-. Porque si no te cuido volverás al hospital y te pondrás mal.  Si no te agrada la idea…bueno, puedes ir a vivir con un familiar o un amigo.
         Lo miró fijamente esperando su reacción. Wadi no era tan tonto como parecía y suponía, acertadamente, que Zarek no tenía otro lugar a donde ir. Su desprolija apariencia y el evidente grado de desnutrición, que no lograba socavar su belleza, indicaban que no vivía muy bien e incluso podría no tener donde dormir; y la falta de dominio del idioma le afirmaba que era un extranjero con poco tiempo en el país, probablemente no tenia familiares ni tampoco amigos.
         -Es muy importante cuidarte para que te pongas bien -El gesto preocupado de Wadi se volvió una sonrisa amigable, como extranjero conocía la necesidad de un aliado- como no debes moverte ni puedes cuidarte tu solo, yo lo hare. Ahora escúchame bien…-aspiró profundo, preparándose para lo que diría, empezó a hablar pausado-: Me explicaron que no sientes el dolor y no comprendes lo grave que estás. No sientes dolor porque tienes una enfermedad –lo miró fijamente a los ojos, quería confirmar que podía seguirle, pero sería complicado explicarle como era debido. No sabía que tanto alemán entendía.

Wadí
Químico Forense
Químico Forense


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Juegos del Destino [Priv. Wadí]

Mensaje por Zarek el Miér Sep 24, 2014 3:33 pm

Zarek jamás se había destacado por ser alguien seductor o coqueto, mucho menos por ser un “Galán” en las conquistas. Sin embargo, ahora notaba que no era tan malo para eso… pues había percibido aquel sonrojo en el rostro ajeno tras su beso, lo cual causó un extraño pero delicioso cosquilleo en su pecho. ¿Para qué negar lo evidente? Ese hombre le parecía atractivo, y a decir verdad, le gustaba… bastante. A pesar de que el otro hubiera sido el culpable de que terminase en el hospital con aquella herida en la pierna. Tks… no sería la primera persona que le enviara al hospital, aunque sí era la primera persona que se mostraba tan sentido, y hasta preocupado por él. Eso le hacía sentirse extraño…muy extraño, ciertamente.
Pero…pero… Zarek …tener culpa… Z..Zarek… ser mal.. mal ..niño… —intentó explicarle y quitarle la culpa que el otro sentía por lo ocurrido, y más aún la responsabilidad que creía tener sobre su seguridad. — ¡E-Eso no ser…necesario! —aseguró más ante la mención de su familia u amigos, no pudo por menos que bajar la mirada avergonzado y triste.
Negó rápidamente con la cabeza, y se pasó una mano por el cabello. Unos pequeños tubos se conectaban a sus venas, pasándole por ellos el suero necesario para que no se desmayase ni por la pérdida de algo de sangre como tampoco por el fuerte grado de desnutrición que mostraba. — Zarek no tener… Zarek solo…. —murmuró pensando que en realidad, por algún lugar del mundo tendría a sus hermanos, más no tenía noticias de ellos. Muchos intentaron llevárselo de aquella horrible casa, más él no había querido dejar a su madre sola a merced de aquel hombre… Suspiró pesadamente. — Nmh… amigos no… sólo … conocer.. algunas personas… —comentó pensando que no podría considerarse amigos a aquellos que le hacían encargos, ilegales en su mayoría, a cambio de favores… como dormir bajo un techo cuando hacía frío, o una ducha tibia de vez en cuando, además de ropa limpia... No eran gratis aquellas cosas, y por lo que sabía, los amigos no cobraban por los favores. Así que estaba seguro que esos hombres no eran amigos, precisamente.
Wadí… no pedir… nada.. a cambio… ¿no? —preguntó curioso por un momento. La mayoría no sólo le pedía favores ilegales, sino que además muchos habían pedido tocarle… para nada “amigablemente”…sino del mismo modo que su padrastro lo hacía antes. Apretó la mandíbula por un momento al recordar el asco que aquello le causaba. Más al pensar que fuera aquel tierno hombre el que le tocase… no le molestaba precisamente. —Zarek hacer lo que Wadí querer… —dijo entonces y le besó la otra mejilla al mayor, riendo bajito al alejarse. — Wadí ser lindo… a Zarek gustar —musitó sin vergüenza alguna, mientras tomaba la mano del otro notando que bonita era. Acarició sus dedos un momento, no prestando mucha atención en principio a lo que el otro le contaba. — Zarek saber eso… saber que no dolor.. nunca dolor… —murmuró por lo bajo hasta que le dijo que era una enfermedad. — ¡¿Zarek enfermo?! —exclamó y puso un puchero. — Zarek no querer… estar enfermo…. Zarek querer estar bien… —se quejó e infló las mejillas infantilmente, pareciendo por momentos aún más joven de lo que era. Bufó un tanto y miró al mayor. — Wadí no cansar de cuidar a Zarek?.... No querer ser carga para Wadí… —Le miró con ojos de cachorro, siendo completamente sincero.

