Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Confieso...
Dom Ago 14, 2016 10:18 am por Zarek

» IMPORTANTE!!! Anuncio de Administración
Vie Oct 16, 2015 3:36 pm por Alcalde Diedrich

» Cuenta y besa a quien te toque.
Lun Abr 27, 2015 9:01 pm por Jan Bozkurt

» Publicación de temas fueras del foro
Dom Abr 26, 2015 6:35 am por Bzou

» Mensaje a la administración (Importante)
Jue Abr 02, 2015 10:23 pm por Alcalde Diedrich

» El amo y el lobo [Celda de aislamiento] [Priv. Herman Engels +18]
Lun Feb 09, 2015 12:43 am por Herman Engels

» ¿Nuevo compañero? [Priv. Killer]
Dom Feb 08, 2015 2:54 am por Killer

» Other World [RPG Anime (Saint Seiya, Inuyasha, Naruto)] afiliación normal
Lun Feb 02, 2015 8:50 pm por Invitado

» Karma [priv. Geist]
Dom Feb 01, 2015 11:46 pm por Gô Koyama

» Mihail ``Perro viejo´´-I.D-
Miér Ene 28, 2015 2:56 pm por Mihail Mihaeroff

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 55 el Vie Jun 15, 2012 12:46 pm.
►Pasa el mouse por las imágenes y contáctanos

ALCALDE DIEDRICH
Contact
Herman Engels
Contact
Zennu
Contact
Broker
Contact


HERMANOS

ÉLITES

↑Click↑

Entre palabras y bebidas (priv)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Entre palabras y bebidas (priv)

Mensaje por Invitado el Lun Ago 05, 2013 11:43 am

Era tarde, bastante tarde a altas horas de la madrugada de esas horas que se piensa si es mas fácil seguir seguir despierto hasta el amanecer o intentar dormir lo poco que queda. Viktor terminó cansado de leer lo último que le faltaba para ponerse al corriente y miró hacia su cama donde había quedado dormido su hermano menor quien le estaba acompañando toda la noche. Suspiró y sonrió al verlo, lo arropó y decidió que lo mejor era salir a despejarse, a pensar incluso en el futuro de Alan y en los próximos movimientos como sublíder de The Blades... o eso es lo que quería pero antes, sin duda necesitaba un trago.

Que mejor lugar que la Taberna para despejar la mente entre el bullicio y la bebida. Socializar sin la preocupación de saber que vigilan sus movimientos, que esperan que se haga todo a la perfección. Por supuesto cuidaría su conducta ahora que tenía su puesto pero en una taberna a pocas personas le importan qué tipo de puesto se tiene, ellos van a jugar, a beber y a disfrutar de una buena charla y es justo lo que Viktor haría.

Con chaqueta de color café y alguno que otro adorno color crema, pantalones gruesos y un playera sencilla, se encaminó a la taberna The Hole por supuesto con su fiel sable a la cintura. Al llegar miró alrededor pensando que hacía ya muchos años no había entrado. Observó los detalles y todo lo que había cambiado en el lugar, el tipo de gente que visitaba o incluso si había nuevas bebidas en el menú. Se sentó en la barra principal saludando al barman de manera amigable - Dame lo que gustes recomendarme para esta noche, algo fuerte estaría bien - pidió mientras se tallaba un poco los ojos, señal de que estaba cansado - ¿Está Clark? aún se encarga de este lugar ¿No? hace tiempo que no lo veo - Dijo al barman  mientras esperaba por su bebida, preguntando por el antiguo dueño... muy antiguo de hace ya mas de 4 años.

Se llevaba bien con aquel señor pues aunque no lo veía muy seguido, siempre le daba buen servicio e incluso daba información de lo que sucedía en el puerto, uno de sus lugares favoritos desde siempre.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre palabras y bebidas (priv)

