Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Confieso...
Dom Ago 14, 2016 10:18 am por Zarek

» IMPORTANTE!!! Anuncio de Administración
Vie Oct 16, 2015 3:36 pm por Alcalde Diedrich

» Cuenta y besa a quien te toque.
Lun Abr 27, 2015 9:01 pm por Jan Bozkurt

» Publicación de temas fueras del foro
Dom Abr 26, 2015 6:35 am por Bzou

» Mensaje a la administración (Importante)
Jue Abr 02, 2015 10:23 pm por Alcalde Diedrich

» El amo y el lobo [Celda de aislamiento] [Priv. Herman Engels +18]
Lun Feb 09, 2015 12:43 am por Herman Engels

» ¿Nuevo compañero? [Priv. Killer]
Dom Feb 08, 2015 2:54 am por Killer

» Other World [RPG Anime (Saint Seiya, Inuyasha, Naruto)] afiliación normal
Lun Feb 02, 2015 8:50 pm por Invitado

» Karma [priv. Geist]
Dom Feb 01, 2015 11:46 pm por Gô Koyama

» Mihail ``Perro viejo´´-I.D-
Miér Ene 28, 2015 2:56 pm por Mihail Mihaeroff

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 55 el Vie Jun 15, 2012 12:46 pm.
►Pasa el mouse por las imágenes y contáctanos

ALCALDE DIEDRICH
Contact
Herman Engels
Contact
Zennu
Contact
Broker
Contact


HERMANOS

ÉLITES

↑Click↑

Cosas del destino * Privado Dante*

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Cosas del destino * Privado Dante*

Mensaje por Nikkei el Sáb Jul 06, 2013 5:27 am

La guerra entre las mafias recién  terminó. No había más pequeñas batallas entre bandos y podía sentirse una de paz tensa aunque necesaria. Era como el ojo de un huracán, una pequeña pausa antes de que el resto de la tormenta siguiera. Como fuera ahora era tiempo de enterrar a los muertos, reorganizarse y seguir.  
 
No era amante de asistir a cualquier tipo de evento oficial de la familia o siquiera a un funeral, la muerte era tan  “natural” en el negocio que parecía absurdo lamentarse por ella. Todos deberían saberlo al unirse a la mafia. Pero en aquella ocasión decidió ser parte del cortejo fúnebre, sentía aun un poco de remordimiento por no hacer nada para salvar al chico, aun recordaba cuando él y Gint escucharon los disparos y el silbido que le siguió. Quizás, si hubiera permitido que Gint fuera a salvarlos, y con un poco de esa suerte milagrosa que muestran tener algunos miembros, el chico no hubiera muerto desangrado. Probablemente no tenía salvación, pero aun así no sabía porque no dejaba de sentir un dejo de culpa.
 
¿Desde cuándo era importante la vida de un chiquillo que no conocía hasta apenas unos minutos de morir? Más aun, ¿Por qué le importa tanto no haberlo salvado? Suspiro pesadamente, y miro alrededor.



Permaneció de pie cerca de una lapida de granito de una figura andrógina, era difícil definir por la corrosión si se trataba de una mujer o un hombre, pero estaba seguro que en otros tiempos fue la figura de un ángel.  En aquella soleada tarde de invierno, algo raro en Alemania, vestía un traje negro a la usanza occidental.  Tenía el cabello perfectamente peinado hacia atrás, los característicos lentes, uno que otro raspón insignificante en brazos y piernas, así como una pequeño corte en el labio y el brazo izquierdo fijo por un cabestrillo azul marino. Escuchaba los rezos de aquel sacerdote de forma lejana mientras sus ojos saltaban entre los presentes, nadie que realmente le importara o conociera de verdad, quizás uno que otro cliente pero al final de cuentas nadie importante y entonces lo vio. Como una aparición estaba William cerca de la zona, no estaba entre los invitados al funeral sino que más bien estaba atendiendo una tumba relativamente cerca de ellos.



Apretó los labios y desvió a la vista al entierro de nuevo, para después fijarla nuevamente en el albino.  Quería dejar de mirarlo, de recordar el roce de su cabello entre sus dedos, de oír sus gemidos en su cabeza y poder quitarse el recuerdo de su afiebrado rostro durante el sexo, lo dulce de sus ojos esmeralda y sintió un hueco en el pecho al recordar cómo se descubrió los días siguientes esperando una llamada o una visita que nunca recibió. Fue un duro golpe a su orgullo. Sabía que no era un hombre irresistible, pero era lo suficiente habilidoso para nunca recibir un “no” y con el encanto necesario para que ex amantes pasajeros calentaran su cama de vez en vez.  Pero William ni intento llamarle, y era lo suficiente grade para entender que era porque simplemente no le apetecía ver al japonés. Y probablemente al igual de otros amantes ocasionales, William hubiese caído en el olvido de no ser porque de vez en cuando al reglar el cerezo, comprado en aquella visita al invernadero, una sonrisa picara aparecía fugazmente en sus labios.