Zarek
Ladrón
Ladrón

Localización : Pateando las calles... aprovechando tus descuidos ~

Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t1036-zarek-bojzuck-ficha

Volver arriba Ir abajo

Re: Juegos del Destino [Priv. Wadí]

Mensaje por Wadí el Miér Sep 24, 2014 10:31 pm

Los movimientos erráticos y nerviosos de Zarek bastaron para confirmar sus sospechas, pero espero que él lo admitiera para agregar comprensivamente-: Entiendo, no te preocupes, yo te ayudaré…
                -No, yo no pido nada. Después de todo es mi culpa...aunque, me gustaría que no me demandaras- dijo calmado, pues no le sorprendió la pregunta, porque en su lugar hubiera hecho exactamente lo mismo. Por algo era famoso un dicho en su país que decía: “piensa lo peor y acertaras” pero tenía fe en que él no era el caso. Wadí había sido criado con rectitud, y reconocía,  carecer a menudo de malicia e incluso, en ocasiones, ser un poco crédulo. Ese era su problema, era tan recto que en su mente no cabía la posibilidad de que Zarek fuera un farsante, de esos que se dedican a ser atropellados para demandar a las personas, ni tampoco creía que esté, al recuperarse, le robaría hasta el último centavo. Estaba comenzando a pensar en lo que podría salir mal, por eso no se percato de algunos de los gestos de zarek, volviendo a la realidad cuando le volvió a besar la mejilla.
                -¿Eh?- se sorprendió y devolvió la mirada al rostro risuelo del joven- ¡Oh!, sí, gracias…- sonrió aturdido por el repentino gesto de aprecio, volviendo a prensar que a él lo que le gustaba era el nombre de “wadi” y no, en sí, su persona. Se tensó cuando comenzó a juguetear con su mano, recordando de pronto a su sobrina  que solía hacer lo mismo, por eso no lo detuvo y hasta lo ignoro a pesar de la incomodidad.
                Se sobresaltó por el repentino cambio de actitud del joven, aunque en el fondo se descubrió enternecido, por ello entrecruzo los dedos con los de él y le sonrió con ternura-. No tengas miedo, no te va a pasar nada, sólo debes tener más cuidado. Como no te duele no sabes si algo te lastima, por eso siempre debes revisar tu cuerpo.

                La pregunta que le siguió nuevamente le aturdió, lo miró fijamente con los labios entreabiertos y los dedos aun entrelazados-. No…- dijo serio y agregó-: Tú no eres una carga porque yo no voy a estar tranquilo hasta que vuelvas a caminar-luego sonrió- No creas que va a ser mucho tiempo…¡Ah es que no te lo dije! No podrás caminar por un mes y medio, ósea seis semanas, así que no te preocupes, no me voy a cansar de cuidarte en tan poco tiempo…

Wadí
Químico Forense
Químico Forense


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Juegos del Destino [Priv. Wadí]

Mensaje por Zarek el Jue Sep 25, 2014 12:58 am

De..deman… ¿qué? —inquirió mirándole confuso, pues había ciertas palabras que aún sabiendo el idioma no comprendería. Zarek… ¿Demandar? ¡Eso era imposible! Alguien como él, quien apenas y sabía cómo deletrear su nombre en su idioma natal, cómo podría siquiera pensar en demandar a alguien por lo que le pasaba? No tenía siquiera idea de qué era aquello, pues si supiera que él en realidad tenía derechos, como el derecho a jamás haber sido golpeado o  maltratado por aquel que en realidad tenía que amarle y cuidarle…
Negó, entonces, rápidamente a las palabras ajenas. Jamás haría aquello, fuera lo que fuera, y así lo expresó al mayor—: Zarek no hacer eso con Wadí… Zarek portar bien… ser buen niño… —aseguró mirándole a los ojos para que le creyera, para que viera que no había malicia o mentira en su mirada azulina. Le sonrió, incluso más cuando notó su nuevo sonrojo y las reacciones a su contacto, las cuales creyó –posiblemente errónamente- que le daban a entender que para el otro tampoco  él le era indiferente. “¡Qué bien!”, pensó y fue él quien se sonrojó ligeramente cuando el otro entrelazó sus dedos así. ¿Él también le gustaba a Wadí? Porque… sino era así, ¿Por qué entrelazaba sus dedos así… así como sólo había visto hacer a las personas qu se gustaban?
Sonrió, infantilmente feliz porque alguien tan bonito como aquel hombre se fijase en él y más aún que quisiese cuidarlo, haciéndose de esta manera unas tontas ilusiones que seguramente con el tiempo lamentaría.
—S…Seis.. semanas? —repitió frunciendo el ceño un momento. — Eso.. ser mucho? Z…Zarek no saber…. Contar…—explicó apenado bajando nuevamente la mirada , y mordiéndose el labio inferior. —Zarek portarse bien… Zarek promete a Wadí ser bueno! —repitió una vez más y se le acercó un poco de nuevo— ¿Wadí tener novia? —preguntó inesperadamente, y esperó su respuesta justo en el momento en que la enfermera entró para revisar al enfermo.
Zarek bufó un poco molesto por eso, pues no le agradaba quelo tocasen demasiado, menos aún desconocidos como aquella chica, más no se quejó… se dejó hacer como “buen niño” que prometió ser. Al cabo de unos minutos, y tras sacarle aquel suero, la mujer salió de la habitación, volviendo momentos después acompañada del médico quien con una sonrisa les comunicó que ya podían irse, más que deberían volver al menos una vez cada dos semanas para revisar la herida del menor.