Mensaje por Robert Burrows el Mar Ago 06, 2013 6:17 am

La brisa fresca de la noche se transformaba en un regalo divino cuando el calor del ambiente no daba tregua, ¡condenado verano! Sin embargo, no se encontraba en aquella zona apartada del puerto para disfrutar del aire y del ameno sonido de las olas. El bulto envuelto en una lona que yacía bajo uno de sus pies, era el motivo.
Miraba con absoluta neutralidad al lejano cielo, la luz de la luna y las estrellas apenas se atrevía a devolverle la atención, a tocar su cuerpo. Una oscuridad abrumadora lo rodeaba, una infinita calma que no entonaba con el motivo que lo mantenía allí.
Buscó el encendedor en el bolsillo de la chaqueta que llevaba colgada al hombro, y prendió el habano que sostenía en su boca. Ese día, por ser que tuvo que pasar por el centro de la ciudad, se había puesto una camiseta, blanca, sin mangas, más de lo que solía usar. Hacía tiempo que no realizaba trabajos fuera de la taberna, pero, aún seguía siendo eficiente, demasiado si le preguntaba al sujeto que ya no respiraba, ese cuerpo bajo Burrows.
Dulces sueños –murmuró con sorna y la tela de su oscuro pantalón se frunció al impulsar el bulto contra la orilla, el cual calló inevitablemente al agua y al instante comenzó a hundirse. Se aseguró de agregarle el peso necesario para que llegara al fondo, para que el olvido acogiera a ese pedazo de carne. Observó el acontecimiento sin variar su expresión por largos segundos hasta que volvió sobre los pasos que lo encaminaron a ese lugar, lejos, hacia la taberna.
 
---------Mientras tanto en la barra de la Taberna---------
¿Clark? –el barman sonrió mirando a quien preguntaba por esa reliquia del pasado, a la vez que apoyaba un vaso en la plana superficie– Hombre, debe hacer un buen tiempo que no ha pasado por aquí –dijo tras destapar una botella de un líquido verdoso. Vertió parte en el vaso y luego hizo la tradicional preparación de la absenta con el terrón de azúcar y el agua fría– Si quiere algo fuerte, le aseguro que ésta es su mejor opción, disfrute –colocó frente al cliente un trago que ahora era de un color blanquecino– Tenemos otro dueño –agregó afablemente, respondiendo a la pregunta- Aunque, se puede decir que es todo el verdadero cambio que hemos tenido –miró a la pista y suspirando levantó los hombros, en ese lugar aún se reunía mucha de la escoria de la ciudad- ¡Ah! Hablando del diablo –señaló con la cabeza a Burrows, quien se acercaba a ellos- Ahí tiene al actual dueño.
---------
 
Al llegar, entró por la puerta principal con intenciones de dirigirse al segundo piso, la noche todavía disponía de varias horas y su trabajo no terminaba. Se hizo camino entre la multitud y dio una rápida mirada al entorno para asegurarse de que todo seguía en funcionamiento. En esa acción y para su sorpresa, divisó al sublíder de los Blades sentado en la barra. Hasta el momento no había tenido oportunidad de intercambiar palabras con él, pero conocía los rostros de la mayoría de los integrantes de ese clan, después de todo, conocer a las personas de importancia para el negocio era parte de su trabajo.
Si dejas que este bastardo elija las bebidas por ti, caerás de tu asiento antes de que puedas darte cuenta –comentó al llegar muy cerca de ellos y ver al barman con esa botella verdosa. Demonios, ese hombre solo servía tal bebida a dos tipos de personas, a los que querían sentir un ejército de vikingos batallar en sus cabezas por el resto del mes, o a los que dejaban la elección de lo que tomar en malas manos. Se arriesgó a creer que el Blade era del segundo tipo de persona– Robert Burrows, a tu servicio –se presentó sin dar vueltas innecesarias y apoyó los codos sobre la barra, con el frente del cuerpo mirando a la pista. Mientras, sostuvo entre sus dedos al reducido habano que todavía fumaba y con cuidado de soltar el humo en una dirección que no molestara, continuó con los ojos posados en el castaño– Y bien, Viktor Fleischer, ¿verdad? ¿A qué debemos el honor de tu visita? –quiso saber, directo, sin molestarse en sonar particularmente amigable. Se limitó a utilizar su usual tono de voz, grave y potente, o mejor dicho, doblemente potente a causa de la música que apenas dejaba escuchar a aquellos que estaba a más de dos pasos de uno– ¿Negocios? O tal vez, ¿en busca de placer?
avatar
Robert Burrows
Dueño del The Hole
Dueño del The Hole


Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t1030-robert-burrows

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre palabras y bebidas (priv)

Mensaje por Invitado el Mar Ago 13, 2013 9:21 pm

Escuchó al barman y miró la bebida, ciertamente no la había visto nunca pero en realidad a esas horas de cansancio no estaba para pensar en qué tan fuerte podría haber servido la bebida. Así que nueva administración... En cierta forma sintió pena por Clark, parecía un buen hombre aunque siempre creyó que se metía en problemas que no le conciernen y que era cuestión de tiempo de que "algo" sucediese. Tomó el vaso pues pero no pudo siquiera levantarlo pues el hombre ya estaba mirando y semi presentando al nuevo dueño. Viktor se giró tranquilamente y observó la reacción de aquel tosco hombre que de buenas a primeras insultaba a su personal o quien sabe igual y así se llevaban.