Pero a pesar de los meses, aun recordaba el sexo con William y ahora lo tenía a la vista. A pesar de la distancia y gracias al saberse conocedor del arte de espiar, recorrió con los ojos la figura ajena. Conteniendo las ganas de sonreír al  imaginarse juguetear otra vez con la suave y sedosa cabellera plateada, estar entre sus musculosos brazos  o entre su cuerpo y el suelo o incluso, sobre una tumba. Se relamió los labios, reconociendo que la sola idea lo hizo salivar de más y gracias al comentario de un miembro a su lado se evidencio que estaba ruborizado. Apenado se excuso, culpado el rubor a que sentía calor y gracias a Dios el relamerse los labios no fue un gesto tan llamativo y vulgar como pudo haber sido, sino algo más sutil. Se alejo lentamente de la ceremonia para después de caminar un una docenas de pasos a la salida, para después acercarse sigilosamente al albino, dejando que le viera acercase. No fuera a ser de esas personas nerviosa y le partiera la cabeza con la pala.  Vamos que no se iban a volver a encontrar y si conseguía al menos una cita  en un bar se daría por bien servido.  Además al sujeto lo recordaba encantador, con unos ojos hermosos y con un excelente trasero.

 
-. Hola- le sonrió-…sigues siendo tan mono y sexy como recuerdo- dijo ahora algo apenado, si poder evitar ruborizándose al tenerlo frente a frente y olfatear nuevamente ese encantador aroma.  


Última edición por Nikkei el Dom Nov 24, 2013 9:09 am, editado 1 vez
avatar
Nikkei
Mafioso
Mafioso


Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t280-nikkei-fuyuki http://forbiddencity.freeforo.com/t448-cronologia-nikkei#4870

Volver arriba Ir abajo

Re: Cosas del destino * Privado Dante*

Mensaje por Dante el Mar Jul 09, 2013 6:01 pm

Había tenido mucho... muchisimo trabajo. Tanto que Dante estaba agotado, y aquello era muy difícil. Por eso lo había relevado. Aunque el cansancio físico persistía a el se le daba mejor manejar eso ... no quería que Dante ``sufriese´´ esas cosas... Por eso allí estaba el, terminando con una tumba reciente. El entierro había sido hace unas horas, un policía ... ahora solo era un hombre descansando bajo tierra a unas parcelas a la derecha de aquellos hombres a los que había tenido por enemigos. Había cierta paz en todo aquello, podrían hacer cementerios separados para cada bando pero no era así. Aquella ciudad... Suspiró echando un vistazo al entierro cercano ¿Como no se daban cuenta de que podrían llevarse todos bien si se dejasen de tanta gilipollez y parar de matarse?

Replantó el césped que había quitado y lanzó unas semillas más, acomodando las flores cuidadosamente, plantando después un par de rosales al lado de la lápida y regándolas un poco. Cuando terminó se apoyó en la pala y volvió a mirar hacia el entierro, dándose cuenta entonces de que conocía una de esas caras. ¿Qué hacía Shota allí? No lo había visto desde aquel día en el invernadero. Había pensado en llamarle, tenía su tarjeta... pero nunca se decidía, le daba pavor. ¿Y como no? Se había acostado con el en un lugar público, como si no le importase nada y fuese una vulgar puta... y no quería que pensase así de él, no quería una relación así... prefería no tener nada. Desvió la vista hacia la tumba de nuevo. Aquello era incomodo ¿Qué debía hacer? ¿Como si no se diese cuenta o algo así? Darse cuenta de que allí estaba Shota lo había puesto muy nervioso, su corazón latía más rápido y un ligero sonrojo apareció en su rostro al recordar como había descubierto que hacerlo por detrás también podía estar bien... aunque después se hubiese dado cuenta de que no podría volver a hacer algo así. Podría resultar hipócrita de su parte, pero no quería que le invitasen a cerveza después de dejarse hacer eso..... no iba a dejarse hacer nunca más(?)

Cada vez que pensaba en eso perdía las ganas de verlo sin embargo contrariamente a lo que le decía su cabeza no pudo evitar girarse de nuevo para verlo venir hacia el, pensó en huir pero... se quedó allí plantado mirándolo algo abochornado cuando llegó hasta el.-Hola..._Desvió la vista agarrando fuerte la pala.-Estas herido ¿Es grave?_Preguntó al darse cuenta de pronto, mirándolo algo preocupado y pensando que... quizás había sido un poco idiota por no haber llamado.