—“Aquí le he traído un folleto para ustedes sobre el síndrome del joven Zarek… Recuerden que este síndrome puede llegar a ser muy peligroso si no se lo toma en cuenta como debe ser… así que por favor, si tienen dudas, no duden en volver aquí de ser necesario”—fue lo último que le dijo a ambos, sonriéndoles y dándole los papeles y folletos necesarios para la recuperación que vendría…

Zarek
Ladrón
Ladrón

Localización : Pateando las calles... aprovechando tus descuidos ~

Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t1036-zarek-bojzuck-ficha

Volver arriba Ir abajo

Re: Juegos del Destino [Priv. Wadí]

Mensaje por Wadí el Jue Sep 25, 2014 2:30 am

-Sí, así es…son seis semanas- elevo seis dedos para hacerse entender, suponía que algunas palabras eran difíciles de entender por el desconocimiento que tenía el joven del idioma, pero jamás imagino que no supiera contar-. ¿En serio?- atino a decir incrédulo, elevando la voz para luego taparse la boca con una mano y mirar la puerta apenado. Pobre Zarek, seguramente se sentía aun más apenado por su reacción. Lo miro por lo bajo mientras se mordía el labio inferior, siempre había creído que en Europa no existía el analfabetismo y de ahí su sorpresa- Perdón, no debí-le soltó para llevarse las manos a las rodillas.
-Sí, yo sé…- le dedico una media sonrisa, la vergüenza aun no pasaba de todo, aunque ahora pensaba en el tipo de vida que debió haber llevado para no saber contar, seguramente debió haber sido una muy dura…
-¿Qué?- se sorprendido por la repentina pregunta, esa era quizás la única pregunta que nunca pensó que le seria formulada en aquella situación. Antes de responderle con sinceridad al respecto se escucho a alguien entrar, era la enfermera que venía a revisar la pierna enyesada de Zarek. Se retiro para darle espacio a que la mujer hiciera su trabajo mientras en su mente seguía rondando la pregunta, preguntándose si Zarek estaba preocupado porque la estadía en su casa incomodaría a su novia. La idea en sí misma no era tan disparatada, las personas usualmente le preguntaban si no tenia pareja o si estaba casado, suponía que era porque estaba en la edad de contraer matrimonio, y como Zarek le había preguntado tantas veces si no era una molestia, era comprensible que sintiera pena por molestar a su novia. Al recordar a su ex novia instintivamente se llevo una mano al cuello, creía sentir palpitar la herida, e incluso, alucinaba que se abrían los puntos. Estuvo atrapado en aquellas alucinaciones hasta que escucho la puerta cerrarse a sus espaldas y a un sonriente Zarek en la cama. Entrelazo los dedos de las manos y le sonrió con dificultad, sentía que las manos le temblaban y estaban húmedas por el sudor-.Parecen que ya te van a dar de alta, y yo que pensé que tendría que venir por ti mañana- dijo complaciente, para luego agregar-: Espérame un momento, ¿sí? Tengo que hacer una llamada- se fue a la esquina para hablar con su  amigo que había recogido el auto, pidiéndole de favor que lo trajera y contando de forma breve y desordenada lo que había pasado. Seguramente su amigo iría pero muy seguramente no había entendido nada en concreto de la conversación. Fue una llamada rápida, lo suficiente para haberse terminado para cuando llego el médico.
-Sí…entiendo, muchas gracias doctor- tomó el folleto, hojeándolo apenas lo tuvo en mano, esperaba que esto le ayudara a explicarle a Zarek de su enfermedad. Se despidió con un gesto de cabeza y le trajeron una silla de ruedas, era un préstamo, evidentemente tendría que ir a comprar una en el camino a casa. Se miró por la ventana, ya era tarde para eso también, por lo que nuevamente aspiro profundamente-. Zarek, vamos a pasarte a esta silla, por favor no intentes apoyarte en tu pie lastimado- pidió amablemente, haciendo varios ademanes para hacerse entender. Luego de ello bajaron por el ascensor, para gusto de Wadi, hallar a su amigo con las llaves en mano. Tuvieron una rápida conversación, Reynard, que es como se llama su amigo, no estaba de acuerdo con él, pero le dejo hacer aunque en más de una vez en la conversación apareció el nombre de “Leveret”.

Al final, subieron entre ambos a Zarek al auto. Wadi conducía y Reynard veía con desconfianza al joven. 

Sigue en...:

Wadí
Químico Forense
Químico Forense


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Juegos del Destino [Priv. Wadí]

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 7:21 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.