El castaño simplemente sonrió un poco, recargando sus codos en la barra mirando siempre a los ojos contrarios y algo a ese gran puro en su boca - Vaya, y yo que pensaba que los barman de The Hole eran personas confiables - dijo de forma irónica refiriendose al hecho de que, según Viktor, un barman de calidad debe de estar al pendiente del cliente, vigilar por lo menos en baja medida que no beba demasiado.. o por lo menos no de un golpe ya que se supone eso genera menos ganancias... o algo asi era.

- Así es, puedes decirme Viktor si lo prefieres - se levantó con cierta pereza oculta pero su ideología le decía que al menos un apretón de manos debe de ofrecer, así que eso hizo - Gracias ... veo que haz hecho buenos cambios por aquí - comentó con tranquilidad mirando el inmueble, igualmente hablando más fuerte de lo acostumbrado por el bullicio del lugar, apretando fuerte la mano contraria si es que le saludaba también - Ciertamente un sitio interesante donde el negocio y el placer se mezclan... por suerte, hoy no vengo para lo primero... un poco de relajación como podrás notar en la aparente mortal bebida - miró de reojo el líquido verde abandonado en la barra - Que por cierto, si esa no es buena recomendación que viene de su barman ¿Cuál sería la tuya? - Preguntó por que le recomendara una buena bebida. - ¿Qué tiempo llevas aquí pues?... Algo me dice que Clark no se fue de aquí por que quería - preguntó volviendose a sentar nuevamente, siempre mirando al peliblanco.

Un hombre grande sin duda, no solo por apariencia pues se notaba fácilmente por la forma de hablar y caminar además de aquella cicatriz que seguramente contaba una buena historia como las propias de Viktor en el rostro. Aquello le hacía sonreír, un hombre interesante que esperaba no fuera lo suficientemente arisco como para no entablar una conversación que tanto necesitaba Viktor en ese momento. Algo que le alejase un poco del trabajo y claro, de las propias actitudes de la propia familia.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre palabras y bebidas (priv)

Mensaje por Robert Burrows el Lun Ago 19, 2013 11:29 pm

Observó unos segundos la mano que le era extendida, gestos cordiales que siempre se encuentran en el lugar menos pensado. Si Burrows fuera un hombre que acostumbrara a sonreír seguido, seguramente ese acontecimiento le hubiera sacado una sonrisa, pero tan solo respondió al saludo con la misma rustica y calmada actitud, estrechando la mano ajena.

Viktor será, entonces –aceptó que así lo llamaría, tal vez le gustaba la idea, resultaba novedoso. De los dos tipos de personas con las que solía tratar, eran pocas a las que llamaba por su nombre. No es que tuviera algo en contra de ello, es que para los negocios resultaba más conveniente el apellido, y de las personas con las que follaba directamente no necesitaba saber nombre o apellido – Incluso la confianza adquiere un matiz diferente aquí adentro –miró al barman y luego al jovial entorno, el sentido común no los gobernaba. Los que allí entraban podían confiar en que encontrarían diversión y una buena dosis de alcohol, el resto dependía de cada quien. Además, aseguraba que el barman disfrutaba viendo la desinhibición que provocaban los primeros dos tragos de absenta – Y no es que la bebida sea mala –giró el cuerpo dándole la espalda a la pista y así dedicar especial atención al blade – Es fuerte y tiene un gusto anisado muy particular. El problema es que, luego de unas pocas copas, llegas a olvidar que existe un mundo. Olvido que incluye todo lo que hagas entre trago y trago –elevó un poco las cejas y dejó de mirar el vaso para enfocar su vista a los ojos color miel – El hada verde, la llaman –una risa amarga surgió en él al recordar un tiempo pasado, tiempo en el que disfrutaba de un gran amor por tal bebida, uno que casi acaba con él. Aunque el recuerdo no venía al caso, la tendencia de Robert a vivir en excesos era lo que tarde o temprano acabaría con él, no la bebida en sí – Pruébala o podemos hacerle frente al calor con una fresca cerveza –la solución universal cuando el verano atormenta a toda hora.