Última edición por Dante el Dom Nov 24, 2013 2:43 pm, editado 1 vez
avatar
Dante
Enterrador
Enterrador


Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t143-ficha-de-dante-el-enterrador

Volver arriba Ir abajo

Re: Cosas del destino * Privado Dante*

Mensaje por Nikkei el Miér Jul 10, 2013 1:15 am

Miro su actitud y sonríe de forma seductora, suplicando en su interior que no usara la pala para partirle la cabeza. ¿Tan  mal había estado el sexo aquella vez? -. No es nada,  es solo un disparo.  Entro y salió –Quito importancia al asunto, porque aquello al igual que la muerte, era un gaje más del oficio. Como un periodiquero con manos negras o un cementerio lleno de cadáveres, era parte del negocio y si no se tenían era sospechoso.  
                                                                                      

-Y…- miro la pala, ahora que prestaba más atención William no parecía estar de visita a un difunto y vestía demasiado “casual” para ir a un funeral - ¿Trabajas aquí?- alzo los ojos buscando los contrarios, tratando de no fijar de más la atención en la cicatriz que cruzaba su rostro.  Le gustaba y le parecía sexy, pero recordaba vagamente que le producía incomodidad que le prestara “atención”, luego prefirió desviar la mirada y admirar los alrededores-. Em..los jardines están hermosos, se nota que sabes mucho de jardinería-


Última edición por Nikkei el Dom Nov 24, 2013 6:27 pm, editado 1 vez
avatar
Nikkei
Mafioso
Mafioso


Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t280-nikkei-fuyuki http://forbiddencity.freeforo.com/t448-cronologia-nikkei#4870

Volver arriba Ir abajo

Re: Cosas del destino * Privado Dante*

Mensaje por Dante el Dom Nov 03, 2013 3:04 pm

 Asintió ligeramente, agradeciendo que estuviese bien ``solo un disparo´´ bueno a el no le parecía que un disparo fuese cosa de ir acompañado de ``solo´´, pero dejó que hablase sin interrumpirle... Aunque aquello produjo cierto silencio ya que la historia de Shota sobre el disparo no se extendió en absoluto.

-Si, trabajo aquí... soy el enterrador, me encargo de los cuerpos y bueno, también de todo lo demás._Miró alrededor con una ligera sonrisa, agradeciendo en silencio que le pareciese bonito lo que había logrado con su trabajo.-Lleva trabajo pero no me imagino haciendo nada más._Su vista volvió hacie el grupo del que había salido Shota y volvió a mirar al pequeño japones.-¿Era amigo tuyo?


Última edición por Dante el Dom Nov 24, 2013 7:14 pm, editado 1 vez
avatar
Dante
Enterrador
Enterrador


Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t143-ficha-de-dante-el-enterrador

Volver arriba Ir abajo

Re: Cosas del destino * Privado Dante*

Mensaje por Nikkei el Lun Nov 04, 2013 5:36 am

-
-Vaya, es mucho trabajo para un solo hombre ¿El cementerio es negocio familiar o simplemente trabajas para el gobierno? –a decir verdad, no entendía muy bien como se manejaban los cementerios en ese país. En su país los cementerios eran controlados y mantenidos por el gobierno, mientras que otros eran privados. Como fuera, en ambos casos, después de varios años se exhumaban  y se tiraban en otro lado, para hacer espacio para nuevos cadáveres.
 
-…- Cuando menciona que no se imagina haciendo nada más lo mira intrigado. ¿Quién podría desear trabajar con cadáveres? ¿Cuerpos en descomposición? ¿Cuerpos destrozados? ¿Qué belleza podría hallar ese hombre en trabajar con cadáveres? Pero a pesar de sus dudas, trato de mantenerse impasible, simplemente siguió mirándolo.
 
-No, pero lo conocí- respondió, dirigiendo una rápida mirada al funeral- a decir verdad no sé ni porque estoy aquí, lo vi un par de veces, no hable más de 35 palabras con él y quizás compro algo pequeño en mi tienda pero no más…- dijo, sonando sin querer meditabundo-. Quizás me dio pena que muriera tan joven y de forma tan tonta…-
avatar
Nikkei
Mafioso
Mafioso


Ver perfil de usuario http://forbiddencity.freeforo.com/t280-nikkei-fuyuki http://forbiddencity.freeforo.com/t448-cronologia-nikkei#4870

Volver arriba Ir abajo

Re: Cosas del destino * Privado Dante*

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.