Fiel a su proposición, pidió cerveza. Suficiente alcohol para alegrar la jornada, pero insuficiente como para impedirle continuar con los trabajos que posteriormente requerirían de su atención. Llevó nuevamente el puro a la boca y fumó sin prisa antes de contestar a la siguiente pregunta. Realmente Viktor parecía buscar un poco de relajación, una charla amena, y pese a que Robert no era un especialista en ello, cada vez que volvía de quitar una vida, la paz que lo impregnaba le permitía una mayor sociabilidad. Por muy irónico que fuera, se diría que coincidían en el momento justo.

Clark necesitaba mi dinero, yo necesitaba su lugar. Hicimos un trato –explicó con simpleza– Se lo puede clasificar como un trato pacífico –aclaró para tranquilidad ajena – ¿Qué tanto lo conocías? Hace varios años que me vendió la taberna –dijo e hizo una pausa, hablar demasiado provocaba que su voz sonara cada vez más gruesa, algo ronca, sobre todo si hablaba a esa altura–  Lo que me sorprende –hizo otra pausa y apoyo los antebrazos en la barra, depositando mayor peso en el lado de su cuerpo que permanecía junto a Viktor, y y ladeando el cuello acercó la cabeza al susodicho para que la cercanía le permitiera bajar el tono –, es que no nos encontráramos antes. ¿Eres de los que toman en serio su puesto y no se relajan hasta que desbordan? –cuestionó con interés mientras delineaba  con sus claras orbes al rostro ajeno hasta volver a dejarlas posadas en los ojos contrarios.
avatar
Robert Burrows
Dueño del The Hole
Dueño del The Hole


Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t1030-robert-burrows

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre palabras y bebidas (priv)

Mensaje por Invitado el Jue Ago 22, 2013 4:36 pm

Escuchó sobre la bebida y suspiró un poco - ¿Y olvidar mi primera plática con el dueño del lugar? ... Vaya, pues parece que tendré que cambiarla por la cerveza - además, ahora que lo meditaba más, no convendría quedar borracho ahora que es responsable de un puesto alto, sin duda tendría que decir adiós a muchas de las libertades que antes tenía como un miembro cualquiera... no es que no lo supiera pero.. tal vez esa noche se quiso engañar así mismo.... maldita o bendita la interrupción del peliblanco.

Así pues, pidió la cerveza dando un gran primer trago limpiando con el dorso de la mano el líquido que había escapado por la comisura de sus labios tras un sonido de satisfacción que emanaba de su garganta. Le escuchó mirándole primero de reojo y luego de frente, ladeando un poco su cuerpo.

- ¿Desbordar? para nada... eso es ya una exageración. Sólo descansaba, por lo normal camino en tan buen clima como este... pero ya sabes, a esta hora es peligroso andar solo por las calles y este lugar me ha quedado cerca - dijo con cierto humor e ironía pues era claro que era un hombre que se sabía cuidar solo - En cuanto a Clark, fue hace ya unos años que lo conocí, pero en los últimos había estado fuera de Steinburg... así que se podría decir que estuve un poco desconectado de las personas en esta ciudad - no es que el antiguo dueño y el ahora sublíder habían sido los grandes amigos, incluso sólo de vez en cuando se hablaba sin que fuese por negocios, pero siempre le habia parecido un buen hombre.

Dio otro trago grande e hizo una pausa para mirarle... en teoría debería pensar analizar al hombre pues es una persona en parte importante en su propio territorio... pero... ya habrá tiempo de hacer eso, ahora, en realidad, no pensaba demasiado en asuntos complicados - ¿Naciste aquí o tienes mucho tiempo viviendo aqui? ¿Haz notado cuanto ha cambiado todo? Desde este concurrido local hasta las mismas personas que entran en el - Dijo mirando un  momento a su alrededor.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre palabras y bebidas (priv)

Mensaje por Robert Burrows el Dom Sep 01, 2013 6:22 am

Comenzó a beber cerveza, sin prisa, la calma que corría por sus venas no sería alterada por el alcohol que en ellas vertiera. Por más que él era el tipo de persona que podía llegar a arder violentamente en cuestión de segundos, pero, esa no parecía ser la noche en que cambiaría de forma drástica. Un poco de tranquilidad no dañaría a sus veteranos huesos, sobre todo en tan inesperada compañía. Las respuestas que le daba Viktor decían algo del hombre en cuestión, y no es que Burrows prestara especial atención a cada detalle, es que el Blade resultaba ser de esas personas que tienden a destacar, o al menos eso le parecía al dueño de la taberna.
-Entonces, supongo que debo agradecer que el peligro de las calles te ha traído hasta aquí –agregó tal comentario a las palabras ajenas, sabiendo claramente que ellos mismos eran parte del peligro que rondaba en las calles por la noche, sobre todo el propio Robert- Comprendo –fue todo lo que dijo ante lo declarado sobre el antiguo dueño. Por la forma de expresarse del contrario, distinguía una esencia menos densa y vulgar que las personas con las que acostumbraba a tratar, lo cual provocaba que prestara una cuota extra de interés a la charla. Por tal motivo, considero responder a la siguiente pregunta. Usualmente diría que dar información de su pasado, por muy insignificante que pareciera, era algo que no se mostraba dispuesto a proveer. Sumándole a dichos factores, el hecho de que sentía cierto respeto por los Blades, finalmente opto por responder- He vivido mi vida entera en Steinburg –una vida entre sombras, tan amarga como el mismo sabor que formaba la mezcla de la bebida y el puro en su boc– Sí, el cambio es constante. Aunque, los cimientos siguen siendo los mismos de siempre, el dinero que mueve eternamente a las masas y la ansiedad por conseguir un éxtasis cada vez mayor –dijo contemplando el rostro observador de Viktor.
Ver a alguien con la capacidad de asombro aún viva, era digno de presenciar. Burrows por su parte, había ido perdiendo el interés por esas apreciaciones, como si el entorno no fuera parte de él a fin de cuentas. Era un cínico sin remedio que subsistía con una actitud práctica y metódica. ¿Cuándo había sido la última vez que se detuvo a contemplar algo que no tuviera que ver con sus negocios? Se encontraba incapaz de recordarlo.
–¿Te parece si subimos al segundo piso? –propuso apagando lo que restaba del puro, ya volvería a encender otro- Misma fiesta, sin tanto ruido. Allí podremos hablar con mayor tranquilidad –explicó tras una pausa. En un comienzo había pensado en proponer el tercer piso, ese que no aparece en los registros, ese donde tenía su propia morada con vista al cercano puerto, pero por muy tentadora que fuera la tranquilidad de aquel lugar, si resultaba que Viktor se mostraba de acuerdo con la idea, nada garantizaba que no se tentara a fallárselo. Miro al susodicho con un brillo diferente en el pálido color de sus ojos, admitía que el Blade tenía un físico de su agrado. Y sabemos que, mezclar asuntos terrenales con alguien con quien probablemente haría negocios en un futuro, no sería lo más conveniente– El segundo piso es un área reservada. Tu gente tiene preferencia aquí, así que siéntete libre de usarla cuando necesites –comentó con sinceridad, carecía de sentido el ocultar que los Blades gozaban de un trato preferencial en la taberna.
avatar
Robert Burrows
Dueño del The Hole
Dueño del The Hole


Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t1030-robert-burrows

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre palabras y bebidas (priv)

Mensaje por Invitado el Jue Oct 03, 2013 12:06 am

Spoiler:
Disculpa la tardanza >> y la falta de imaginación e_e ... estoy en un lapsus brutus pero no quise atrasarme mas u_u

Asintió en cuanto a que los cimientos sigan siendo los mismos pues era verdad que no importaba cuan "buen hombre" hubiese podido parecer el antiguo dueño, seguro que su objetivo fina siempre fue el dinero así como todos los negocios en cualquier zona de mafia. Alzó su bebida casi como un brindis por tan importantes términos: poder y dinero, sin duda valía un pequeño brindis aunque fuera una lástima que para obtenerlos se necesitaba mucho más que la propia habilidad de uno mismo. Viktor que se encontraba en tan importante posición en tan grande grupo, debía saber que para conseguir buenas ganancias también debía involucrar cuestiones sociales, cuestiones de tolerable convivencia... al menos eso era lo que ahora tenía en mente y la verdadera razón por la que estaba esa noche en aquella taberna.

-Muchas gracias por la preferencia, la tomaré muy en cuenta - dijo  mientras se levantaba de su asiento y bebía un poco más - Vamos pues, me intriga conocer todos los cambios -

Cerveza en mano, dejó que le guiase por supuesto sin miedos ni sospechas. Traía su sable al costado y aún no estaba ni cerca de la ebriedad por lo que sabía que cualquier cosa que sucediese podría manejarlo sin problemas

- ¿No te molesta... tanto bullicio todo el tiempo? - comentó por comentar durante el camino y las escaleras antes de poder ver el lugar desde la parte superior y comprobar si de verdad era menos el ruido. Viktor lo soportaba e incluso hoy lo buscaba, pero de ahí a trabajar así todo el tiempo sin duda habría un momento en que comenzaría a desesperarse.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre palabras y bebidas (priv)

Mensaje por Robert Burrows el Dom Oct 06, 2013 8:34 am

Caminó a través de la pista hasta la escalera que daba al segundo piso, con Viktor de compañía.  El fresco líquido que venía tomando lo aliviaba del calor que su cuerpo todavía cargaba. Las altas temperaturas no estaban hechas para los hombres de la noche, para los que vivían en la fría oscuridad.
Es inquietante la capacidad de las personas para adaptarse a ambientes nocivos. Además de que, somos animales de costumbre –respondió ante la pregunta– Es cierto que puedo ser un incordio el estruendo si lo que se busca es una charla, pero no, no me molesta realmente –comenzó a subir las escaleras y agregó a medida que llegaba a la cima– Mientras la música siga sonando, puedo estar tranquilo que seguiré obteniendo ganancias –como siempre decía, negocios eran negocios y los gustos personales debían quedar a un lado. Aunque, sus gustos personales resultaba que coincidían con todo lo que se movía entre ese ruido penetrante– Y que nadie escuchará lo que sea que pase aquí, lo que no se debe oír –concluyó a la vez que abría la entrada al segundo piso.
En ese nuevo lugar, el ambiente era otro, sin tantos cuerpos moviéndose con vehemencia como en la pista, algo más de humo en el ambiente, luz tenue y el personal yendo y viniendo con los tragos que eran encargados. Allí, uno se podía relajar entre los bajos y bastante vulgares vicios que ofrecía tal ambiente. Sentarse a olvidar, a dejar pasar el tiempo en una noche donde nadie iba a reprocharte nada. O claro, simplemente se podía subir a concluir reuniones de negocios, negocios de un estilo particular, por llamarlos de alguna forma. Lo que ampara esa taberna solía ser todo menos material legal. Y eso le agradaba especialmente, no por el hecho de jugar con fuego, sino porque odiaba las asquerosas restricciones morales a las que se veían sujetas la mayoría de las personas. En ese lugar, las reglas eran las reglas del más fuerte, del dinero sin restricciones, de los vicios llevados a un nivel sin fronteras.
Elige un lugar, eres el visitante de honor esta noche –señaló con la palma de la mano hacia arriba a la extensión del sitio. Varias mesas se disponían por todas partes, con sillones para sentarse a gusto, moderadamente hablando.


Spoiler:
No hay problema (: Toma el tiempo que necesites para que venga la imaginación~~

avatar
Robert Burrows
Dueño del The Hole
Dueño del The Hole


Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t1030-robert-burrows

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre palabras y bebidas (priv)

Mensaje por Invitado el Mar Oct 29, 2013 10:19 pm

Escuchó la repuesta, era un tanto obvia pero le gustaba asegurarse, además, en algo tenía razón... el que hubiese todo ese movimiento, ruido e incluso alguna que otra pelea de ebrios, significaba que aún había ganancias para el local.

- Lo que no se debe oir... hm - repitió en voz baja. Todo estaba perfectamente adaptado a la zona en que se encontraba el local, a los peligros y ganancias que esto conlleva. Supo Viktor que sin duda este no se parecería ni un poco al local de Clark ¿Debía sentirse agradecido o preocupado? Antes el local era invisible para "otros" tipos de asuntos que, ahora y sin duda, son posibles con Herr Burrows. Se sabía y se sentía por la forma de ser del hombre, por la adaptación de The Hole y por el tipo de clientela que había en aquel piso.

- Visitante de honor, eh... - Tal vez era el estado emocional del momento pero en el momento no le pareció algo que quisiese haber escuchado. Eran cosas de las que no había pensado mucho cuando subió de puesto. Conocía que pasaría pero no por eso se acostumbraría o le gustaría de inmediato. Se refiere claro al trato especial que un puesto de su magnitud implicaba. Ser un simple camarada sin duda le va mejor a sus gustos pero sus objetivos no podían ser cumplidos con sólo quedar en ese rango - Mas cómodo que la silla de mi oficina.... sí es una silla muy mala, debo cambiarla un día de estos - dijo al sentarse en aquellos sillones, en un lugar central no muy lejos de por donde llegaron. No era momento de estar pensando en cosas como esas, no en una Taberna donde la idea es relajarse.

- Nada mal, se nota que este espacio es bien aprovechado. Me parece que sería un lugar por el que pase más de una vez a la quincena - Bebió el castaño su cerveza mirándolo todo y con confianza pese a que era bien sabido que aquel tipo de personas les parecía incómoda una mirada fija.

-... y no quisiera pensar cosas del trabajo ahora mismo pero.... se que todo esto esta perfectamente controlado para no ocasionar conflictos entre nosotros, sería muy lamentable si no fuera así - esta vez, habló mas ronco y con una pizca de cansancio al precisamente hablar de trabajo. Sabía bien que no había problemas con el local pero era preciso dar a conocer al dueño directamente que habrá severas consecuencias si alguno de los tantos tratos que pareciera se cierran en este lugar, no perjudiquen directamente a la familia... y no era como si pudiesen ser bien ocultados porque para eso había espías dentro de los Blades.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Entre palabras y bebidas (priv)

Mensaje por Robert Burrows el Lun Nov 04, 2013 2:20 am

Dejó que Viktor caminara un poco por delante de él hasta que llegara al sillón. Estaba claro que el blade se veía cansado, que lo que allí buscaba era un cambio de aire. Lo veía en la espalda ancha, en los pasos, en las palabras. Si algo conocía Burrows sobre personas, era de las que llegaban allí tratando de desconectarse, de llenar sus pulmones con ese aroma alejado del mundo. Al estar en los sillones tomó asiento junto al otro y entre trago y trago escuchó lo dicho. No evitó el quedarse meditabundo por un instante.
Créeme Viktor, lo último que quiero son problemas con los tuyos. No necesitas preocuparte, este lugar ha estado al servicio de los blades por muchos años y no pretendo cambiarlo ahora –expresó sincera y tranquilamente. Como ya había dicho, no había motivos para ocultarlo o que fuera de otra forma. Y después de todo, el aparente orden de la taberna era el camuflaje perfecto para el verdadero oficio de Robert– Todo los cambios que he hecho, son puramente funcionales –hizo una pausa y miró de reojo al castaño– ¿Cuál es el punto de tener poder y no usarlo, no impregnarse en cada día con su esencia? Nos esmeramos en seguir escalando por algún motivo. Es una responsabilidad, pero, también es la posibilidad de hacer la diferencia –puede que eso último fuera más dirigido a Viktor que a su propio local, porque de ser dirigidas a él mismo y su local, el significado de esas palabras hubiera sido uno bastante oscuro– ¡Así que relaja esos hombros y disfruta de la noche! No hay necesidad de sentirse estresados cuando tenemos tanto alcohol a nuestro servicio –levantó el vaso de cerveza y sonrió mostrando su hilera de dientes, extraño que lo hiciera, pero tener un rato para disfrutar no sonaba mal ni siquiera para él.
Se acomodó relajadamente en el sillón con las fornidas piernas entreabiertas y pasó la mano libre por la longitud de su cabello, hacia atrás. Algunas hebras blancuzcas habían amenazado con caer sobre su rostro y eso le llegaba a molestar. Luego estiró el mismo brazo por el respaldo del asiento y bebió otro sorbo.  Así, aprovechó para observar el panorama y ver que todo seguía como debía.
Lo único que le faltaría a este lugar, son streapers. ¿No crees? –eran los ideales para estar metidos en todos los asuntos, para ser los oídos del mismo Burrows y- Se necesita ver un poco más de carne –eso último era lo único que se permitía comentar, el resto eran negocios que no venían al caso– ¿Qué me dices Viktor, cuáles son tus intereses? –Para su propia sorpresa se mostró curioso con la pregunta– ¿Mujeres, hombres? Tal vez ambos –levantó la cejas y abrió un poco más a sus ojos de un claro color, como el humo dejándose ver– Porque espero que el trabajo te deje tiempo para esos asuntos –Rio levemente, sabía lo serio que se tomaban el trabajo alguno de los mafiosos.
avatar
Robert Burrows
Dueño del The Hole
Dueño del The Hole


Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t1030-robert-burrows

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre palabras y bebidas (priv)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.